Efecto Forer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El efecto Forer (también llamado falacia de validación personal o el efecto Barnum, por P. T. Barnum) es la observación de que los individuos dan altos índices de acierto a descripciones de su personalidad que supuestamente han sido realizadas específicamente para ellos, pero que en realidad son generales y suficientemente vagas como para poder ser aplicadas a un amplio espectro de gente.

Demostración de Forer[editar]

En 1948, el psicólogo Bertram R. Forer dio a sus estudiantes un test de personalidad, y luego les entregó el resultado único del análisis de su personalidad, basado en los resultados del test, y pidió a cada uno de ellos a evaluar el análisis en una escala de 0 (muy pobre) a 5 (excelente) según se aplicara a ellos. En realidad, les entregó a todos la misma descripción:

You have a need for other people to like and admire you, and yet you tend to be critical of yourself. While you have some personality weaknesses you are generally able to compensate for them. You have considerable unused capacity that you have not turned to your advantage. Disciplined and self-controlled on the outside, you tend to be worrisome and insecure on the inside. At times you have serious doubts as to whether you have made the right decision or done the right thing. You prefer a certain amount of change and variety and become dissatisfied when hemmed in by restrictions and limitations. You also pride yourself as an independent thinker; and do not accept others' statements without satisfactory proof. But you have found it unwise to be too frank in revealing yourself to others. At times you are extroverted, affable, and sociable, while at other times you are introverted, wary, and reserved. Some of your aspirations tend to be rather unrealistic. Tienes la necesidad de que otras personas te aprecien y admiren, y sin embargo eres crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades en tu personalidad, generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad sin usar que no has aprovechado. Tiendes a ser disciplinado y controlado por el exterior pero preocupado e inseguro por dentro. A veces tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas. Prefieres una cierta cantidad de cambios y variedad y te sientes defraudado cuando te ves rodeado de restricciones y limitaciones. También estás orgulloso de ser un pensador independiente; y de no aceptar las afirmaciones de los otros sin pruebas suficientes. Pero encuentras poco sabio el ser muy franco en revelarte a los otros. A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser bastante irrealistas.

Los estudiantes puntuaron la descripción, en promedio, con un 4,2. Sólo se les reveló que la descripción era la misma para todos los estudiantes una vez que ya habían puntuado, y también les revelo que la descripción surge de ensamblar textos de distintos horóscopos. Como se puede observar, la descripción podría aplicarse a cualquiera.

En otro estudio que puso a prueba el Efecto Forer, se realizó una evaluación de la personalidad mediante el MMPI a un grupo de estudiantes, y los investigadores analizaron las respuestas. Después, se escribió una evaluación detallada de la personalidad de cada estudiante, y se les entregó a los estudiantes dos evaluaciones: una real y otra falsa (con banalidades y generalidades). Se le pidió a los estudiantes que escogieran cual de las dos descripciones les pertenece. Más de la mitad de los estudiantes (59%) escogieron la evaluación falsa en vez de la real.

El Efecto Forer es también conocido como el "Efecto Barnum". Este término fue acuñado en 1956 por el psicólogo americano Paul Meehl en su ensayo "Wanted - A Good Cookbook". En él relata cómo el showman y empresario P. T. Barnum engañó a varias personas utilizando descripciones de personalidad basadas en cuestionarios "pseudo-acertados".

Replicación de los estudios[editar]

Hacen falta dos factores para poder replicar estos estudios:

  • Que la descripción dada sea importante, con especial énfasis en la proporción entre rasgos positivos y negativos.
  • Otro factor importante es que el sujeto crea en la autoridad de la persona que está realizando la evaluación.

El efecto es muy consistente cuando las descripciones son vagas. Las personas leen las descripciones aplicándoles su propio significado subjetivo, por ello esa descripción se percibe como "personal". Las mejores descripciones vagas son las que contienen frases que abusan de expresiones como "a veces" (por ejemplo, a veces te sientes seguro de ti mismo, mientras que otras veces no). Esta frase se puede aplicar a casi todo el mundo, y cada persona la leerá interpretándola para sí mismo. Manteniendo descripciones tan vagas como esta, se asegura que la replicabilidad del experimento será muy alta.

En el 2011, el estudio fue replicado utilizando aseveraciones que se aplicaban a una organización y no a personas individuales. Los resultados fueron similares, sugiriendo que las personas antropomofizan las organizaciones cuando interpretan sus características.

Variables que influyen en el efecto[editar]

Estudios posteriores han demostrado que el Efecto Forer es bastante universal - se ha observado que ocurre en personas de muy variadas culturas y zonas geográficas. En el 2009, los psicólogos Paul Rogers y Janice Soule llevaron a cabo un estudio en el que compararon las tendencias de los occidentales a aceptar descripciones de personalidad al estilo Barnum en comparación con personas de China. No encontraron diferencias: todos mostraron el mismo efecto.

A pesar de ello, otros estudios han demostrado que las altas puntuaciones están aseguradas si:

  • el sujeto cree que el análisis se aplica sólo a él
  • el sujeto cree en la autoridad del evaluador
  • el análisis enumera mayormente atributos positivos

Investigación reciente[editar]

Creencia en lo paranormal[editar]

Se ha visto que en las personas que tienen creencias en lo paranormal, son más susceptibles al efecto Forer. Por ejemplo, la mayor parte de las personas que creen en la precisión de los horóscopos tienen creencias en dios(es), poderes mágicos, apariciones espirituales, y otras influencias. También se ha demostrado que existe relación entre altos grados en esquizotipia y la susceptibilidad al efecto Forer. A pesar de ello, en el estudio de Rogers y Soule (2009) en el que investigaron los factores que fortalecen el Efecto Forer, se vio que incluso personas escépticas son susceptibles a aceptar como personales las descripciones vagas, por lo que se considera que se trata de un sesgo cognitivo.

Sesgo de auto-servicio[editar]

El sesgo de auto-servicio consigue eliminar el efecto Forer. Este sesgo consiste en que las personas solo aceptan como propios los atributos positivos, y rechazan totalmente los negativos. Se dio una descripción tipo Barnum a un grupo de sujetos con este sesgo, descripción que contenía rasgos de personalidad deseables y también descripciones llenas de cosas negativas. Estos sujetos solo aceptaban las descripciones positivas. En otro estudio se les dio a estos sujetos una lista llena de rasgos falsos, y se les pidió que puntuaran cada rasgos según se ajusta a ellos mismos. Los sujetos con sesgo de auto-servicio aceptaron de nuevo, todos los rasgos positivos, y renegaron de los negativos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • Forer, B. R. (1949). «The fallacy of personal validation: A classroom demonstration of gullibility». Journal of Abnormal and Social Psychology (44):  pp. 118-123. 
  • Dickson, D. H.; Kelly, I. W. (1985). «The 'Barnum Effect' in Personality Assessment: A Review of the Literature». Psychological Reports (57):  pp. 367-382. 

Enlaces externos[editar]