El Trabajo Humano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Diferentes tipos de trabajo[editar]

Pueden caracterizarse dos modos fundamentales de trabajo:

  • el "autónomo".
  • el llamado , "dependiente" o en "relación de dependencia".

La diferencia entre ambas formas estriba en el "modo" de la relación. En un caso -trabajo autónomo- se lo realiza bajo el "riesgo económico" propio del que lo hace. La prestación consiste en brindar un resultado.

En cambio, en el trabajo en relación de dependencia no se compromete un resultado, sino un medio. El aprovechamiento de la labor corresponde al empleador, quien tiene la facultad de dirigir el trabajo y en compensación tiene que abonar una remuneración,con prescindencia de que haya o no logrado "éxito" en la utilización de esa capacidad laboral. El empleador asume el riesgo económico. de dicho hombre.

Según la LCT, constituye trabajo toda actividad lícita que se preste a favor de quien tiene la facultad de dirigirla mediante una remuneración[1] .

El trabajo en la historia[editar]

El trabajo de carácter corporal (con la fuerza física como instrumento) constituyó durante mucho tiempo la forma predominante, para satisfacer las necesidades fundamentales de alimento, abrigo, seguridad, etc. En estos tiempos modernos el trabajo también es usado para conseguir efectivo.

La historia de Grecia y Roma muestra al trabajo como algo indigno del hombre libre, llevándose el grueso de la labor necesaria para el mantenimiento de la sociedad bajo los hombros de los esclavos. A estos sólo se les respetaba el derecho a vivir.

Además de los esclavos había hombres libres, artesanos, con derecho a asociarse. Se constituyeron así organizaciones de carácter mutual. Como también desplegaban acciones políticas, estas organizaciones fueron suprimidas.

La difusión del cristianismo trajo consigo una nueva concepción del trabajo, incluso el manual. Cristo y sus apóstoles realizaron tareas de esta índole. La nueva doctrina se basa en la igualdad de los hombres.

En la Edad Media se difundieron las corporaciones, que reunían personas que tenían un mismo oficio o ejercían una misma actividad comercial. Reconocían tres grados: maestros, compañeros y aprendices, sujetos a distintos estatutos. Su finalidad era establecer las normas a las que habría de someterse el ejercicio de la profesión.

En Francia el Edicto de Turgot y con mayor fuerza la Ley Chapelier de 1791 prohibieron el funcionamiento de las corporaciones y dispusieron que será libre a toda persona hacer cualquier negocio o ejercer cualquier profesión, arte u oficio. El trabajador podía ejercer su labor sin necesidad de incorporarse a

ninguna organización; pero su labor se convirtió en una mercancía más, sujeta a los vaivenes del mercado. hay que tener en cuenta lo que fue la revolucion industrial

  1. Ley de Contrato de trabajo 20744