El largo siglo XIX

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El largo siglo XIX (inglés: The long nineteenth century) es un término acuñado por el historiador y autor marxista británico Eric Hobsbawn para referirse al período histórico de 125 años comprendido entre 1789 y 1914.

Hobsbawn explaya su teoría a lo largo de tres libros sobre distintas “eras” o “edades” (ages): The age of revolution: Europe, 1789-1848, The age of capital, 1848-1875 y The age of empire, 1875-1914. Su formación marxista puede inferirse a partir de la segunda se sus obras, que tiene por inicio no sólo un año de revoluciones sociales sino el de la publicación original del Manifiesto Comunista.

El período en cuestión empieza con la Revolución francesa, la que estableció una república post-monárquica en Europa, y finaliza con el comienzo de la Primera Guerra Mundial. Luego de la conclusión de esa gran conflagración bélica, se eliminó definitivamente el largo equilibrio de poder o de fuerzas que había caracterizado al siglo XIX propiamente dicho (1801-1900). Estos hechos y eventos representaron cambios significativos en la historia, no sólo europea, sino mundial. Se trató de cambios que redefinieron toda una era.

El mismo Hobsbawn publicó en 1994 un libro complementario de aquella trilogía, titulado The ages of extremes: The short twentieth century, 1914-1991 (“La era de los extremos: El corto siglo XX, 1914-1991”). En él sugiere que el “'el corto siglo XX”, comenzó con el estallido de la Primera Guerra Mundial y finaliza con la disolución de la Unión Soviética a finales de 1991.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]