Distrito de Atavillos Bajo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Atavillos Bajo
Distrito del Perú
Coordenadas: 11°21′12″S 76°49′23″O / -11.353333333333, -76.823055555556


Coordenadas: 11°21′12″S 76°49′23″O / -11.353333333333, -76.823055555556
Capital San Agustín de Huayopampa
 • Coordenadas 11°21′12″S 76°49′23″O / -11.35333, -76.82306
Idioma oficial español
Entidad Distrito
 • País Bandera del Perú Perú
 • Región Lima
 • Provincia Huaral
Alcalde David Carlos Poma Vega
(2011-2014)
Eventos históricos  
 • Fundación Ley s/n del 28 de julio de 1821
Superficie  
 • Total 164,89 km²
Altitud  
 • Media 1.869 msnm
Población (2007)  
 • Total 1374 hab.
 • Densidad 8,33 hab/km²
Ubigeo 150702
[Editar datos en Wikidata]

El distrito de Atavillos Bajo es uno de los 12 que conforman la provincia de Huaral en el Departamento de Lima y administrativamente pertenece a la región Lima, en el Perú.

Su capital es el pueblo de San Agustín de Huayopampa que está ubicado a 1869 msnm.

Demografía[editar]

La población censada en el año 2007 en el distrito es de 1.374 habitantes. [1]

Historia[editar]

La presencia del pueblo de los Atavillos se remonta al período Inca cuando éstos se repliegan del imperio y se asientan en la meseta del Bombón en Cerro de Pasco.

Luego de la conquista, estos territorios fueron visitados por los colonos y repartidos posteriormente entre los representantes de las encomiendas. Entre ellos figuran Hernando Pizarro (1533). Nicolás de Rivera “el mago” que en 1534 visitó por primera vez la zona de los atavillos.

En 1570 el Virrey Toledo reconoce las tierras de la Reducción de San Agustín.

No obstante, las fechas más claras de la fundación de Huayopampa se remota al 14 de octubre de 1727 y la ratificación el 24 de noviembre de 1751 como San Agustín de Pariac.

Ubicación y descripción[editar]

El distrito de Atavillos Bajos se encuentra ubicado en la quebrada de Añasmayo a la margen izquierda del río Chancay a unos 45 km de la capital de la provincia.

Limita al norte con los distritos de San Miguel de Acos y el Atavillos Alto, al este con la provincia de Canta, al sur con el distrito de Sumbilca y al oeste con el distrito de Lampían.

El territorio del distrito abarca desde Huataza en la parte baja hasta la punta frente a la cordillera Occidental.

Comunidades campesinas[editar]

Las comunidades campesinas reconocidas de Atavillos Bajos suman cuatro:

  • San Agustín de Huayopampa: 5.976 ha.
  • Pallac: 1.493 ha.
  • La Perla Chaupis: 5.423 ha.
  • La Florida: 3.044 ha.

Turismo[editar]

Destacan las zonas arqueológicas de Rupak, Chiprac, Añay y Racsa.

Zona arqueólogica de Rupak[editar]

Ubicada sobre una colina de la serranía del valle a 3 580 msnm, es considerada la joya arquitectónica del Reino de los Atavillos [2] (Periodo Intermedio Tardío / 1 100 - 1 440 d.C.). Dentro de una gran muralla que la circunda, se encuentran un palacio principal de forma pentagonal denominado Marca Cullpi y elevadas construcciones de piedras rectangulares de hasta tres niveles, con entradas pequeñas y sistema de ventilación efectivos, triples cornisas, hornos o chimeneas, almacenes y habitaciones subterráneas, que en su mayoría conservan intactos sus techos hechos de lajas de piedra que impiden la entrada de la luz del sol ni el agua de las lluvias, así como terrazas escalonadas. Sus paredes interiores tienen piedras sobresalientes a manera de colgadores y un color rojizo predominante.

Según se puede notar, alguna vez todo Rúpak tuvo este color y en las tardes con la puesta del sol resplandecía como una llamarada. De allí proviene el nombre Lúpac, que en aymara quiere decir llamarada roja y que con el proceso de castellanización llega a nosotros como Rúpak. Se cree que tuvo fines militares y religiosos. Militares por su diseño defensivo y por la estratégica ubicación que permite vigilar grandes zonas, y religioso pues en las partes superiores aún se aprecian vanos que servían para ubicar a sus ídolos. En tiempos posteriores llegó a ser una necrópolis para la población indígena, hasta que asumida la nueva religión, se obligó a los pobladores a enterrar a sus muertos de manera cristiana. Esta cultura tiene orígenes altiplánicos y llegó a esta zona como parte del expansión del imperio Wari - Tiawanaku. Al decaer este imperio, el antiguo Perú quedo dividido en diversos señoríos hasta que los Incas los sojuzgaron mediante guerras o convenios. Al decaer el imperio Inca, cien años después, con la llegada de los conquistadores europeos y luego de su frustrado ataque a la ciudad de Lima (1536) junto a las tropas cuzqueñas, la clase militar y la nobleza se replegaron hacia las zonas de selva alta pues previeron la venganza de los españoles y sus aliados indios. Luego de eso el pueblo atavillo quedó a merced de los nuevos gobernantes.

Reino de los Atavillos[editar]

Al igual que Rúpak, todavía quedan importantes vestigios de la grandeza de este pueblo, como la fortaleza de Sinchipampa en Arahuay, Canta Marca, el adoratorio de Añay (donde al parecer se realizaban sacrificios humanos) y la ciudad de Chiprac, capital del reino de los Atavillos.

También está Carihuaín, el Huampón, la tumba del último curaca atavillano en Huillcatampu, entre otros restos arqueológicos, que aún siendo más pequeños informan sobre su sistema militar, religioso y político, pero sobre todo dan cuenta que debieron recibir mayor atención por parte de los historiadores, arqueólogos y otros estudiosos tal como lo han hecho con otras importantes culturas prehispánicas.

Autoridades[editar]

Alcaldes[editar]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]