Dilema

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un dilema (del latín dilemma y éste del griego δίλημμα “dos premisas”) es un argumento que está formado por dos proposiciones contrarias y disyuntivas: al conceder o negar cualquiera de estas dos proposiciones, queda demostrado aquello que se quería probar.

En el lenguaje cotidiano, se entienda al dilema como un problema que puede resolverse a través de dos soluciones pero que ninguna de las dos resulta completamente aceptable o, por el contrario, que las dos son igualmente aceptables. En otras palabras, al elegir una de las opciones, la persona no queda del todo conforme. Lo que hace un dilema es poner a un individuo en una situación de duda, debatiéndose entre dos alternativas. El dilema puede generarse por diversas cuestiones: profesionales, morales, etc. Es frecuente que la persona se debata entre una opción “correcta” (aquello que supone que debe hacer) y una opción “sentimental” (aquello que siente que quiere hacer). El surgimiento de dilemas en la vida cotidiana es muy frecuente. Supongamos que, al redactor de un periódico, su jefe le ordena escribir una nota a favor de un auspiciante del diario que está siendo investigado por corrupción. El periodista, sin embargo, tuvo acceso a pruebas que demuestran la culpabilidad del auspiciante. El redactor, por lo tanto, se enfrenta a un dilema: obedecer a su jefe para conservar su empleo, aún mintiendo a los lectores; o escribir una nota con la verdad sobre el caso, con el riesgo de quedarse sin trabajo.

El dilema se utiliza en ocasiones como recurso retórico, en la forma "debes optar por A o B"; en este caso, A y B serían proposiciones que conducen a conclusiones adicionales. Usado de este modo, el dilema puede, en algunas ocasiones, llegar a proponer tres soluciones, con lo que no se habla de dilema sino de trilema, dilema de tres soluciones, ninguna de las cuales es completamente aceptable, (A, B o C). La aparición de un dilema a lo largo de una argumentación puede invalidar su eficacia, siendo así considerada una falacia.

El dilema planteado como argumento es llamado argumento cornuto.

Tipos de dilemas[editar]

Dilemas morales[editar]

En ellos se plantean problemas abstractos, generales, que a veces son de difícil ubicación en la realidad, pero quienes los analizan reconocen que son siempre posibles en determinadas ocasiones de la vida real. Se suelen obtener de la literatura, de los medios de comunicación o de la propia imaginación de quien los elabora. Las situaciones y los personajes generalmente están alejados del mundo real de los sujetos a los que se les proponen, pero o bien se parecen en algo a otras situaciones vividas o conocidas por el sujeto, o bien algún miembro de su entorno social o familiar es susceptible de reflejarse en la narración. Este tipo de dilemas presentan menos interés para el alumno al faltarles la riqueza y la variedad de la propia experiencia, pero pueden favorecer el razonamiento como habilidad discursiva.

Los dilemas morales son narraciones breves en las que se plantea una situación posible en el contexto con la finalidad de que los alumnos lleven a cabo una reflexión y analicen una posible solución.

La discusión de dilemas morales pretende la creación de puntos de vista por parte de los alumnos, ya que entre ellos se establece un debate que les permite replantearse posiciones y razonamientos para determinar ciertas cuestiones morales.

Dilemas morales reales[editar]

Son dilemas malos Estos plantean situaciones conflictivas sacadas de la vida diaria y de sus problemas. Se basan en hechos reales, cercanos en el tiempo o en el espacio a los sujetos y suelen extraerse de los distintos medios de comunicación, de situaciones o sucesos históricos, de situaciones o vivencias personales, entre otros. (problemas de libertad, sexo, conciencia personal). Este tipo de dilemas son más motivadores y facilitan la implicación de los sujetos participantes que, de una u otra manera, ven reflejadas en ellos situaciones más o menos cercanas.

EJEMPLO:

Supón que tu madre está enferma de muerte y necesita un medicamento y no tienes el dinero para comprarlo y vas al boticario y le pides que te lo de para pagarlo mas tarde, el boticario no te lo da y es la única farmacia en 200 kilómetros a la redonda y cierra en 5 minutos, ¿dejarías morir a tu madre o lo robarías para salvarle la vida? Ese es un dilema moral real, el punto donde tienes que utilizar la razón contra la moral.

Véase también[editar]