Ducado de Franconia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ducado de Franconia

Vasallo del Sacro Imperio Romano Germánico

Neustria.JPG

906-939

Wappen Bistum Würzburg.svg
Coat of arms of the Archbishopric of Mainz (1250).svg
Arms of the Palatinate (Old).svg

Escudo de Franconia

Escudo

Ubicación de Franconia
Franconia Oriental y Occidental, sobre el año 1000.
Capital No especificado
Religión Católica Romana
Gobierno Monarquía
Duque de Franconia
 • 892–906 Conrado el Viejo
 • 906–911 Conrado el Joven
 • 911–939 Eberardo
Período histórico Alta Edad Media
 • Establecido 906
 • Disolución 939

El ducado de Franconia fue uno de los ducados de la Francia Oriental durante el período formativo de Alemania y el Sacro Imperio Romano Germánico en el siglo X. El área había formado parte de la antigua Austrasia franca.

Geografía[editar]

El ducado incluyó, durante la declinación de la dinastía carolingia, las actuales áreas de la Franconia bávara, el sur de Turingia, Hesse (incluyendo el Hesse renano), el Palatinado y el norte de Baden-Wurtemberg. Ubicado en el centro de lo que sería el reino alemán, limitaba con el ducado de Sajonia al norte, el ducado de Alta Lorena y el ducado de Baja Lorena en el oeste, el ducado de Suabia al sur y el ducado de Baviera al sudeste.

Historia[editar]

A diferencia de los otros ducados, Franconia no evolucionó hacia una entidad política estable, aunque los condes sálicos locales poseyeron grandes territorios en las regiones occidentales (Franconia renana). En 906 el conde Conrado el Joven es mencionado como dux Franconiae. Luego de la extinción de los carolingios alemanes, Conrado fue elegido el primer rey de Alemania (Conrado I de Alemania; Rex Francorum de acuerdo a la Ley Sálica) y fue sucedido como duque de Franconia por su hermano menor Eberardo. Sin embargo, la Dinastía salia no prevaleció ante la ascendente Dinastía sajona: en 919 Enrique I el Pajarero sucedió a Conrado como rey de Alemania, y el ducado de Franconia pasó al hijo de Enrique, el rey Otón I de Alemania, después de que una revuelta del duque Eberardo fuera aplastada en la batalla de Andernach (939). El rey Otón no designó un nuevo duque de Franconia, y el ducado fue dividido en varios condados y obispados, que estuvieron subordinados directamente a los reyes alemanes.

Los condes sálicos de la Franconia renana fueron algunas veces denominados como duques de Franconia y se convirtieron en la dinastía real e imperial de Alemania en 1024. Con el ascenso del conde Conrado el Rojo, la Franconia renana se convirtió en el núcleo territorial de la Dinastía salia, que suministró cuatro emperadores entre los siglos XI y XII: Conrado II, Enrique III, Enrique IV y Enrique V. Éste comprendía las ciudades de Maguncia, Espira y Worms, siendo las últimas dos los centros administrativos de los condados que permanecieron en manos de los descendientes de Conrado el Rojo. Algunas veces estos condes fueron llamados informalmente, de acuerdo a su gran poder en la región, como duques de Franconia.

El emperador Conrado II fue el último en llevar el título ducal. Cuando murió en 1039, la Franconia se dividió en una constelación de pequeños estados, como las ciudades de Fráncfort, Espira y Worms, los Principados-Obispados de Maguncia, Espira y Worms, así como el Landgraviato de Hesse, entonces parte de Turingia. Junto a estas poderosas entidades, surgieron muchos Estados más pequeños. Mientras que el emperador Federico I Barbarroja otorgó en 1168 el título ducal a los príncipes-obispos de Wurzburgo en la Franconia Oriental, la Franconia renana se dividió y extinguió. Sus territorios se convirtieron en parte de la Circunscripción de Alta Renania en 1500.