Detector de anomalías magnéticas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Detector de anomalías magnéticas de un avión P-3C Orion.
El helicóptero SH-60B Seahawk porta un MAD remolcado amarillo y rojo.

Un detector de anomalías magnéticas, o MAD por sus siglas en inglés (Magnetic Anomaly Detector), es un equipo empleado para detectar pequeñas variaciones en el campo magnético terrestre. Está formado por magnetómetros y se emplea para detectar submarinos desde aeronaves antisubmarinas. Se basa en que una masa de material ferromagnético altera el campo magnético terrestre, y por tanto, puede ser detectada.

Para reducir las interferencias de los equipos eléctricos de la aeronave, los magnetómetros suelen ir montados en una extensión de la cola, o en un artefacto remolcado. Incluso en este caso, la aeronave debe estar muy cerca del submarino para detectar la anomalía. Tanto el tonelaje de submarino como los materiales con que está construido afectan a la distancia de detección.

Se suele emplear para confirmar la detección de un submarino al que se está siguiendo por otros medios, normalmente acústicos.

Historia[editar]

La exploración geológica por medio de la medición y el estudio de la variaciones en los campos magnéticos de la Tierra ha sido utilizada por los científicos desde 1843. El primer uso de los magnetómetros fue para localizar depositos de minerales. El primer tratado científico en describir el uso practico fue publicado en 1879, titulado 'La examinación de los despositos de mineral de hierro utilizando medios magnéticos' por Thalen.[1]

Otro uso militar para los magnetómetros es el que utilizaron en la Guerra de Vietnam los aviones AC-130A Spectre, para detectar camiones por el ruido magnético que emitían sus bobinas de ignición.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Universidad de Calgary (16 de enero de 2004). «Note Outline: Geophysical Surveying Using Magnetics Methods».