Diario (cuaderno de bitácora, periódico)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un diario (un periódico) es un documento que presenta en orden cronológico o temático un cierto número de informaciones y comentarios sobre sucesos ocurridos o previsibles durante un período dado (generalmente una jornada o una sucesión de jornadas, de allí precisamente el nombre de diario). Por extensión, un diario también designa una publicación (impresa) que agrupa y presenta cierto número de artículos sobre los sucesos y las actualidades del día.[1]

Historia[editar]

En el origen, se entendía por diario un registro de los eventos o sucesos más importantes en la vida de una persona (diario íntimo), o un registro de incidentes y novedades (diario de a bordo o cuaderno de bitácora;[2] por ejemplo, el oportunamente escrito por Cristóbal Colón en su primer viaje a América[3] ). Y uno de los ejemplos más representativos y antiguos es el Journal d'un bourgeois de Paris (Diario de un burgués de París),[4] en su momento llevado por un parisino entre 1405 y 1431, y luego continuado por otro hasta 1449.

Los primeros periódicos de actualidades (escritos) también se presentaron en forma cronológica, aunque pronto se evolucionó hacia una forma más sintética y práctica, clasificando los sucesos por temas y rúbricas.

Precisamente de esta mejorada forma de presentación y ordenamiento es que surge el concepto de periódico en su acepción más moderna, como soporte en papel conteniendo informaciones y datos correspondientes a un cierto período, y sustituyendo así a los términos gaceta y gacetilla en una parte de los usos.[5] [6]

A partir del siglo XVII el periodismo comienza a madurar, con el desarrollo de varias especialidades: político, informativo, cultural, y mundano.

El primer periódico impreso conocido se llama Strassburger Relation, y apareció precisamente en Estrasburgo hacia 1605. El periódico sueco Post- och Inrikes Tidningar o POIT, cuyo nombre equivale a Boletín de informaciones nacionales, es un periódico también muy antiguo, fundado en 1645 por la reina Cristina de Suecia; y precisamente en el año 2006 este órgano de prensa sin duda era el más longevo del mundo, aunque en enero de 2007, la versión papel del mismo se discontinuó, desplazada por una única versión web (la última edición-papel de este título estuvo datada 29 de diciembre de 2006).[7]

En Francia, el periódico más longevo fue La Gazette de France, fundado por Théophraste Renaudot, y publicado en París entre el 20 de mayo de 1631 y el 30 de septiembre de 1915.[8]

A lo largo del siglo XVIII surge el periodismo diario. El primero de este tipo fue el Daily Courant (1702-1735), que introdujo la publicidad en sus ediciones; y el segundo con salidas diarias fue el Diario Noticioso[9] (Madrid, 1758). Sin embargo, la periodicidad diaria no sería afirmada hasta comienzos del siglo XIX.

Con la industrialización de la prensa escrita, fueron fundados los grandes títulos de la prensa de hoy día, y el vocablo periódico se afirmó en su uso, designando a la vez el soporte físico de la información (el periódico en papel prensa) así como la organización o sociedad o institución que lo edita; este tipo de entidades emplea periodistas y reporteros, que son quienes elaboran los contenidos que luego son difundidos.

La manera de presentación de la información con una orientación sistemática y temática de los periódicos, rápidamente fue emulada por otros medios de comunicación: la radio, y luego la televisión, aunque en estos casos, la emisión de noticias y actualidades transmitidas por un presentador, tomó el nombre de informativo o noticiero o noticiario o radioinformativo o teleinformativo o telediario o teleperiódico.

El primer informativo televisado en Francia fue difundido en 1949 por la R.T.F. (Radiodifusión y Televisión Francesa), luego convertida en la O.R.T.F. (Office de radiodiffusion-télévision française).[10]

Construcción de un periódico de actualidades[editar]

Selección de artículos[editar]

Contenidos de apoyo: Selección de noticias (medios orales,[11] medios escritos).[12] [13]

En esta sección se detalla particularmente lo que se pasa en Francia, aunque en líneas generales, lo aquí presentado tiene validez también para otros países.

La redacción de un órgano de prensa reagrupa a todos los periodistas que participarán en la creación de la próxima edición, y está dirigida por un redactor jefe, cuyo rol es definir la orientación del periódico, establecer la agenda del día, de la semana, o del mes (según corresponda), y fijar en definitiva el número y la temática de los artículos que serán publicados en el periódico o en el magacín.

El redactor jefe es apoyado y respaldado por uno o varios adjuntos, que pueden ser responsables de una rúbrica o de un servicio (internacional, sociedad, deporte, cultura, política).

Una conferencia de redacción es una reunión durante la cual los periodistas se reúnen para intercambiar ideas sobre lo que es o será importante, lo que obviamente ameritará, para cada asunto, la inclusión de uno o varios artículos en el contenido a editar. En ocasiones, los asistentes a estas reuniones debaten, a veces en forma enfática o acalorada, lo que finalmente permite una buena selección, y una sana circulación de ideas en el seno de la redacción. Como conclusión o resultado, las temáticas y las orientaciones son bien definidas, así como los formatos (entrevista, reportaje, investigación, editorial, etc.).

En un diario, los temas cambian en función de la actualidad o de aquello que los periodistas recogen durante sus trabajos de campo. Alcanzada una determinada hora, la edición debe ser cerrada (en el caso de un periódico que se imprime en la madrugada, el cierre deberá ser entre las 20:00 y las 23:00 horas). Todos los periodistas deben respetar estos plazos (o sea, lo que se llama el deadline en la jerga inglesa), y deben entregar sus artículos en hora oportuna.

Las versiones entregadas de esos artículos son enviadas al secretario de redacción, quien es un periodista usualmente elegido entre los propios redactores o los reporteros; el trabajo específico de este secretario de redacción es de leer y verificar los artículos que le van llegando, corrigiendo alguna cosa si correspondiera, y definiendo la titulación o encabezado (título, subtítulo, antecedente del título, titulación de destaque, etc.), adaptando contenidos de artículos y titulaciones a los imperativos de la maqueta o estructura del espacio disponible, a efectos de así asegurar una buena presentación.

Una vez que todos los artículos fueron corregidos y formateados, el secretario de redacción participa en las correcciones y arreglos finales. Cuando todos los espacios hayan sido controlados y validados por el redactor-jefe o el secretario general de la redacción (SGR), el trabajo se da por concluido, y todo se pasa a la imprenta para la correspondiente impresión.

Formatos[editar]

Ejemplos: The Washington Post, The New York Times, Frankfurter Allgemeine Zeitung, Die Welt, Süddeutsche Zeitung, Corriere della Sera, L'Équipe, De tijd, Het Belang van Limburg, etc.
Ejemplos: Le Progrès, Het Laatste Nieuws, De Morgen, etc.
Ejemplos: Le Figaro, Le Monde, Les Échos, Le Soir, Le Temps, etc.
Ejemplos: The Times, France Soir, Aujourd'hui en France / Le Parisien, La Tribune, Metro, Het Nieuwsblad, De Standaard, Gazet van Antwerpen, etc.
  • Demi-tabloide o Demi-berlinés (A4): 290 X 210 mm
Ejemplos: 20 minutes, Le Matin

Diarios (cotidianos)[editar]

En Francia[editar]

El primer periódico diario en francés, Journal de Paris, fue fundado por Marcel Bourdoncle y Hugues Fores, y apareció (surgió) en 1777.

Obviamente, numerosos cotidianos vieron la luz en el siglo XX, como La Victoire en Toulouse (dirigido por Pierre Dumas) o Combat, aunque, por su parte, Le Matin de Paris y L'Aurore fueron discontinuados en ese tiempo.

Cotidianos gratuitos financiados por la publicidad, y distribuidos en la calle, en el metro, en los espacios públicos, surgieron fundamentalmente en los últimos años, como 20 minutes, Metro, Direct Soir, Direct Matin, etc., aunque actualmente solo Metro es rentable.

En Francia, la distribución de cotidianos pagos es vehiculizada en su mayoría por Presstalis y la red de librerías, así como por suscripción. Entre estos periódicos, se distinguen dos categorías según su zona de difusión.

Prensa cotidiana francesa (de difusión nacional)[editar]

Los problemas económicos afectan a todos los títulos de la prensa cotidiana, la que cada vez más es controlada por grandes grupos financieros (Grupo Dassault, Grupo Amaury, etc.).

Prensa cotidiana regional y local en Francia[editar]

En varias regiones, los títulos que dominan la prensa regional están en situación casi monopólica, lo que obviamente plantea el problema de la calidad y de la pluralidad de la información.

En Suiza[editar]

  • L'Express, publicado en Neuchâtel desde el 2 de octubre de 1738, es el periódico más antiguo en el mundo, en lengua francesa.
  • Le Temps, editado en Ginebra, es el único diario generalista francófono de alcance nacional en Suiza.
  • L'Agefi, publicado en Lausanne desde 1950, es el cotidiano suizo de referencia, en lengua francesa, en temas de economía y finanzas.

En Quebec[editar]

En buena medida, Quebec está habitada mayoritariamente por francófonos, aunque también hay una importante población anglófona (en 2001, aproximadamente 600.000 personas tenían allí al inglés como lengua materna). Por otra parte, hay más de 300 millones de anglófonos en América del Norte. Y además, al interior de esta provincia canadiense, también existen varias comunidades étnicas que desean tener noticias de sus respectivos países de origen. En consecuencia, los periódicos francófonos y anglófonos están en los revisteros y en los quioscos, pero la prensa en otras varias lenguas también tiene allí su nicho.

En Quebec, la concentración de la prensa en pocas manos ha favorecido el surgimiento de algunos periódicos de amplia difusión. No obstante, los periódicos regionales no han desaparecido, y con frecuencia, artículos incluidos en un periódico regional puede que también se difundan en otro título de prensa perteneciente al mismo grupo, maximizando así la rentabilidad del negocio.

En tren de análisis, puede señalarse que existen en Quebec varias categorías en cuanto a la prensa que allí circula: internacional, nacional, provincial, regional y local.

  • Prensa cotidiana internacional.
  • Prensa cotidiana provincial.
    • Como podría presuponerse, la prensa francófona se impone en este mercado: la Presse y le Devoir, pero también corresponde mencionar el cotidiano anglófono The Gazette.
  • Prensa cotidiana local.
    • Aunque la prensa francófona circula bien en este nivel, también lo hacen diarios y revistas orientados específicamente a las diferentes etnias.

En Argelia[editar]

Argelia tiene unos cuantos periódicos tanto en lengua francesa como en lengua árabe, y allí, la mayoría de los órganos de prensa son privados. Obviamente, los periódicos argelinos se distribuyen tanto en forma impresa como en formato electrónico.

Algérie Presse Service, la agencia de prensa nacional argelina, existe desde el 1 de diciembre de 1961.

Recortes de periódicos (recortes de prensa)[editar]

A efectos de estudiar una determinada temática, o con fines de promoción o protección de un político o científico o artista, o simplemente con fines de archivo y por cualquier posible necesidad, es usual que se recorten de periódicos y revistas aquellos anuncios o artículos o entrevistas o editoriales que sean de interés para una determinada institución o para una persona o para un grupo, y hacer esto en un determinado período con, por ejemplo, una selección de las publicaciones periódicas de un determinado país.[14]

Así se podrá obtener un muy buen archivo de recortes, que en caso de necesidad podrá ser consultado con relativa facilidad, para así poder realizar estudios comparativos, o para poder responder a una acusación o requerimiento puntual, o para poder desmentir tal o cual entredicho, etc.

Para personas públicas que deben cuidar su perfil, o para instituciones públicas o privadas de cierta relevancia, llevar al día un archivo como el indicado ciertamente es importante, porque así, por ejemplo, se podrá responder a requerimientos periodísticos con buena información a la vista, y sin tener que fiarse de la propia memoria o de fuentes informales.[15] [16]

Galería de recortes de prensa[editar]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

La prensa: Origen e influencia