El castillo de Barbazul

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El castillo de Barbazul
A kékszakállú herceg vára
Barbebleue3.jpg
Ilustración de Gustave Doré
para el Barbazul de Charles Perrault.
Género Ópera
Basado en La Barbe-Bleue de Charles Perrault
Actos 1 acto
Idioma Húngaro
Música
Compositor Béla Bartók
Puesta en escena
Lugar de estreno Ópera Real
Budapest
Fecha de estreno 24 de mayo de 1918
Personajes * Duque Barbazul (barítono o bajo)
  • Judith, su nueva esposa (soprano o mezzosoprano)
  • Cuentacuentos (papel hablado)
  • Tres esposas asesinadas (papeles mudos)
Libretista Béla Balázs
Duración 1 hora
[editar datos en Wikidata ]

El castillo de Barbazul (en húngaro: A kékszakállú herceg vára; literalmente El castillo del príncipe Barbazul), op. 11, Sz. 48, es la única ópera de un solo acto del compositor húngaro Béla Bartók.

El libreto es de Béla Balázs, poeta y amigo del compositor; está basado en el cuento de Charles Perrault La Barbe-Bleue. La ópera dura sólo un poco más de una hora y sólo hay dos personajes que cantan en escena: Barbazul (Kékszakállú) y su nueva esposa Judit; los dos acaban de fugarse y Judit llega al castillo de Barbazul por primera vez.

Historia[editar]

La ópera fue escrita entre febrero y septiembre de 1911, bajo la influencia de Peleas y Melisande de Claude Debussy. Bartók introdujo modificaciones en 1912 y 1917. Se estrenó en la Ópera Real de Budapest el 24 de mayo de 1918 con Olga Haselbeck (Judit), Oszkár Kálmán (Barbazul), siendo director Egisto Tango y con puesta en escena de Dezső Zádor. El libreto se escribió originalmente en húngaro, aunque también a veces se representa en su traducción alemana. Esta ópera tuvo muy poca difusión debido a su formato corto, dura sólo poco más de una hora, y tiene grandes exigencias orquestales y escénicas. Su presencia al Maggio Musicale Fiorentino en 1938 fue el inicio de una relativa revitalización, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial.

Argumento[editar]

Ilustración de Gustave Doré para el cuento de Perrault Barbazul

Judith, impulsada por un ardiente amor, ha seguido a Barba Azul a su castillo. Pide y obtiene de su amado las llaves de siete puertas misteriosas, y las abre una por una. Detrás de la primera hay una cámara de tortura: son los tormentos del propio Barba Azul los que están encerrados allí. Detrás de la segunda puerta hay un depósito de armas, las del hombre en la lucha cotidiana por la vida. A continuación se pone al descubierto un tesoro, pero todas las joyas están manchadas de sangre: el hombre no puede lograr nada en este mundo sin hacer daño. Luego Judith ve un magnífico jardín detrás de la cuarta puerta; pero cuando mira más de cerca, la tierra, de la que brotan los árboles y las flores, está impregnada de sangre. La quinta puerta muestra un amplio paisaje; surge de él un torrente de luz cegadora, pero una nube que se extiende sobre él parece arrojar sombras tenebrosas, teñidas de sangre. Detrás de la sexta puerta hay un lago de plata: son las lágrimas, los dolores secretos de una vida. Barba Azul entrega las llaves a Judith, que lo apremia, con una vacilación creciente; desea abrazarla y por medio de su amor escapar de su pasado. Sin embargo, Judith, a causa de su inclinación por este hombre extraño (que en realidad es el arquetipo del hombre), y tal vez por el eterno deseo femenino de redimirlo, le pide también la última llave. Y de esta manera descubre en el séptimo aposento a las mujeres anteriores de Barba Azul: las amantes de su mañana, de su mediodía y de su tarde. Mientras Barba Azul le pone el manto de estrellas y la diadema de la noche, Judith se sitúa en la fila de sus predecesoras. De este modo Barba Azul se queda solo, tal como estuvo y estará siempre.

Discografía de referencia[editar]

DVD[editar]

Enlaces externos[editar]