Edil romano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Edil (en latín, Aedilis) era una magistratura de la antigua Roma. Existían dos cargos llamados edil:

  • Edil curul, cargo al que podían optar los patricios y los plebeyos, nacido a imagen de los ediles plebeyos. Se encargaba, entre otras tareas, de la organización de los juegos, de la vigilancia de pesos y medidas en los mercados, y de resolver los pleitos menores relacionados con el comercio, siempre bajo la supervisión del Pretor Urbano. Era un escalón del cursus honorum. Eran elegidos por todos los ciudadanos.
  • Edil plebeyo, cargo reservado a las personas de origen plebeyo. Era una concesión política a su clase que les permitía ascender en el cursus honorum a través de un puesto que suponía un menor coste económico, ya que no tenían que pagar la organización de los juegos. Su misión original consistía en atender el mantenimiento de los templos plebeyos a las órdenes de los Tribunos de la Plebe. Después de las Leges Liciniae-Sextiae, asumieron funciones similares a las de los ediles curules. Al estar vinculado al tribunado de la plebe, no formaba parte del cursus honorum. Eran elegidos únicamente por los plebeyos.

La edilidad fue abolida en el siglo III d.C.