E Pluribus Unum

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
E pluribus unum está incluido en el Gran Sello de los Estados Unidos siendo uno de sus signos distintivos en su creación.

E pluribus unum es una frase en latin, uno de los primeros lemas nacionales de los Estados Unidos, que significa «De muchos, uno» (e «de, a partir», pluribus «muchos» [abl.], unum = «uno» [acus.]).

El lema alude a la integración de trece colonias americanas para crear un solo país, aunque hoy en día ha adquirido otro significado, dada la naturaleza plural de los Estados Unidos como consecuencia de la inmigración. El lema tiene 13 letras y fue escogido por el primer comité del Sello de los Estados Unidos en 1776, al comienzo de la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos. Este lema había sido sugerido originalmente por Pierre Eugene DuSimitière. Cuando el Congreso Continental aprobó este lema para el sello en 1782, simultáneamente se aprobaron otros dos lemas: Annuit Coeptis («[Dios] asiente [nuestros] comienzos») y Novus Ordo Seclorum («Nuevo Orden de los Siglos [o las Eras]»)

En 1956, E pluribus unum fue reemplazado por In God We Trust («En Dios Confiamos») como el lema nacional de los Estados Unidos por United States Code Título 36, Parte A, Capítulo 3, Sección 302. Los dos lemas son incluidos en las monedas estadounidenses.

Es también el lema del club portugués de fútbol Sport Lisboa e Benfica.

Origen de la frase[editar]

La frase originalmente vino de Moretum, un poema atribuido a Virgilio, aunque el autor original no es conocido. Moretum es un tipo de ensalada. El poema termina con un listado de los ingredientes que se necesitan. La línea dice, color est e pluribus unus, que refiere a la combinación de los ingredientes.

Referencias[editar]

En el cuento "El planeta imposible" de Philip K. Dick, una anciana ya casi a punto de morir quiere visitar el mítico planeta Tierra, origen legendario de la raza humana, y ofrece mucho dinero por el viaje. Nadie conoce en realidad la ubicación de tal planeta, pero una nave se ofrece a llevarla. Miran la carta estelar y cotejando los pocos datos sobre los planetas circulantes (tercer planeta de un sistema de nueve, con una única luna) deciden llevarla al planeta de estas características más cercano, pensando que no notaría el engaño, porque, total, nadie conoce su ubicación exacta. El planeta tenía un aspecto deprimente, muy erosionado, sin vegetación, con océanos desecados y oscuros. Al final, el capitán de la nave encuentra en el suelo un antiguo disco metálico con la inscripción E Pluribus Unum.

Véase también[editar]