Dirección de marketing

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


La dirección de marketing es la aplicación práctica de las técnicas de marketing. Es el análisis, planeación, implementación y control de programas diseñados para crear, construir y mantener intercambios de beneficio mutuo con los mercados objetivo. El director de marketing tiene la tarea de influir sobre el nivel, el tiempo y la composición de la demanda de modo que pueda alcanzar los objetivos organizacionales.


La dirección de marketing implica[editar]

  • Comprender la estructura económica del sector industrial
  • Identificar los segmentos existentes en el mercado
  • Identificar la estrategia de marketing que mejor se adapta a la compañía
  • Identificar el mercado objetivo
  • Realizar investigación de mercado para desarrollar perfiles (demográfico, sicográfico y comportamental) del conjunto de tus clientes
  • Comprender a tus competidores y sus productos
  • Desarrollar nuevos productos
  • Establecer mecanismos de control del entorno para detectar amenazas y oportunidades
  • Comprender las fortalezas y debilidades de tu compañía
  • Realizar análisis D.A.F.O.( Debilidades Amenazas Fortalezas Oportunidades).
  • Auditar la experiencia de los clientes acerca del conjunto de la marca
  • Desarrollar estrategias de marketing para cada uno de los productos utilizando las variables del marketing mix: producto, precio, distribución y publicidad
  • Crear una ventaja competitiva duradera
  • Comprender dónde deben estar en el futuro las marcas de la compañía y redactar planes de marketing de forma regular para ayudar a conseguirlo
  • Establecer sistemas de retroalimentación (sistemas de información para la dirección) para ayudar a determinar los cambios necesarios para optimizar los procesos de mercadeo y generación de productos medios y terminales.

Cambios recientes y tendencias futuras en la Dirección de Marketing[editar]

  • Antes se usaban tácticas -> ahora, está enfocado hacia las estrategias de marketing
  • Creaba las ventas a través de la publicidad -> ahora, crea marcas a través de una estrategia de marketing integrada y coordinada que involucra a todos los puntos de contacto entre la compañía y el público
  • Antes estaba enfocada en transacciones rentables en el corto plazo -> ahora, se fija en el valor del ciclo de vida del cliente
  • La compañía era la unidad de análisis -> ahora, es toda la cadena de valor la que es objeto de análisis para detectar las necesidades del consumidor final
  • Se organizaba por unidades de producto -> ahora, se organiza por segmento de producto
  • Se segmentaba por variables demográficas y geográficas -> ahora, se segmenta en profundidad usando todas las variables relevantes, especialmente comportamentales como tasa de utilización, fidelidad o beneficio
  • Estaba enfocada en captar nuevos clientes -> ahora se basa en mantener los clientes actuales
  • La actividad se medía por métricas financieras -> ahora se mide por métricas de marketing, financieras y estratégicas
  • Pretendía satisfacer a los accionistas -> ahora, satisface a todos los implicados
  • El departamento de marketing hacía el marketing -> ahora, cualquier persona en la compañía hace marketing
  • Se trabajaba en estructuras individuales y hieráticas -> ahora, se basa en equipos de funciones cruzadas
  • Desarrollar e implementar un plan de marketing llevaba años -> ahora, lleva meses (o semanas)

Véase también[editar]