Dirección de fotografía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El nombre dirección de fotografía o cinematografía proviene del latín kinesis (movimiento) y grapho (grabar). La dirección de fotografía es la disciplina cinematográfica referida a las elecciones técnicas de iluminación y cámara durante la creación de una obra audiovisual. Se relaciona estrechamente con el arte de la fotografía aunque hay muchas cuestiones añadidas y diferencias entre ambas dadas las características de cada medio.

La ASC (Asociación Americana de Directores de Fotografía) la define como «el proceso creativo e interpretativo que culmina en la autoría de una obra de arte original en lugar de en la simple grabación de un evento físico. La cinematografía no es una subcategoría de la fotografía sino que la fotografía es una herramienta que el director de fotografía utiliza junto con otras técnicas físicas, organizativas, interpretativas y de manipulación de imagen para llegar a un proceso coherente.»[1]

Aspectos de la dirección de fotografía[editar]

Emulsión[editar]

El trabajo empieza con la elección de los rollos de celuloide o el sensor digital. Las mejoras en las emulsiones y estructura del grano han llevado a que haya gran cantidad de emulsiones disponibles, cada una con sus características propias. La elección del negativo idóneo para la producción es de las primeras decisiones determinantes con respecto a la estética de la obra.

En el mundo digital ya no puede aplicarse la elección de la emulsión, pero las cámaras tienen parámetros ajustables que van más allá de las elecciones del negativo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. (John Hora, The American Cinematographer Manual, 9ª edición)

Enlaces externos[editar]