Drop shipment

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El drop shipping, dropshipping o drop shipment es un tipo de venta al por menor donde el minorista no guarda los bienes en su inventario, sino que pasa el pedido del cliente (y los detalles de envío) al mayorista, quien entonces despacha las mercancías directamente al cliente. El minorista obtiene su beneficio en la diferencia entre el precio mayorista y el precio minorista.

Algunos minoristas muestran los artículos en las tiendas, de manera que los clientes puedan inspeccionar una unidad similar a la que pueden comprar. Otros minoristas solo proporcionan un catálogo o presencia en Internet.

El drop shipping puede darse cuando un minorista (quien típicamente vende en pequeñas cantidades al público general) recibe un único pedido de muchas unidades de producto. En vez de dirigir la distribución a través de la tienda minorista, el minorista acordará que los bienes sean directamente enviados al comprador.

La industria de venta de libros es un ejemplo. Las tiendas minoristas de libros normalmente venden un único ejemplar de un libro al cliente. Pero una tienda puede recibir un pedido de, por ejemplo, 50 copias de un libro de una compañía que quiere comprar esos libros para sus empleados, clientes o accionistas. El librero acordará que el mayorista (editorial) suministre los libros directamente a la compañía.

El drop shipping es una de las formas más utilizadas por los minoristas en eBay.

Funcionamiento[editar]

Para el drop shipping se recurrirá a empresas especializadas que dispongan de sus propios productos para que las tiendas virtuales ofrezcan a su público. Su misión será comprar los productos, almacenarlos, empaquetarlos y enviarlos bajo el nombre de la tienda virtual, también manejará las devoluciones.

En cuanto a la tienda virtual será propietaria de la base de datos de los clientes y quién le facturará a los mismos. Ésta deberá estar constantemente chequeando la disponibilidad de los productos así como de sus plazos de entrega.[1]

Dentro de esta metodología existen varios sistemas de gestión:

  • Dropshipper puro: el minorista contacta con el mayorista o dropshipper para comercializar sus productos. Generalmente el mayorista le cobrará un pequeña cuota mensual, y le aportara un fichero CSV o XML para que puede integrar su catálogo en su tienda online. Esta sistema generalmente requiere de ciertos conocimientos de informática a la hora de la carga de los ficheros.
  • Centrales de compra dropshipping: trabajan con diferentes proveedores, lo cual aporta mayores posibilidades a los minoristas online, aportándoles un surtido mucho más amplio y profundo. Asimismo las centrales de compra dropshipping suelen prestar servicios de sincronización de productos, precios, promociones, así como otra serie de servicios tecnológicos que facilitan la tarea en el ámbito tecnológico a los minoristas.

El dropshipping es un modelo de venta en auge, debido en gran medida al bajo coste que supone utilizar esta modalidad de venta, ya que no requiere de costes de almacenaje ni aprovisionamiento de la mercancía. Sin embargo este que es su gran handicap, no lo excluye de ciertos inconvenientes que deben tenerse en cuenta, podemos encontrarnos entre otros, los siguientes inconvenientes: [2]

  • Garantía, legalmente en España se debe ofrecer una garantía de dos años, y los responsables son el fabricante o el vendedor. En esta situación, con el modelo de venta de dropshipping es habitual trabajar con proveedores mayoristas extranjeros, que no siempre cumplen con esa garantía de dos años, por lo que el único responsable frente al consumidor sera el vendedor. Esto debe tenerse en cuenta a la hora de vender con esta metodología.
  • Divisa, el mercado de divisas es variable, lo cual puede repercutir tanto negativamente en los margenes de beneficio del producto. El motivo es que el precio al que compras a tu proveedor puede estar pactado en una moneda, y en tu mercado local trabajar con otra. Ante una fluctuación del mercado de divisas se puede encontrar la situación de haber bajado enormemente el margen de beneficio o incluso entrar en perdidas si se descuida la actualización constante de los precios de venta en el mercado local.
  • Atención al cliente, el dropshipping se caracteriza por una venta entre comprador y vendedor, en el que este último no llega a disponer ni siquiera a ver la mercancía, lo que deja al vendedor en una situación delicada cuando se produzcan reclamaciones por parte del comprador. El pleno desconocimiento que tiene el vendedor en lo referente al estado y calidad de la mercancía (enviada por un tercero) puede suponer en ocasiones un verdadero problema al tener que hacer frente a reclamaciones sin disponer de información para poder tratar esas incidencias.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. García del Poyo, Rafael; Gil Rabadán, Juan; Merino, Juan Antonio; y Somalo, Ignacio: El libro del comercio electrónico. Editorial ESIC, segunda edición. ISBN 978-84-7356-799-2.
  2. Asín, J. G. Benito: «Las mentiras del dropshipping», ficha del libro en el sitio web Amazon. B00HYONZ0M.