El Hoyo de Pinares

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «El Hoyo de Pinares (Ávila)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
El Hoyo de Pinares
Municipio de España
Escudo de El Hoyo de Pinares
Escudo
El Hoyo de Pinares
El Hoyo de Pinares
Ubicación de El Hoyo de Pinares en España.
El Hoyo de Pinares
El Hoyo de Pinares
Ubicación de El Hoyo de Pinares en la provincia de Ávila.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Bandera de la provincia de Ávila.svg Ávila
Ubicación 40°30′03″N 4°25′26″O / 40.500833333333, -4.4238888888889


Coordenadas: 40°30′03″N 4°25′26″O / 40.500833333333, -4.4238888888889
• Altitud 850 msnm
Superficie 80,51 km²
Población 2418 hab. (2013)
• Densidad 30,03 hab./km²
Gentilicio Hoyancos
Código postal 05250
Alcalde (2011) David Beltran (Partido Popular PP)
Sitio web Ayuntamiento de El Hoyo de Pinares

Extensión del término municipal dentro de la provincia de Ávila

Extensión del término municipal dentro de la provincia de Ávila
[editar datos en Wikidata]

Hoyo de Pinares es un municipio de España, perteneciente a la provincia de Ávila, en la comunidad autónoma de Castilla y León. En 2013 contaba con una población de 2418 habitantes.

Símbolos[editar]

Escudo de El Hoyo de Pinares

El escudo heráldico representa al municipio fue aprobado oficialmente el 11 de septiembre de 2001 y se blasona de la siguiente manera:

«De plata tres pinos arrancados de sinople puestos en faja, siendo el central de mayor altura; bordura de gules; al timbre corona real cerrada»

Boletín Oficial de Castilla y León nº 186 de 24 de septiembre de 2001[1]

Geografía[editar]

Ubicación

Situada en las estribaciones de las Sierras de Guadarrama y Gredos, en plena depresión del río Alberche, la localidad —que se encuentra a una altitud de 850 msnm[2] [3] emerge desde una concavidad propia de su nombre, expandiendo su casco urbano de forma helicoidal hasta alcanzar su punto más elevado en su confluencia con el extenso pinar, en los lugares conocidos como "La Asomadilla" y "La Perdiguera", donde se funde con la colonia veraniega, en cuyos meses de estío y fines de semana, su población sufre una explosión demográfica que triplica su número de habitantes.[cita requerida]

Noroeste: San Bartolomé de Pinares Norte: San Bartolomé de Pinares Noreste: San Bartolomé de Pinares
Oeste: San Bartolomé de Pinares Rosa de los vientos.svg Este: Valdemaqueda (Comunidad de Madrid)
Suroeste: Cebreros Sur: Cebreros Sureste: Valdemaqueda (Comunidad de Madrid)

Medio ambiente[editar]

Rodeado de una importante masa forestal, conforma un ecosistema compartido con las poblaciones limítrofes en el que habitan aves protegidas, entre ellas el buitre negro y el águila imperial.

Historia[editar]

Protohistoria y Edad Antigua

El territorio de Hoyo de Pinares, de la Comarca que la circunda y de toda la provincia de Ávila, tienen el común denominador de haber sido poblados en tiempos de la Edad del Hierro por el pueblo vetón, de origen celta, cuyos hombres se caracterizaban por su aguerrida vida, su rudeza y su dedicación al pastoreo.

A pocos kilómetros de Hoyo de Pinares, en el término municipal de El Tiemblo, se erigen en perfecta formación, cuatro verracos esculpidos en granito, conocidos como los Toros de Guisando, que son el testimonio, junto a los castros célticos diseminados por la provincia de Ávila, de esta cultura prerromana que se enfrentó a los ejércitos romanos.

Edad Media

Después desfilarían los godos y, más tarde, ocuparían estas tierras los moros, hasta la liberación por Alfonso VI, rey de Castilla y León.

En la época musulmana, casi toda la provincia de Ávila fue arrasada por el poder de Muza, quedando prácticamente asolada y despoblada casi por completo, como la encontraría Fernando I quien reconocería que Ávila había sido devastada. Sólo aguantaron algunos pequeños núcleos de población, según nos cuenta el historiador Claudio Sánchez Albornoz, en las serranías centrales, donde pervivieron algunos reducidos grupos de población goda. Es decir, en enclaves casi escondidos de la Sierra de Guadarrama y Gredos, como sería el caso de Hoyo de Pinares[cita requerida], conocido en el leguaje antiguo castellano como "EL FOYO" (El Hoyo).

La toponimia "Nava" (Llanura entre montañas) estaría muy ligada a poblaciones prerromanas, cuya palabra ha perdurado hasta nuestros días. En Hoyo de Pinares tenemos constancia de una aldea despoblada en la Edad Media, Navaserrada, cuyos habitantes se integraron junto a los de Helipar, Quemada, y otras aldeas, en Hoyo de Pinares.

Las repoblaciones de Ávila durante el reinado de Alfonso VI, en 1085, encomendada a su yerno Raimundo de Borgoña, estuvieron protagonizadas principalmente por Vasco-Navarros, Riojanos, Asturianos, Castellanos de Burgos, Cántabros y Gallegos. Pero esta repoblación no alcanzó a la Tierra de Pinares, porque aunque precariamente, sobrevivió a las razzias musulmanas y permaneció poblada.[cita requerida] Por consiguiente, podríamos afirmar con rotundidad que, en algunas aldeas abulenses de la sierra, sobrevivió un tipo racial germánico de la era céltica ó visigoda[cita requerida], cuyos habitantes se dedicaron durante siglos principalmente al pastoreo y a la ganadería en general. El Tiemblo, una localidad próxima, fue un ejemplo de aldea goda, donde en su necrópolis han aparecido broches de cinturones de la época visigoda y se han encontrado ajuares de collares y hebillas de cinturones, así como fíbulas de bronce, correspondientes en su mayor parte al siglo VII, tanto en esa localidad, como En Santa Cruz de Pinares y San Bartolomé de Pinares, lo que vendría a avalar su presencia en toda la Tierra de Pinares.

En 1273, Reinando Alfonso X "El Sabio", Hoyo de Pinares, conocido entonces como "El Foyo" adquiere la jurisdicción de un importante perímetro perfectamente delitimado que le confería una categoría propia de las villas, aunque más tarde, sin respetarse la voluntad del Sabio rey, pasaría a depender de la Ciudad y Tierra de Ávila, después de un pleito en el que se solicitó incluso la intervención de los Reyes Católicos quienes dieron la razón a la ciudad de Ávila.(Sentencia de 10-XI-1475).

«Sepan quantos esta carta vieren conmo, quando nuestro señor el rey don Alfonso, a quien dé Dyos vida e salud, vino a Ávila, los omes buenos de los pueblos vinieron a él e mostráronle de conmo algunas aldeas heran muy menguadas de heredad en que labrasen por pan e pydyéronle merçed que les mandase dar lugares en que cogiesen pan; e él, por les fazer bien e merçed, tóvolo por bien e mandó a nos Furtún Alián e a don Yeñigo e a Gil Vásquez e a don Matheos que fuésemos a ver las aldeas de término de Ávila e, segund que viésemos que avía menester heredad, que les dyésemos.

E nos Furtún Alián e don Yeñígo e Gil Vásquez e don Matheos, los sobredichos, fuymos al Foyo (El Hoyo) e viemos de conmo moravan en lugar esquivo de muy grandes peñascales e montañas e, entendyendo que hera serviçio de Dios e de nuestro señor el rey e lo más syn daño del conçejo de Ávila, que lo nos podyemos fazer, dímoslos este heredamiento: Peña Aguilera, e desde ende fasta la Guija Blanca; e dende alinda la cañada, conmo da en la Fuente la Boñigosa e conmo va derecho a la Rasquilla, que da en el cadoço de los Colmenarejos; e derecho a Navalamuela; e dende a la Boca de Valpinoso e va aguas vertientes baxo de la Guixuela de las Yuguerizas; dende a Cabeça Mesada; e dende en çima de Valdeliebres, a la Boca de Grajos; e dende a la Fuente de Valdegrán del Çauzo; e dende a la Cueba Galiana; e dende a las cuestas del Arroyo el Çiervo; e dende por mitad del prado de Navalforno (Navalhorno); e dende el álamo del Alamedilla; e dende Valmoscoso ayuso e desvía al fresno que está fondo del camino que va del Foyo (El Hoyo) a Navaserrada; e dende va por la carrera de los Abades e sube a la cumbre del Parral e va por ella a la cabeçuela de fondón de Viñalaxara (Viñalajara); e dende a las Figueruelas; e dende a la Fuente del Valle; e dende adonde da un arroyo que viene de fazia Valverde e da en Veçedas (Río Becedas); e dende sube a la Cueva del Portezuelo; e dende a la Hera Alta; e dende sube por el çerro arriba a Peña Aguilera.

E, por que esta carta sea más firme e más valedera, nos Furtún Alián e don Yeñigo e Gil Velásquez e don Matheos posymos en ella nuestros sellos pendyentes para testimonio.

Fecha la carta, lunes, treynta dýas de otubre, hera de mill e trezientos e honze años.»
Copia literal de la carta de otorgamiento de la heredad conferida por Alfonso X El Sabio a EL FOYO,(Hoyo de Pinares), sacada del Libro "Documentación del Archivo Municipal de Ávila 1256-1474) de la colección "Fuentes Históricas Abulenses" - páginas 29 y 30 - Biblioteca del Consejo Superior de Investigaciones Científicas B.- A.H.P. Ávila. Sección Ayuntamiento. Caja 27. Legajo 1, núm. 6 A. Rollo de papel, fols. 2v-3. (Sentencia de 10-XI-1475).''

Durante la Edad Media, el Arciprestazgo de toda la Tierra de Pinares radicó en Villalba de Pinares, donde una vez despoblada esta aldea, en el Siglo XVI, trasladaría su sede a la Villa de Hoyo de Pinares, distante de ella a tan sólo 3 kilómetros, hasta que después del Concordato de 1851, el Arciprestazgo de Pinares se reestructurara en dos: Cebreros, que comprendía 6 pueblos próximos y Hoyo de Pinares que comprendía 7 pueblos próximos, entre los que figuraban: Hoyo de Pinares, Valdemaqueda, Las Navas del Marqués, Navalperal de Pinares, San Bartolomé de Pinares, Herradón de Pinares y Santa Cruz de Pinares. Posteriormente, el Arciprestazgo se reagruparía de nuevo y quedaría asentado definitivamente en Cebreros.

Edad Moderna

En 1587 Hoyo de Pinares inicia los trámites ante la Corona para segregarse de la Jurisdicción de la Ciudad de Ávila y constituirse en Villa independiente. Ávila argumentó en su contra que, de 250 vecinos con los que contaba la localidad, sólo lo deseaban 17. Las Cortes de 1592 se pronunciaron desfavorablemente contra la aspiración hoyanca, por considerar que era "dañoso y perjudicial, así para las cabezas de los partidos, por disminuirse sus fuerzas y autoridad, como para los mismos lugares, porque para pagar su exención se empeñaban en grandes cantidades.... y no tienen en la administración de justicia la buena orden que conviene".

Sin embargo, esta aspiración se conseguiría años más tarde, durante el reinado de Felipe IV, previa compra del título de Villa a la Corona, tal como lo hicieron numerosos pueblos, entre ellos, Robledo de Chavela, que se independizó de la Ciudad de Segovia a la que pertenecía. Con los ingresos recaudados, el monarca trataba de paliar las grandes pérdidas de las arcas reales que se encontraban en auténtica bancarrota. En numerosos casos, también les llevó a la bancarrota a las villas que adquirieron estos títulos, por el alto grado de endeudamiento que adquirieron, teniendo que venderlas más tarde, incluso a personas particulares. No se tiene constancia de que, a pesar de que esta situación era inherente a la dependencia de un nuevo Señor o Señorío, se quisiera volver a la situación anterior y se restituyera voluntariamente a la Villa o Ciudad de la que se había separado, como sucedería con Hoyo de Pinares.

Demografía[editar]

El municipio, que tiene una superficie de 80.51 km²,[4] cuenta según el padrón municipal para 2013 del INE con 2418 habitantes y una densidad de 30,03 hab./km².

Gráfica de evolución demográfica de El Hoyo de Pinares entre 1842 y 2013

     Población de derecho (1842-1897, excepto 1857 y 1860 que es población de hecho) según los censos de población del siglo XIX.[5]      Población de derecho (1900-1991) o población residente (2001) según los censos de población del INE.[5]      Población según el padrón municipal de 2011[6] y de 2013 del INE.

Fiestas Locales[editar]

  • San Miguel Arcángel. Las fiestas patronales de la localidad se celebran el día 29 de septiembre, festividad de San Miguel Arcángel, con encierros y grandes corridas de toros, animados pasacalles y bailes al aire libre con gran participación popular. La tradicional procesión de San Miguel parte de la Iglesia (Siglo XVI) y recorre las principales calles de la localidad. También tienen lugar en la plaza de España extraordinarios conciertos protagonizados por la excelente banda municipal y otras invitadas, llegadas de distintos municipios.
  • Romería de la Virgen de Navaserrada. El último sábado del mes de mayo, con gran asistencia y devoción, se desplaza en procesión la venerada imagen de la Virgen de Navaserrada, patrona también del municipio, hasta la pradera del Fresne,en cuyo lugar se encuentran los restos de la ermita que hace siglos se levantaba en la aldea de la que toma su nombre (Navaserrada) cuyas ruinas, en los años 60, se trasladaron a este lugar. Durante todo el recorrido, siguiendo la carretera que sube a Navalperal, las gentes del pueblo entonan cánticos religiosos, acompañados de la dulzaina y el tamboril. Llegados a la pradera se celebra una misa de campaña y se vive una jornada de confraternización, amenizada con juegos para mayores y niños, donde se alterna la tortilla y el chuletón con el buen vino de la tierra.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]