Diócesis de Orihuela-Alicante

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Diócesis de Orihuela-Alicante
Diœcesis Oriolensis-Lucentinæ
Fachada principal de la Catedral de Orihuela.
Información general
Erigida como diócesis Siglo XV
Ciudad Orihuela
Alicante
País Flag of Spain.svg España
Catedral Catedral del Salvador (Orihuela)
Concatedral de San Nicolás (Alicante)
Diócesis sufragánea de Archidiócesis de Valencia
Rito Rito latino
Sitio web
Jerarquía Apostólica
Obispo Jesús Murgui Soriano
Obispo(s) Emérito(s) Rafael Palmero Ramos
Victorio Oliver Domingo
Jurisdicción
Provincia Alicante
Población 1.155.000
Región Bandera de la Comunidad Valenciana Comunidad Valenciana

La Diócesis de Orihuela-Alicante (en latín: Dioecesis Oriolensis-Lucentinæ) es una diócesis católica situada en la Comunidad Autónoma de Valencia, España. En 2004 contaba con 1.155.000 bautizados entre los 1.260.000 habitantes. El obispo actual es Jesús Murgui Soriano.

Territorio[editar]

La Diócesis comprende parte de la provincia de Alicante. Las sedes episcopales son la catedral del Salvador en Orihuela y la concatedral de San Nicolás de Bari en Alicante.[1]

Antaño incluía además partes de otras provincias como la parte Suroeste de Valencia, con capital del Vicariato en Ayora y otra parte en la provincia de Albacete con capital del Arciprestazgo en Caudete. La primera fue entregada al Arzobispado de Valencia en la década de los sesenta uniendo a cambio a la Diócesis de Orihuela el Vicariato V. El territorio de Caudete fue segregado junto a parte del territorio de la Diócesis de Cartagena y la Archidiócesis de Toledo para crear la Diócesis de Albacete.

El territorio se reparte entre 207 parroquias, agrupadas en 22 arciprestazgos, a su vez agrupados en 5 vicariatos.

Es sufragánea de la Archidiócesis de Valencia.

Historia[editar]

La erección de la diócesis de Orihuela fue precedida por dos intentos anteriores que no tuvieron éxito. La ciudad de Orihuela mantuvo un importante pleito durante siglos por conseguir la segregación de la Diócesis de Cartagena, al tener que desplazarse los feligreses hasta tierras castellanas. Este pleito fue costoso y largo durante el tiempo[2] siendo sufragado en sus dos terceras partes por el Consell de la ciudad y la parte restante por el Gobernador de la misma. Al conseguir la elevación a Colegiata, la ciudad solicitó un Vicario general, Vicario otorgado por el antipapa Félix V (Antipapa salido del Concilio de Basilea). Sin embargo se presentó la oportunidad de conseguir la segregación definitiva.

El concilio de Basilea-Ferrara-Constanza que se encontraba reunido segregó de la Diócesis de Cartagena la de Orihuela por petición del rey Alfonso V el Magnánimo, elevando la Colegiata a Catedral, habiéndose designado como primer obispo a un descendiente de la Familia Corella (condes de Cocentaina). Sin embargo, el Rey Castellano protestó ante el papa Eugenio IV y este desautorizó al Concilio, agregando otra vez el territorio de la Diocesis de Orihuela a la de Cartagena al promulgar Bula revocando todo lo que había hecho el concilio, Bula dictada el 11 de octubre de 1443.

El papa Calixto III confirmó la existencia del Vicario general con sede en la Colegiata, pero pese a su origen valenciano y su defensa de la causa oriolana durante su pontificado como Arzobispo de Valencia, no segregó el territorio de la gobernación de la Diócesis de Cartagena.

En 1510, el Papa Julio II elevó a Catedral a la colegiata del Salvador y Santa María, teniendo por tanto la Diócesis de Cartagena dos Catedrales. Con su elevación a Catedral obtuvo el rango de Basílica.

A comienzos del XVI el rey Fernando el Católico requirió la erección de una diócesis para poner fin al enfrentamiento entre las ciudades de Orihuela y Murcia (sede de la Diócesis de Cartagena), y obtuvo del papa Julio II una bula de creación el 13 de mayo de 1510, ante las nuevas protestas de Cartagena, el papa León X anuló de nuevo la sede el 1 de abril de 1518. Sin embargo, tras esto, no es nombrado un obispo propio para la cátedra oriolana, sino que permanece unida a la sede cartaginense in persona episcopi (es decir que a pesar de ser dos diócesis diferentes el obispo es la misma persona, que posee ambos cargos).


Durante la reunión de cortes en Monzón, el primado de Cataluña y presidente del brazo eclesiástico, el Arzobispo de Tarragona, Fernando de Loazes, oriolano de nacimiento y de gran prestigio ante el rey Felipe II y su padre el Emperador, consiguió que el rey solicitara al papa Pío IV la segregación definitiva de la Diocesis de Orihuela.

Finalmente la diócesis nació el 14 de julio de 1564 por bula del papa Pío IV, sobre parte del territorio de la diócesis de Cartagena. La bula de la oposición del clero de Cartagena no se conoció en la nueva catedral de Orihuela hasta el 1 de mayo de 1565. Abarcó la Gobernación de Orihuela y parte de la Gobernación de Valencia, siendo su primer prelado el obispo Gregorio Gallo.

En 1569 se celebró el primer sínodo diocesano, en el que se discutió principalmente el problema de la conversión de los moriscos y de sus hijos. El mismo año, el Colegio de Santo Domingo se eleva al rango de universidad pontificia por bula del papa Pío V, del 4 de agosto. Obtuvo el título de real y amplió sus estudios universitarios en 1610: Teología, derecho canónico, derecho civil, artes y medicina. Se suprimió en 1824.

En 1600 un segundo sínodo diocesano retomará el tema de la conversión de los moriscos, mientras que el tercero y último discutirá la reforma de las costumbres de los eclesiáticos.

El Seminario diocesano, previsto en el Sínodo de 1569, se fundó en Orihuela en 1742 y en la segunda mitad del mismo siglo fue dotado de una biblioteca importante, sobre todo debido al empeño del obispo José Tormo Juliá.

En 1820 el obispo Simón López fue castigado al exilio por su oposición al gobierno liberal. Fue elegido como administrador Félix Herrero Valverde, a pesar de la oposición del ala liberal del cabildo. En 1835 Herrero Valverde, mientras tanto elegido obispo, fue exiliado a su vez, por el mismo motivo que su antecesor. No volverá desde el exilio en Italia hasta 1847, y tras haber jurado obediencia a la Reina Isabel II y a la Constitución.

En 1882 se fundó el boletín oficial de la Diócesis y al filo del siglo XX se fundaron importantes obras sociales, como la Caja de Socorro Mutuo y la Caja de Ahorros y Monte de Piedad.

A partir de 1935, el obispo Irastorza fue autorizado por la santa Sede a residir fuera de la diócesis y Juan de Dios Ponce y Pozo, vicario general, fue nombrado administrador apostólico sede plena. Fue asesinado el 2 de diciembre de 1936, durante la Guerra civil, en la cual también fueron ejecutados otros 54 sacerdotes de la diócesis. Monseñor Irastorza volvió a la diócesis en 1939.

En la década de 1950 fue necesario reorganizar la diócesis, a partir del seminario, para la formación de nuevos sacerdotes que pudieran suplir la carencia de eclesiásticos consecutiva a la Guerra Civil.

El 9 de marzo de 1959 la Colegiata de San Nicolás de Bari fue elevada al rango de concatedral y la diócesis toma el nombre actual.[3] En enero de 1968 el obispo y la curia se trasladan a Alicante y el año siguiente se traslada también parte del seminario.

Edificios[editar]

Edificio Advocación Lugar
Catedral de Orihuela Antes del siglo XVII San Salvador y Santa María. Desde el siglo XVII San Salvador Orihuela
Concatedral San Nicolás de Bari Alicante
Palacio Episcopal Orihuela
Colegio del Patriarca Loazes Santo Domingo de Guzmán Orihuela
Seminario Diocesano de la Inmaculada Concepción y Príncipe San Miguel Inmaculada Concepción y San Miguel Arcángel Orihuela
Basílica Menor de Santa María Santa María de la Asunción Elche
Santuario de Nuestra Señora de Monserrate Nuestra Señora de Monserrate Orihuela

Episcopologio[editar]

Referencias[editar]

  1. Diócesis de Orihuela-Alicante: Concatedral de Alicante
  2. Vilar Ramírez, Juan Bautista. Orihuela en los siglos XIV y XV. En Historia de Orihuela y su Diócesis. 1979. Orihuela
  3. [1]