Dionisio de Halicarnaso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dionisio de Halicarnaso.

El griego Dionisio de Halicarnaso (Διονύσιος Ἀλεξάνδρου Ἁλικαρνᾱσσεύς: Dionisio hijo de Alejandro de Halicarnaso, ca. 60 a. C.ca. 7 a. C.) fue historiador, crítico literario y profesor de retórica. Vivió en Roma en la época de César Augusto.

Biografía y obra[editar]

Viajó a Roma después de finalizada la guerra civil, pasó veintidós años estudiando latín y literatura y preparando materiales para su historia. Durante ese período impartió lecciones de retórica y disfrutó la sociedad de personajes muy distinguidos de la época. La fecha de su muerte es desconocida.

Su gran trabajo, titulado Ῥωμαική ἀρχαιολογία (Rhōmaikē arkhaiologia, Antigüedades romanas), abarca la historia de Roma desde el período mítico hasta el comienzo de la Primera guerra púnica.[1]

La obra fue dividida en 20 libros, de los cuales los primeros nueve permanecen enteros, el décimo y undécimo están casi completos, y los restantes están incompletos en los extractos de Constantino Porfirogéneta y un epítome descubierto por Angelo Mai en un manuscrito de Milán. Los tres primeros libros de Apiano y Plutarco Vida de Camilo abarcan mucho de la vida de Dionisio.

Su principal objetivo fue reconciliar a los griegos con el gobierno del imperio romano, resaltando las cualidades de sus conquistadores. De acuerdo con él, la historia es filosofía que se enseña con ejemplos, esta idea la tomó siguiendo el punto de vista de los retóricos griegos. Cuidadosamente consultó las mejores fuentes y su trabajo y el de Tito Livio son los únicos que detallan la historia romana temprana.

El libro I tiene un extenso prólogo donde expone la justificación y el objetivo de la obra: cubre un vacío, es de carácter didáctico, polémico y de agradecimiento. Es el propósito de Dionisio enseñar a sus compatriotas griegos el carácter de la fundación de Roma y los motivos de su gran expansión. Nuestro autor considera que las etapas de fundación y de realeza son claves, y que éstas no fueron suficientemente desarrolladas por otros historiadores, de hecho el título de la obra Romaniké Archaiología nos hace pensar en los textos griegos que trataban acerca de las fundaciones de los pueblos. Dionisio hace énfasis en los orígenes griegos de Roma y en que es el mérito –y no la Fortuna- lo que les consiguió la hegemonía a los romanos. El historiador explica el éxito de los romanos por el hecho de que ellos habían perfeccionado la herencia griega en lo militar, lo político y lo cívico. Las fuentes de Dionisio son la analística romana (sobre todo la del s. I a.C.), Jerónimo de Cardia, Polibio, Timeo y Varrón, entre otros.

Dionisio es también el autor de varios tratados retóricos, en los cuales demuestra haber estudiado a fondo los mejores modelos áticos:

  • El Arte de la Retórica (que es más bien una colección de ensayos de teoría retórica), incompleto, y ciertamente no todo su trabajo.
  • El Arreglo de las palabras (Περι Συνθησεως Ονοματων), que trata sobre la combinación de las palabras de acuerdo con los diferentes estilos de oratoria.
  • Sobre la imitación (Περι Μιμησεως, Peri Mimeseos), un trabajo fragmentado que trata sobre los mejores modelos en los diferentes tipos de literatura y las maneras pertinentes de imitarlos.
  • Comentarios sobre los oradores áticos (Περι των Αττικων Ρητορων), en el cual únicamente trata de Lisias, Iseo, Isócrates y Dinarco.
  • El estilo admirable de Demóstenes (Περι λεκτικης Δημοσθενους δεινοτητος, Perì lektikês Demosthenous deinotetos).
  • Sobre el carácter de Tucídides (Περι Θουκιδιδου χαρακτηρος), una detallada pero, en conjunto, injusta descripción.

Los dos últimos tratados son suplementados por las cartas a Cneo Pompeyo Magno y Ammaeus (dos).[2] [3]

Estilo[editar]

Su prosa es aticista, teñida de clasicismo, los preceptos retóricos que él mismo expone pretende llevarlos al acto en su Arqueología por medio de la imitación de los modelos preferidos (Lisias, Isócrates y Demóstenes). Como Isócrates, evita el hiato y compone una prosa periódica, de Demóstenes toma las metáforas atrevidas. Confiere a la historia el tono retórico y placentero que despreciaba Polibio (su antimodelo).

Utiliza el presente histórico y abunda en el uso del optativo y en la atracción del relativo, también hace un uso clasicista de los modos y los tiempos. El léxico, como es corriente en el helenismo, combina palabras del lenguaje corriente con las de la lengua poética. Como carecía de vocabulario técnico, en su obra retórica, utiliza “nombres metafóricos”; finalmente, lo distingue la amplificación adjetival (lo que le confiere un tono ampuloso y perifrástico).

Bibliografía[editar]

  • Dionisio de Halicarnaso. Historia antigua de Roma. Obra completa. Editorial Gredos. Madrid. 
  1. Volumen I: Libros I-III. 1984. ISBN 978-84-249-0950-5. 
  2. Volumen II: Libros IV-VI. 1984. ISBN 978-84-249-0951-2. 
  3. Volumen III: Libros VII-IX. 1989. ISBN 978-84-249-1377-9. 
  4. Volumen IV: libros X-XI y fragmentos de los libros XII-XX. 1988. ISBN 978-84-249-1368-7. 
  • – (2001). Sobre la composición literaria; Sobre dinarco; Primera carta a Ameo; Carta a Pompeyo Gémino; Segunda carta a Ameo. Editorial Gredos. Madrid. ISBN 978-84-249-2290-0. 
  • – (2005). Tratados de crítica literaria: Sobre los oradores antiguos; Sobre Lisias; Sobre Isócrates; Sobre Iseo; Sobre Demóstenes; Sobre Tucídides; Sobre la imitación. Editorial Gredos. Madrid. ISBN 978-84-249-2759-2. 

Notas[editar]

Referencias[editar]

  1. Adolfo Domínguez Monedero: El tema de la colonización griega en las "Antigüedades romanas" de Dionisio de Halicarnaso.
  2. Carta a Pompeyo: texto griego, con índice electrónico, en el Proyecto Perseus. Empleando el rótulo activo "load", que se halla en la parte superior derecha, se obtiene ayuda en inglés con el vocabulario griego del texto.
  3. Sobre las expresiones de Tucídides (Carta a Ameo): texto griego en el Proyecto Perseus, con las características indicadas antes.

Enlaces externos[editar]

  • Dionisio de Halicarnaso: textos en griego y en francés, con introducción en este idioma, en el sitio de Philippe Remacle (1944 - 2011). París, 1836. En los textos de Dionisio que en lugar de mostrarse bilingües aparecen por separado en griego y en francés, los números en azul son rótulos activos que sirven para cambiar de un idioma a otro.