Diogo Gomes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estatua de Diogo Gomes, Praia, Cabo Verde.

Diogo Gomes de Sintra (? – ca. 1502), conocido también como Diego Gomes, fue un navegante y explorador portugués del siglo XV, que reclamó el descubrimiento del archipiélago de Cabo Verde (también reclamada por el italiano Antonio da Noli).

Biografía[editar]

Fue mozo de cámara del infante Enrique y por él fue enviado a expediciones de descubrimiento de la costa occidental de África. En 1440 fue nombrado recaudador de impuestos reales. En sus viajes participó en expediciones con Gil Eanes y Lançarote de Freitas en la expedición militar de 1445 a la isla de Tider.

Nombrado escribano de carreagem real (12 de junio de 1451), siguió prestando servicios simultáneamente tanto al infante como a la Corona.

Como menciona Teixeira da Mota, Gomes navegó en 1456 hasta la desembocadura del río Grande, canal de Geba. En el regreso remontó el río Gambia hasta Cantor, en busca de información sobre el comercio de oro y de las rutas que unían las regiones mineras auríferas de Senegal, del Alto Níger y del puesto comercial de Tombuctú a las rutas saharianas que desembocan en el litoral ahora marroquí. Durante esta expedición, Gomes capitaneaba una flota de tres barcos. Tal vez a su regreso tocó el archipiélago de Cabo Verde, cuyo descubrimiento reclama para sí, en compañía del italiano Antonio da Noli.[1] Incluso antes de la muerte del infante Enrique (1460) regresó a África, donde exploró el río Barbacins (Salum).

Después de la muerte del infante estrechó su relación con la Corte, obteniendo el título de caballero. En 1463 ocupó el puesto de escudero de Alfonso V de Portugal. Se desempeñó como guardián (almoxarife) de Sintra, desde el 28 de octubre de 1459 hasta 1480, habiendo servido también como juez de los «Feitos das Coutadas, das Caças e Montarias» [Hechos de las coutadas, de las cazas y monterias] de Sintra (25 de marzo de 1466) cargo que junto con el de juez de las Sisas de la villa de Colares (confirmada el 5 de marzo de 1482).

No se sabe a ciencia cierta cuando falleció, pero si se ha conservado una factura de un pago por unos rezos que encargó su esposa por el bien de su alma en 1502.

Obras[editar]

Fue el único navegante del círculo del infante que dejó testimonio de sus propias navegaciones. Éstas fueron transmitidas oralmente a Martin Behaim, en esa época radicado en Portugal, que sería autor del «Globo de Núremberg» (ca. 1492), una de las influencias de Cristóbal Colón en su proyecto de navegar hacia el Oriente por el Occidente. Behaim redactó esas notas en latín con el título de De prima inuentione Guinee [De la primera invención de Guinea], inserta en el Manuscrito Valentim Fernandes. Este relato, también denominado como «Relación de Diogo Gomes», es esencial para el estudio del inicio de la navegación marítima portuguesa. El manuscrito comprende otras dos partes: «De insulis primo inventis in mare Occidentis» y «De inventione insularum de Azores», este último el único relato contemporáneo del redescubrimiento de las islas Azores por los portugueses.

En términos de historiografía, no ha sido pacífica la atribución de la autoría de la narrativa oral de Diogo Gomes a Behaim. En un estudio introductorio en la reciente edición de ese texto, el latinista Aires Nascimento devuelve a Diogo Gomes su autoría, demostrando la falta de consistencia de otras atribuciones y apuntando que el manuscrito representa un apógrafo en que el impresor moravo introdujo correcciones preparatorias de una edición que nunca se realizó.

Notas[editar]

  1. Otros autores le atribuyen el descubrimiento de unas islas de Cabo Verde en el día de San Vicente (22 de enero) en 1462 (en ese momento seria escudero del infante Fernando).

Enlaces externos[editar]