Diamonds Are Forever

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Diamonds Are Forever
Título Diamantes para la eternidad (España)
Los diamantes son eternos (Hispanoamérica)
Ficha técnica
Dirección
Producción Albert R. Broccoli
Harry Saltzman
Guion Richard Maibaum
Tom Mankiewicz
Basada en Diamonds Are Forever de Ian Fleming
Música John Barry
Fotografía Ted Moore
Montaje John Glen
Protagonistas Sean Connery
Jill St. John
Charles Gray
Lana Wood
Jimmy Dean
Lois Maxwell
Bernard Lee
Desmond Llewelyn
Norman Burton
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Reino Unido
Año 1971
Género Acción
Aventura
Duración 120 minutos
Compañías
Productora Danjaq
Eon Productions
Distribución United Artists
Presupuesto $7.200.000
On Her Majesty's Secret Service Diamonds Are Forever Live and Let Die
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

Diamonds Are Forever (titulada Diamantes para la eternidad en España y Los diamantes son eternos en Hispanoamérica) es la séptima película de James Bond, interpretada por Sean Connery como Bond y con Guy Hamilton como director.

En la historia, Bond se hace pasar por un traficante de diamantes para infiltrarse en una red de contrabando y pronto descubre un complot de su antiguo némesis Ernst Stavro Blofeld para utilizar los diamantes para construir un láser gigante. Bond tendrá que luchar contra su némesis por última vez, con el fin de detener el contrabando y evitar el plan de Blofeld de destruir Washington DC y extorsionar al mundo con supremacía nuclear.

Después de que George Lazenby abandonara la franquicia, los productores Harry Saltzman y Albert R. Broccoli pusieron a prueba a otros actores, pero el estudio United Artists quería a Sean Connery, pagando un salario récord de 1,25 millones de dólares para que regrese. Los productores fueron inspirados por Goldfinger, eventualmente contratando al director de esa película, Guy Hamilton. Lugares de filmación incluyeron Las Vegas, California, Ámsterdam y los hangares de Lufthansa en Alemania. Diamonds Are Forever fue un éxito comercial, pero recibió críticas por su tono humorístico.

Argumento[editar]

En la secuencia precréditos James Bond (Sean Connery) comienza la película buscando a su enemigo, Ernst Stavro Blofeld. Tras interrogar y torturar a varios contactos, finalmente lo encuentra en una instalación donde se están creando dobles de Blofeld a través de cirugía. Bond mata a una sujeto de prueba y más tarde al 'verdadero' Blofeld, ahogándolo en una piscina de barro. Una vez que lo ha eliminado, Bond inicia un nuevo trabajo para investigar un contrabando de diamantes. M (Bernard Lee) y Sir Donald Munger (Laurence Naismith), un experto en joyería le cuentan a Bond que alguien está acaparando los diamantes a pesar de las estrictas medidas de seguridad. El acaparador tiene dos secuaces; el señor Wint y el señor Kidd, asesinos profesionales que dan muerte a una anciana que esconde algunos diamantes y a un obrero y médico de las minas de diamante africanas. Bond haciéndose pasar por contrabandista llamado Peter Franks (Joe Robinson), viaja a Ámsterdam donde conoce a la contrabandista Tiffany Case (Jill St. John), dueña de una joyería del mismo nombre. Tiffany comprueba su huella dactilar hasta creer que Bond es Franks. Bond tras quitarse la falsa huella dactilar proporcionada por Q (Desmond Llewelyn) y este le comunica que el verdadero Peter Franks se ha escapado de la aduana del aeropuerto y se dirige también a Amsterdam. Bond sigue a Franks al departamento de Tiffany donde a la vez Bond lo asesina con un extintor y le hace creeer a Tiffany que ha matado a Bond. Escondiendo los diamantes en el cadáver llega a Las Vegas con 55 kilates de diamantes para negociar con el multimillonario Willard Whyte, una vez llegado a Estados Unidos se encuentra con su amigo y colega Félix Leiter (Norman Burton) quien le avisa a Bond que hombres de la Funeraria Slumber lo esperan. Bond los acompaña haciéndoles creer que el muerto es su hermano y una vez cremado por el dueño de la funeraria Morton Slumber (David Bauer) se dirige a un nicho para poner las cenizas con los diamantes y recibir el dinero en un sobre pero aun así sobrevive a un intento de asesinato por parte de Wint y Kidd quienes intentan cremar vivo a 007.

Bond escapa ya que los diamantes traídos por el eran falsos y se dirige al Whyte House donde Wint y Kidd a la vez matan a más gente involucrada en el asunto del contrabando de diamantes, entre ellos Shady Tree (Leonard Barr), un comediante del Casino de Las Vegas y Plenty O'Toole (Lana Wood), una hermosa e inocente mujer que fallidamente tiene una relación con Bond y que más tarde es asesinada siendo confundida por Tiffany Case.

Nadie sabe por qué Whyte está acaparando diamantes, pero todo el que se envuelve en la operación de contrabando acaba muerto. Aunando fuerzas con su viejo amigo y compañero de la CIA, Felix Leiter, y la contrabandista Tiffany Case, que también está tras la pista de los diamantes y confundida con los hechos. Bond investiga un centro espacial perteneciente a Whyte y más tarde se cuela en el Penthouse de Whyte. Allí recibirá una desagradable sorpresa: descubre que no había matado a Blofeld (Charles Gray), sino a un impostor, Blofeld le cuenta su plan a Bond y que mantiene prisionero al verdadero Whyte, donde en ese mismo instante mata a otro impostor que era otro doble del villano. Su antiguo enemigo ha construido un satelite con un generador láser gigante que se encuentra en órbita alrededor de la tierra, que usa diamantes para intensificar su energía, consiguiendo que cabezas nucleares, submarinos o cohetes se autodestruyan espontáneamente. Una vez más Bond escapa de ser asesinado por Wint y Kidd en un oleoducto en construcción.

Tras rescatar a Whyte (Jimmy Dean), quien se encontraba prisionero en su casa de verano por dos lindas y letales mujeres, el, Bond y Leiter organizan un plan para atacar el escondite de Blofeld y rescatar a Tiffany quien fue secuestrada por Blofeld llevando los diamantes dentro de un perro de peluche. Tras investigar las propiedades de Whyte en su penthouse descubren que Blofeld se esconde en una central de petroleo que no pertenecía a Whyte. Bond llega al lugar y una vez ahí Blofeld le muestra que el satélite funciona con un cassete que tiene grabada su voz pretendiendo usar su invento para extorsionar a las potencias mundiales bajo la amenaza de la destrucción total, en vano Bond intenta cambiar la cinta y luego cae prisionero de Blofeld junto con Tiffany.

Antes de caer prisionero Bond da la señal de ataque a los marines comandados por Leiter, quienes destruyen el escondite. Bond y Tiffany logran escapar y el agente evita que Blofeld escape estrellando su minisubmarino (con el adentro) al complejo donde solo quedan menos de 5 minutos para destruir Washington. Cumplida la misión Tiffany y Bond huyen de la base.

Poco después Tiffany y Bond van en un crucero por cortesía de Whyte, mientras se despiden ignoran que los asesinos Wint y Kidd estaban también dentro del barco. Esa misma noche los dos asesinos se hacen pasar por chef y mesero del crucero justo en ese mismo momento descubre que son los asesinos que frustradamente lo habían intentado matar. En otro intento por matarlo, Bond mata a Kidd incendiándolo y a Wint con una bomba que los asesinos tenían para matar al agente y a la contrabandista. Después de ser neutralizados los asesinos, Bond y Tiffany ven las estrellas sabiendo que los diamantes se quedaron para siempre en el satélite.

Reparto[editar]

Gadgets usados en la película[editar]

  • Simulador de Voz de Blofeld.
  • Cepo de Dedos.
  • Huellas digitales postizas.
  • Pistola Piton.
  • Satélite con diamantes: Este satélite lo robó Blofeld a Willard Whyte cuando asumió su control y lo usa para pedir rescates.
  • Bomba Sorpresa.

Vehículos usados en la película[editar]

  • Hovercraft.
  • Buggy Lunar.
  • Ford Mustang Match One de 1971.
  • Mini-Submarino de Ernst Stavro Blofeld.
  • Motos de Dirt Track.
  • Ford Galaxie 500 1971. Los que le persiguen cuando va el el Buggy lunar; la patrulla que le persigue al manejar el Mustang Match One de Tiffany; El auto color crema donde espera a Félix Leiter para entregarle los diamantes, (en esa escena éste le avisa que han matado a una chica pensando que es la Contrabandista Case).

Curiosidades[editar]

  • Cuando el Ford Mustang entra al callejón va sobre sus dos ruedas derechas y cuando sale va sobre sus dos ruedas izquierdas, esto fue un error del equipo que contrataron para efectuar esta escena.
  • Es la última película (oficial) de Connery como Bond, volvería a interpretarlo posteriormente en un film no oficial de la saga, Nunca Digas Nunca Jamás.
  • El salario que ganó Connery fue el más exorbitante de la industria fílmica en ese momento (1,25 millones de dólares).

Enlaces externos[editar]