Deus otiosus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Deus otiosus o "dios ocioso" es un concepto teológico empleado para describir la creencia en un dios creador que se retira del mundo y deja de involucrarse en sus ocupaciones, lo que constituye un principio central del deísmo. Un concepto similar es el de deus absconditus o "dios oculto" de Tomás de Aquino (Weber: 220). Aunque Aquino era católico y no deísta, tanto su concepto de "dios oculto" como el concepto de "dios ocioso" se refieren a una deidad cuya existencia no es asequible al conocimiento de los humanos mediante la mera contemplación o examinación de las acciones divinas. El concepto de deus otiosus suele referirse a un dios que se ha cansado de su participación en este mundo y que ha sido sustituido por dioses más jóvenes y activos; mientras que deus absconditus hace referencia a un dios que ha abandonado este mundo conscientemente para esconderse en otro lugar.

En Sumeria, Enlil y Enkil son los dioses más jóvenes que reemplazan al deus otiosus An (Eliade: 57). En la religión griega, los dioses más antiguos como Urano y Gea son sustituidos por los olímpicos Zeus y Hera. En el hinduismo, en muchos puranas medievales, Indra aparece como un deus otiosus, mientras que Shiva y Vishnú son los dioses más jóvenes y activos, más accesibles y que pueden ser comprendidos. En la mitología báltica, Deivas era probablemente un deus otiosus.[1] En el cristianismo, Martín Lutero utilizó la idea de deus absconditus para explicar el misterio y aislamiento de Dios.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • Eliade, Mircea. (1978). A History of Religious Ideas: From the Stone Age to the Eleusinian Mysteries, Chicago: The University of Chicago Press.
  • Weber, Max. (1978). Max Weber: Selections in Translation, edited by Walter Garrison Runciman. Cambridge University Press. ISBN 0-521-29268-9