Diego de Valera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Diego de Valera (Cuenca, 1412 - El Puerto de Santa María, 1488), guerrero, diplomático, humanista, traductor, escritor e historiador español.

Biografía[editar]

Era hijo, probablemente bastardo, del médico de Enrique III y Juan II Alonso García Chirino, escritor de obras de su especialidad y del consejo real, aunque de estirpe judeoconversa, por más que muy acreditada por su solera: descendía de Atanso Pérez Chirino, que asistió a la conquista de Cuenca en 1177 y recibió allí de Alfonso VIII mercedes y heredamientos. Su madre fue una tal María de Valera, a la que se supone nieta del caballero Juan Fernandez de Valera, el Joven, regidor de Cuenca y criado de la casa de don Enrique de Villena, quien le dedicó algunos tratados. Su madrastra fue Violante López de Toledo, de la que tuvo cuatro alnados o hermanastros, uno de ellos Juan Alonso Cherino (enviado, junto con fray Francisco de Soria, por Juan II a Durango para realizar las primeras indagaciones sobre el movimiento herético surgido allí, ferozmente reprimido).

Mosén Diego de Valera fue doncel o paje de Juan II de Castilla en 1427, con quince años, y tres años después le dieron el mismo cargo con el príncipe Enrique; lo nombraron caballero en el asedio a Huelma y llevó una vida típicamente caballeresca, pero también de educado y reputado humanista; sirvió al rey, luchó en las batallas de Toro y de la Higueruela (1431) y desde 1437 viajó por toda Europa, sirviendo a los reyes Carlos VIII de Francia en el sitio de Montreal contra los ingleses (1444) y al rey de Hungría Alberto de Bohemia, a quien asistió en Praga contra los rebeldes husitas, de suerte que se ganó de él las condecoraciones de la orden del Dragón y de la del Águila blanca entre otras recompensas; a su vuelta Juan II le otorgó la divisa de la Orden de la escama y el tratamiento de mosén, más frecuente en Aragón que en Castilla. Fue procurador por Cuenca en las Cortes de Tordesillas (1447) y además embajador de Castilla en diversas comisiones en que el rey lo embarcó a Dinamarca, Inglaterra, Borgoña y Francia. Al volver se adhirió a los adversarios del condestable don Álvaro de Luna y ayudó en su caída. En Sevilla, fue ayo de los Stúñigas o Zúñigas (Álvaro de Zúñiga, 1454) y después fue nombrado justicia mayor de Palencia (1462) y maestresala de Enrique IV y Fernando el Católico; este último lo designó además consejero suyo (1477) y corregidor de Segovia (1478), cargo que abandonó en 1480. Estuvo al servicio del Duque de Medinaceli desde 1467; se casó con María de Valencia y fundó y dotó la capilla de Santa Ana en la iglesia mayor del Puerto de Santa María (Cádiz); murió siendo alcaide del castillo del Duque en la ciudad en 1488.

Obras[editar]

Escribió 26 Epístolas llenas de consejos a Juan II, Enrique IV y los Reyes Católicos, pero también a diversos amigos suyos, en estilo llano y castizo, donde por ejemplo declara su amor de historiador por la verdad:

Que es escripto bienaventurados ser aquellos que por la justicia han persecuciones. E debes traer á memoria que las fístolas e viejas llagas no se curan con blandas melezinas, nin se debe dexar de dezir la verdad por temor de ninguna pena, nin hayas por gran cosa nin por alguna ley reprobado el menor de los hombres fablar en la más alta cosa de las humanas, ca todas las cosas mortales al hombre mortal son sujectas[1]

Y, en efecto, la dicha carta al rey Juan II le costó perder varias prebendas. Una historia del mundo hasta su época basada en cronicones anteriores, titulada Crónica abreviada o Valeriana (1482), en la que destaca la parte dedicada a Juan II, como conocedor directo de los hechos. Una crónica del rey de Castilla Enrique IV es el Memorial de diversas fazañas, cuya continuación de la misma pluma es la Crónica de los Reyes Católicos, que abarca entre los años 1474 y 1488 y trata sobre la guerra contra Portugal y la guerra de Granada. Entre sus fuentes puede reconocerse, para la primera, las Décadas de Palencia, y, para la segunda, las Cartas del Marqués de Cádiz.

Escribió además el Tratado de las armas o de los rieptos y desafíos, donde desvela sus profundos conocimientos en heráldica; la Providencia contra Fortuna (Sevilla, 1502), el Ceremonial de príncipes, el Espejo de verdadera nobleza, el Doctrinal de príncipes y la Defensa de las virtuosas mujeres. Según Nicolás Antonio compuso también una Historia de la casa de Zúñiga. En verso escribió una Letanía y unos Salmos penitenciales. Tradujo además del francés el Árbol de batallas. Algunas de sus composiciones poéticas se incluyen en el Cancionero de Stúñiga.

Notas[editar]

Escritos[editar]

Varios[editar]

  • Cartas

Historia[editar]

  • Memorial de diversas fazañas
  • Crónica de los Reyes Católicos
  • Historia de la casa de Zúñiga
  • Genealogía de los reyes de Francia
  • Crónica de España (Sevilla: Alfonso del Puerto, 1482), muy reimpreso.

Escritos caballerescos[editar]

  • Tratado de los rieptos e desafíos que entre los cavalleros y hijosdalgo se acostumbran hazer, según las costumbres de España, Francia e Inglaterra, en el qual se contienen quáles y quántos son los casos de traición e de menosvaler e las enseñas e cotas darmas, compuesto según Ángel Gómez Moreno entre 1458 y 1467.
  • Ceremonial de príncipes Valencia: Juan Viñao, c. 1517.
  • Preeminencias y exenciones de los oficiales de armas
  • Defensa de virtuossas mugeres.

Filosofía y moral[editar]

  • Providencia contra Fortuna (Sevilla, 1502)
  • Tratado de exhortación y comendación de paz
  • Breviloquio de virtudes

Espejos de príncipes[editar]

  • Espejo de verdadera nobleza
  • Doctrinal de príncipes (1469-10-08 a quo - 1488 ad quem?)

Lírica[editar]

  • Letanía
  • Salmos penitenciales
  • Cancionero

Traducciones[editar]

  • Árbol de batallas, del Arbre des batailles de Honoré Bouvet (¿1345?-¿1405?)

Fuentes[editar]

  • Diccionario de literatura española, Madrid: Revista de Occidente, 1964.

Enlaces externos[editar]