División Azul

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Division Azul»)
Saltar a: navegación, búsqueda
250.ª División de Voluntarios españoles
250. Einheit spanischer Freiwilliger
Activa 19411943
Fidelidad Bandera de la Alemania nazi Alemania nazi
Rama Balkenkreuz, emblema de la Wehrmacht Wehrmacht
Tipo Infantería
Tamaño División
Comandantes
Comandantes
notables
Agustín Muñoz Grandes
Emilio Esteban-Infantes y Martín
Insignias
Emblema Blue division.svg
Cultura e historia
Mote «División Azul»
Guerras y batallas

Segunda Guerra Mundial

La 250.ª División de Voluntarios españoles (en alemán: 250. Einheit spanischer Freiwilliger), más conocida como la División Azul (Blaue Division), fue una unidad de voluntarios españoles que sirvió a Hitler entre 1941 y 1943 en la Wehrmacht, el ejército alemán de la Segunda Guerra Mundial.

Historia[editar]

Orígenes[editar]

Aunque la dictadura franquista no intervino oficialmente en la Segunda Guerra Mundial, el dictador Francisco Franco envió a voluntarios españoles para que se unieran a la Wehrmacht. De este modo, podía mantener la neutralidad española mientras simultáneamente compensaba a Hitler por su ayuda durante la Guerra Civil Española (véase Legión Cóndor). El ministro español de Asuntos Exteriores de la época, Ramón Serrano Súñer, creó un cuerpo militar, al principio de la Operación Barbarroja, y Franco envió una oferta oficial de ayuda a Berlín. Hitler aprobó el uso de los reclutas españoles el 24 de junio de 1941. El reclutamiento se detuvo cuando se alcanzaron efectivos suficientes para formar una división (unos 18 000 hombres), cuyos elementos serían jefes y oficiales voluntarios provenientes del Ejército español, reclutados en jefaturas provinciales de toda España, estudiantes universitarios pertenecientes al Sindicato Español Universitario (SEU), obreros y voluntarios en general deseosos de luchar contra el comunismo, cuando no de escapar desesperadamente a las míseras condiciones sociales posteriores a la Guerra Civil española. Incluso altos cargos gubernamentales se alistaron como simples soldados.

Hubo quienes se alistaron en la División Azul por no haber podido participar militarmente en la Guerra Civil, como el caso del falangista Dionisio Ridruejo, poeta y contribuyente a la letra del "Cara al Sol", al que convencieron para ser Director General de la Oficina de Propaganda de Franco en lugar de ir al frente como tantos otros falangistas. Y hubo represaliados políticos por el régimen franquista, como el actor Luis Ciges, hijo del gobernador civil de Ávila fusilado en 1936, a quien no permitieron continuar estudiando Bachillerato y que recibió como solución a la situación de marginación social y miseria económica de su familia el alistamiento en la División Azul.

Los oficiales eran militares de carrera de ideas falangistas y veteranos de la Guerra Civil, en tanto que las clases y tropa se integraban por agricultores, obreros y estudiantes de las distintas universidades. El general Agustín Muñoz Grandes fue designado para conducir a los voluntarios durante su primer año. Posteriormente le sustituyó Emilio Esteban Infantes. Los integrantes de la División Azul partieron de España con los uniformes de sus unidades de origen, del Ejército de Tierra o de las milicias de la FET y de las JONS. Al llegar a Alemania y recibir el uniforme de la Wehrmacht, los falangistas se negaron a dejar la camisa azul, que llevaban en sustitución de la reglamentaria, por lo que la división se empezó a conocer como «División Azul». Uno de los personajes más interesantes de la División Azul fue José Miguel Guitarte, Consejero Nacional y Jefe Nacional del SEU en el momento del alistamiento, en julio de 1941. Otros dirigentes del SEU que combatieron junto a Guitarte fueron el Secretario General del SEU, Jesús Gutierrez del Castillo, el Secretario General del Servicio Profesional, José María Moro y Martín-Montalbo y el Secretario General del Servicio Exterior, José Hernández Cuevas. El 13 de julio de 1941 salió de Madrid el primer tren de españoles rumbo a Alemania. Tras cinco semanas de instrucción en el campamento de Grafenwöhr (Baviera) el grupo formado por estos se transformaría en la 250 División de Infantería de la Wehrmacht, integrada inicialmente por tres regimientos de infantería y uno de artillería, con los numerales 262, 263, 269 y 250 respectivamente, más unidades divisionarias de anticarros, exploración, comunicaciones, zapadores y cuartel general.

El 20 de agosto, tras prestar juramento de lealtad a Adolf Hitler (el cual se modificó especialmente para mencionar la lucha contra el comunismo), la División Azul fue enviada al Frente Oriental. Fue transportada en tren a Suwalki, en Polonia, desde donde tuvo que continuar a pie. Después de avanzar hasta Smolensk se desplegó en el Sitio de Leningrado, donde pasó a integrarse en el XXXVIII Cuerpo de Ejército alemán, que formaba parte del XVI Ejército.

Desempeño[editar]

Miembro de la División Azul en el frente ruso en 1942.

El despliegue era el siguiente: el 262.º Regimiento en el subsector de Nóvgorod; el 269.º Regimiento cubría el subsector Norte con retaguardia en Podvereje y el 263º Regimiento en el subsector Centro y en el subsector del Ilmen, los Grupos Anticarro y de Exploración. El Regimiento de Artillería se posicionó al oeste de Nóvgorod, en donde quedó establecido el cuartel general.

Desde su llegada al frente, en octubre de 1941, la División Azul sufrió fuertes pérdidas en el Sitio de Leningrado, debidas tanto al combate como a la acción del frío. A partir de mayo de 1942 empezaron a llegar desde España más efectivos para cubrir las bajas y relevar a los combatientes heridos. Hasta 46 000 voluntarios sirvieron en el Frente Oriental, de los cuales alrededor de unos 24 000 eran reclutas.

Después de la caída del frente en Stalingrado, la situación cambió y más tropas alemanas fueron desplegadas en relevo de las españolas. Esto coincidió con el cambio en el mando de la división, que fue asignado al general Emilio Esteban Infantes. Finalmente, los Aliados comenzaron a ejercer presiones sobre Franco para que ordenase la vuelta de los divisionarios a España. Las negociaciones iniciadas por éste a finales de 1943 concluyeron con una orden de repatriación escalonada el 10 de octubre.

Últimos españoles en las filas alemanas[editar]

Después de la disolución de la División Azul en 1943 algunos soldados españoles rechazaron volver a España (entre 1500 y 3000 hombres). Hubo también combatientes españoles en otras unidades alemanas, principalmente en las Waffen-SS, y otros atravesaron la frontera española furtivamente por Lourdes, al sur de Francia. Las nuevas unidades fueron denominadas colectivamente Legión Azul. Los españoles seguían siendo inicialmente parte de la 121.ª División de Infantería, pero aun así se ordenó la repatriación de esta unidad en marzo de 1944, siendo transportada de nuevo a España el 21 de marzo.

El resto fueron reagrupados en otras unidades alemanas, como la 3.ª División de Montaña y la 357.ª División de Infantería. Otra unidad fue enviada a Letonia. Dos compañías se unificaron con el regimiento de los brandemburgueses y con la 121.ª División alemana en Yugoslavia, que luchaba contra los partisanos de Tito. Unos 50 españoles entraron en los Pirineos para combatir a la resistencia francesa. La 101.ª compañía Spanische Freiwilligen Kompanie der SS 101, de 140 hombres, compuesta por cuatro pelotones de fusileros y un pelotón de oficiales, fue unida a la 28.ª División de Voluntarios Granaderos Valones de la SS, luchando en la región de Pomerania contra el Ejército Rojo.

Más adelante, como parte de la 11.ª División de Granaderos SS Nordland y al mando del SS-Hauptsturmführer Miguel Ezquerra, luchó los últimos días de la guerra en Europa contra tropas soviéticas en la Batalla de Berlín.

Batallas[editar]

Siendo destacada como unidad en el Sitio de Leningrado, sus acciones principales fueron llevadas a cabo en el sector del río Vóljov, donde destaca, por ejemplo, el establecimiento de la cabeza de puente al este del río Vóljov, hasta que el mando alemán ordena la retirada de los españoles a sus posiciones originales; o bien, el cruce del lago Ilmen para acudir a socorrer a un destacamento alemán sitiado en Wswad.[1]

Organización[editar]

Para acomodarse a la organización estándar de la Wehrmacht, los regimientos tuvieron que ser reducidos. Los regimientos tomaron el nombre de los cuatro comandantes de cada regimiento: «Rodrigo», «Pimentel», «Vierna» y «Esparza». Cada regimiento tenía tres batallones, formados por cuatro compañías cada uno, así como un regimiento de artillería dotado de tres baterías de 150 mm y de una batería pesada de refuerzo:[2]

  • 250º Regimiento de Artillería, coronel Badillo Pérez.
  • 262 º Regimiento de Infantería, coronel Pimentel Zayas.
  • 263º Regimiento de Infantería, coronel Vierna Trápaga.
  • 269º Regimiento de Infantería, coronel Martínez Esparza.
  • 250 Batallón de Reserva Móvil «Tía Bernarda», comandante Fernando Osés Armesto.
  • Batallón Antitanque, comandante César Rodríguez Galán.
  • Grupos de exploración, zapadores, transmisiones, sanitarios, transportes, policía militar, veterinario, correos militares y Estado Mayor.

Fuerza aérea[editar]

Los aviadores voluntarios formaron la Escuadrilla Azul, la cual, se adscribió al 27º Grupo de Caza (JG27) de la Luftwaffe, bajo el mando del mariscal Wolfram von Richthofen, que ya había combatido en España mandando a la Legión Cóndor. Sumando los derribados en vuelo y los destruidos en tierra, los pilotos de las escuadrillas de voluntarios españoles destruyeron 170 aviones, a bordo de cazas Bf 109 y Fw 190; la unidad fue acreditada con 156 derribos de aviones soviéticos. Esto les costó 19 muertos y desaparecidos en combate, dos prisioneros y cinco heridos.

Enseña del 2º Batallón del "Regimiento Pimentel" de la División Azul.

Balance de bajas[editar]

Monumento dedicado a los caídos de la División Azul en el Cementerio de la Almudena, en Madrid.

En total, de 45 000 a 47 000 soldados sirvieron en la División Azul en el frente. Tuvo 4954 caídos, 8700 heridos, 2137 quedaron mutilados (más de 16 000 bajas en total). También 372 de sus hombres fueron hechos prisioneros de guerra por el Ejército Rojo.[cita requerida] Sólo unos pocos lograron sobrevivir a los largos años de privaciones y trabajos forzados durante el cautiverio. Mientras que la mayor parte de los soldados alemanes, italianos, rumanos y de otras nacionalidades fueron puestos en libertad tras 5 años en los campos de internamiento, la mayor parte de los prisioneros de guerra españoles de la División Azul hubieron de esperar hasta 12 años. Los 220 hombres que sobrevivieron fueron repatriados de Odesa a España en 1954, llegando al puerto de Barcelona el 2 de abril de ese mismo año en el barco Semíramis, fletado por la Cruz Roja.

Muchos de los caídos en combate se encuentran enterrados en el cementerio de Nóvgorod, en Rusia. Otros siguen enterrados donde cayeron, sobre todo en Krasny Bor, donde murieron al menos 800 de ellos.

Condecoraciones[editar]

Concedidas a los soldados y los oficiales de la División Azul:

Polémicas durante la democracia[editar]

La División Azul fue objeto de reconocimiento durante la dictadura franquista.[cita requerida] Tras la Transición, ya durante el siglo XXI, hubo dos actos institucionales en los que la participación de veteranos de dicha unidad o de asociaciones relacionadas con ella resultaron polémicos. Diversas personalidades y organizaciones los consideraron un homenaje a la División Azul e, indirectamente, al franquismo y al nazismo.[cita requerida]

Desfile de la Fiesta Nacional de 2004[editar]

En 2004, durante la primera legislatura presidida por José Luis Rodríguez Zapatero, el entonces ministro de Defensa José Bono incluyó en el desfile de la Fiesta nacional a un veterano de la División Azul junto a otro de la División Leclerc, justificándolo como un símbolo de la reconciliación entre los españoles que habían combatido en bandos distintos en la Guerra Civil y en la Segunda Guerra Mundial. La decisión fue polémica y recibió críticas de la izquierda y del nacionalismo catalán.[3]

Homenaje a la Guardia Civil de 2013[editar]

En 2013, durante la presidencia de Mariano Rajoy, del Partido Popular, la Guardia Civil organizó una serie de actos de homenaje conmemorando sus 169 años de existencia. Uno de ellos tuvo lugar en la comandancia de San Andrés de la Barca. En el acto se entregaron diplomas a treinta asociaciones civiles y militares vinculadas a dicho cuerpo entre las que se encontraba la Hermandad de Combatientes de la División Azul. La delegada de gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna, entregó el diploma al representante de la Hermandad, que vestía el uniforme falangista. Le correspondió a ella, según la Guardia Civil, de forma «aleatoria». Ante la polémica originada, la Guardia Civil argumentó que las asociaciones escogidas «se fundamentan en un contexto histórico, en absoluto ideológico». La entrega de ese diploma fue criticada por todos los partidos representativos catalanes y por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Mostró su apoyo al acto y a la delegada del Gobierno, el propio Partido Popular.[4] [5] [6] [7]

La noticia fue reflejada por la prensa de distintos países. Así pues, la noticia fue reflejada por prensa uruguaya,[8] rusa,[9] argentina,[10] o francesa.[11] alemana[12] Personalidades como el exjuez Baltasar Garzón o el escritor Jorge Martínez Reverte criticaron también el acto, subrayando la participación de la unidad en la Segunda Guerra Mundial al lado de la Alemania nazi y, por ello, su apoyo al nazismo.[13] [14]

Filmografía[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. 250ª División Española de Voluntarios. Los soldados españoles de Hitler 250º Spanische Freiwilligen Divission — Blaue Division.
  2. Organización de la unidad.
  3. «Críticas a Bono porque un veterano de la División Azul desfilará con uno republicano en la Fiesta Nacional». El Mundo. 8 de octubre de 2004. Consultado el 30 de marzo de 2014. 
  4. El Gobierno se escuda en un desfile de Bono para avalar a De Luna. El Periódico, 17 de mayo de 2013.
  5. «Polémica por la participación de Llanos de Luna en un homenaje a la División Azul». El Mundo. EFE. 16 de mayo de 2013. Consultado el 30 de marzo de 2014. 
  6. Piñol, Àngels; Rebeca Carranco (16 de mayo de 2013). «La delegada del Gobierno en Cataluña entrega un diploma a la División Azul». El País. Consultado el 30 de marzo de 2014. 
  7. Cazorla, Bertran; Ramos, Miquel (23 de mayo de 2013). «"El homenaje a la División Azul fue un acto insultante hacia las víctimas del nazismo"». lamarea.com. http://www.lamarea.com/2013/05/23/juan-antonio-delgado/. 
  8. Homenaje a la División Azul que peleó junto a Hitler causa polémica. Montevideo Portal, 16 de mayo de 2013.
  9. Gran indignación por un homenaje en España a excombatientes del Ejército nazi. RT, 17 de mayo de 2013.
  10. Indignación por homenaje a voluntarios españoles del ejército nazi, Terra.com.ar, 16 de mayo de 2013.
  11. Relents nazis en Europe…, Humanité, 23 de mayo de 2013.
  12. Delegierte ehrt Nazi-Einheit, en Taz.de (17 de mayo de 2013)
  13. «Garzón: “En Argentina hay justicia, aquí homenajes a la División Azul”». El País (18 de mayo de 2013). Consultado el 1 de abril de 2014.
  14. Martínez Reverte, Jorge (16 de mayo de 2013). . Jorge Martínez Reverte. Blog del escritor y periodista. Consultado el 1 de abril de 2014.

Bibliografía relacionada[editar]

  • Caballero Jurado, Carlos. Atlas ilustrado de la División Azul. Editorial Susaeta, Madrid, 2009, ISBN 978-84-677-0202-6.
  • Martínez Canales, Francisco. Leningrado 1941–1944: La División Azul en combate. Editorial Almena, serie Guerreros y Batallas nº 52, Madrid, 2009.
  • Caballero Jurado, Carlos. «Morir en Rusia: La División Azul en la Batalla de Krasny Bor». Cuadernos de la Revista Española de Historia Militar nº 7, 2004.
  • Morales Delgado, Gustavo y Togores Sánchez, Luis Eugenio. La División Azul: las fotografías de una historia. La Esfera de los Libros, Madrid, 2008, ISBN 978-84-9734-776-1.
  • Vadillo, Fernando. División Azul, la gesta militar española del siglo XX. Editorial Este–Oeste, colección Eje, Madrid, 1991.
  • Kleinfeld, Gerald R. y Tambs, Lewis A. La división española de Hitler. Ed. San Martín, Madrid, 1983, ISBN 978-84-7140-218-9.
  • Scurr, J. y Hook, R. La División Azul, voluntarios españoles en Alemania. Ediciones del Prado, colección Tropas de Élite, Madrid, 1994.
  • García, Antonio María. Galubaia Divisia, crónica de la División Azul. Ed. Fondo de Estudios Sociales, Madrid, 2001.
  • González Crespo, Jorge. Regalía del III Reich. Editorial San Martín, Madrid, 1995.
  • Recio, R. y González, A. Das Heer. Uniformes y distintivos. Agualarga Ediciones, Madrid, 1996.
  • Sampedro, C. La División Azul a través de sus uniformes y emblemas. García Hispan Editor, Alicante, 1992.
  • Salvador, Tomás (1970). División 250. Armas Tomar Ediciones, Madrid, 2006, ISBN 978-84-934238-6-5.
  • Poquet Guardiola, J. 4045 días cautivo en Rusia — memorias de J. Poquet Guardiola. Edita la Hermandad Provincial de Combatientes de la División Azul de Valencia, Valencia, 1987.
  • Sánchez Diana, J. M.ª (1989). Cabeza de puente — diario de un soldado de Hitler. García Hispan Editor, Alicante, 1993, ISBN 978-84-87690-32-7.
  • Negreira Parets, Juan José. Voluntarios baleares en la División Azul y Legión Azul (1941–1944). Ediciones Miramar, Palma de Mallorca, 1991, ISBN 978-84-87818-03-5.
  • Varios autores. Españoles en la Segunda Guerra Mundial: el frente del Este. Ediciones Vandalia, Madrid, 1999, ISBN 978-84-930581-0-4.
  • «Españoles en Rusia (1941–1945)». Extra Defensa nº 53, Madrid, mayo de 1999.
  • De la Vega Viguera, Enrique. Rusia no es culpable. Historia de la División Azul. Ed. Barbarroja, Madrid, 1999.
  • Ibáñez Cagna, César. Banderas españolas contra el comunismo. Las enseñas de los voluntarios en el Frente del Este (1941–1944). Fundación Don Rodrigo, Madrid, 2000, ISBN 978-84-930130-4-2.
  • Farré Palaus, Ramón. Impresiones: centinela junto al Ilmen. García Hispán Editor, Alicante, 1991.
  • Castelo Villaoz, Pablo. Aguas frías del Wolchow. García Hispán Editor, Villena (Alicante), 1984.
  • Miralles Güill, Joaquín. Tres días de guerra y otros relatos de la División Azul. García Hispán Editor, Ibi (Alicante), 1981.
  • Pardo Martínez, Serafín. Un año en la División Azul. AF Editores, Valladolid, 2005, ISBN 978-84-96016-46-0.
  • Saint-Loup. La División Azul: cruzada española de Leningrado al Gulag. Ed. Nueva República, Molins de Rei (Barcelona), 2005, ISBN 978-84-934376-1-9.
  • Moreno Juliá, Xavier. La División Azul — sangre española en Rusia. Ed. Crítica, Barcelona, 2005, ISBN 978-84-8432-574-1.
  • Luca de Tena, Torcuato. Embajador en el infierno. Memorias del capitán Palacios (once años de cautiverio en Rusia). Ed. Homo Legens, Madrid, 2006, ISBN 978-84-934595-7-4.
  • Carrera Buil, Fernando J. y Ferrer-Dalmau Nieto, Augusto. Batallón Román. Fundación División Azul, Madrid, 2003, ISBN 978-84-607-7176-0.
  • Blanco Rodríguez, Juan Eugenio. Rusia no es cuestión de un día.... Publicaciones Españolas, Madrid, 1954, Open Library OL6233952M, LC Control Number 57036175, OCLC/WorldCat 8942146.

Enlaces externos[editar]