Duplicity

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Duplicity
Título Duplicity (España)
Duplicidad (Hispanoamérica)
Ficha técnica
Dirección
Producción Jennifer Fox
Kerry Orent
Laura Bickford
Guion Tony Gilroy
Música James Newton Howard
Fotografía Robert Elswit (Color)
Montaje John Gilroy
Vestuario Albert Wolsky
Protagonistas Julia Roberts (Claire)
Clive Owen (Ray)
Tom Wilkinson (Howard)
Paul Giamatti (Dick)
Dan Daily
Rick Worthy
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 2009
Género Espionaje
Duración 125 minutos
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Universal Pictures
Relativity Media
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

Duplicity es una película dirigida por Tony Gilroy en 2009. Es la segunda película como realizador de Gilroy, tras su ópera prima Michael Clayton. En España se estrenó el 18 de marzo del mismo año.

Eslogan promocional: "Una ex-agente de la Cía. Un ex-agente del MI6. ¿Quién engaña a quién?"

Sinopsis[editar]

Claire Stenwick (Julia Roberts), ex agente de la CIA, y Ray Koval (Clive Owen), ex agente del MI6, han abandonado el mundo del espionaje nacional para aprovecharse de la lucrativa guerra fría existente entre dos multinacionales rivales. Su misión es conseguir la fórmula para un producto que hará ganar una auténtica fortuna a la empresa que la obtenga primero. Sus jefes, el titán de la industria Howard Tully (Tom Wilkinson) y el desaprensivo consejero delegado Dick Garsik (Paul Giamatti), están dispuestos a todo. Cada vez hay más en juego, el misterio se hace más palpable y las tácticas son más sucias, pero el secreto mejor guardado es la creciente atracción que sienten Claire y Ray el uno por el otro. Mientras se esfuerzan en mantenerse un paso por delante del otro, estos dos solitarios profesionales acaban enfrentándose a algo a lo que no pueden engañar: el amor.

Curiosidades[editar]

  • Este thriller sofisticado de estética retro, utiliza como recurso narrativo o efecto visual la pantalla partida o split-screen, con la que, simultaneando acciones en una imagen fragmentada, integra el montaje o diferentes puntos de vista dentro de un mismo plano; si bien, como se ha señalado,[1] lejos de hacer de la split-screen un verdadero ejercicio de riesgo o innovación, lo hace más como recurso nostálgico que como verdadero campo de experimentación formal.
  • Para el director, Tony Gilroy, «Todo en la película ha sucedido o está sucediendo. La idea es que si fabricas un producto y te gastas 60 millones de dólares en el desarrollo secreto, tu competidor puede gastar dos o tres millones en comprar información para averiguar tu idea. Eso hace que la práctica del espionaje industrial sea inevitable.»[2]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Manuel J. Lombardo, La pantalla fragmentada. Málaga hoy, 1 de abril de 2009, pág. 47.
  2. Find (SUR), nº 93, 19 de marzo de 2009, pág. 3.