Diego de Osorio y Villegas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Diego Osorio Villegas (Sasamón,? - Santo Domingo, 1600), fue un militar español que ocupó el gobierno de la Provincia de Venezuela entre 1589-97 y gobernador de Santo Domingo en 1597.[1]

Como militar participó en las guerras de Flandes durante quince años y pasó nueve años en la armada española en Italia y España. Recibió el gobierno de la provincia española de Venezuela el 4 de diciembre de 1588. Actuó como gobernador general de ella entre 1589 y 1597, así como de la Real Audiencia de Santo Domingo entre 1597 y 1600. También fundó las ciudades de La Guaira, Guanare (1593) y La Victoria (1595).[2]

Biografía[editar]

Nació en el municipio de Sasamón, en la provincia de Burgos (Castilla y León, España). Osorio Villegas participó en el bando español durante las guerras de Flandes, desarrolladas durante quince años y, en otros nueve años, participó con la armada española en Italia y España. Sería más tarde cuando se dirigiría a América con el fin de ocupar el cargo de comandante de la flota de galeras española en Santo Domingo. El 4 de diciembre de 1588 fue nombrado gobernador de la Provincia de Venezuela.[2] Cuando llegó a Caracas se encontró con una población soliviantada contra su predecesor, Luis de Rojas y Mendoza, que formularon una gran cantidad de quejas contra él, de forma que Osorio tuvo que residenciarlo. Este hecho, desató una guerra civil, que enfrentó a los partidarios de Rojas con los de Osorio. Con el fin de acabar con las querellas, Osorio decidió recurrir a la Real Audiencia de Santo Domingo, que envió un juez de la Inquisición, Diego de Legisamon, para depurar los hechos. Legisamon, para obtener un mayor provecho de su comisión, decidió encausar y procesar a varios personajes a clase alta. Cuando Osorio se quejó a la Audiencia, esta ordenó la retirada de Legisamón. Este hecho (pues Osorio vio como todas sus gestiones para repoblar la villa no daban resultados)[3] provocó que en 1589 comenzara a construir un fuerte, una atarazana y un muelle, alrededor de las cuales se concentraría rápidamente la población, configurando desde 1590 la nueva localidad de fines portuarios de La Guaira. Osorio también reformó las ordenanzas municipales con el fin de adaptarlas a las recientes necesidades administrativas. Él también propuso al cabildo la contratación del poeta Fernán de Ulloa, con el fin de que escribiera la crónica de la conquista española.[3] [2]

También en 1589, la elevada falta de liquidez que se manifestaba en de la hacienda provincial, impulsó que Osorio intentara convencer al consejo del cabildo para que convirtiera en moneda legal a las perlas de la Isla Margarita, algo que lograría que se aprobara el 9 de septiembre. Fue también en ese mismo año cuando convocó en Caracas a los procuradores de las principales ciudades de la provincia de Venezuela, para hacer efectiva la elección a procurador para representar los intereses venezolanos ante la corte madrileña. Fue elegido como procurador Simón de Bolívar el Viejo, ancestro de Simón Bolívar y secretario de Osorio.[2]

Impuso la nueva cédula real sobre las alcabalas, para reconstruir la flota de Indias, y no provocar disturbios antes ni durante el proceso de la reconstrucción, tomando el ejemplo de otras provincias americanas. Siempre intentó evitar los conflictos entre los españoles y los indígenas. También trató de controlar los abusos de los encomenderos.

Entre 1594 y 1595 recorrió toda la provincia. Sin embargo, durante su viaje, en 1595, el corsario Amyas Preston aprovechó para atacar en La Guaira y saquear Caracas, a pesar del intento de resistencia por parte de algunos de sus habitantes como el llamado Caballero de Ledezma. Tras volver a Caracas, Osorio organizó la defensa del litoral para tratar de resistir los ataques de los piratas británicos, ordenando el establecimiento de varias guarniciones permanentes en las fortificaciones costeras.

En Caracas casó con Beatriz de Herrera y Molina. En 1597 fue nombrado por el rey presidente de la Real Audiencia de Santo Domingo. En abril del mismo año fue reemplazado por Gonzalo de Piña Ludueña en la gobernación de Venezuela.[4] Aunque, su gobierno fue muy aceptado por la población venezolana, que, trar finalizar su mandato, solicitó a la Corona su regreso al gobierno de la provincia, Osorio se dirigió a Santo Domingo, donde moriría tres años después, en 1600.

Basándonos en la información aportada por las crónicas, tras morir obtuvo el título de "padre de los pobres" y los esclavos negros de los ingenios dominicanos participaron en numerosas misas públicas organizadas en su honor.[2] [3]

Referencias[editar]

  1. http://sasamon.burgos.es/blog/ayalas-y-osorios-de-sasam%C3%B3n-venezuela Ayalas y Osorios, de Sasamón a Venezuela. Publicado por Isaac Rilova Pérez, doctor en Georgrafía e Historia.
  2. a b c d e http://www.labiografia.com/biografia-de-Diego_Osorio_Villegas-17191.html labiografía
  3. a b c http://sasamon.burgos.es/blog/ayalas-y-osorios-de-sasam%C3%B3n-venezuela Sasamon. La guerra despobló la ciudad.
  4. Capitanes Generales de Venezuela en la época de la Colonia, tomado de Gobernadores y Capitanes Generales de Provincia, por Guillermo Morón.

Enlaces externos[editar]