Distrito de Independencia (Pisco)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Distrito de Independencia
Distrito del Perú
Pisco, Ica

Escudo de Distrito de Independencia
Escudo

200px
Coordenadas: 13°41′38″S 76°01′26″O / -13.6938769, -76.0239074Coordenadas: 13°41′38″S 76°01′26″O / -13.6938769, -76.0239074
Capital Independencia
Entidad Distrito
 • País Bandera del Perú Perú
 • Departamento Ica Ica
 • Provincia Ica Pisco
Alcalde Gelder Ayauja
(2011-2014)
Eventos históricos  
 • Fundación Creación
Ley 9637 del 29 de octubre de 1942
Superficie  
 • Total 272,34 km²
Altitud  
 • Media 211 msnm
Población (INEI 2012)  
 • Total 16 727 hab.
 • Densidad 61,42 hab/km²
Huso horario UTC-5
[editar datos en Wikidata ]
Provincia de Pisco (Ica)

El Distrito de Independencia es uno de los ocho distritos de la Provincia de Pisco, ubicada en el Departamento de Ica, bajo la administración del Gobierno regional de Ica, en el surcentro del Perú.

Es uno de los 8 distritos de la provincia de Pisco, ubicada en el departamento de Ica, perteneciente a la región Ica, Perú. el pueblo de independencia (capital del distrito), está ubicado en las siguientes coordenadas geográficas:

latitud sur: 13°41'21"

latitud oeste: 76°01'33"

El distrito de independencia se encuentra ubicado a 211 metros sobre el nivel del mar.

Extensión[editar]

tiene una superficie territorial de 272.34 km2; perteneciente a la región costa y tiene los siguientes limites:

por el norte: con el distrito de el carmen, de la provincia de chincha.

por el oeste: con el distrito de san clemente.

por el sur: con el distrito de humay.

por el este: con el distrito de humay.

Historia[editar]

Fue creado mediante Ley 9637 del 29 de octubre de 1942, en el gobierno del Presidente Manuel Prado Ugarteche. SE PRESENTA EL EXPEDIENTE PARA LA CREACIÓN DEL DISTRITO

Las características urbanas que venía tomando el "caserío de Independencia", el aumento de la población, su estratégica ubicación, exigía que tuviera administración propia. Aunque era considerada un "caserío de Humay", no recibía la ayuda, ni de ese distrito, ni el de Pisco; por lo cual, el Ingeniero Federico Uranga, en su calidad de "Diputado Nacional por Pisco", quien había sido testigo de Iso esfuerzos y penurias de los fundadores de "Independencia", presenta el Proyecto de Ley W 38, por Mesa de Partes de la Cámara de Diputados, el27 de Enero de 1941; cuyo texto, fue el siguiente: EL DIPUTADO QUE SUSCRIBE:

CONSIDERANDO: Que el pueblo de Independencia ubicado en la provincia de Pisco, a 30 kilómetros más o menos de esta población, con motivo de la Irrigación de Montalván ha aumentado notablemente su población y adquirido considerable progreso y desarrollo urbano; Que su situación geográfica es excelente dentro de la referida provincia por encontrarse situado en las inmediaciones de la carretera Pisco-Castrovirreyna entre los pueblos de Pisco y Humay, siendo el paso obligado de todo el movimiento comercial y agrícola de esta circunscripción territorial; Que el hecho de estar separado de la capital de la provincia y distrito a que pertenece por apreciable distancia le ocasiona muchas dificultades para poder resolver en forma inmediata sus numerosos problemas de orden político, judicial y administrativo; Que encontrándose también situado el pueblo de Independencia en las inmediaciones de las Pampas de Manrique y Cabeza de Toro, cuya irrigación es ya casi una realidad, es un motivo más para poder afirmar que dicho pueblo está llamado a tener un gran porvenir; Que es conveniente dar autonomía política y administrativa a los pueblos de la República para que puedan desarrollarse y acrecentar sus riquezas y velar por sus intereses y necesidades con toda eficiencia; y Que el pueblo de INDEPENDENCIA cuya elevación en su categoría es anhelo general de sus habitantes reúne para ello todos los requisitos de población y extensión exigidos por las leyes; Proponen a la consideración de la Cámara el siguiente proyecto de Ley:

EL CONGRESO etc. Hadado la Ley siguiente: ARTICULO 10 .- Creáse en la Provincia de Pisco del departamento de Ica, el distrito de INDEPENDENCIA, cuya capital será el pueblo del mismo nombre; ARTICULO 2 .- El Distrito de Independencia estará formado por los pueblos, caseríos, haciendas y parcialidades que se encuentran ubicados dentro de los límites que se señalan en el artículo siguiente; ARTICULO 30 .- Los límites del distrito que se crea por la presente Ley, serán los siguientes: Por el NORTE, la cadena de cerros que forma el contrafuerte derecho del valle de Pisco y que limitan las Pampas de Manrique y Cabeza de Toro; por el SUR el río Pisco; por el ESTE, una línea trazada a la altura de la Hacienda "San Ignacio" y que una el río Pisco con la cadena de cerros del contrafuerte derecho del valle de Pisco; y por el OESTE, una línea trazada a la altura de la hacienda “San Jacinto” y que unan al rio pisco con la cadena de cerros del mismo contrafuerte derecho del valle de Pisco.

Lima 27 de Enero de 1941

Se forma el caserío de Independencia[editar]

Los pioneros de la Irrigación Montalván, para efectos de trabajar las tierras ganadas, y con la finalidad de consolidar la posesión, comienzan a construir sus precarias viviendas, la mayoría de carrizos, "enlucidas" con barro: Comienza una casíta por aquí, otra por allá; ... van cuatro ... , seis ... diez casitas; en cada una de ellas, se ilumina con la luz de los improvisados candiles y de la esperanza de la casita propia. Se va formando entonces, el caserío, cuyas "casitas" (de caña carrizo) se estaban haciendo paralelas a la acequia, con la finalidad de poder tomar el agua. La primera "casa" es de don Fortunato Montalván; la segunda es de don Alejandro Muñante; más allá, comienza a construir don Maximiliano Muñóz Llanos.

(El caso de don Maximiliano Muñóz Llanos, es significativo, pues, él se dirigía a Nazca a comprar terreno donde instalarse con su familia; pero a la altura del "Control de Huamaní" se encuentra con don Isaac Montalván, quien iba montado en su burro, a eso de las 5:00 a.m., yal darse la conversación, le manifiesta que se dirigía a Nazca, pues estaba buscando tierras; a lo cual, don Isaac, lo invita a la nueva irrigación, bajo la excusa de tomarse unos "piscos", y al ver la pampa, don Maximiliano se queda definitivamente en esta zona; por lo cual, se convierte en el "primer comprador'].

En la parte posterior del lote de don Fortunato Montalván, construye don Angelino Luna; hay niños, por lo cual, se instala la "escuelita" a cargo de una profesora.

La diversión de los niños de la época, es darse un baño en "El Pozón"; pero era un poco incómodo, pues dicho lugar estaba lleno de camarones, por lo cual, se entretenían cazándolos; el amigo Desiderio Ferreyra, que era conocido como "Come Gato", mientras que otros le decían "Chile", trae e instala un "Madero" (una Cruz) en el cual vuelcan su fervor religioso, convirtiéndose en una tradición.

Don Juan Campos, instala el primer "cine" del caserío. La población aumenta; y como el caserío se había ínstalado en la parte Norte de la "carretera" a la sierra, el primer "restaurante': es puesto por el señor Hipólito Ruíz. La primera "botica" es instalada por don Baltasar Medrano (por lo cual le llamaban "el boticario"), pero luego se pasaría a "Manrique".

(Los "fundadores" de Independencia, con el tiempo, prácticamente irían donando sus terrenos. Por ejemplo, don Isaac Montalván, cedió el lote para la construcción de la Capilla de Independencia, así como de la escuela; Juan Echevarría, cada vez que era nombrado "padrino" regalaba parte de sus tierras a los "ahijados"; el señor Félix Hemández facilita su terreno para la

instalación del Puesto de la Guardia Civil, siendo el Primer "Comandante"de Independencia, don Carlos Cabrera. Toda esa "Iotización" fue la base para la consolidación del pueblo de Independencia). (Los Muñante, que habían llegado de lea a Casaconcha, también se instalan en el caserío, y fueron los primeros que cultivan uva, obteniendo terreno, debido a la división y partición con Isaac Montalván; en la parte Norte del caserío, y después se hace la subpartición entre los hermanos Fortunato, Teodocio y Eusebio Muñante). Don Enrique Grigoletto hace la primera "huerta", y después pasaría a ser el "cine" , en donde se proyectaban las películas "mudas", a lo cual acudían los morenos de la hacienda "Manrique", los mismos que "se agachaban para que no les cayesen los balazos de la película" (recuerdan los antiguos habitantes). De esa forma, crece el caserío de Independencia, (a lo largo de una sola calle, llena de huarangos), por lo cual, el Diputado Federico Uranga, presenta el Proyecto de Ley, que al final, crea el Distrito de Independencia, y constituyéndose el antigo caserío, en el pueblo capital. (se nombraría a don Alejandro Morales, como el Primer Gobemador).

Ley de Creación del Distrito• LEY Nº 9637[editar]

El Presidente de la República.- Por cuanto: El Congreso de la República Peruana, ha dado la Ley siguiente: Artículo 10 : Créase el Distrito de Independencia en la Provincia de Pisco, del Departamento de lca. Artículo 20 : El nuevo distrito estará formado por los pueblos, caseríos, haciendas y parcialidades que se encuentran dentro de los límites siguientes: Por el Norte, la cadena de cerros que forma el contrafuerte derecho del valle de Pisco y que limitan las Pampas de Manrique y Cabeza de Toro; por el Sur, el río Pisco; porel Este, una línea trazada a la altura de la hacienda "San Ignacio" y que una el río Pisco con la cadena de cerros del contrafuerte derecho del valle de Pisco; y por el Oeste, una línea trazada a la altura de la hacienda "San Ignacio" y que una el río Pisco con la cadena de cerros del mismo contrafuerte derecho del valle de Pisco. Comuníquese al Poder Ejecutivo, para su promulgación. Dada en la Sala de Sesiones del Congreso, en Lima, a los veintiocho días del mes de Octubre de mil novecientos cuarenta y dos. I.A. Brandariz, Presidente del Senado. Gerardo Balbuena, Diputado Presidente. C.A. Barreda, Senador Secretario. Manuel!. Cevallos Gálvez, Diputado Secretario.

Al Señor Presidente Constitucional de la República. Por tanto; mando se publique y cumpla.

Dado en la casa de Gobierno, en Lima, a los veintinueve días del mes de Octubre de novecientos cuarenta y dos.

Agradecimiento de los vecinos del sector[editar]

Ante la dación de la Ley que crea el Distrito de Independencia, los vecinos de esta nueva circunscripción, hacen llegar su agradecimiento al Ing. Federico Uranga, a través del siguiente telegrama: Pisco, Noviembre de 1942. Diputado Uranga Lima. Suscrito Teniente Gobernador, vecinos notables Independencia, en nuestro nombre y en el de los pobladores, enviámosle cordial sincero testimonio agradecimiento por creación nuevo distrito a cuya labor parlamentaria débese; esperando honramos con su presencia día instalación. Atentamente. Alejandro Morales (Teniente Gobernador); Alejandro Muñante (agricultor); Isaac Montalván; Manuel Pardo; Próspero Chávez; Guillermo Montalván; Tomás Cuba; Juan Echevarría; Hipólito Ruíz; Alejandro Meza; Enrique Zúñiga; Carlos Mau; Teodomiro Muñante;


El nombre de Independencia[editar]

Por los años de 1920, se habían instalado unas cuantas "casitas" de carrizo, en las cercanías de la hacienda Manrique; pertenecientes a algunos trabajadores de campo, que laboraban en forma temporal en dicha hacienda.

Con el inicio de los trabajos, para la construcción de la acequia de la llamada después Irrigación Montalván, los "socios" de esa empresa, instalan sus casitas, también de quincha y barro, en esa "pampita", viviendas precarias ubicadas en la pampa del lado Este de Manrique. Serían, diez "casitas", ubicadas en la parte norte de la trocha (o carretera) que conducía a la sierra; "casitas' diseminadas que habían sido construidas paralelas a la acequia.

Son las viviendas de los pioneros de la agricultura expansiva del lugar, que apuestan por ganar nuevas áreas para trabajarlas. Saneada la irrigación con el reconocimiento de parte del Estado de la irrigación, los "socios" se instalan definitivamente, formando el "caserío", ocupando extensas áreas cada uno de los "socios".

Se hacía necesario, que tuviera un nombre, y por lo tanto, se reunieron, los "socios" para definir el nombre; por lo cual, se dieron, no sólo una, sino varias reuniones. y aquí viene la duda sobre el origen del nombre de "Independencia". Según algunos, en una de las reuniones, se proponía poner el nombre de "Caserío Montalván", a similitud de "Manrique" (pues los dos, son apellidos); otros, dijeron, que sea "caserío Muñante", y al final, por consenso, se acordó poner un nombre "independiente" de los apellidos de los socios fundadores, es decir, sin parcializarse con algunos de los "bandos"; por lo cual, al final quedó como "Caserío Independencia". O t r o s manifiestan, que el origen del nombre, es Por el agua. Por aquellos años, el agua, era para los del "valle abajo", pus la acequia de por entonces, llevaba agua, para "los de abajo", y se necesitaba ese líquido, para las personas independientes de la hacienda Manrique y del "valle abajo"; y al hacerse la irrigación, el agua era para los "independientes" de esa toma, es decir, ya no pertenecía a nadie, venía de todo sitio, pues los hacendados no dejaban que el agua llegue para ese sitio; por lo cual, en muchas oportunidades, don Isaac Montalván, tenía que ir en caballo, con pistola a la cintura, para cuidar el agua llegase al nuevo caserío pues las nuevas familias, dependían del "agua dominical". Como al final, tuvieron el agua "independiente" de esa antigua acequia, se inclinaron por denominar, como caserío "Independencia". Otros sostienen que en una de las reuniones que sostuvieron los pioneros de la Irrigación Montalván, con el Ingeniero Uranga este último le sugirió por que no le ponían “Independencia” en honor a los momentos gloriosos que paso Perú para librarse del yugo Español, Estaban aun frescos los festejos por el centenario de la proclamación de la Independencia del Perú (llevados en 1921 ) y la idea de Isaac Montalván para realizar la irrigación nació en 1923, la propuesta había sido aceptada por los socios y designan el nombre del caserío llamado Independencia .

Al ocupar cargo diputado por Pisco el ingeniero Federico Uranga presenta el proyecto ley 1941 con la finalidad de que se cree el Distrito con el nombre de Independencia. Por estos años en Pisco circulaba el diario Independencia con la dirección de Sr. Pérez Figuerola y Pacussich.

Según Julio Gamonal Quispe que llegó cuando tenía diez años al Distrito de Independencia se le había puesto este nombre porque los habitantes del caserío de Independencia quería independizarse del caserío de la hacienda Manrique.

Federico Uranga[editar]

Don Federico Uranga era un entusiasta natural, fue un hombre digno de ser admirado no solo por su relevante capacidad solidaria, sino – sobre todo—por su inconmensurable afán de servir a su pueblo. Su labor, su obra tenían esa finalidad. Ni el anuncio de la muerte, ni su irrenunciable vejez habían suprimido la fuerza interior que lo impulsaba intensamente para lograr sus objetivos.

Nació un 5 de agosto de 1901 en el fundo Capa Azul en la tierra que tanto quería Pisco. Uno de los peruanos que vivió con intensidad el siglo XX, desempeñando un rol protagónico en la escena política y social en nuestro pueblo. El ‘’Patriarca de las Irrigaciones’’ como así se le conocía por su valioso aporte en las obras hidráulicas de envergadura que gestiono y que estuvo hasta el último día de su existencia preocupado por la situación del valle de Pisco y sobre todo por la escasez del recurso hídrico de aquella época, estuvo ligado a las represas ubicadas en las zonas altoandinas, entre ellas: ‘Pacococha’, ‘San Francisco’, ‘Pultoc’, ‘Accnococha’ y ‘Pocchalla’ lagunas que abastecían las sedientas tierras de nuestro valle. Don Federico Uranga o simplemente Don Fico, como solían llamarlo – para algunos, desconocido en esta faceta del periodismo – fue un agudo periodista, conversador obstinado; se le ha visto saborear y beber con largueza ese vino áspero de las viñas de Ica. Los amigos lo conocían como un batallador que peleaba contra la injusticia social, el abuso, la miseria. Siempre escribió con desbordada fogosidad de política, desde aquel Semanario ‘’Tierra’’ en 1934 y participar en el programa ‘La hora del agricultor’, además de fundar la Asociación la Asociación rural del Perú’. Fueron años de duro batallar en la política. Algunas veces se dejaba llevar por el arrebato y la pasión. En lo que si no cambio fue en su lucha, en su terco afán de ser leal de lo que el creía que es verdad, doblegando su juicio a favor de los pobres, de los menesterosos. Su vida transcurrió en una lucha constante por la implantación de la justicia social, para el campesinado, llevando una esperanza a tantos olvidados, tanto era su apego a la gente pobre que su emolumento o sueldo lo entregaba a los más necesitados. La actuación política del Ing. Federico Uranga, se inició en forma casual, durante el segundo gobierno de Oscar R, Benavides, quien fue designado como presidente de la República por el Congreso, hasta 1936 año en que debía terminar el periodo de Sánchez Cerro que fuera asesinado a tiros. Al concluir el periodo que el congreso le había señalado, Benavides convoco a elecciones. El resultado de las Elecciones fue anulado por el Jurado de Elecciones. Luego de promulgo una ley el 13 de Noviembre de ese año en la cual se prorrogaba el mandato presidencial de Benavides hasta el 8 de Diciembre de 1939. Después del plebiscito el Ing. Federico Uranga fue designado diputado por la provincia de Pisco en virtud de la gran labor social realizada en la ciudad sureña. Desde 1939 a 1945, Federico Uranga desplegó un intenso trabajo a favor de Pisco. Su labor social se extendió hasta el punto de donar su sueldo como representante, a las familias humildes, con el fin de aliviar sus necesidades. En 1945, convocaron elecciones generales en forma libre, resultando electo Manuel Prado Ugarteche. Uranga en esta lid electoral no salió elegido a pesar de haber contado con el apoyo leal de gran parte del pueblo de Pisco, su derrota por estrecho margen lo atribuyo porque el APRA, que era en esa época efectiva fuerza electoral, apoyo con sus votos al candidato de su simpatía. Federico Uranga guardaba una relación muy amical con Manuel Prado; pero en su afán de hacer patria, lo llevo esta vez a Cañete en los últimos comicios, requerido por los campesinos de esa provincia y ahí comenzó una de la más grande campaña política, enfrentándose ha prominentes hacendados que estaba con el gobierno de entonces y que eran favorecidos con las exoneraciones de impuestos al algodón. Federico Uranga que al principio se presento como Independiente, decidió incorporarse a la campaña de Prado, fue así que aviso a todos los comités en forma oficial, que estaba en la lista con Manuel Prado y que votaran por el.

El 07 de junio de 1956, a través de la esposa de Uranga le comunicaron que regresara a Lima para inscribirse porque estaba en la lista oficial de Prado, abono 500 soles que correspondía por ley y a la vez presentaba cinco mil firmas de adherentes de Cañete. Pero no había transcurrido dos horas cuando el personero de Prado lo llamo haciéndole saber que no estaba en la lista. La burla había sido consumada, Uranga había sido desembarcado en la lista de Lima en la forma más baja y ruin, fue cuando decidió romper con el pradismo. Fue así que el 17 de Junio de 1956, se realizaron efectivas elecciones, se presentaron Manuel Prado, Hernando Lavalle y Fernando Belaunde Terry; después de 17 años, el 28 de Julio de 1956 Manuel Prado volvía a jurar el cargo de presidente constitucional de la República.

El historial político de Federico Uranga, se resumía en su participación en el congreso como diputado pradista, designado inicialmente por el ex presidente Oscar R. Benavides y luego un auténtico colaborador del presidente Prado en su primer gobierno, a un ‘’desembarcado’’ en el proceso electoral del ’56. Ante esta ingrata experiencia Uranga se incorpora a las filas de ‘Acción Popular’, movimiento político de reciente formación que propugnaba en ese entonces el anhelo de renovación. ‘Los postulados de este partido están enmarcados dentro de la realidad peruana y yo como traicionado me siento en el derecho de mantener mi independencia política, por eso a mucho honor me he afiliado a Acción Popular, al que daré mis mejores esfuerzos por que creo en su futuro y en la honestidad de sus dirigentes’. Puntualizo Federico Uranga.(hecha).

Fermin Tanguis y Federico Uranga en la Historia del distrito[editar]

Esta historia parte del protagonismo de dos hombres que contribuyeron a forjar el desarrollo productivo de este valle: Don Fermín Tanguis y Don Federico Uranga, dos historias, dos épocas, pero que logran coincidir durante la década de los 30, cuando don Federico Uranga, conoció a Don Fermín Tanguis, el primero tenía 31 años y el segundo 81 años de edad, transcurría el año 1932. Era una época de conflictos pero también de búsqueda de soluciones, mientras Fermín Tanguis estaba abocado a encontrar una variedad de algodón resistente a las plagas que azotaba el valle. Federico Uranga estaba convertido en un acucioso político, de profesión Ingeniero Agrónomo, empecinado técnico que visualizaba la problemática del recurso hídrico. En 1905, un corajudo hombre de pronunciados bigotes y acentuados rasgos propios de un extranjero ya caminaba por los fondos y haciendas en busca de una respuesta que significara acabar con una de las más terribles plagas que azotaban los cultivos de algodón. Don Fermín Tanguis, era un foráneo que había arrendado la hacienda Urrutia y como hombre de negocios no estaba dispuesto a fracasar en su intento de cultivar algodón.

Entre 1906 y 1907, Tanguis continúo con sus experimentos. Recogía las bellotas de las plantas de algodón que parecían más resistentes al ‘Cotton Wilt’ y tomaba de ellos las semillas para sembrarlos en un terreno infectado que el mismo preparaba al lado de la hacienda Urrutia. El objeto de estas experiencias era observar como evolucionaban estas plantas ante la enfermedad e identificar a las variedades resistentes a las plagas.

Una de las características de Fermín Tanguis era la paciencia y la capacidad de observación, la persistencia. A pesar de que en los primeros tres años no obtuvo resultado positivo, Tanguis decidió continuar con sus esfuerzos. En 1908, en unos de sus recorridos habituales por el valle, descubrió en la hacienda ‘Zarate’ de propiedad de Justo Barrenechea una planta que parecía no había sido afectada por la plaga ‘Cotton Wilit’ y que además mostraba características distintos a la del algodón. En 1912, el trabajo de selección había concluido y ‘Fermín Tanguis’ había logrado seleccionar una nueva variedad de algodón que denominó después ‘especial’ años más tarde este algodón seria conocido como ‘Tanguis’. Durante esa época, este valle ya era visitado por el Ingeniero Agrónomo: Federico Uranga, un activo agrónomo que mostró un interés por este valle. Al saber del descubrimiento de Don Fermín Tanguis participó en los debates sosteniendo que el algodón Tanguis, procedía de una mutación del algodón ‘suave’ Gossypiun Hirsutum. Argumento que dicha mutación se puede producir por múltiples causas, entre ellos la lucha contra una plaga.

En 1924, Federico Uranga escribió un artículo titulado ‘Como se formó y selecciono el algodón Tanguis’ donde planteo que el algodón Tanguis se origino a partir de una mutación del algodón ‘suave’. Según Uranga, esta mutación se produjo en la planta en su lucha por sobrevivir contra la plaga. De acuerdo con Uranga la planta hallada por Fermín Tanguis en la hacienda Zarate no pudo haber sido el resultado de una hibridación natural entre el algodón ‘suave’ y el ‘semi áspero’. Su interes por continuar estudiando esta variedad en el mismo lugar, motivo que Federico Uranga se compenetrara más aun con los agricultores del valle, es así como llega al caserío de Independencia. La escasez de agua era un factor que limitaba la expansión de los cultivos de algodón. Eran tiempos de sequía, había un panorama desolador azotado por la falta de agua. Fue en el año 1923, Don Isaac Montalván agricultor por excelencia supo evaluar la difícil situación, es cuando decide plantear el proyecto de construcción de un canal de Irrigación, que más adelante llevaría su nombre : Irrigación Montalbán, tuvieron que transcurrir tres años para que un 02 de Agosto de 1926 se iniciaran los trabajos de construcción del cause, fueron un grupo de agricultores del sector de Independencia con herramientas en mano, para dar las primeras lampadas de dicha obra que seria eterna.

Don Federico Uranga estaba identificado con las comunidades agrarias que se ubicaban en el valle de Pisco, pero tenía una preferencia por el caserío de Independencia donde había encontrado amigos como Don Isaac Montalbán Díaz, Alejandro Muñante Farfan, Juan Echevarria, Thomas Cuba, Silvio Luna Peña que resultaban ser—entre otros-- fundadores de esta comunidad, pero que era anhelo de los pobladores que este caserío se convierta en distrito. El parlamentario hizo suyo ese pedido logrando la creación política del pueblo de Independencia el 29 de Octubre de 1942.

La avenida principal del distrito de Independencia, lleva el nombre de Federico Uranga, el ingeniero que logró la creación del distrito y que las aguas de las lagunas de Aganacocha, Choclococha, Pultoc y otras, sean conducidas hacia el río Pisco, y de esa manera, el río tuviera mayor caudal para regadío con las aguas de aquellas lagunas todos los años en el mes de octubre.

Funcionamiento del Colegio de Educación Secundaria. Hacia el año 1967 comenzaba a funcionar el Colegio secundario Municipal Mixto Independencia, sostenido por el municipio y por el aporte de los padres de familia. En 1971 el director de este colegio fue el licenciado Luis Marcial Green Rebatta, quien luego de un año inició la construcción de material noble.

LEYENDA El escritor pisqueño Armando Rebatta, manifiesta que el distrito de Independencia comparte una leyenda con el distrito de Humay. La leyenda se denomina "La media luna y el caballo serpiente", porque en los cerros de Independencia (Ananá) se encuentra la media luna, y en los arenales de la banda de Humay, a la otra ribera del río, está tendido el caballo serpiente. LA LEYENDA DE LA MEDIA LUNA Y EL CABALLO SERPIENTE(narrada por Armando Rebatta Parra) Cada día a la una de la tarde bajo el sol candente, desde los toñuzales que crecen en las dunas altas de Montesierpe, baja un caballo reptando transformado en serpiente y se dirige hacia el río en busca de agua para aplacar su sed insaciable que sufre al vivir confinado tendido en el desierto arenoso. Yergue su pecho el caballo reptil y en corveta se levanta en el aire, se para sobre su cola, relincha, mira hacia los cerros grises de la otra banda del río y masculla palabras maldiciendo a la Media Luna de Ananá, amargado por una apuesta quebrantada por el canto del gallo, que lo obligó a vivir como reptil del arenal. Cuenta la leyenda que hace muchos años la Media Luna y el Caballo una noche clara de verano se encontraron en las pampas de lanchas. El caballo arrogante y pretencioso, aquel animal fuerte, imponente, conquistador y libertador que jalaba grandes carretas repletas de oro, plata y armas; él mismo estaba allí parado con su vanidad de siempre, porque jamás había sido superado por nadie. Por otro lado, en lo alto del cielo límpido adornado por estrellas, estaba la luna en su mitad buscándolo detenidamente; al verlo en las pampas, puso serio su semblante, pestañó hasta tres veces, rápidamente se le acercó y le dijo:

     -     Oiga usted caballo, tú que has galopado en las cumbres acarreando carretas de tesoros, dígame ¿cuánto de arena podrías llevar desde este desierto hacia la quebrada? 

El Caballo que se sintió increpado y hasta desafiado, contestó:

     -     ¿Yo?, bueno… mucha arena. Soy capaz de llevar todo el material del desierto no sólo hasta la quebrada, sino hasta las serranías, y con esto le quiero decir, que no hay ser en el universo que me pueda ganar, porque nadie tiene mi fuerza y mi coraje.

La Luna al oír las frases jactanciosas del caballo, sintiéndose ofendida y hasta afrontada, le increpó:

     -     Entonces, con eso quieres decir que también podrás ganarle al Sol?
     -  ¡Sí!, aún a él- contestó el caballo. Luego agregó:      -porque mi poderío es inmenso, ¿no ves que gracias a mí se han conquistado grandes imperios?

La Media Luna lo miró con recelo y aclarándose la visión quitando un poco de nubes de adelante le volvió a preguntar:

     -     ¿Quieres decir que también eres más poderoso que yo?-
     -  Eso yo no tengo ni por qué ya decirlo– Contestó el caballo, y enseguida agregó: -Todos saben de mis hazañas, ya no hay ni por qué preguntar. Si yo fui el caballo del emperador Julio César y que me nombraron hasta senador de Roma; fui el caballo que en la Edad Media condujo al triunfo al Cid Campeador contra los moros; fui el caballo de los conquistadores que cantaba Chocano, en sus versos diciendo: “Los caballos eran fuertes/los caballos eran ágiles/con sus crines relucientes/y sus casos musicales”– Y hablando esto, relinchó levantando las patas delanteras desafiantes.
     -  Bueno. – dijo la Luna, – ya que tanto presumes de tu poder, creyéndote ser aún más que el Sol, y por supuesto más que yo misma… –
     -  Mire usted señora Luna – le interrumpió el caballo, dejándola con las palabras en la boca, y luego siguió argumentando – Lo que digo no es ninguna presunción, y no es para que lo tomes como una ofensa, sino que realmente yo lo he demostrado con hechos a través del tiempo y del espacio, desde las Traquinianas, siendo el caballo de Hércules y desde que me construyeron como trofeo de guerra para luego derrotar a los troyanos; y así mismo, yo pelee en mil batallas liberando a los pueblos, y por último, mi fortaleza la demuestro jalando fuerte el arado de mancera de Jetro Tull en el cultivo de la tierra y soy ágil en competencias ecuestres y veloz en los hipódromos. Por último, yo atravesé las cumbres y con el General San Martín y juntos dimos libertad a este país, es por eso que me han erigido en las plazuelas de las ciudades como en la capital de esta provincia.

Si hay algo que puede ofender en lo más profundo a un astro satelital, es la jactancia, la vanidad y el endiosamiento de un ser mortal. Y ahora, la Luna estaba frente a un animal presumido que con sus palabras manifestaba sentirse grande y poderoso, mucho más que los astros del firmamento. Pensó que era necesario enfrentarlo para hacerle entender que existen seres superiores que se debe respetar, y eso, tenía que enseñarle en ese momento. Por eso, la Luna que estaba cansada de escuchar la charlatanería del équido presuntuoso, pensó retarlo a una apuesta que se trataría de una competencia solamente entre ella y él, y consistiría en acarrear la mayor cantidad de arena del desierto hacia la quebrada formando hondonadas para que pase el agua del río hacia los desiertos y terminar esa misma noche por la madrugada, antes de que cante el gallo.

     Repentinamente dijo la Luna:
     -  Oiga usted señor Caballo, si tanto dices que has hecho y que eres capaz de hacer, te propongo una apuesta. 
     -  ¿Y en qué consiste tal apuesta, señora Luna? – Preguntó muy curioso el solípedo.
     -  La apuesta consistirá en llevar la mayor cantidad de arena desde aquí hasta la quebrada y depositarla detrás de aquellos cerros frente a Humay, Río Seco o Huaya, para que nosotros al sacar los materiales de arena y ripio, formemos hondonadas y de esta manera, el río pueda también discurrir por las pampas irrigando los tablazos hasta Villacurí por el Sur y hasta Chincha por el Norte. Tú jalarás las arenas desde más arriba de Chongos; mientras que yo sacaré y llevaré el material de la zona de Dos Palmas, para que podamos irrigar las pampas de Cabeza de Toro, –explicó la Media Luna.
     -  ¿Y cuánto tiempo durará el trabajo de arrastrar la arena?–. Otra vez preguntó el caballo.
     Y la media Luna respondió: "Comenzaremos a las doce de la noche y terminaremos por la madrugada antes que el gallo cante tres veces". –Enseguida agregó: 
     –"Ganará quien acarree la mayor cantidad de material. Si tú me ganas, entonces subirás al cielo y vivirás eternamente alumbrando a la tierra. Pero si no sucediera así como te he dicho, “de sacar las arenas y formar las hoyadas para que discurra el río”; los dos: tú y yo, quedaremos convertidos en arena".
     -  Yo no creo perder esta apuesta de honor, –dijo el caballo. Luego, añadió: –Te voy a demostrar mi poderío una vez más para que sepas de lo que soy capaz. –Finalizó.
     -  No hablemos más, comencemos pues, sin más tiempo que perder, porque la noche ya avanza, -concluyó la Luna.

Efectivamente, así fue. Comenzaron ya a la media noche, cuando todos los hombres de Cerro Colorado dormían a ronquidos y los gallos descansaban con la cabeza escondida entre su ala. A pesar del trabajo bullicioso que el caballo y la Media Luna hacían, los habitantes de San Ignacio, Ananá, Lima La Vieja y Dos Palmas, seguían durmiendo profundamente. Comenzaron a mover las arenas, gravas, cascajos y piedras y los iban trasladando lentamente por las lomas. Así, haciendo ese trabajo les dio la una de la madrugada. Luego dieron las dos y las tres. Habían transcurrido ciento ochenta minutos de trabajo incansable. El Caballo seguía arrastrando las arenas del desierto y ya se iba formando la hoyada en las pampas, mientras los toñuces quedaban casi en el aire con las raíces colgando en las crestas de los arenales. Por la otra ribera, la luna arrastraba con su energía gravitacional el material que encontraba suelto formando la hoyada de Dos Palmas, dirigiéndose hacia la quebrada. Sucedió que a las tres y media de la madrugada se escuchó el primer canto del gallo, es decir, el canto inicial de alerta, que al ser oídos por el Caballo y la Media Luna, comprendieron que la competencia estaba por llegar a su fin. Este primer canto los encontró cuando el material había sido jalado ya a dos kilómetros de distancia. Faltando un cuarto de hora para las cuatro, se escuchó el segundo canto del gallo. La Media Luna presurosa dirigió su carga hacia lo alto del cerro de Ananá, en tanto que el Caballo jadeante jaló rápidamente la arena hacia el cerro de Montesierpe, pero sucedió que no podía avanzar porque se le hundían las patas en el arenal y por más que se empeñaba en subir la loma, la arena continuaba impidiendo su avance; así en esa agitación desesperada demoró media hora y, cuando su cabeza esta por llegar a la cumbre, se escuchó el tercer y último canto del gallo. Entonces sucedió lo inesperado, algo que jamás debió ocurrir: el equino se balanceó tambaleante moviendo sus patas trastabillando, pisando sin control, respirando con resoplidos y al no poder soportar más su cuerpo en pie, cayó de costado sobre el desierto, revolcándose sobre la pampa con su cuerpo que en ese instante tomó la forma de reptil, cuya figura quedó ahí impregnada: la del caballo en forma de serpiente. Quiso levantarse recordando la energía histórica que aún le quedaba; lo hizo a duras penas; dio unos pasos lentos y vio cómo su cuerpo se había transformado en un caballo con características de serpiente. Ya estando así comenzó a reptar e invadido por el miedo y la vergüenza, fue a esconderse bajo los toñuzales para que la Media Luna no lo vea y se burle de él. La Media Luna también se puso nerviosa y ante la precipitación del tercer canto inesperado del gallo, en su huida hacia el cielo, estampó su figura de arena en lo alto del cerro de Lima La Vieja y huyó hacia su órbita llevándose otra cantidad de material de color gris que en en el cielo, durante las noches despejadas, se puede ver impregnado en ella. Ahora, cada vez que alguien viaja por la vía de “Los Libertadores”, podrá divisar la figura de arena de la Media Luna sobre el cerro, y la del caballo serpiente, también de arena tendida en el desierto.

Geografía[editar]

Ubicado a 211 msnm. El escritor Armando Rebatta Parra, manifiesta que Independencia presenta dos relieves topográficos: primero una fisiografía plana conformada por un llano de tierras agrícolas desde San Jacinto hasta Dos Palmas y Cabeza de Toro(en su mayor extensión); y otra zona formada por la cadena de cerros que abarca las alturas o cabecera de Cabeza de Toro, Ananá hasta San Ignacio. Los terrenos de Independencia se encuentran adyacentes al río Pisco, que es la única fuente de agua y que la alimenta mediante varios canales, siendo los principales la acequia de Manrique y el canal de la irrigación de Cabeza de Toro.

Autoridades[editar]

Municipales[editar]

  • 1971 - Señor Juan Ávalos.
  • 1973 - 1974: Lic. Luis Green Rebatta.
  • 2011 - 2014[1]
    • Alcalde: Gelder Sabre Ayauja Loayza, del Movimiento Pisco No Se Detiene (PNSD).
    • Regidores: Luz Marina Leguía Santa Cruz (PNSD), Oscar Elias Castillo Cancho (PNSD), Jorge Javier Pinto Bravo (PNSD), Indalecio Palomino Huayhua (PNSD), Edilberto Florencio Gutierrez Arteaga (Partido Regional de Integración).
  • 2007 -2010
    • Alcalde: Marino Ucharima Tacsi.

Religiosas[editar]

  • Párroco: Pbro. R.P. Vicente Diez Varona, C.M. (Parroquia San Clemente).[2]

Desde el punto de vista jerárquico de la Iglesia Católica forma parte de la Diócesis de Ica.[3]

Festividades[editar]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]