Dinosaurio (película de 2000)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dinosaur
Título Dinosaurio
Ficha técnica
Dirección
Dirección artística Cristy Maltese
Producción Pam Marsden
Diseño de producción Walter P. Martishius
Guion Thom Enriquez
John Harrison
Música James Newton Howard
Montaje Ellen Keneshea
Efectos especiales Al Broussard
Protagonistas D.B. Sweeney (Aladar)
Alfre Woodard (Plio)
Ossie Davis (Yar)
Max Casella (Zini)
Hayden Panettiere (Suri)
Samuel E. Wright (Kron)
Julianna Margulies (Neera)
Peter Siragusa (Bruton)
Joan Plowright (Baylene)
Della Reese (Eema)
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos, Venezuela.
Año 2000
Género Animación
Aventura
Duración 84 minutos
Compañías
Productora Walt Disney Pictures
Distribución Buena Vista
Ficha en IMDb

Dinosaurio es una película de los estudios Walt Disney Pictures. Parcialmente rodada en imágenes reales y parcialmente animada por computadora la dirección de la película corrió a cargo de Ralph Zondag y Eric Leighton. Fue estrenada por primera vez en Estados Unidos el 19 de mayo de 2000, aunque en España el estreno no se produjo hasta el 24 de noviembre del mismo año.

Éste fue el primer largometraje de Disney en el que se usó la técnica de la animación por computadora. Una gran parte de los paisajes de la película fueron obtenidos rodando imágenes reales en el Parque Nacional Canaima, en Venezuela. Los diferentes tepuyes y el Salto Ángel, lugares todos ellos de dicho parque nacional de Venezuela, aparecen regularmente en la película.

Dinosaurio es el «clásico» Disney número 39 en la lista oficial de clásicos Disney de Estados Unidos y España, mas no en la de Hispanoamérica.[1]

Argumento[editar]

Reconstrucción de un Carnotaurus, el malo de la película.

Hace 65 millones de años, al final del Periodo geológico Cretácico, un iguanodonte llamado Áladar es separado de su especie siendo un huevo, cuando un Carnotaurus se encontraba al acecho de su manada. Luego, un Oviraptor lo roba y luego lo pierde al caer en un río. Posteriormente, es trasladado por un Pteranodon y crece en una isla al amparo de un clan de lémures. Plío es la que insiste en adoptarlo, lo que pone dudoso a su padre, Yar. Después de reflexionar, Yar le da permiso a Plío para adoptarlo. Aladar crece y juega con varios lémures de su familia, como Zini, un lémur hijo de Plío, y Suri, la hermana menor. Zini pierde en la temporada de cortejos y se retira. Cuando una devastadora lluvia de meteoros provoca el caos, Áladar, Plío, Yar, Suri y Zini ponen rumbo a tierra firme. En el desierto escapan de una manada de velocirraptores, posteriormente se encuentran con una horda de dinosaurios (Parasaurolophus, Struthiomimus, Pachyrhinosaurus, Stygimoloch, Styracosaurus, Microceratops e Iguanodon) que buscan desesperadamente un lugar donde emigrar y vivir en paz, pues el agua y la comida empiezan a escasear. Aladar se encuentra con tres dinosaurios, Eema, un estiracosaurio, Baylene, un braquiosaurio, y Url, un anquilosaurio y mascota de Eema. Eema les explica que la manada se dirigía a los Nidales, donde todos los dinosaurios criaban. Baylene añadió que para ellas era casi imposible mantener el paso, debido a que Kron, líder de la horda, un iguanodonte muy fiero y despiadado, intenta que la manada avance rápido. Aladar se adelanta y llega donde están Kron, su hermana Neera y su segundo al mando, Bruton. Aladar le sugiere a Kron disminuir el paso, pero el no le hace caso. Caminando en largos y calurosos días por el desierto y expuesta a los ataques de los Velociraptores, la horda de Kron cada día se pone más cansada. Kron, por medio de Bruton, el teniente, avisa que no esperarán a nadie. Aladar hace todo lo posible por ayudar a Baylene y a Eema. Una noche, Aladar contempla el cadáver de un estrutiomimo, que probablemente haya muerto de cansancio. Aladar se adelanta, mientras la manada de velociraptores desciende a alimentarse con el animal. Al día siguiente, los raptores ya se habían comido la carne, pero luego huyen despavoridos de un par de carnotauros, que siguen a la horda. Kron y Bruton dan gritos de alegría, percibiendo Eema que están muy cerca del lago. Kron, nota que el lago se ha secado y manda a Bruton y a otro iguanodonte a buscar agua. Kron y la manada avanzan rápido, dejando atrás a Baylene, Eema, Url, Aladar y los lémures. Eema está tan sedienta que no puede avanzar. A Zini y a Aladar se les ocurre que debe haber agua debajo de la superficie. Él y Zini ayudan a Baylene a abrir un hoyo, al momento que agua fresca sale a borbotones. Áladar da un fuerte bramido, avisando a la manada de la presencia de agus. Eema, lentamente, avanza hacia el agua y bebe, al igual que Baylene y Url. Dos pequeños dinosaurios huérfanos, criados por Neera, la hermana de Kron, avanzan corriendo hacia el agua, pero Kron se adelanta y bebe sin darle las gracias a Áladar. Luego llega la manada en estampida, que bebe impacientemente. Neera observa como el gentil Áladar le ayuda a Eema a salirse del camino, para evitar que la atropellen.

Bruton y su compañero, siguen sin encontrar agua, cuando Bruton percibe la presencia de los dos carnotauros. De repente, uno de los carnotauros se lleva al compañero y lo devora, mientras que el otro hiere a Bruton. Mientras tanto, Áladar les ayuda a beber a los dos dinosauritos huérfanos, y luego a Neera, cuando los dos de repente se empiezan a enamorar. Mientras Kron contemplaba nervioso la escena, Bruton llega hacia él con su pata rota. Percibiendo el dinosaurio líder que los carnotauros siguen el rastro de Bruton, lo expulsa y con sus bramidos alerta a la manada.

Áladar protesta sobre el tema de esperar a los dinosaurios viejos, pero Kron se enfada más y lo ataca. Kron, furioso, aparta a Neera y continúa el viaje. El preocupado dinosaurio corre a alertar a sus amigos. Áladar se apura, pro por desgracia, los amigos de Áladar eran muy lentos. Él y sus amigos de repente pierden a la manada de vista.

Los carnotauros acechan a los dinosaurios. Mientras Áladar y sus amigos avanzan con recelo, encuentran a Bruton que se quedó atrás también. Además, se encontraba malherido y luchaba solo por sobrevivir. Usando un palo como guía, Url indica a los demás un camino que llega a una cueva. Mientras Bruton agoniza, Áladar, los lémures, y los débiles se ponen a descansar. Baylene de repente divisa a Bruton entre la tormenta. El gentil Aladar lo aloja en la cueva. Bruton, poco a poco, se deja llevar por la amabilidad de sus nuevos amigos.

Aladar se despertó por los temblores que provocaron los carnotauros. En silencio intentaron evacuar a sus amigos, pero una roca se desprendió atrayendo la atención de los carnotauros, los cuales vieron a Aladar. Los carnotauros entran a la cueva. Mientras Aladar evacua a sus amigos, es atacado por uno de ellos. Bruton se detiene y se sacrifica intentando pelear contra los terópodos. De repente el techo de la cueva se derrumba sobre Bruton y los carnotauros. Después de despistar a uno de los carnívoros,Bruton muere enterrado bajo las rocas. Aladar se entristece, pero luego nota que uno de los carnotauros también ha muerto, y que el sobreviviente está herido.

Mientras tanto, en el desierto, Kron arrea a su manada. Los dos huérfanos están cansados y uno de ellos sucumbe. Neera acude rápidamente y ayuda a los dos pequeños a avanzar. Sin embargo Neera se preocupa, pues no ve rastro de Áladar y los demás. Aunque el derrumbe de rocas había salvado a Áladar y a sus amigos, pero ahora estaban atrapados en la cueva. Sin embargo, Zini y Suri percibieron la presencia de otro mundo atrás de un deslizamiento de rocas. Aladar golpea la pared de rocas, pero las rocas no ceden. Animado por Baylene, Áladar, después de casi rendirse empuja con más fuerza, ayudado por sus compañeros. Después de un gran golpe que propinó la elegante braquiosaurio, las rocas sucumbieron y frente a ellos aparecieron Los Nidales. Mientras Baylene, Url, Zini y Suri salían a entretenerse a una piscina, Aladar se preocupó sobre donde se encontraba la horda.

Eema se dio cuenta de que un deslizamiento de tierra y rocas había bloqueado la entrada habitual a los Nidales que la horda solía utilizar. Áladar, al pensar en Neera, Kron y los demás dinosaurios, se fue a mostrarles la entrada por la cueva.

Mientras el iguanodonte, después de atravesar el derrumbe de rocas, avanzaba en el desierto, ve al carnotauro sobreviviente comiéndose un Stygimoloch. Áladar se escabulle, pero el carnotauro detecta la presencia de él y lo sigue. Aladar por fin encontró a la manada y vio que Kron, indignado porque la salida estaba bloqueada, empujaba a los pequeños huérfanos para que treparan las rocas y les obligaba a la horda que los siguieran. Aladar le sugirió a Kron que cediera y le permitiera a el guiar a la manada pero Kron por su orgullo no cede y Aladar y él se pelean mientras Neera deshonra a Kron con un golpe en el costado y luego se marcha con Aladar y la manada, pero en ese momento aparece el carnotauro dispuesto a llevarse un dinosaurio como cena, pero Áladar jamás pensó en permitir eso y valientemente se enfrenta al carnotauro cara a cara la manada lo respalda y junto a él lo acosan. El carnotauro\kkro divisa a Kron resbalándose en la montaña de rocas que impedía la entrada a los Nidales y lo persigue para comérselo, pero Neera lo intenta salvar y Áladar va tras ella. Kron al ver al carnotauro tan cerca lo golpea con su cola fuertemente pero el carnotauro no es herido y lo muerde con sus potentes mandíbulas por el costado y lo lanza contra una roca puntiaguda y Kron se hiere en medio del impacto, quedando inmóvil en el mismo lugar. Neera empuja al carnotauro con su lomo y el carnívoro con sus cuernos la tira hacia atrás, Áladar lo golpea con su cola y lo empuja hacia el acantilado las débiles rocas no soportan el peso del terópodo y se empezaron a derrumbar. El carnotauro intenta jalar a Aladar pero el iguanodonte sobrevive. El enorme dinosaurio depredador cae a las piedras puntiagudas y muere en el accidente. Luego Neera va hacia Kron pero este ya había muerto. Ella llora la muerte de su hermano, Áladar la consuela y juntos regresan a la manada y llegan a Los Nidales. Tiempo después, Áladar y Neera crían y con ellos se reúnen sus amigos y ven a uno de los bebés romper el cascarón y Yar lo recoge. Eema y Baylene dan palabras de admiración. Mientras Plio, Suri y Yar tienen al bebé, Zini encuentra a un grupo de lémures coquetonas y pereceor primera vez tiene éxito como galán. Luego, Áladar, Neera, los lémures, los hijos adoptivos de Neera, Eema, Baylene y Url dan gritos de felicidad pues por fin son una familia, mientras el resto de la horda ve crecer a su descendencia y una bandada de Ichthyornis vuela sobre los Nidales.

Premios[editar]


Además fue nominadas a otros premios entre los que destacan 5 nominaciones a los Annie.

Doblaje[editar]

Español de España:

Español americano:

Voces Adicionales:

Dinosaurios y otros animales de la película[editar]

Dinosaurios terópodos[editar]
Dinosaurios saurópodos[editar]
Anquilosaurios[editar]
Dinosaurios ornitópodos[editar]
Paquicéfalosaurios[editar]
Dinosaurios ceratopsios[editar]
Primates[editar]
Pterosaurios[editar]
Lepidosauromorfos[editar]
Anfibios temnospóndilos[editar]
Aves[editar]
Insectos odonatos[editar]

Créditos Técnicos:


Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]