Domo lunar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Campo de domos de Marius, con más de 300 formaciones.
Mons Rümker, concentración de unos 30 domos.

Un domo lunar es un área elevada de la superficie de la Luna más o menos circular, de perfil cónico, con una inclinación que no suele superar los 5 grados. Suelen tener una extensión por lo general de 8-12 km de diámetro, pero pueden ser de hasta más de 20 km, su elevación suele oscilar entre 100-300 m. En ocasiones pueden tener uno o más cráteres en su cima.

Se cree que el origen de los domos es volcánico, tal vez similares a los volcanes en escudo de la Tierra. Los domos podrían formarse cuando lava que sale por la chimenea es relativamente viscosa y de no muy alta temperatura, esto origina que no se desplace muy lejos del punto de origen y se enfríe rápidamente, formando así un pequeña "colina". Se cree, además, que las erupciones debían tener duraciones relativamente cortas y que debían estar intercaladas con pequeños episodios de erupción de ceniza, para permitir el posterior enfriamiento y apilamiento de capas sucesivas hasta formar el domo. El cráter central que algunos domos presentan en su cima se forma cuando el magma deja de salir y hay un colapso alrededor de la chimenea, como resultado del enfriamiento y la contracción del tapón de lava que queda en la boca del domo.[1] [2]

Los domos pueden dividirse en dos grandes grupos, no sólo atendiendo a su ubicación sino también a su propia naturaleza:

  • Domos de mare, se encuentran en los mares lunares o en el interior de cráteres inundados, que con un número de alrededor de 600 son la inmensa mayoría, siendo los más fáciles de observar. Su coloración es tanto o más oscura que la de los mares. Generalmente se presentan en grupos, que pueden componerse de un par o hasta decenas de domos, pero también hay muchos aislados. Estarían formados principalmentes por basaltos.
  • Domos de tierras altas, se tienen registrados alrededor de 20, situados en las montañas lunares. La dificultad para distinguirlos se debe a que poseen un brillo superficial mayor que los domos de mare, lo que los confunde con las montañas y con la rugosidad del relieve que los rodea. Se cree que estos domos son muy antiguos, anteriores a la formación de gran parte de los mares (3,9 giga años). Su composición química sería distinta a la de los basaltos de mare.[1] [2]

La Unión Astronómica Internacional no tiene asignados nombres específicos a los domos, por lo que suelen recibir el nombre del accidente geográfico más cercano. De los numerosos domos localizados[3] podemos destacar, el campo de domos de Marius, Mons Rümker (aglomeración de domos), Mons Gruithuisen Gamma, los domos de Hortensius y Milichius Pi, Tobias Mayer, Gambart C, Kies Pi, Cauchy Tau y Omega, Beer, Mairan T, Lansberg D, Arago Alfa y Beta.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Geología Lunar». Consultado el 4 de febrero de 2014.
  2. a b Societat Astronòmica de Castelló (enero-marzo 2005). «Fosc nº 39». Consultado el 4 de febrero de 2014.
  3. Marvin W. Huddleston (16 de julio 2001). «Catálogo de domos lunares». Consultado el 5 de febrero de 2014.
  4. Jérome Grenier. «Domos y grietas lunares» (en francés). Consultado el 5 de febrero de 2014.

Enlaces externos[editar]