Diócesis suburbicaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las siete diócesis suburbicarias son las diócesis de la Iglesia Católica localizadas en los suburbios de Roma, reservadas para las más altas órdenes de los Cardenales.

Un Cardenal obispo es nombrado obispo titular de cada una de las sedes episcopales suburbicarias, las cuales han variado muy poco en la historia, siendo ahora:

La sede de Ostia es conferida al deán o decano del Colegio de Cardenales adicionándola a su otra sede suburbicaria. El decano, o deán, es elegido por y de entre los seis cardenales obispos de las diócesis suburbicarias con la aprobación del papa (antiguamente era siempre el cardenal obispo más antiguo).

Desde el motu proprio del papa Juan XXIII denominado Suburbicariis sedibus[1] del 15 de abril de 1962, seis de las diócesis tienen sus propios obispos diocesanos, con la excepción de Ostia que fue unida a la diócesis de Roma y es administrada por el Cardenal Vicario General de Roma. Los cardenales obispos ya no gobiernan las sede suburbicarias, aunque aún toman formalmente posesión de la diócesis, los obispos diocesanos ejercen la jurisdicción ordinaria. Las siete diócesis suburbicarias son sufragáneas de la Diócesis de Roma.

La catedral de la diócesis de Albano se encuentra en el sitio de la basílica mandada a construir por el emperador Constantino. La diócesis de Frascati es la antigua Tusculum y dentro de sus límites se encuentra la Abadía ítalo-griega de Santa María de Grottaferrata. La diócesis de Sabina se formó por la unión de las antiguas diócesis de Santa María en Vescovio, Corese y Mentana.[2]

Referencias y enlaces externos[editar]