El hombre lobo (película de 1941)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
The Wolf Man
Título El hombre lobo
Ficha técnica
Dirección
Producción George Waggner
Guion Curt Siodmak
Música Charles Previn
Hans J. Salter
Frank Skinner
Fotografía Joseph Valentine
Protagonistas Claude Rains
Warren William
Ralph Bellamy
Patric Knowles
Bela Lugosi
Maria Ouspenskaya
Evelyn Ankers
J.M. Kerrigan
Fay Helm
Forrester Harvey
Lon Chaney Jr.
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 1941
Género Fantástico
Drama
Terror
Duración 70 minutos
Idioma(s) Inglés
Ficha en IMDb

El hombre lobo es una película de 1941 protagonizada por Claude Rains y Lon Chaney Jr. La producción, dirigida por George Waggner, se convirtió en la más popular de los años 1940 dentro del cine de terror en los Estados Unidos.[1]

Producción[editar]

Contrario al éxito de las cintas de horror en los años 1930, la siguiente década tuvo una serie de producciones de bajo costo y de poca relevancia. La única excepción fue precisamente El hombre lobo, tema que ya había sido tratado en 1935 con El lobo humano. En un principio, la película sería lanzada con el nombre de Destiny.

En lo relativo a detalles técnicos, para la creación del «hombre lobo», el maquillador Jack Pierce pasó cinco años investigando modelos de la bestia, y cinco meses para encontrar la mejor combinación de cabello, color y caucho a ser utilizados. De hecho, el proceso de transformación fue agotador para Chaney. Por otro lado, la actriz Evelyn Ankers sufrió algunos problemas en la filmación al ser molestada por el propio Chaney, quien la asustaba con el maquillaje del hombre lobo y otras travesuras pueriles. Chaney había tenido cierto resentimiento con la actriz al serle otorgado a ella su camerino, debido a que él se comportaba mal en el estudio estando borracho. Asimismo, Ankers sufrió un desmayo en medio de la niebla artificial; y una herida de un oso mientras escapaba de este animal durante el rodaje. Las escenas de esta fiera en la película fueron cortadas. El presupuesto estimado del filme fue de US $180.000.[2]

Debido a la censura de la época, de parte de la Motion Picture Producers & Directors Association (MPPDA), no fue permitido que algunas tomas del personaje fueran muy «bestiales»; y tampoco fue autorizado que hubiera una «transformación directa» del hombre al lobo.[3]

Sinopsis[editar]

Larry Talbot (Chaney) emprende un viaje de retorno desde el continente americano a su antiguo hogar en un poblado de Gales. Durante su estancia conoce a una chica de nombre Gwen Conliffe (Ankers), hija de un anticuario. Una noche, Larry, Gwen y su amiga Jenny (Fay Helm), visitan un campamento de gitanos. En ese lugar conocen a Bela (Bela Lugosi), quien observa una «marca del hombre lobo» en la mano de Jenny. Al regresar, el trío es atacado por un lobo; Larry aniquila al animal, que logra morderle, y de paso la bestia mata a Jenny. Tiempo después, Larry se da cuenta que Bela ha muerto. Él regresa con Gwen y el prometido de ésta, Frank Andrews (Patric Knowles) donde los gitanos. Allí conversan con Maleva (Maria Ouspenskaya), esposa de Bela, quien les dice que el fallecido era un hombre lobo, y que, al ser mordido por él, Larry se transformará en el animal.

Efectivamente, Larry se convierte en hombre lobo y esa noche mata a un cavador de tumbas. El jefe de policía Paul Montford (Ralph Bellamy) y el Dr. Lloyd (Warren William) colocan trampas para atrapar la bestia, la cual cae. Maleva mira la escena y hace que Larry vuelve a su estado normal y le libera. Inmediatamente regresa a buscar a Gwen, y le informa que se irá del lugar; ella quiere ir con él, pero Larry observa la marca del hombre lobo en su mano y la rechaza. Asimismo, informa a su padre, sir John Talbot (Claude Rains), de su infortunio, pero éste no le cree y a modo de precaución le amarra a una silla y lo encierra. Por otro lado, una partida de hombres rastrean a la bestia. Gwen, por su parte, va en búsqueda de Larry. Durante la marcha es atacada por el hombre lobo, pero sir John aparece y le mata. Momentos después, el cadáver del animal se transforma en Larry. A la escena llega Montford quien conjetura que el animal atacó a Gwen y que Larry murió al tratar de defenderla, aunque la expresión de sir John indica que finalmente lo ha comprendido todo.

Críticas[editar]

De acuerdo al sitio cinefantastique: «...el filme es un clásico sin ser una obra de arte. Es admirable y atrayente pero carece del impacto creativo y artístico de Drácula y Frankenstein...El hombre lobo ha perdurado porque muestra una mitología que parece una auténtica y arquetípica leyenda, cuando en realidad es una invención cinematográfica».[4] Según Allmovie: «El hombre lobo podría no asustar más, pero permanece como un emotivo cuento de hadas para adultos que contiene amor, sensualidad y redención, y con el retorno del hijo pródigo añadido adecuadamente».[5] Para Variety: «El hombre lobo es una historia bien hecha, con buena dirección y un excelente grupo de actores, pero escaso de entretenimiento».[6] Por su parte, el New York Times, asevera:«...el hecho es que nadie creerá en hombres lobos o Santa Claus si los inventores de esas leyendas no les dan un toque más creativo. Y allí es precisamente donde falla El hombre lobo...»[7]

Recepción[editar]

El filme fue estrenado días después del ataque a Pearl Harbor en el marco de la Segunda Guerra Mundial y se convirtió en el más taquillero del año para Universal Studios. Para Chaney Jr. fue el inicio de una secuela de películas con el personaje de Larry Talbot, siendo estas: Frankenstein y el Hombre Lobo (1943), La zíngara y los monstruos (1944), La mansión de Drácula (1945) y Abbott y Costello contra los fantasmas (1948).[8] En términos generales, la producción tuvo una gran influencia sobre películas posteriores relacionadas al mismo personaje.

Véase también[editar]

Referencias[editar]