El Playón (Santander)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Playón
Municipio de Colombia
Bandera de El Playón
Bandera
Escudo de El Playón
Escudo
El Playón
El Playón
Localización de El Playón en Colombia
Ubicación de El Playón en Santander
Ubicación de El Playón en Santander
País Flag of Colombia.svg Colombia
• Departamento Flag of Santander (Colombia).svg Santander
• Región Santanderes
• Provincia Soto
Ubicación 7°28′13″N 73°12′12″O / 7.4702777777778, -73.203333333333Coordenadas: 7°28′13″N 73°12′12″O / 7.4702777777778, -73.203333333333
• Altitud 450 msnm
• Distancia 41 kilometros a Bucaramanga km
Superficie 467,6[1] km²
Fundación 1932 fecha sin fijar por acuerdo.
Erección 1984
Población 13.005 hab.
• Densidad 265 hab./km²
Gentilicio Playonero
Alcalde Edgar De Jesus Sanguino
Sitio web http://www.elplayon-santander.gov.co
[editar datos en Wikidata]

El Playón es un municipio colombiano, situado en el norte del departamento de Santander (provincia de Soto Norte). Se sitúa a 41 km de la capital departamental, Bucaramanga. El municipio se erigió en 1984.

Historia[editar]

Este municipio tiene sus antecedentes, desde mucho antes de su constitución como corregimiento del municipio de Rionegro. El primer poblador de este terruño se llamaba Domingo Meneses quien llego acompañado de su esposa e hijos y unos cuantos peones, y construyo su vivienda en la laguna que existía en ese entonces en la zona comprendida entre las carreras 6 y 7 y calles 12 y 14 donde hoy existe el asentamiento humano llamado "Barrio Los Paticos".

El sitio exacto donde fue construida dicha vivienda queda donde hoy está el salón del reino de los testigos de Jehová según me conto don Gabriel Mejía abuelo de 75 años a quien conocí en la finca de tambo quemao del corregimiento cuesta rica del municipio de Rionegro en el año de 1995.

El ingreso a la vivienda se hacia por un palo empuentado desde la barranca; la razón por la cual don Domingo hizo la vivienda sobre la laguna era para protegersen de las fieras salvajes pues toda la zona estaba rodeada de montaña virgen, y la única vivienda cercana estaba situada en el sitio de cachirisito, la cual lamentablemente fue derrumbada hace poco por el nuevo propietario de la finca, que era patrimonio de los ya fallecidos abuelos paternosdel reconocido comerciante de El Playón Elmer Ortega

En ese entonces don Gabriel Mejía llego procedente de Rionegro siendo un adolescente de 14 años de edad en busca de trabajo para ganarse su jornal. Ya finalizando la década la década de 1930, se produjo un asentamiento de campesinos provenientes de la región de arboledas Norte de Santander, en una zona de la hacienda las vegas, quienes fueron desplazados en forma masiva por hechos violentos de carácter partidista que tuvo origen en el gobierno del entonces presidente Olaya Herrera.

El rancherío construido se llamó arenales y pocos años más tarde fuenuevamente victima de la violencia y desaparecido por un incendio. Esto dio origen a que el gobierno departamental adquiriera un terreno de 34 hectáreas para construir el corregimiento de El playón, donde hoy esta la zona comercial y los barrios, el centro Guacharacales y pueblo nuevo. Las primeras edificaciones son las que hoy ocupan las oficinas de telecom, el concejo, el juzgado, casa cural, estación de policía y el antiguo puesto de salud.

En virtud a este hecho el gobernador de ese entonces mediante el decreto 1055 de 1945 creo el corregimiento con la inspección de policía y nombro el primer inspector de policía de la población. Desde ese entonces fue creciendo y desarrollándose económicamente adquiriendo la posibilidad de ser un territorio autónomo iniciándose así la lucha cívica encabezada por un grupo de líderes populares como Rafael Conde, Ciro Leal, Campo Elías Rodríguez, José Rodríguez, Jovino González, Ramiro Alarcón, Víctor Manuel Rodríguez, Rosa Delia Rozo De Pabón, Víctor Correa Salcedo, para obtener la categoría de municipio.

Esto se logra gracias al apoyo de la bancada de diputados conservadores de la asamblea de Santander y mediante la ordenanza de 1979 se le dio vida jurídica al municipio de el playón que lamentablemente sufrió el infortunio del desastres natural ocasionado por la avalancha del río, ocurrida el domingo 25 de noviembre de 1979 a los albores del alba precisamente cuando se estaba terminando la celebración de su creación. Esto hizo que se retrasara el funcionamiento de la alcaldía, el cual sólo empezó a partir del primero de enero de 1981 con el nombramiento y posesión del señor Otoniel Carreño como su primer alcalde, quien instaló su despacho en la casa de dos plantas ubicada en la carrera 7ª frente a la zona arrasada por la avalancha.

Como si el desastre de la avalancha no hubiese sido suficiente, a mediados de 1984 el municipio sufrió otra catástrofe pero ya no índole natural, sino político merced a un fallo del tribunal contencioso administrativo de Santander que anulo la ordenanza que lo había creado municipio en virtud a la demanda que había sido instaurada por el entonces diputado liberal Tiberio Villareal Ramos patricio de Rionegro. Se reinicia nuevamente la lucha por la reconquista y mediante ordenanza Nº 13 del 21 de noviembre de 1984 la asamblea de Santander autorizó al señor gobernador para que creara nuevamente el municipio.

Y fue así como el doctor Álvaro Cala Hederich expidió y publico el decreto 3515 del 28 de Diciembre del mismo año por el cual se creó nuevamente el municipio y designo al señor Pablo Enrique Martines Mayorga nuevamente Alcalde municipal quien reinicio sus labores el primero de enero de 1985 y posteriormente fue sucedido en su orden por Mario Eusebio Zambrano q.e.p.d, Luis Alejandro Reatiga y Carlos Arturo Mendoza Cárdenas último Alcalde por nombramiento. La elección popular de alcaldes se inicio con el Señor Henry Medina Gómez, seguido por Rosa Delia Rozo de Pabon, Josué Jaimes Caballero, Víctor Manuel Rodríguez. q.e.p.d. Martha Patricia Parra Vargas (por decreto), Ramiro Alarcón Caicedo (q.e.p.d y padre del actual alcalde), Humberto Herreño Tamayo, Josué Jaimes Caballero y Adonaldo García Villamizar.

(Versión original de Rodolfo Buitrago Quintero abril 26 de 2008)

Geografía[editar]

Descripción Física[editar]

Está constituido por 13 veredas catastrales y dos corregimientos y un centro poblado que son:

Limites ( 4.013 ha), Río Blanco ( 3.104 ha), Arrumbazón ( 4.699 ha ), La Ceiba (651 ha), Santa Bárbara ( 1.890 ha) El Filo ( 1.105 ha), La Aguada ( 3.120 ha), San Benito (3.123 ha) , El Pino ( 3.632 ha), Miraflores (1.226 ha), Planadas de Betania ( 3.686 ha), Huchaderos (1.424 ha) y El Playón (6.303 ha ) y dos corregimientos: Betania (5.111 ha), San Pedro de la Tigra (3.666 ha) y el centro poblado Barrio Nuevo que pertenece a la vereda Río Blanco.

Límites[editar]

  • Norte: con el municipio de Cáchira (Norte de Santander.
  • Este: con el municipio de Suratá.
  • Sur: con el municipio de Rionegro.
  • Oeste: con los municipios de Rionegro y Cachíra.

Datos Básicos[editar]

Extensión total

La extensión del municipio es de 46.760 Ha (467.60 Km²) equivalente al 1.45% de la extensión total del departamento Km2 Extensión área urbana: 6.2 Km² Extensión área rural: 46,60 Km²

Altitud de la cabecera municipal (metros sobre el nivel del mar)
600
Temperatura media
28º C
Distancia de referencia
48 kilómetros de Bucaramanga

Mapas: Acceda a la sección de mapas

Ecología[editar]

Situado en la cuenca del río Lebrija, se clasificaron 8 microcuencas a saber: Silgará, Cachirí, La Naranjera, La Negreña, La Sardina, El Pino, El Playón y La Tigra. Al unirse el río Cachirí y el río Playonero conforman el río Cachíra del Sur.

Los drenajes d El Playón en su gran mayoría son afluentes del río playón perteneciente a la subcuenca del río Cáchira que hace parte de la cuenca de Lebrija según informe plan de gestión ambiental de la C.D.M.B.

Localización
En el Municipio de EL PLAYON se ubican los bosques en toda geografía del municipio, principalmente a la margen derecha del río Playonero parte nor oriental del territorio, en la cota de los 1200 a los 2.800 m.s.n.m. Estos bosques tienen un proceso de intervención, los cuales requieren ser protegidos y conservados.
En la parte occidental, en la margen izquierda del río Playonero se encuentran ubicados unos relictos de bosques, sobre la cota de los 600 a los 1.000 m.s.n.m, los cuales presentan una mayor degradación.

Comprende suelos de aptitud forestal, suelos profundos y capacidad forestal protectora – productora y suelos con capacidad para la producción de agua. Son suelos que por su aptitud, vocación, uso, degradación, función ecosistemica o legalidad, deben estar constituidas y protegidas en bosques, los cuales son parte integrante y soporte de la biodiversidad biológica, étnica y de oferta ambiental donde debe garantizarse su conocimiento y manejo dentro de los principios de sostenibilidad y que deben ser conservadas permanentemente con bosque natural o artificial (especies nativas), para proteger estos mismos recursos u otros naturales renovables.

Las zonas de bosques conforman áreas de especial significancia ambiental por su fragilidad y función ecosistemica, favoreciendo la generación de corrientes y de descargas hidrobiólogicas. Son áreas muy inestables geológicamente que requieren mantener su cobertura vegetal natural para evitar procesos de remoción.

Economía[editar]

La principal actividad del municipio es la explotación del sector primario, la cual es de tipo tradicional. destacándose la agricultura con cultivos de maracuyá, cacao siendo el principal productor dentro de la subregión, aportando el 80.1% de la producción total, café, yuca, cítricos, tomate de árbol, mora, caña panelera, entre otros; en la parte pecuaria se tienen bovinos doble propósito, porcinos, avicultura, piscicultura y equinos.

En la minería se destaca la extracción de arena o material de arrastre, producto de la deforestación de la parte alta del río.

El impacto ambiental que ocasiona la economía por ser en su mayoría extractiva, se refleja en la disminución de las fuentes hídricas en un alto porcentaje, la deforestación y destrucción de zonas especiales de micro cuencas, sumado a la falta de tratamiento de aguas residuales y la ausencia de una cultura de conservación ambiental.

En segundo lugar se encuentra el comercio sobresaliendo las tiendas, víveres, plaza de mercado, graneros y depósitos, compra venta de productos agrícolas, tiendas veterinarias y de insumos, misceláneas, droguerías, ferreterías, juegos de azar, bicicleterías, funeraria, peluquerías, etc.

Seguido del sector industrial que presenta un incipiente desarrollo, caracterizado por pequeñas empresas familiares, que operan de tipo artesanal: hacen parte de este las queserías, aserríos, panaderías, carpinterías, modisterías y confecciones, ornamentación, zapaterías, ladrilleras, etc.

Vías de comunicación[editar]

Aéreas:
Terrestres:

Infraestructura Víal o de Comunicaciones[editar]

Tiene por finalidad analizar los factores determinantes de la localización de infraestructura de comunicaciones (medios de transporte y vías de comunicación), ya que éstos se constituyen en una condición indispensable para la articulación de los centros productivos con los centros poblados, de consumo y de prestación de otros servicios.

Medios de Transporte Público.

En la actualidad, la población del área urbana cuenta con el transporte público intermunicipal terrestre, servicio que se realiza diariamente por la empresa radiotax quien tiene establecida una agencia en EL Playón donde se presta el servicio de tiquetes y encomiendas a usuarios.

Trabajo Social[editar]

De igual manera cabe señalar el trabajo social y comunitario que adelantó don Hilario Medina Tello, un socorrano que llegó al municipio a finales de la década del 70. Farmaceuta de profesión, dedicó buena parte de su vida al servicio de los más necesitados.

En su droguería La Virtud, atendía de lunes a domingo las 24 horas del día, sin importar muchas veces que quienes necesitaban de su ayuda no tuvieran dinero para pagarle. Exitosamente miles de santandereanos pasaron por su diván, en busca de un remedio para curar sus dolencias.

Don Hilario tuvo una numerosa familia. Su esposa de toda la vida, Lucila Gómez Meneses, nacida en Zapatoca, le dio 12 hijos: Blanca Inés, Martha Isabel,Orlando,Mercedes,Omar, Hilario. Henry (quien fue el primer alcalde electo por voto popular de El Playón), Javier, Edgar, William Oscar y Lucy.

Luego de una penosa enfermedad que lo mantuvo en cama por varios meses, don Hilario falleció en Bucaramanga, capital de Santander, el 27 de enero de 1978. Iba a cumplir apenas 48 años.

Referencias[editar]