Dios en el Islam

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Dios en el islam»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El principal concepto del Islam es la existencia de un Dios Único y Singular, el único Ser Supremo, Omnipotente y Omnisapiente, Sustentador, y el Juez del Universo.

Basmala en caligrafía de estilo persa

El Islam pone un fuerte énfasis en la conceptualización de Dios como estrictamente singular, a esta materia de estudio se le llama (tawhid). En árabe, Dios es llamado Allāh (que ha dado en castellano Alá). Los musulmanes consideran que Allāh es el mismo Dios venerado por el cristianismo y el judaísmo, es decir, el Dios de Abraham.

Su existencia[editar]

El musulmán afirma la existencia de un Señor y Creador de los cielos y la Tierra, Dueño de todo lo existente, divinidad única, caracterizado de toda perfección, alejado de todo defecto, esto primeramente por guía del Creador a Su siervo,[1] posteriormente por evidencias del instinto natural del ser humano, la razón, los sentidos, signos en la creación y como prueba principal; los textos sagrados.[2] [3]

Concepto de la Trinidad[editar]

Los musulmanes, sin embargo, rechazan la creencia católica en la Trinidad de Dios, pues consideran que atribuir la paternidad a Dios con Jesús como hijo es establecer un compañero o asociado a Dios -es decir, supone una "dualidad" de la esencia que va en contra de la Unicidad que supone el monoteísmo. De la misma manera el Corán reprende la creencia de la Trinidad en el siguiente versículo:

¡Oh, Gente del Libro! No os extralimitéis en vuestra religión. No digáis acerca de Allah sino la verdad: Ciertamente el Mesías Jesús hijo de María, es el Mensajero de Alá y Su palabra [¡Sea!] que depositó en María, y un espíritu que proviene de Él. Creed pues, en Alá y en Sus Mensajeros. No digáis que es una trinidad, desistid, pues es lo mejor para vosotros. Por cierto que Alá es la única divinidad. ¡Glorificado sea! Es inadmisible que tenga un hijo. A Él pertenece cuanto hay en los cielos y la Tierra. Es suficiente Alá como protector.

Corán 4:171.

No se permiten imágenes ni íconos de Dios ni de los profetas en la religión ni en la cultura musulmana, por cuanto tal representación artística puede conducir a la idolatría. Existe, sin embargo, iconografía islámica medieval en la que se representa a Muhammad o a Alí, generalmente con el rostro velado o sustituido por una llamarada.

La doctrina más común considera que Dios no tiene forma corporal, aunque el Corán menciona en algunos pasajes la mano o el rostro de Dios, posiblemente en sentido metafórico (el teólogo Ibn Taymiyyah sostenía que tales pasajes debían interpretarse en sentido literal, pero sin asemejarlos a algo de este mundo).

Dios posee atributos no susceptibles de ser representados más allá de la caligrafía de sus nombres. Los musulmanes describen a Dios por los divinos atributos con los que Él mismo se ha definido en el Corán y aquellos que ha hecho uso el profeta Muhammad en las tradiciones, que se suelen denominar los "más bellos nombres" (al-asma al-husna).

Notas[editar]

  1. Corán 7:43
  2. Corán 30:30
  3. Al Ashqar, Omar Sulaiman (2003). La Creencia en Allah p.95. Riyadh: IIPH. ISBN 9960-850-02-1. 

Enlaces externos[editar]