Economía de Italia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Economía de Italia
Palazzo mezzanotte2.jpg
La Bolsa de Valores de Italia.
Moneda Euro
Organizaciones OMC, Unión Europea, OCDE
Estadísticas
PIB (nominal) 1.980.487 €[1] (8.º)
PIB (PPA) 1 847 mil millones (2011)[2] (11º lugar.º)
Variación del PIB 0.7% (2014)
PIB per cápita 30.500
PIB por sectores agricultura 2%, industria 24.7% comercio y servicios 73,3% (2011)
Tasa de cambio 0,7194 por US$ 1
Inflación (IPC) 2,9% (2011)
IDH sin informaciones
Coef. de Gini 32 (2006)
Fuerza Laboral 25 080 000 (2011)
Desempleo 8,4% (2011)
Industrias principales turismo, máquinas, hierro y acero, productos químicos, procesamiento de alimentos, textiles, vehículos a motor, ropas, calzados, cerámica
Comercio
Exportaciones 524,9 mil millones (2011)[2]
Productos exportados productos de ingeniería, textiles y ropas, máquinas industriales, vehículos a motor, equipamientos de transporte, productos químicos, alimentos, bebidas y tabaco, minerales y metales no-ferrosos
Destino de exportaciones Alemania 13,3%, Francia 11,8%, Estados Unidos 5,9%, España 5,4%, Suiza 5,4%, Reino Unido 4,7% (2011)[2]
Importaciones 594,6 mil millones (2011)
Productos importados productos de ingeniería, productos químicos, equipamientos de transporte, productos de energía, minerios y metales no-hierrosos, tejidos y ropas, alimentos, bebidas y tabaco
Origen de importaciones Alemania 16,5%, Francia 8,8%, República Popular de China 7,7%, Países Bajos 5,5%, España 4,7% (2011)[2]
Finanzas Públicas
Deuda externa (Pública y Privada) 2 684 mil millones (2011)
Ingresos 1 025 mil millones (2011)
Gasto público 1 111 mil millones (2011)
Salvo que se indique lo contrario, los valores están expresados en doláres estadounidenses

La economía de Italia es la cuarta más grande de la Unión Europea (UE) por encima de España y por detrás de Reino Unido, siendo en términos absolutos la 8ª del mundo.[1] En términos relativos o de paridad de poder adquisitivo, se encuentra también entre las mayores del mundo (ver Anexo:Países por PIB (PPA)). El sector secundario o industrial ha sido el motor del desarrollo italiano, y el actual eje de su economía. Como en la economía de muchos de los países europeos, el sector terciario o sector servicios también tiene un gran peso en la economía Italiana.

Se puede dividir el país en dos zonas: el norte es más industrializado y desarrollado, dominado por empresas privadas y dónde se ubica el principal centro financiero del país, Milán. Ya el sur es más agrícola, menos desarrollado, dependiente de subsidios del gobierno y tiene una tasa de desempleo más alta.[2]

Evolución histórica[editar]

Antes de la unificación de Italia el Reino de las Dos Sicilias había llegado a ser entre las economías más potentes de Europa, vantando primatos en campos de la ciencia, de la tecnología, de las artes, de la educación y del derecho. Con la llegada de la casa de Savoia la mayoría de las industrias del sur fueron, poco a poco, desmanteladas (como las ferrieras de Mongiana, en Calabria centrál, donde existía el más grande altohorno de Italia) o cerradas (como las filandas del área de Caserta o los varios cantieres navales) y en parte llevadas al norte. Los Savoia también tomaron el dinero público de las cajas de la antigua capital Nápoles (la ciudad más grande de toda Italia hasta finales del siglo XIX); ejemplo de la riqueza de la ciudad era el Banco de Nápoles que fue encargado de imprimir moneda italiana hasta los años '20 del siglo XX. Así que desde el siglo XIX el proceso de industrialización de Italia ha sido irregular, el norte tradicionalmente ha estado más industrializado, ha tenido mayor renta per cápita e históricamente fue el centro de sindicatos y partidos de izquierda. El sur fue más rural (aunque hasta 1880 la tres principales ciudades fueron Nápoles, Roma y Palermo), más dependiente de la agricultura, más pobre y más conservador. El siguiente cuadro compara la evolución relativa del PIB en el interior de Italia y en otros lugares de Europa:[3]

PIB per cápita (PPA) 1870-1988
(EEUU = 100)
1870 1913 1950 1973 1988
Alemania 63 53 38 69 73
Francia 67 54 44 66 70
Gran Bretaña 120 78 61 66 68
Italia 61 36 28 55 68
Noreste 49 44 88
Noreste/Centro 36 27 73
Sur 27 18 46
Japón 27 22 15 60 73
Estados Unidos 100 100 100 100 100

Actividades agrícolas italianas[editar]

Frente a ello, las actividades agrícolas han experimentado un considerable retroceso, tanto en ocupación de la población activa (4,2 %), como en su participación en el PIB (2,1 %). La producción agrícola no abastece la demanda alimentaria de la población, y es especialmente escasa en la rama ganadera: ovino (Cerdeña), porcino (Emilia-Romaña). La agricultura se halla más extendida, con cultivos de cereales (trigo, arroz -primera productora europea-, maíz), leguminosas, plantas industriales (remolacha azucarera), hortalizas (pimientos, berenjenas, tomates y cebollas) y flores. Mención especial merece la fruticultura (peras, melocotones y manzanas en Emilia, Véneto y Campania; agrios en Sicilia), el olivo (en Liguria y el mezzogiorno), que genera la segunda producción mundial de aceite (435.300 t), y finalmente, la vid, cuyo cultivo sitúa a Italia a la cabeza de la producción mundial de vinos (68,6 millones de hl), reconocidos internacionalmente por su calidad.

Actividades industriales[editar]

Durante la fase inicial de la industrialización del país, concentrada especialmente en el norte la principal industria fue la industrial textil. Durante el siglo XX llegaron a ser importantes otras industrias como la industria de la automoción. La actividad industrial ha sido el motor del desarrollo italiano, especialmente desde en la segunda mitad del siglo XX, y el actual eje de su economía.

Entre sus principales empresas automotrices se encuentran:

Actividades terciarias[editar]

Las actividades terciarias han experimentado el auge que caracteriza a las economías desarrolladas: aportan el 72,9 % del PIB y ocupan al 65,1 % de la población activa. El crecimiento económico del país ha llevado consigo el desarrollo del sector financiero, del comercio, los transportes y diversas compañías de servicios, así como de un numeroso funcionariado, que se ha convertido en una de las más pesadas cargas que arrastra el país. Italia cuenta con una densa red de transportes terrestres, complementada por grandes instalaciones portuarias (Génova, Trieste, Augusta, Tarento, Bari y Venecia) e importantes aeropuertos (Roma-Fiumicino, Milán-Linate). El sector turístico cuenta con el atractivo de sus riquezas naturales (costa del Adriático, la Riviera, los Alpes y sus lagos), pero también históricas y artísticas (Florencia, Pompeya, Roma, Venecia), sin olvidar la atracción que ejerce la Ciudad del Vaticano sobre todo el mundo católico.

Moneda[editar]

Su moneda anterior era la lira italiana; desde el 1 de enero de 2002 es el euro.

Datos económicos de la población[editar]

Población ocupada 25 millones aproximadamente 2009

Población ocupada por sectores

  • Agricultura: 4,2%
  • Industria: 30,7%
  • Servicios: 65,1%

(Estimaciones 2222)

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Fondo Monetario Internacional. «World Economic Outlook Database». Consultado el 1 de diciembre de 2012.
  2. a b c d e CIA. «The World Factbook.». Consultado el 1 de diciembre de 2012.
  3. V. Zamagni, Dalla Periferia al centro, Bolonia, 1990.

Enlaces externos[editar]