Eclogita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Eclogita
Eclogite Norway.jpg
Eclogita con granate (rojo) en una base de onfacita (verde grisáceo). Los cristales azul cielo son de cianita. Se observan también cristales de cuarzo. Algunos minerales de mica fengita se ven en la parte superior. La moneda de 1 euro (2,3 cm) sirve de escala.
Tipo Metamórfica
Protolito Basalto, Gabro
Minerales
Minerales esenciales Granate, Piroxeno
Minerales accesorios Cianita, Rutilo, Cuarzo, Lawsonita, Coesita, Anfíbol, Phengita, Paragonita, Ziosita, Dolomita, Corindón y rara vez Diamante
[editar datos en Wikidata ]
Eclogita.

La eclogita es una roca metamórfica máfica de grano grueso de composición basáltica que tiene un especial interés en geología por dos motivos: 1) porque se forma a profundidades (presiones) mayor que las típicas de la corteza terrestre; y 2) porque al ser una roca inusualmente densa, juega un papel importante en la isostasia y en facilitar la convección.

Origen[editar]

La eclogita resulta generalmente del metamorfismo de alta presión de roca ígnea (generalmente basalto o gabro) cuando ésta penetra en el manto terrestre en una zona de subducción o en una zona de colisión continental. También se pueden formar a partir de magma que cristaliza y enfría en el manto o en la parte inferior de la corteza.

Facies eclogita[editar]

La facies eclogita está determinada por la temperatura y presión requeridas para metamorfizar las rocas basálticas y llevarlas al ensamblaje eclogita. El típico ensamblaje de la eclogita es el granate con clinopiroxeno (omfacite).

Las eclogitas registran presiones de más de 1,2 GPa (45 km de profundidad) a 400-1000 °C, a menudo a más de 600 °C. ES por tanto un metamorfismo de alta presión y temperatura media-alta.

Las eclogitas que contienen lawsonita (un silicato hidratado de calcio-aluminio) están raramente expuestas en la superficie de la Tierra pues se forman a en zonas de subducción normal en la corteza oceánica a profundidades de ~ 45-300 km. Representan por tanto condiciones inusuales de exumación (erosión).

La facies eclogita es la de mayor presión.

Importancia de la eclogita[editar]

Al formase sólo a profundidades de más de 35 km, la presencia de eclogita da información sobre procesos tectónicos que tienen lugar en el manto y la corteza inferior. La eclogita que alcanza la superficie de la Tierra es inestable y a menudo se produce metamorfismo retrogradante a anfibolita o granulita durante la exhumación.

Existen xenolitos de eclogitas en las minas de diamante de África, Rusia y Canadá.

Petrogénesis de la eclogita y el basalto[editar]

La peridotita es la roca más frecuente del manto superior y la que con más frecuencia sirve de roca fuente de los magmas. La fusión de la eclogita para producir magma es difícil de acuerdo con la petrología moderna. Serían necesarias proporciones poco razonables (cercanas al 100%) de fusión parcial para producir magmas basálticos, mientras que una peridotita requiere sólo una fusión del 1 al 25%.

Por tanto, el basalto se forma generalmente como fusión parcial de peridotita a 20-120 km de profundidad. La eclogita es más densa que la astenosfera circundante y suele haberse enfriado al llegar a una zona de subducción, por lo que es arrastrada a grandes profundidades sin fundirse. Si un flujo de convección mantélica devuelve esa eclogita, junto con peridotita, a la superficie, la primera se fundirá antes por decompresión. En esta circunstancias la eclogita puede convertirse en parte de los magmas producidos en plumas mantélicas.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]