Diego López Pacheco y Portocarrero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Diego López Pacheco y Portocarrero
II marqués de Villena, II duque de Escalona y IV Conde de San Esteban de Gormaz.
Mayordomo mayor del rey y caballero de la orden del Toisón de Oro
Diego López Pacheco 414.jpg
Retrato de Diego López Pacheco y Portocarrero, estaba ubicado en Ermita de la Virgen de Consolación de Torredonjimeno y fue destruido durante la Guerra Civil española (1936-1939).
Jefe de la Casa de Pacheco
1468
Predecesor Juan Pacheco
Sucesor Diego López Pacheco Enriquez
Información personal
Nombre secular Diego López Pacheco y Portocarrero
Reinado Enrique IV de Castilla, Isabel I de Castilla, Juana I de Castilla, Felipe I de Castilla, Carlos I de España
Nacimiento c.1447
Belmonte
Fallecimiento 1529
Escalona
Residencia Castillo-palacio de Escalona
Familia
Dinastía Casa de Pacheco, Casa de Portocarrero
Padre Juan Pacheco
Madre María Portocarrero
Cónyuge María Juana de Luna Pimentel y Zúñiga, Juana Enríquez de Velasco
Descendencia Véase Descendencia

Blason Diego López Pacheco (1456-1529).svg
Escudo de Diego López Pacheco y Portocarrero

[editar datos en Wikidata ]

Diego López Pacheco y Portocarrero (c.1447[1] - Escalona, 26 de noviembre de 1529), también llamado Diego Pacheco y Diego Fernández Pacheco, fue un noble castellano, segundo marqués de Villena y segundo duque de Escalona.[2] Cuarto Conde de San Esteban de Gormaz y señor de Osma por su primer matrimonio. Mayordomo Mayor de la corona de Castilla entre 1472 y 1480. IV señor de Belmonte, y señor de Serón, Tíjola, Tolox y Monda.

Junto con su pariente, el arzobispo de Toledo Alfonso Carrillo de Acuña, fue el noble más destacado de entre los que apoyaron al bando de Juana la Beltraneja durante la Guerra de Sucesión Castellana (1475-1479); dicho bando, que a la postre resultó perdedor, estaba liderado por el rey Alfonso V de Portugal.

Posteriormente fue nombrado Capitán General de la Frontera de Granada (1490) y participó en las acciones militares que condujeron a la rendición del último reino musulmán de la Península Ibérica. En 1519 fue nombrado Caballero del Toisón de Oro por el emperador Carlos I de España.

Biografía[editar]

Diego era el primogénito de Juan Pacheco, uno de los políticos más influyentes de la época, y de María de Portocarrero Enríquez.

Etapa de Enrique IV[editar]

En 1468 recibió de su padre el título de marqués de Villena, poco después casó con Juana de Luna, que entonces contaba con sólo 12 años y era nieta de Álvaro de Luna. Estas nupcias formaban parte de un plan familiar para heredar parte de las posesiones de Álvaro de Luna. Juana Pimentel, abuela de Juana de Luna, intentó evitar el matrimonio sin éxito debido a la intervención del rey Enrique IV de Castilla.

El 27 de septiembre de 1470 recibía la villa de Requena tras un intercambio de villas pactado con Enrique IV y el duque del Infantado.

El 12 de diciembre de 1472, Enrique IV concede a su padre, Juan Pacheco, el título de I duque de Escalona. Éste moriría en 1474, momento tras el cual López Pacheco hereda este título.

Mientras el jovencísimo Diego era elegido Maestre por buena parte de la Orden de Santiago otra parte de ella elegía a Rodrigo Manrique, padre del poeta Jorge Manrique. Diego López Pacheco fue apresado en Fuentidueña por el conde de Osorno, quien a través de esta maniobra veía que podría manejar la decisión del rey sobre el titular del maestrazgo. El propio Rey junto con un nutrido grupo de nobles acudió a negociar la liberación del marqués de Villena, lo que les ocupó un espacio de 20 días, resolviéndose finalmente mediante un intercambio de presos, puesto que el bando real se había hecho con la condesa y su hijo.

Apenas dos meses después de la muerte de Juan Pacheco, y unos quince días después de estos eventos, en la madrugada del 11 al 12 de diciembre de 1474, moría Enrique IV de Castilla en el alcazar de Madrid, Diego López Pacheco se encontraba entre los nobles que le acompañaban, a él le legó el Rey sus efectos personales.[3]

Etapa de Isabel la Católica[editar]

En la Guerra de Sucesión Castellana (1475-1479), Diego, al igual que su padre había hecho anteriormente, apoyó a Juana la Beltraneja, que finalmente perdió la batalla por el trono. El propio Diego López Pacheco era quien, sucendiendo en esto a su padre, custodiaba a Juana entre 1474 y 1475, primero en el alcázar de Madrid y más tarde, en los castillos de Escalona y Trujillo.

Castillo de los Casares (Munera), semidestruido por orden de Isabel la Católica.
En 1476 la capital del marquesado, Villena, se alza contra el marqués sitiando a Pedro Pacheco en el castillo.

Al inicio de esta guerra (1475) el comienzo de las hostilidades aparecen ya en el mes de marzo con el levantamiento de Alcaraz; su fortaleza en manos del marqués, es asediada por los rebeldes locales y estos a su vez deben soportar asedio de los refuerzos que envía Don Diego en su ayuda. Finalmente los Reyes Católicos, en auxilio de la ciudad, ponen asedio a estos últimos quienes se ven obligados a deponer sus armas. Ello supone la caída de plazas del marquesado como fichas de dominó en favor de la causa isabelina.[4] Isabel I de Castilla ordena la destrucción de los castillos del marqués en Lezuza y Munera (Provincia de Albacete). Asimismo, el maestre Rodrigo Manrique logra apoderarse de Uclés y su fortaleza, a pesar de la defensa de su alcaide Pedro de Plazuela, partidario de López Pacheco. En Valencia, la localidad de Utiel inicia una serie de sublevaciones contra su dependencia del marquesado de Villena. Por su parte las tropas aragonesas toman el castillo de Jumilla, que estaba a cargo de un hermanastro de Diego: Rodrigo López Pacheco, alcaide del mismo.

Con todo, ya en 1476 muchas de las villas y ciudades del marquesado de Villena se alzaron también contra Diego, que perdió el control de la mayoría, incluidas algunas tan importantes como Villena y Chinchilla, junto con Utiel y Requena; éstas pasaron a formar parte del patrimonio real de los Reyes Católicos tras la capitulación de López Pacheco en 1480,[5] pese a los intentos de Diego por restituirlas.[6] También hubo de renunciar a Almansa y a Albacete. Los reyes, no obstante, le permitieron seguir usando el título de marqués de Villena, que nunca añadieron a los suyos.[7] Pudo retener Escalona y su ducado, Belmonte, Alarcón, Alcalá del Júcar, Zafra, Jumilla, Jorquera y Garcimuñoz.[8] Fue en las cercanías de este último castillo, luchando contra las tropas del marqués allí asentadas donde había perdido la vida el poeta Jorge Manrique. Enterado antes de que el poeta había sido seriamente herido por una lanza, Diego López Pacheco le envió su propio cirujano, pero no pudo evitar su muerte, que se produjo poco después. Aunque el marqués de Villena conservó este castillo, sus torres fueron desmochadas como castigo, por orden de los Reyes Católicos, perdiendo con ello su utilidad militar. En la práctica el territorio del marquesado había quedado reducido a señoríos concentrados en la zona de Jorquera y Jumilla y a algunas villas aisladas.

Su primera esposa, Juana de Luna, murió en 1480, heredando los títulos de esta el hijo único de ambos, Juan Pacheco y Luna.

Pese a la desposesión de muchos de sus territorios y la reducción de su poder militar mantuvo el alto nivel jerárquico que poseía entre la nobleza de la época. De acuerdo con el Libro de la Cámara Real del príncipe don Juan el Marqués de Villena ostentaba en aquella época la consideración de Grande del Reino, siendo el quinto de entre los nobles de mayor rango (por encima del Conde de Benavente y por debajo del Duque de Medina Sidonia), esto se veía reflejado en distintos aspectos protocolarios, y también por encontrarse todo este grupo de nobles entre los que desempeñaban el cargo de maestresala semanero del Príncipe.

En 1482 mueren dos de sus parientes más destacados: su primo, el Maestre de Calatrava Rodrigo Téllez Girón, luchando en la Guerra de Granada, quien muere con sólo 26 años de edad, y el prelado Alfonso Carrillo de Acuña, semipreso en su Palacio arzobispal de Alcalá de Henares por su oposición a la Reina Isabel.

El rey Fernando toma en 1483 la fortaleza de Tájara (Reino de Granada). Participa de esta acción de forma destacada el Marqués de Villena.

En 1484 Diego casó en segundas nupcias con Juana Enríquez y Velasco, hermana de Fadrique Enríquez de Velasco, Almirante de Castilla. Con ella tuvo un importante número de hijos. Ese mismo año participa en la conquista de Álora y Setenil.

Una de sus intervenciones más destacadas durante la campaña de Granada, acompañado de su capitán Diego Muñoz, fue la Toma de Málaga, en 1487, que a la postre resultó determinante ya que era la segunda ciudad más importante del último reino musulmán de la península ibérica; la bandera que tomó a los sarracenos aún puede observarse en la colegiata de Belmonte.

El 16 de febrero de 1490 es nombrado por Isabel y Fernando Capitán General en la guerra de Granada. Fue herido durante el mes de mayo, perdiendo el brazo derecho,;[9] en esta acción su hermanastro Alonso Pacheco perdía la vida. El 29 de julio recibe instrucciones militares del rey Fernando acerca de Guadix y de la fortaleza de Andarax, el monarca se dirije a él como "Marqués primo". En esa época se ocupa también de sofocar una importante revuelta cuyo epicentro era Fiñana. Asimismo participó en la conquista definitiva de la fortaleza de El Padul convirtiéndose en su primer Alcaide cristiano. El establecimiento de esta plaza fuerte a escasos kilómetros de la ciudad de Granada permitió el dominio cristiano del Valle de Lecrín, que resultó crucial para el asedio y conquista de la ciudad de Granada. Estuvo presente en la capitulaciones por las que se entregaba la ciudad de Granada a los Reyes Católicos.[6] En esta guerra también moriría su sobrino, Juan de Padilla, paje muy estimado por la reina Isabel.

En 1501, a la muerte de su hijo Juan Pacheco y Luna, se convierte en el Conde de San Esteban de Gormaz, título que trasladará a sus sucesores. Gracias a esto incorpora a sus dominios plazas como Alcocer, Ayllón, Maderuelo, Osma, Riaza y San Esteban de Gormaz.

Reinado de Juana y Felipe I de Castilla, regencia de Fernando el Católico[editar]

A finales de 1504 pasa a ser reina Juana I de Castilla, habiendo fallecido Isabel la Católica. Al año siguiente, en 1505, recibe el señorío de Overa a cambio de Xiquena y Tirieza. Junto con buena parte de la nobleza de Castilla apoya al esposo de Juana, el archiduque de Borgoña Felipe, frente a las aspiraciones de Fernando de Aragón.

En 1506 nace su hijo Diego, que se convertirá en sucesor de sus títulos.

En 1507 promete fidelidad a la política del cardenal Cisneros y a la regencia de Fernando. Contó desde entonces con la protección de este rey.

Asimismo, en 1509, recibe de Juana I de Castilla los señoríos de Serón y Tíjola, mercedes recibidas en el reino de Granada (Málaga) por su aportación en la guerra -que consideró demasiado escasas- y de Tolox y Monda en Almería, como compensación por los de Chinchilla, Almansa y Villena, ciudad a la que los Reyes Católicos prometieron no volver a ceder a noble alguno.

Etapa del Emperador Carlos I: Caballero del Toisón de Oro y Grande de Castilla[editar]

Coro de la Catedral de Barcelona, escudos de armas de los caballeros del Toisón de Oro; a la derecha, el de Diego López Pacheco.

En 1519 fue nombrado caballero de la Orden del Toisón de Oro, por iniciativa del joven Emperador Carlos, jefe de la Orden en aquel momento, siendo admitido junto con otros 10 notables de los territorios hispánicos en el Capítulo de Barcelona.[10] En el orden de nombramientos le correspondió el segundo lugar, tras el Duque de Alba, Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez, antecediendo al duque del Infantado.

La casa de Pacheco recibió en su persona el tratamiento de Grande de Castilla en 1520, bajo el reinado de Carlos I de España. La misma consideración se tuvo con sus primos de la casa de Téllez-Girón en la figura de Juan Téllez-Girón.

A finales de mayo de 1521, durante la Guerra de las Comunidades de Castilla intentó inútilmente actuar de mediador entre los toledanos, capitaneados por su sobrina María Pacheco y las tropas del rey Carlos.

Prestó millones de maravedíes al emperador Carlos para financiar su primera guerra contra Francia, gracias a la que se apoderó del Milanesado.

Fallecimiento y sepultura[editar]

Falleció el 26 de noviembre de 1529, siendo sepultado en el suelo del altar mayor de el Monasterio de El Parral. Su lápida, de bronce, fue robada y actualmente no hay en la iglesia actual referencia del lugar exacto donde se encuentran sus restos. La lápida contenía el siguiente epitafio: “Aquí yace sepultado don Diego Pacheco, Duque de Escalona, Marqués de Villena, Conde de Santisteban, Mayordomo mayor de la Corona de Castilla, pecador y muy errado, que murió pidiendo a Dios misericordia: año del Señor de 1529 años en seys de noviembre”.

Se dio cuenta de su fallecimiento en el tercer Capítulo de la Orden del Toisón de Oro, celebrado en 1531 en Tournay.

Humanista y devoto[editar]

Castilo de Escalona.

Diego fue un importante mecenas e impulsor cultural en su época. Fue admirador de Erasmo de Rotterdam y se rodeó de un círculo heterodoxo, se le consideraba "protector de conversos" y de "espirituales". En su castillo acogió a Pedro Ruiz de Alcaraz e Isabel de la Cruz que formaron el núcleo de alumbrados de Escalona, ambos fueron condenados a prisión de por vida tras un proceso inquisitorial. Pedro Ruiz de Alcaraz predicaba en Escalona desde 1519 por petición del Marqués. En 1527 se produjo la Conferencia de Valladolid, el marqués dijo a Alfonso de Valdés cuánto lamentaba no poder estar presente para "defender a Erasmo frente a las calumnias de los monjes".[11] Francisco de Osuna le dedicó en 1527 su libro El tercer abecedario, y lo mismo hizo Juan de Valdés dos años más tarde con su libro Diálogo de la doctrina cristiana (Universidad de Alcalá de Henares), Juan de Valdés había sido además paje a su servicio en 1523, la publicación de este libro le supuso la denuncia a la Inquisición y la huida a Italia, de donde jamás retornó. También estuvo en esa época en el castillo de Escalona, Juan de Cazalla, obispo de Verisa, que también fue capellán del Cardenal Cisneros. Otros personajes destacados con los que se relacionó fueron Francisca Hernández, Francisco Ortiz, y los frailes Francisco de Ocaña y Juan de Olmillos, prior de los franciscanos de Escalona.

Hernando del Pulgar le atribuye en su Cancionero General la máxima "muera la vida, y la fama siempre viva".[12]

Financió asimismo el avance de las obras y la consolidación de el Monasterio de El Parral, a donde hizo trasladar los restos de su padre, Juan Pacheco. Entre las obras impulsadas en este monasterio jerónimo por Diego López Pacheco, destacan las de la capilla mayor. En Belmonte hizo que esta localidad viviera un particular momento de esplendor gracias a la construcción de valiosas edificaciones como el Monasterio de Monjas Dominicas, el de las Monjas Concepcionistas, el de San Francisco, el Colegio de la Compañía de Jesús o las Ermitas de Santa Lucía y Nuestra Señora de las Nieves. Fundó el monasterio de la Santísima Encarnación de Escalona (1520), de estilo gótico tardío, y el Convento de la Concepción Franciscana de Ayllón (6 de junio de 1528). También contribuyó a la construcción de la Iglesia de la Santa Trinidad en Alarcón[13] y ordenó la edificación de la Ermita de la Virgen de Consolación en Torredonjimeno. En 1527, hizo construir en Escalona el Hospital de San Andrés, hoy desaparecido. Asumió para su Casa el Patronato General de la Orden Franciscana en España, gravando a sus sucesores con los gastos del capítulo de la provincia franciscana de Castilla.

Familia[editar]

Escudo de armas de Diego López Pacheco.

Ascendencia[editar]

Descendía por el lado paterno de dos importantes linajes de origen portugués y por el lado materno, de la alta nobleza castellana. Su escudo de armas refleja por el lado paterno las armas de su bisabuelo Martín Vázquez de Acuña (parte inferior izquierda) y de los Pacheco (en el II Marqués de Villena se recupera el nombre y los dos apellidos de su tatarabuelo, el noble portugués Diego López Pacheco), vía por la cual heredó el señorío de Belmonte; y por el lado materno, el escudo propio de la Casa de Portocarrero y el de su bisabuelo, Alonso Enríquez (Almirante de Castilla), quien a su vez era nieto del rey Alfonso XI de Castilla y sobrino de Enrique II de Castilla (parte inferior derecha). Hay que observar que las armas de los Acuña incluyen varios escudetes de azur, cargados de cinco bezantes de plata, que son las armas Reales de Portugal. Su abuela María Pacheco desciende asimismo, por vía ilegítima, de Sancho IV de Castilla.

Ancestros[editar]

[14]

Nupcias y descendencia[editar]

Contrajo dos nupcias.[15]

La primera, con María Juana de Luna Pimentel y Zúñiga (1456-1480), condesa de Santisteban de Gormaz, nieta de Álvaro de Luna y del I duque de Béjar, Álvaro de Zúñiga y Guzmán y heredera y primogénita de Juan de Luna, señor de Maderuelo. Era también señora de la ciudad de Osma y del Infantado, y de las villas de Riaza, Maderuelo, Castilnovo, Fresno de Cantespino, Langa de Duero, Oradero, Fresnas, Alcozar y Barahona. De ella nació:

  • Juan Pacheco y Luna (24 de abril de 1472-1501),[16] conde de Santisteban de Gormaz.[15]

Juana de Luna falleció en 1480, siendo enterrada en la capilla mayor de la catedral de Cuenca. El hijo de ambos falleció en 1490 sin haberse casado.

En segundas nupcias casó con Juana Enríquez de Velasco (hija de Alonso Enríquez de Quiñones, III Almirante de Castilla y por tanto prima hermana de Fernando II de Aragón) de cuyo enlace nacieron al menos diez hijos:

  • Diego López Pacheco (1506-1556), III duque de Escalona.[15] Escribano mayor de los reinos de Castilla y León, caballero del Toisón de Oro. Casó el 11 de marzo de 1525 con Luisa de Cabrera, sucesora del marquesado de Moya, con descendencia.
  • Isabel Pacheco.[6] Casa con el I duque de Arcos, Rodrigo Ponce de León, sin descendencia.
  • Magdalena Pacheco.[15] Casa con Pedro Portocarrero, II marqués de Villanueva del Fresno, sin descendencia.

En 1492 la marquesa estuvo a punto de morir, en su testamento se menciona a un hijo nacido anteriormente a Diego, Hernando, que fue paje del Príncipe Juan y murió siendo niño, y a otra hija, María; esta hija fue religiosa, así como otras hermanas del mismo matrimonio: Ana, Francisca y Juana. Todos los hijos varones de la pareja, a excepción de Diego, fallecieron siendo niños, además de Hernando, Luis y Francisco.

Cuando su hijo Diego tenía diez años, estableció la transmisión de su patrimonio y el mayorazgo que su primogénito habría de heredar. Dejaba asimismo 3 Millones de maravedíes para la hija mayor y dos para las siguientes. Dejaba también pleno poder sobre las rentas y territorios del marquesado para su mujer, Juana Enriquez "por el mucho amor que ella y yo nos avemos tenido".

Juana Enríquez de Velasco falleció apenas unos meses después que su marido, el 26 de abril de 1530; ella y Diego López Pacheco y Portocarrero fueron enterrados en el Monasterio de El Parral, donde ya descansaban los restos del I Marqués de Villena y de su esposa, María de Portocarrero.

Entre su descendencia directa destaca Juan Manuel Fernández Pacheco (1650-1725) fundador y primer director de la Real Academia de España y Mayordomo mayor del Rey de España Felipe V. El hijo de éste Mercurio Antonio López Pacheco desempeñó los mismos cargos a la muerte de su padre, además de dirigir la RAE participó anteriormente como fundador de la misma ocupando el sillón "Q".

Otros familiares destacados[editar]

Diego López Pacheco en el cine y la televisión[editar]


Predecesor:
Juan Pacheco
Mayordomo mayor del rey
1472 - 1480
Sucesor:
Juan Chacón
Predecesor:
Juan Pacheco
Duque de Escalona
COA Duke of Escalona.svg

1474-1529
Sucesor:
Diego López Pacheco Enríquez
Predecesor:
Juan Pacheco
Marqués de Villena
1468-1529
Sucesor:
Diego López Pacheco Enríquez
Predecesor:
Juan Pacheco y Luna
Conde de San Esteban de Gormaz
COA Count of San Esteban de Gormaz.svg

1501-1529
Sucesor:
Diego López Pacheco Enríquez

Referencias[editar]

  1. Alfonso Franco Silva, Entre la Derrota y la Esperanza: Don Diego López Pacheco, Marqués de Villena, p.21. Aquí se refiere que algún autor se inclina por 1443, aunque parece más probable 1447. También se ha encontrado consignado 1456 como año del nacimiento, lo que coincidiría con el año de canonización del matrimonio; sin embargo se sabe que se habían legitimado entonces varios hijos ya habidos de la pareja, por lo que con seguridad el nacimiento de Diego es anterior.
  2. Diego López Pacheco II Marqués de Villena, Ficha de la Casa ducal de Medinacelli, consultada el 10 de octubre de 2013
  3. http://www.sendadeloshuertos.com/mediapool/135/1355481/data/senda_pdf/67-68_senda.pdf
  4. Pretel Marín, A. Una ciudad Castellana en los Siglos XIV y XV. Instituto de Estudios Albacetenses. 1978. Pags. 156 y sgts.
  5. Soler García, José María (2006). Fundación Municipal José María Soler (ed.): «Historia de Villena: desde la Prehistoria hasta el siglo XVIII» (pdf) pág. 175. Villena: Digitalizado por la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Consultado el 15 de diciembre de 2012.
  6. a b c «Pacheco». Maderuelo. Consultado el 5 de diciembre de 2012.
  7. Soler García, José María (2006). Fundación Municipal José María Soler (ed.): «Historia de Villena: desde la Prehistoria hasta el siglo XVIII» (pdf) pág. 176. Villena: Digitalizado por la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Consultado el 15 de diciembre de 2012.
  8. http://www.jdiezarnal.com/castillodebelmonte.html
  9. Alfonso Franco Silva, Entre la Derrota y la Esperanza: Don Diego López Pacheco, Marqués de Villena, p.75
  10. Arte y simbología en el capítulo barcelonés de la Orden del Toisón de Oro (1519), consultado el 10 de octubre de 2013
  11. Matthew Paul Michel. 2009. Universidad de Florida. Memoria de Tesis Doctoral That which every christian must know: Juan de Valdés and the doctrina christiana.
  12. El lema "Muera la vida y la fama siempre viva" aparece en un documento de 1515 de 45 páginas: Fundación del Mayorazgo del Marqués de Villena. Se trata de un documento ricamente miniado con orlas en el estilo del Misal de Cisneros. En la inicial, retratos orantes de don Diego López Pacheco, duque de Escalona y marqués de Villena, y de su mujer doña Juana Enrfquez, acompañados de tres personas. En otras orlas retratos de sus hijos Fernando y Diego López Pacheco. Una copia de este documento se encuentra en la Fundación Lázaro Galdiano.
  13. http://www.descubrealarcon.es/statrinidad.html
  14. [1]
  15. a b c d «Diego López Pacheco, 2. duque de Escalona». GeneAll.net. Consultado el 15 de diciembre de 2012.
  16. http://www.sanesteban.com/villa/historia/