El color del paraíso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «El Color del Paraíso»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El Color del Paraíso es una película iraní dirigida por Mayid Mayidí que relata el conflicto entre un padre viudo que quiere rehacer su vida y un hijo ciego que supone un obstáculo para sus planes.

Argumento[editar]

Mohammad (Mohsen Ramezani) es un chico ciego que estudia en un instituto especial en Teherán, donde aprende braille. Cuando llegan las vacaciones de verano, con su padre Hashem (Hossein Mahjub) regresa a su pueblo natal donde se encuentran sus dos hermanas y su abuela (Salime Feizi). Mohammad es un muchacho muy sensible que se encuentra en el pleno desarrollo de la lectura de los sonidos y del uso del tacto y gran amante de la naturaleza. A pesar de ser una persona increíblemente adorable, su padre se siente avergonzado de él y quiere alejarlo de la familia ya que un hijo ciego es una complicación y un estorbo en la búsqueda de una nueva mujer. Tras presentarse en la casa de su futura esposa para pedir su mano y pagar su dote asegura a la familia de su esposa que tiene dos hijas y una madre muy amables que estarán al servicio de ella, pero niega completamente a su hijo Mohammad ya que ni siquiera lo menciona. Para alejarlo de casa lo envía de aprendiz con un carpintero ciego (Morteza Fatemi), esta actitud hace enojar mucho a la abuela quien está dispuesta a abandonar la casa pero le resulta imposible debido a las condiciones climáticas extremas y a su avanzada edad por lo que es cargada por Hashem para llevarla a casa de nuevo y muere unos días después. La desgracia ocurrida hace que la familia de su futura esposa considere que un matrimonio entre ellos sería de mal agüero por lo que devuelven la dote y Hashem se vuelve a quedar solo de nuevo. Tras reflexionar los sucesos ocurridos Hashem decide volver por su hijo Mohammad a casa del carpintero ciego y en el camino de regreso a casa Mohammad que es llevado en un caballo cae al río que se pudre y termina de caer ante el peso del animal por lo que Mohammad es llevado por el río aguas abajo y su padre intenta desesperadamente rescatarlo pero también es arrastrado por el río hasta despertar en la playa y busca a Mohammad pero este ya ha fallecido.

Los Personajes[editar]

  • Mohsen Ramezani como Mohammad: Se trata de un niño ciego de unos 8 años. Es un niño de una fuerte sensibilidad. Ya en las primeras escenas se nos muestra su capacidad de recoger recuerdos que luego se convertirán en regalos. Le vemos atento a la naturaleza, feliz con el cariño de su abuela y sus hermanas. Pero vive su ceguera con profundo sufrimiento en la medida que es rechazado como una maldición por su padre.
  • Hosein Mahyub como el padre: Es un hombre perdido. Vive en el egoísmo de su propio camino y ha olvidado de todo y todos los demás. La carbonera donde trabaja es un signo de su propio interior.
  • Salime Feizi como la abuela: Es el gran personaje de referencia para Mohammad. La vemos cogiéndolo en su llegada, besándolo y acariciándolo. Hay un momento en que le dice “Yo daría mi vida por ti, Mohammmad”. Vive en la naturaleza y el trabajo puede ser una contemplación como dar de comer a las gallinas o preparar el tinte para la lana. Es la referencia de la familia y entiende con lucidez lo que le pasa a su hijo: “Lo haces por él (Mahammad) o lo haces por ti” (cuando quiere llevarlo fuera de casa) ”Eres tu el que me preocupas” (cuando está enferma).
  • Los Maestros: El primero le conoce, le ayuda y le ha ofrecido claves para afrontar su situación. El segundo compartiendo la ceguera, en el aprendizaje de la carpintería le enseña como enfrentar la vida.
  • Las hermanas: Son alegres, cariñosas con Mahammad pero incapaces de enfrentarse al padre que les somete a sus planes.[1]

El sentimiento de marginación de Mohammad[editar]

"Nadie me quiere ¿sabe? Ni siquiera mi abuela. Todo el mundo se aleja de mí porque soy ciego. Si pudiera ver podría ir a la escuela del pueblo con los otros niños. Pero como no puedo ver tengo que ir a la escuela para niños ciegos en el otro extremo del mundo. Nuestro profesor dijo que Dios ama a los ciegos porque no pueden ver y yo le dije que si fuera así no nos habría hecho ciegos, para que pudiéramos verlo a él. El me contestó, Dios no es visible está en todas partes, puedes sentirlo cerca, lo ves a través de la punta de los dedos. Ahora tiendo las manos por todas partes buscando a Dios hasta que pueda tocarlo y pueda contarle todos los secretos de mi corazón" [2]

Premios[editar]

  • Premio especial del Jurado en el Festival de Gijón en 1999

Curiosidades[editar]

El único actor profesional de la película es Hossein Mahjoub[3]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]