Dinastía arsácida de Partia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Dinastías arsácidas»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Imperio parto en su máxima expansión, a finales del siglo I a. C.

La dinastía arsácida de Partia fue la dinastía de reyes partos que reinaron en el antiguo Irán y formaron el Imperio parto. Fundada en 250 a. C. por Arsaces I, conservó el trono hasta 224, año en el que fue reemplazada por la de los sasánidas. El último arsácida que reinó sobre los partos fue Artabano IV, que fue vencido por Ardacher I, hijo de Papak.

Estaban emparentados con la dinastía arsácida de Armenia y con los reyes arsácidas de Atropatene.

Contexto histórico[editar]

Después de la conquista del Imperio persa por Alejandro Magno, rey de Macedonia, Persia estuvo constantemente debatida entre las viejas tradiciones persas y el nuevo modo de vida del periodo helenístico, que los dirigentes helenos al final no fueron capaces de resolver.

Finalmente, los griegos y su cultura «ciudadana», no jugaron más que un papel secundario frente a los modelos anteriores a la conquista que hicieron su reaparición con fuerza, tales como el empleo persistente del arameo en la administración y el comercio.

El Imperio seléucida reinó sobre las tierras helenas de Asia después de la muerte de Alejandro: territorio estirado hasta el extremo que descuidó sus posesiones persas por su preferencia por Anatolia y Siria.

Los parnos, tribu nómada irania, sacó provecho de esta situación, que creció con la desintegración del Imperio seléucida, seguido de unas querellas de sucesión tras la muerte de Antíoco IV Epífanes en 164 a. C.

El otro reino helenístico en tierras irania e india, el Reino Grecobactriano, sufrió la misma suerte, barrido por las migraciones de los nómadas yuezhi y el ascenso del Imperio Kushān.

El siglo I a. C. vio desmoronarse los últimos restos de los reinos helenísticos y la emergencia de los que acabarían siendo enemigos mortales de los partos: los romanos y los Kushān, después de varias guerras y conflictos.

En 247 a. C., dos hermanos, Arsaces I (Aršak) y Tirídates, de la tribu nómada irania de los parnos, provenientes de las riberas del Amu Daria, ocuparon la satrapía seléucida parta del territorio de Tejen, y mataron a su gobernador Andrágoras. Esto prefiguró las grandes dificultades y sinsabores que conocería Seleuco II antes de perder el control de Bactriana, cuyo sátrapa griego Diodoto dirigió la rebelión (futuro Diodoto I).

Los partos estuvieron a la defensiva durante casi un siglo, durante el cual la escena mundial se transformó radicalmente. En 190 a. C., el rey seléucida Antíoco III el Grande sufrió una derrota aplastante por parte de los romanos en la Batalla de Magnesia, en Magnesia del Sipilo, lo que marcó el inexorable declive de su reino. Tras la muerte de Antíoco IV en 164 a. C., estallaron luchas intestinas en el seno de la dinastía real, dejando la vía libre a las campañas de Mitrídates I de Partia durante su largo reinado de 171 a 138 a. C.

Mitrídates I, anexionó las provincias de Media, Susiana, Persis, Caracene, Babilonia, Asiria, al oeste, y las de Gedrosia y Sistán, al este. Se apoderó también de Seleucia del Tigris, que era la segunda ciudad más grande del Asia occidental. Los partos respetaron la autonomía y las instituciones griegas de Seleucia, y fundaron, enfrente, en la orilla izquierda del Tigris, la ciudad de Ctesifonte, la nueva capital del nuevo imperio.

Durante el reinado de Demetrio II Nicátor, los seléucidas intentaron reconquistar los territorios perdidos, pero en 139 a. C., el rey perdió frente a la caballería parta y fue hecho prisionero por Mitrídates I, quien le trató bien, incluso le dio a su hija en matrimonio, no obstante, le mantuvo en cautividad en Hircania hasta su muerte.

La dinastía[editar]

La línea principal de la dinastía recibió el nombre de su fundador, Arsaces I de Partia (249-247 a. C.) y continuó con Arsaces II o Tiridates I (247-214 a. C.), su hijo Artabano o Arsaces II(214-196 a. C.), y el hijo de éste, Priapatios (196-181 a. C.). Se atribuye a este rey el origen del linaje de los reyes de Armenia, mediante su hijo de nombre Valarsaces o Valarshat, sin embargo los reyes de Armenia eran en realidad descendientes de Artaxes.

Fraates I (181-173 a. C.), Mitrídates I de Partia (173-136 a. C.), Artabano I (127-124 a. C.) y Maukisres, fueron los hijos de Priapatios.

Fraates II (136-127 a. C.) y Sinatruces (77-69 a. C.), fueron hijos de Mitrídates I, y Mitrídates II (124-87 a. C.), lo era de Artabano I.

Fraates III (69-57 a. C.), era hijo de Sinatruces, y tuvo dos hijos: Mitrídates III (57-52 a. C.) y Orodes I (52-37 a. C.).

Este último fue el padre de Pacoro I (42-38 a. C.) y de Fraates IV (37-2 a. C.).

Fraates IV, dejó seis hijos: Vonones I (7-10), Seraspadane, Rodaspes, Gev, Fraates y Fraataces o Fraates V de Partia (2 a. C.-5 d. C.).

Vonones I fue el padre de Meherdates o Mitrídates IV (49). Seraspadames fue el padre de Tiridates II (32-29 a. C. y 28-26 a. C.). Y Artabano fue el padre de Gotarces II (40-51)

La línea principal se extinguió aquí. La filiación de otros reyes es incierta.

La línea femenina se inició con Artabano II (10-36, 37-39 y 40-42), que tuvo cuatro hijos: Arsaces, Orodes, Artabán y Vardanes I (42-46). Este último fue el padre de Vonones II (51).

Vonones II tuvo tres hijos: Pacoro, rey de Atropatene, Tiridates I de Armenia (53-54, 55-58 y 62-100) y Vologases I (51-77). El más problemático de identificar es el primero, porque unos dicen que fue el rey Pacoro II (79-105) y otros que fue un personaje diferente, nieto de Vologases I.

Vologases I tuvo tres hijos: Vardanes, Vologases II (77-79) y Artabano IV (80-90). El linaje de Vologases continuó hasta los últimos reyes.

Los hijos de Vardanes fueron tres: Pacoro, Osroes I (105-115 y 117-129) y Mitrídates IV (115-116 y 129-140). Pacoro ha sido identificado con el rey Pacoro II (79-105), aunque es indemostrable y probablemente erróneo. Es posible, en cambio que fuese el padre de los reyes armenios, Axidares (100-113) y Partamasiris (113-114). En tal caso, Pacoro de Atropatene no habría tenido sucesión.

Mitrídates fue el padre de Sanatrokes II (asociado, 115-116 y 129-139). A Axidares de Armenia le sucedió Partamaspades (116-117), que después fue rey de Osroene (118-123).

La estirpe de Vologes II continuó con su hijo Vologases III (140-147), su vástago Vologases IV (147-191), y el hijo de éste, Vologases V (191-208 o 209), que tuvo dos sucesores: Vologases VI (208 o 209-228) que gobernó la parte oriental hasta la conquista sasánida, y Artaban IV (209-226), que rigió la occidental hasta el año 226. Su hijo, Artavades (226-231), fue el último rey parto de la dinastía arsácida de Partia, pero la dinastía siguió reinando en Armenia hasta finales del siglo IV.

Soberanos partos[editar]

Cronología[editar]

Establecer una lista de los soberanos partos no es fácil. A diferencia de los imperios romano o chino, el parto no dejó una crónica histórica. Los reinados de los diferentes monarcas son conocidos por las monedas que acuñaron, algunas inscripciones, papiros y ostracas, así como por las fuentes históricas escritas por otros pueblos (historiadores romanos y chinos). Para los reyes que tuvieron reinados cortos, a veces es difícil establecer la cronología y resulta incierta. Repetidas veces el soberano designado es puesto en duda por los oponentes, de vez en cuando sostenidos por los romanos: podía, por lo tanto, haber varios reyes en un mismo periodo. Los números asignados por los historiadores modernos y contemporáneos permiten diferenciar los reyes partos con el mismo nombre, con la reconstrucción de la historia de la dinastía y de sus sucesiones, a veces agitadas. Los descubrimientos de monedas, ostraka de Nisa y la inscripción del Heracles de Seleucia del Tigris han precisado episodios desconocidos de la historia parta. Existen varios sistemas de numeración de la realeza parta. Por ejemplo, el soberano conocido actualmente como Vologases IV, y que tuvo un largo reinado, del 147 al 191, fue durante mucho tiempo conocido como Vologes III (puesto que no se computó a los Vologases, que habían reinado desde el 77 al 80), y figura con ese número en la mayoría de las obras de referencia antiguas, y a veces incluso en los trabajos recientes de investigadores poco familiarizados con los detalles de la historia de los Arsácidas, por ejemplo cuando un rey es mencionado en relación con el Imperio romano.

Bibliografía[editar]