División de Actividades Especiales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
CIA.svg

La División de Actividades Especiales (del inglés; Special Activities Division (SAD), es una división que forma parte del Servicio Nacional Clandestino (NCS) dentro de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), responsable de llevar a cabo operaciones encubiertas conocidas como "actividades especiales".[1] Estas incluyen acciones políticas encubiertas y operaciones paramilitares especiales. Dentro del seno del SAD hay dos grupos operativos por separado, uno para las operaciones paramilitares y otro para las acciones políticas. El Grupo de Acción Política del SAD es responsable de las actividades encubiertas en el marco de la influencia política y de la guerra psicológica y económica. Con el rápido desarrollo tecnológíco se ha incluido la guerra cibernética. Una gran operación encubierta hace uso, por lo general, de todas o la mayoría de estas técnicas, así como de las operaciones paramilitares. La división está supervisada por el Secretario de Estado de Estados Unidos.

El Grupo de Actividades Especiales (SOG) es el departamento interno del SAD encargado de la recolección de información de inteligencia militar en regiones y países hostiles y en todas las peligrosas operaciones militares o de inteligencia con las cuales el Gobierno de los Estados Unidos no quiere ser vinculado. Los miembros de la unidad llamados Oficiales de Operaciones Paramilitares (POO) y Oficiales de Formación Especializada (SSO) generalmente no llevan objetos o vestimentas (por ej. uniformes militares), que los asocie con el gobierno de los Estados Unidos. Si los operativos son descubiertos durante una misión, el Gobierno de los Estados Unidos puede negar todo conocimiento.

El SOG es considerado como el grupo más secreto de los Estados Unidos. Selecciona a sus operativos entre el personal de la Fuerza Delta, DEVGRU, el 24° Escuadrón de Tácticas Especiales y de otras unidades de operaciones especiales de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

Los miembros de POO/SOP han sido galardonados por sus intervenciones en conflictos bélicos o en incidentes con la mayoría de las dos medallas más valoradas que otorga la CIA, la Distinguida Cruz de Inteligencia y la Estrella de Inteligencia. Estas condecoraciones representan el más alto honor al valor y al cumplimiento del deber otorgados por la agencia. Los nombres de los operadores de la SAD ocupan la mayor parte del muro conmemorativo en la sede de la CIA en el que figuran los nombres de los agentes fallecidos en servicio durante una operación encubierta u otra misión de alto riesgo.

Introducción[editar]

La División de Actividades Especiales ofrece sus servicios al Presidente de los Estados Unidos como una opción cuando las aparentes acciones militares y diplomáticas no son viables o factibles políticamente. La División puede estar directamente encomendada por el Presidente de los EE.UU o el Consejo de Seguridad Nacional bajo la dirección del presidente. Esta es diferente a cualquier otra fuerza de misiones especiales de EE.UU. No obstante, la División tiene muchos menos miembros que la mayor parte de las otras unidades de misiones especiales, como el 1.º Destacamento-Delta Operacional de Fuerzas Especiales (Delta Force) o el Grupo de Desarrollo de Guerra Naval Especial de los Estados Unidos (DEVGRU). Como el brazo de acción del Servicio Nacional Clandestino, la División lleva a cabo misiones de acción directa tales como las incursiones, emboscadas, sabotajes, asesinatos selectivos y la guerra no convencional (por ejemplo; el entrenamiento y la formación de unidades militares y de guerrilla de otros países en combate). La División también lleva a cabo el reconocimiento especial, que puede estar enfocado directamente a lo militar o en inteligencia, pero se lleva a cabo por Oficiales de Operaciones Paramilitares en zonas de alto riesgo y en entornos restrictivos. Los Oficiales de Operaciones Paramilitares son en su totalidad oficiales entrenados y como tales dirigen operaciones clandestinas de inteligencia humana (HUMIT) por todo el mundo. Los Oficiales de la División de Actividades Especiales son seleccionados exclusivamente de las mejores unidades de élite militar de Estados Unidos.

El Grupo de Acción Política dentro de la División de Actividades Especiales lleva a cabo impugnables operaciones psicológicas, también conocidas como propaganda negra, así como la "Prevalencia Encubierta" para lograr un cambio político como parte importante en la política exterior de cualquier administracción. La intervención encubierta en una elección extranjera es la forma más importante proveniente de la acción política. Esto podría incluir el apoyo financiero a favor de los candidatos, medios de orientación, apoyo técnico para las relaciones públicas, sacar el voto o esfuerzos en la organización política, conocimientos especializados legales, campañas de publicidad y otros medios de acción directa. Las decisiones políticas pueden verse influenciadas por valores activos, tales como la sublevación de los funcionarios del país, para tomar decisiones en su carácter oficial que se encuentran entre la promoción en la política de objetivos de Estados Unidos. Además, los mecanismos para la formación y el desarrollo de las opiniones implica el uso encubierto de propaganda.

La propaganda incluye folletos, periódicos, revistas, libros, radio y televisión, todos los cuales están orientados a transmitir el mensaje apropiado de EE.UU a la región. Ellos pueden emplear a oficiales para trabajar como periodistas, recluir a agentes con influencia, operar las plataformas de los medios de comunicación, plantar ciertas historias o información en lugares donde se espera que saldrán a la luz pública o tratar de negar y/o desacreditar la información que es de conocimiento público. En todos los esfuerzos de la propaganda, las operaciones "negras" denotan aquellas en las que el público se mantiene desconocedor de la propia fuente; los esfuerzos "blancos" son aquellos en los que el autor se reconoce a sí mismo abiertamente; y las operaciones "grises" son aquellas en las que la fuente está en parte pero no integramente reconocida.

Algunos ejemplos de programas de acción política fueron la prevención del Partido Comunista Italiano (PCI) de ganar las elecciones entre 1948 y finales de 1960, derrocando a los gobiernos de Irán en 1953 (el golpe de Estado iraní de 1953), el Golpe de Estado de 1954 en Guatemala, al de Indonesia en 1957, así como la provisíon de fondos y apoyo al sindicato de la federación Soliaridad tras la imposición de la Ley Marcial en Polonia después de 1981.

La existencia de la División de Actividades Especiales se dislumbró mejor como resultado de la Guerra contra el terrorismo. A principios del otoño de 2001, los equipos paramiliatares de la División llegaron a Afganistán para cazar a los líderes de Al Qaeda, facilitando la entrada a las Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos y liderar la Alianza del Norte para la salvación de Afganistán contra el régimen talibán. Las unidades de la División de Actividades Especiales también derrotaron a Ansar al Islam en el Kurdistán Iraquí antes de la invasión de Irak en 2003 y entrenaron, equiparon, organizaron y dirigieron las fuerzas peshmerga kurdas para derrotar al ejército iraquí en el norte de irak. A pesar de ser la unidad más secreta de Operaciones Especiales de EE.UU, numeroros libros han sido publicados sobre las hazañas de los Oficiales Paramilitares de la CIA, incluyendo Conboy & Morrison (1999) "Feet to the Fire: CIA Covert Operations in Indonesia", 1957–1958 de Kenneth J. Conboy, James Morrison y Warner (1996) "Shooting at the Moon: The Story of America's Clandestine War in Laos. La mayoría de los expertos consideran a la División de Actividades Especiales la fuerza de operaciones especiales inaugural para la guerra no convencional, ya que la guerra consiste de cualquier creación o combatiendo contra una insurgencia en un país extranjero.

En el libro de 2003, "Special OPS: America's elite forces in 21st century combat", el autor afirma:

"Sumamente confidencial, la División de Actividades Especiales se considera como la unidad de operaciones especiales preeminente en el mundo. Los miembros son la élite de la élite; "El mejor periodo". Esto se debe a las fuentes de las que la organización recluta a sus miembros: Unidades de Misiones Especiales, tales como la Fuerza Delta y el Grupo de Desarrollo de Guerra Naval Especial de los Estados Unidos..."

Sigue habiendo un conflicto entre el Servicio Nacional Clandestino y las partes más clandestinas del Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos tales como el Comando Conjunto de Operaciones Especiales. Esto está por lo general limitado a los jefes políticos y civiles de las respectivas agencias y departamentos. La combinación de la unidades de la División de Actividades Especiales y el Mando de Operaciones Especiales de EE.UU ha dado lugar a algunos de los éxitos más notables de las guerras en Iraq y Afganistán, incluyendo la búsqueda y asesinato de Osama Bin Laden. La División de Actividades Especiales tiene varias misiones, una de ellas es el entrenamiento, reclutamiento y liderazgo de las fuerzas indígenas en operaciones de combate. La División y sus sucesores han sido requeridos cuando se ha considerado conveniente disponer de la negación plausible para el apoyo de EE.UU (esto se llama operación encubierta o "acción encubierta"). A diferencia de otras unidades de operaciones especiales, los operativos de la División combinan misiones especiales y capacidades de inteligencia clandestinas en un solo individuo. Estas personas pueden operar en cualquier ambiente (por tierra, mar o aire) con escasos o ningún apoyo.

Acción encubierta[editar]

Bajo la Ley de Estados Unidos, la CIA está autorizada a la recolección de inteligencia, realizar la contrainteligencia y llevar a cabo acciones encubiertas por el Acta de Seguridad Nacional de 1947. El presidente Ronald Reagan emitió la Orden Ejecutiva 12333 titulada "Actividades de Inteligencia de los Estados Unidos" en 1984. Esta orden define la acción encubierta como "actividades especiales", tanto político como militar, de tal manera que el gobierno de Estados Unidos podría negarlo, otorgando tales operaciones a la CIA. La CIA también estuvo designada como única autoridad bajo la Ley de Autorización de Inteligencia en 1991 y se reflejó en el Título 50 de la Sección 413 del Código de los Estados Unidos. La CIA debe tener un "Encuentro Presidencial" emitido por el Presidente de los Estados Unidos para llevar a cabo estas actividades en virtud de la enmienda de Hughes-Ryan a la Ley de Autorización de Inteligencia de 1991. Estos resultados se siguen de cerca por el comité de supervisión, tanto por el Senado de los Estados Unidos, llamado Comité Selecto del Senado sonbre Inteligencia (SSCI) y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, llamada Casa del Comité Selecto Permanente sobre Inteligencia (HPSCI).

Todo presidente de Estados Unidos, desde George Washington, ha utilizado las acciones encubiertas como parte de su amplia política en el extranjero, ya sea republicano o demócrata, liberal o conservador. La mayoría de estas operaciones de acción encubierta tuvieron éxito. La mayor parte de la operaciones que no tuvieron éxito fueron dirigidas por el Presidente sobre las objeciones de la CIA. Algunos de los más controvertidos programas de "acción encubierta", como el caso Irán-Contra, no fueron principalmente trabajo de la CIA. Los programas de acción encubierta son también mucho menos costosas que las ostensibles acciones militares y políticas. El Pentágono ordenó un estudio para determinar si la CIA o el Departamento de Defensa (DoD) debían llevar a cabo operaciones paramilitares de acción encubierta. Su estudió determinó que la CIA debería mantener esta capacidad y ser la "agencia exclusiva del gobierno encargada de realizar acciones encubiertas". El Departamento de Defensa concluyó que, incluso bajo la ley de EE.UU, no tiene autoridad legal para llevar a cabo acciones encubiertas, ni la coordinación operacional para realizar este tipo de misiones.

Selección y entrenamiento[editar]

La División de Actividades Especiales tiene varios centenares de oficiales, la mayor parte de ellos antiguos miembros de las fuerzas de operaciones especiales y una gran mayoría pertenecientes al Comando Conjunto de Operaciones Especiales. La CIA también recluta a individuos dentro de la agencia. La posición formal de la CIA para estos individuos es la de "Oficiales de Operaciones Paramilitares". Estos oficiales están completamente entrenados como operativos de inteligencia clandestinos, también son conocidos como "Oficiales de caso". Los principales puntos fuertes de los Oficiales Paramilitares de la División de Actividades Especiales son la agilidad, la adaptabilidad y la negación. Muchos de ellos operan en base a grupos pequeños, normalmente con seis operadores, todos ellos con un amplio conocimiento especializado en operaciones militares que no existen en ninguna otra unidad. Como tal los oficiales de inteligencia están enteramente entrenados y preparados psicológicamente, así como poseer técnicas y habilidades clandestinas para reunir información HUMINT, y lo más importante, el de recluir activos entre las tropas indígenas que recibirían posteriormente su formación. Estos agentes suelen operar en lugares remotos bajo las líneas enemigas para llevar a cabo acciones directas (incluyendo incursiones y sabotajes), conducta de espionaje por parte de activos de HUMINT, contra-inteligencia, guerra convencional o guerrila y misiones de rescate con rehenes.

Hay cuatro elementos principales dentro del Grupo de Operaciones Especiales: el Brazo Aéreo, el Brazo Marítimo, el Brazo de Tierra y el Brazo de Programas Especiales. El Brazo de Programas Especiales se encarga del desarrollo, experimentación y la contratatación encubierta del nuevo personal, vehículos blindados, el mantenimiento del arsenal, así como de los artefactos explosivos y el armamento utilizado por el Grupo de Operaciones Especiales, casi todos los cuales deben ser obtenidos de fuentes clandestinas en el extranjero, a fin de proporcionar a los operativos del Grupo de Operaciones Especiales y sus aprendices extranjeros con la negación plausible de acuerdo con las directivas del Congreso de los Estados Unidos.

La División de Actividades Especiales posee un amplio y combinado espectro arsenal de armas militares. Los Oficiales de Operaciones Paramilitares son el núcleo de cada brazo y de manera rutinaria se desplazan entre las unidades para adquirir experiencia en todos los aspectos del Grupo de Operaciones Especiales. Como tal, los Oficiales de Operaciones Paramilitares están entrenados para poder operar en todas estas áreas y entornos. Debido a que estos Oficiales han sido contratados desde las mejores y altamente entrenadas unidades de élite en Estados Unidos, para después recibir una formación adicional extensa y variada para convertirse en Oficiales de Inteligencia Clandestinos y Operativos del Grupo de Operaciones Especiales en todos estos ambientes, muchos expertos en seguridad de Estados Unidos la evalúan como la mejor élite de unidad de misiones especiales en los Estados Unidos.

Para la División de Actividades Especiales, al igual que en la CIA, se requieren diplomaturas avanzadas, como maestrías y licenciaturas en Derecho. Muchos candidatos vienen de escuelas notables, como muchas universidades de élite, pero la mayoría de los candidatos a día de hoy provienen de la clase media. Los Oficiales de la División de Actividades Especiales son formados en Camp Peary (Virginia) (también conocida como "La Granja") y en centros de formación privados en todo los Estados Unidos. También capacitan a su personal en un lugar llamado "The Point" (Harvey Point), una instalación ubicada a las afueras de Hertford (Carolina del Norte). Aparte de los 12 meses de entrenamiento en el Programa de Entrenamiento del Servicio Clandestino (CST) para ser un oficial de inteligencia, los Oficiales de Operaciones Paramilitares se les entrena bajo un alto nivel de capacidad y suficiencia en el uso y empleo táctico de una amplia gama de armamento moderno, artefactos explosivos, armas de fuego (extranjeras y nacionales), combate cuerpo a cuerpo, conducción táctica de emergencia, artefactos explosivos improvisados, guerra cibernética, canales encubiertos, paracaidismo, HALO/HAHO, buceo, dominar idiomas extranjeros, Puenteado de vehículos, Supervivencia, Evasión, Resistencia y Escape (SERE), Técnicas de supervivencia, comunicaciones tácticas y seguimiento, etc.

Referencias[editar]

  1. "División de Actividades Especiales" El Nacional Consultado el 19 de marzo de 2011

Bibliografía[editar]