Dora del Hoyo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dora del Hoyo Alonso

Datos personales
Nacimiento 11 de enero de 1914
Boca de Huérgano, LeónBandera de España
Fallecimiento 10 de enero de 2004
Roma, ItaliaBandera de Italia
[editar datos en Wikidata ]

Dora del Hoyo Alonso nació en Boca de Huérgano el 11 de enero de 1914 y falleció el 10 de enero de 2004 en Roma. Su cuerpo fue enterrado en Santa María de la Paz, iglesia prelaticia del Opus Dei,[1] cerca de los restos de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei. Murió con fama de santidad y son muchas las personas en todo el mundo que acuden a su intercesión en el cielo delante de Dios.

Biografía[editar]

Se encontró con el Opus Dei en 1944, cuando tenía 29 años, en Madrid, al ir a trabajar como empleada de hogar en la Moncloa, primera residencia de estudiantes del Opus Dei.[2] Allí conoció a san Josemaría. Después de comprender lo que significaba la santificación del trabajo descubrió la llamada de Dios al Opus Dei. Fue la primera mujer que pidió la admisión en el Opus Dei a san Josemaría con la decisión de contribuir con su trabajo profesional - la atención doméstica- al ambiente de familia característico de las residencias desde donde el Opus Dei proporciona formación cristiana.[3]

En diciembre de 1946, se trasladó a Roma, respondiendo a la invitación del fundador del Opus Dei. Se encargó, junto a otras mujeres, del servicio doméstico en el primer centro del Opus Dei en la ciudad eterna.

Desde entonces, hasta su muerte, vivió con alegría, abnegación y afán apostólico su trabajo. Colaboró con su ejemplo y su dedicación en la formación de muchas jóvenes de todo el mundo que -como ella- han elegido el trabajo del hogar como profesión y medio de santificación, como lugar de encuentro con Dios y servicio los demás. No hay cosas de poca importancia,[4] le gustaba considerar, todo depende del amor con el que se realiza.

Muchos son los que pueden afirmar la perfección con que realizaba su trabajo, sin hacer acepción de lugares o tareas más o menos importantes desde un punto de vista de prestigio social, cara a Dios por amor a Él y a los demás creando el ambiente de hogar que facilita el crecimiento humano y espiritual. “Dora tuvo una gran importancia para el Opus Dei, por su fidelidad y por su trabajo perfectamente acabado, adornado con su humildad de hacer y desaparecer. Fue discípula de la escuela de la Virgen, según el espíritu de San Josemaría. Por eso ha sido tan eficaz hasta el final de su vida. No quiso ninguna gloria, ninguna consideración y entregó el cien por cien, toda su vida”.[5]

Dora del Hoyo, fue la primera mujer que pidió la admisión al Opus Dei como numeraria auxiliar[4] y correspondió con fidelidad hasta la muerte a la llamada que Dios le hizo.

El 18 de junio de 2012 monseñor Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei inició en Roma el proceso de canonización de Dora del Hoyo. Durante la ceremonia, el Prelado ha declaró: “Estoy cada vez más convencido del papel fundamental que esta mujer ha tenido y tendrá en la vida de la Iglesia y de la sociedad. El Señor llamó a Dora del Hoyo a ocuparse de tareas similares a las desarrolladas por la Virgen María en la casa de Nazaret”. “El ejemplo cristiano de esta mujer –ha continuado–, con su fidelidad a la vida cristiana, contribuirá a mantener vivo el ideal del espíritu de servicio y a difundir en nuestra sociedad la importancia de la familia, auténtica Iglesia doméstica, que ella supo encarnar con su trabajo diario, generoso y alegre”.

Referencias[editar]

  1. [1] Noticia en la web oficial
  2. [2] Ana Sastre, De los Picos de Europa a la Ciudad del Tíber. Apuntes para una reseña biográfica de Dora del Hoyo
  3. Opus Dei, Vida y obra del Fundador Josemaría Escrivá de Balaguer, Peter Berglar, Rialp, Madrid, 1987, p.130
  4. San Josemaría Escrivá, Surco, n. 487
  5. [3]. Mons. Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei.

Enlaces externos[editar]