Desmond Miles

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Desmond Miles
Personaje de Assassin's Creed
Primera aparición Assassin's Creed
Voz original Nolan North
Doblador en España Gillermo Romero
Información
Nacimiento 13 de marzo de 1987
Black Hills, Dakota del Sur, Estados Unidos Flag of the United States.svg
Fallecimiento 21 de diciembre de 2012
Gran Templo de la Primera Civilización, Estados Unidos Flag of the United States.svg
Ocupación Ex-barman, Asesino
Equipamiento Hoja oculta, cuchillo, pistola
Aliados Orden de los Asesinos
Enemigos Industrias Abstergo
Familiares William Miles (Padre)
Baker Miles(Hermano Menor,1989-2016)
Thompson Miles(Hijo,2008-)
[editar datos en Wikidata ]

Desmond Miles es el principal protagonista de la saga de videojuegos Assassin's Creed.

Primeros años[editar]

Desmond nació en un escondite de los Asesinos en Black Hills (al oeste de Rapid City) en Estados Unidos. Conocida como La Granja, el escondite era un campamento fuera de toda comunicación, con una población de alrededor de treinta personas, por lo cual llevaban un estilo de vida nómada.

Desmond fue entrenado junto con otros niños bajo la supervisión de William Miles, su padre, que resultó ser extremadamente intenso, a menudo asustando a Desmond. Se le instruyó también a ser siempre cuidadoso con sus enemigos, aunque a medida que crecía, Desmond se aburrió de historias de guerra sobre los Asesinos y los Templarios, y subestimó la influencia de Abstergo sobre el mundo. Finalmente no aguantó la obsesión de sus padres, por ello decidió abandonar La Granja.

En su decimosexto cumpleaños, Desmond huyó de La Granja. Su formación le fue muy útil, ya que fue capaz de escapar y evitar que los asesinos le encontraran. Después, Desmond viajó a haciendo autostop por algún tiempo, hasta que finalmente se encontró con una persona que le aconsejó que fuera a Nueva York, incitándolo a irse a la metrópoli y mezclarse con la muchedumbre.

Desmond finalmente obtuvo un empleo como camarero. Mientras trabajaba allí, su especialidad era la bebida de "Shirley Temple". Queriendo evitar a los Asesinos, Desmond nunca usó su verdadero nombre, y se aseguró de usar sólo efectivo para comprar. Con el tiempo, trató de iniciar una nueva vida, pero comenzaba a echar de menos a su familia y a sus viejos amigos.

Por desgracia para él, Desmond fue finalmente encontrado por Abstergo, tras ser rastreado a través de una huella dactilar necesaria para su licencia de motocicleta. Posteriormente, fue secuestrado por los templarios, quienes lo llevaron a un laboratorio de Abstergo en Italia.

Secuestrado por Abstergo[editar]

En septiembre de 2012, Desmond estuvo cautivo en las instalaciones de Abstergo para su uso como un sujeto del Proyecto Animus; el Animus era una máquina que podía leer los recuerdos de los antepasados ​​de la gente a través de la memoria genética, esta se transmitía por el ADN de sus descendientes.

En un primer momento,el Dr. Warren Vidic intentó acceder a la información que quería de la mente de Desmond forzando la reproducción de los recuerdos, pero fracasó. Cuando Desmond volvió en sí, dijo con enojo que él era nada más que un camarero, pero Warren reveló que sabía de su pasado como Asesino, tras lo cual Desmond lo admite, pero remarca que no lo era desde hacia años.

Warren y su asistente, Lucy Stillman, explicaron a Desmond que estaban tratando de acceder a cierta memoria de su antepasado, pero el subconsciente de Desmond se resistía. Warren advirtió a Desmond que si se negaba a cooperar con sus esfuerzos, le inducirían un estado de coma, para continuar su labor, y dejarlo morir cuando hubieran terminado. Sin muchas opciones, Desmond estuvo de acuerdo en cooperar.

A partir de entonces, Desmond exploró a través de los recuerdos genéticos de Altaïr Ibn-La'Ahad, un hombre que fue miembro de la Orden de los Asesinos durante la Edad Media. Durante varios días, Desmond estuvo bajo la atenta mirada de los Templarios, pero durante las noches se le dio de forma anónima un código que le permitió abrir la puerta de su habitación con la posibilidad de explorar el laboratorio. Cuando se le presentó la oportunidad, Desmond utilizó la clave para acceder a el ordenador del Animus y, después de haber robado la pluma de acceso de Warren, pudo tener acceso también al ordenador de Warren.

A través de la lectura de e-mails privados, Desmond aprendió mucho acerca de Abstergo, así como del sujeto del Animus que le había precedido, el Sujeto 16, quien parecía haber sufrido el efecto sangrado, un síntoma causado por la exposición prolongada del Animus. Finalmente, con la ayuda de Lucy, los Asesinos se enteraron de la captura de Desmond y trataron de rescatarle, pero fueron eliminados.

Después del fallido intento de rescate, Warren se dio cuenta de que ese grupo de asesinos era, de hecho, el último grupo que había escapado de La Granja, ya que había sido destruida. Cuando Warren se fue Lucy aseguró a Desmond que La Granja había sido encontrada abandonada y que sus padres probablemente escaparon. Durante esta discusión, Lucy se reveló a sí misma como un miembro encubierto de los Asesinos.

Posteriormente, Desmond alcanzó el objetivo de Warren y descubrió la ubicación de numerosos Fragmentos del Edén. A raíz de esto,tres directivos de Industrias Abstergo ordenaron la ejecución de Desmond, pero su vida fue salvada por la intervención de Lucy, ya que ella les pidió el mantener a Desmond con vida para volver a acceder a sus recuerdos si fuera necesario.

Después de que los ejecutivos se marcharan ,Desmond se dio cuenta de que él era capaz de utilizar el Sentido del Águila, una habilidad que compartía con Altaïr, que había aprendido a través del efecto sangrado. Al utilizarla por primera vez, pudo observar las lealtades de Warren y Lucy, así como de innumerables garabatos, mensajes y rompecabezas pintados con sangre en las paredes y el suelo del laboratorio principal, incluso en su propia habitación.

Los garabatos, mensajes y rompecabezas fueron escritas por el sujeto 16 (Clay Kaczamarek).

Escape a la guarida[editar]

Después de que Desmond pasara algún tiempo solo en el laboratorio, Lucy volvió de repente, cubierta de sangre y pidiendo a Desmond que entrara en el Animus de Abstergo antes de que descubrieran lo que había hecho. Desmond, algo confuso, accedió a su petición y logró sincronizar la mayor coincidencia genética entre él y el Sujeto 16, que fue grabado en la memoria del núcleo del Animus. Dentro del Animus, Desmond experimentó el nacimiento de otro de sus antepasados, Ezio Auditore, antes de que fuera sacado rápidamente, de manera que los dos pudieran escapar.

Los dos fueron vistos rápidamente por la seguridad de Abstergo, aunque Lucy fue capaz de reaccionar lo suficientemente rápido para bloquear una puerta y mantener a los guardias lejos de ellos. Por desgracia, se vieron obligados a enfrentarse con dos guardias de seguridad, que Lucy rápidamente golpeó, sorprendiendo a Desmond y permitiéndoles continuar sin ser detectados. Los dos pronto entraron en un ascensor, lo que les llevó a una gran sala abierta llena de oficinas, que albergaban a un gran número de Animus.

Desmond seguía a Lucy a través de las pasarelas laberínticas entre los bloques, con el fin de evitar las patrullas de los guardias. Lucy intentó ingresar un código en la puerta de otro ascensor, pero fue rechazado, lo que llevó a Desmond a llamar instintivamente a su recién adquirida habilidad el Sentido del Águila. Al ver los botones necesarios para el código, Desmond abrió la puerta en su tercer intento. Sin embargo, una vez que ambos habían alcanzado el aparcamiento, los dos fueron detenidos por guardias de Abstergo, pero fueron capaces de vencer y escapar.

Al llegar al escondite de los Asesinos, Desmond conoció a dos Asesinos más, Shaun Hastings y Rebecca Crane, quienes habían trabajado anteriormente con Lucy. Lucy le contó a Desmond que ellos le iban a entrenar como un Asesino en cuestión de días, gracias al efecto sangrado, así aprendería todo lo que aprendiera su antepasado Ezio Auditore. Desmond entró en el Animus de inmediato, lo que sorprendió a Lucy. Después de esto, fue rápidamente conectado al Animus 2.0, donde comenzó a revivir los recuerdos de Ezio.

Después de aprender las habilidades de Ezio, Desmond salío de la máquina, en parte para poner a prueba las habilidades que había aprendido, pero también para descansar del Animus ya que su exposición prolongada tenía efectos secundarios debido al efecto sangrado, algo que le ocurrió al Sujeto 16.

Su misión era iniciar protocolos de seguridad por toda la guarida, Lucy dejó a Desmond que encontrara la manera de llegar a todos ellos a través del Sentido del Águila y sus recién descubiertas habilidades. Sin embargo, él comenzó a sufrir alucinaciones vívidas de la Tercera Cruzada. En un principio, las visiones eran cortas, y no era nada de lo que preocuparse, pero después de terminar, Desmond estaba incapacitado, ya que las visiones se volvieron muy reales.

De repente Desmond se encontraba en Acre por el efecto sangrado, una vez más con Altaïr, aunque esta vez, sin usar el Animus. A través de la visión, descubrió que Altaïr y María Thorpe habían concebido un hijo, que iba a ser antepasado directo de Desmond después de Altaïr.

Al día siguiente, Desmond se había recuperado y regresó al Animus, aunque no dijo nada a sus compañeros de lo que había sucedido. A partir de allí, continuó observando los recuerdos genéticos de Ezio Auditore.

Con el tiempo, el equipo descubrió que el némesis de Ezio, Rodrigo Borgia, se había convertido en el Papa Alejandro VI en 1492, con el fin de tener acceso a otro Fragmento del Edén, el cetro papal , y a la cripta que había debajo del Vaticano. Ezio entró en esta cripta, donde apareció el holograma de una "diosa", que se hacía llamar Minerva.

Minerva advirtió a Ezio sobre el fin del mundo, contando la historia de la guerra entre "los que vinieron antes" y los seres humanos. El Asesino se sorprendió mucho cuando Minerva pronunció el nombre de Desmond, y reveló que ella en realidad estaba hablando con Desmond a través de Ezio. Meros momentos después, Desmond fue sacado rápidamente del Animus, y al ver a los tres asesinos corriendo a recoger sus pertenencias, se dio cuenta de que los Templarios les habían encontrado.

Cuando él salió del Animus, Lucy le dio una hoja oculta con la insignia de los Asesinos en el brazalete, y le pidió su ayuda para escapar. En el almacén, se enfrentaron con guardias de seguridad de Abstergo mandados por Vidic, todos los cuales tenían la intención de llevarse a Desmond.

Juntos, los dos eliminaron a todos los Templarios que les agredieron, con Desmond ahora totalmente sincronizado con Ezio, utilizando magistralmente su hoja oculta para matar a muchos de los guardias. Con su grupo derrotado, Warren se quedó solo para hacer frente a Desmond por su cuenta, pero optó por retirarse, antes de prometer que su victoria era sólo temporal.

Los cuatro asesinos huyeron hacia el norte, con Desmond conectado al Animus dentro de la camioneta para que pudiera continuar la búsqueda a través de sus recuerdos. Mientras tanto, los otros Asesinos comenzaron a discutir la naturaleza de Minerva y su discurso.

Escondidos en Monteriggioni[editar]

Después del ataque de Abstergo, los Asesinos viajaron a Monteriggioni, uno de los últimos lugares seguros de los Asesinos en Italia. A medida que los Templarios les buscaban a través de la utilización de torres de telefonía celular, el grupo de Asesinos se vio obligado a instalar su equipo en el Santuario, ubicado debajo de Villa Auditore.

Mientras buscaban un camino hacia el Santuario, Desmond a través del efecto de sangrado tuvo una visión de Ezio, que lo llevó hasta a un saliente desde donde saltó. Desmond inmediatamente hizo lo mismo, haciendo su primer salto de fe en una pila de heno. Desmond y Lucy se dirigieron al Santuario, a través de un túnel que fue utilizado por Ezio y los habitantes del pueblo de Monteriggioni durante su huida después del ataque Borgia en enero de 1500.

Mientras ellos pasaban a través de los túneles, Desmond veía más visiones, y le hizo preguntarse el cuando empezaría a pintar símbolos en las paredes. Lucy entonces lo reprendió, diciéndole que no bromeara acerca de su estado, y le recordó que el Sujeto 16 estaba muerto y que tenía que concentrarse.

Cuando los dos llegaron al Santuario, Desmond vio otra visión de Ezio, sin embargo estaba muy viejo. Antes de abrir la puerta a la oficina de Mario, Desmond vio los números 1419, 1420, y 1421 escritos en la pared, que contó a los otros Asesinos. La teoría de Shaun era que los números se referían a fechas, sin embargo, admitió que tenía que hacer más investigaciones al respecto.

Después de que el equipo estuviera totalmente configurado, Desmond se le dio la misión de conectar la electricidad hasta el Santuario, mediante la inserción de dispositivos construidos por Rebecca en cuatro cajas eléctricas ubicadas alrededor de Monteriggioni, lo que les permitiría acumular pequeñas cantidades de energía de cada fuente. Después Desmond continuó con sus sesiones regulares del Animus.

La obtención del Fruto[editar]

Después de terminar en el Animus, Desmond y los demás se enteraron de que el Fruto del Edén que poseía Ezio estaba oculto bajo el Coliseo. Al viajar a Roma, el grupo se separó, con Desmond escalando a través de las ruinas del Coliseo mientras los demás seguían su camino en la furgoneta. Mientras se dirigía a lo más profundo del Coliseo, Desmond vio varias visiones de Juno por el camino, hasta que finalmente llegó a la Basílica de Santa María en Aracoeli, por donde entraron los otros Asesinos.

Al sincronizar su ADN con un pedestal extraño, varias palancas y estructuras aparecieron por la basílica, donde una breve visión de Ezio mostró a Desmond el camino para subir. En el camino, aparecieron más visiones de Juno, que le explicaron que las criptas se construyeron como los únicos lugares adecuados para esconder el conocimiento. Al final, Desmond llegó a una estructura con una palanca, donde vio una visión de Ezio activándola. Desmond también bajó la palanca, lo que provocó que otro pedestal apareciera del suelo.

Una vez más, sincronizando su ADN con el pedestal, Desmond activó un ascensor que llevó a los Asesinos a la gran cripta que había por debajo, en donde cuyo centro se encontraba el Fruto. La única forma de llegar hasta él era escalar, Desmond maniobró su camino alrededor de la cripta y activó varias palancas, todo el rato viendo visiones de Juno. Por último, la escalera que conducía a el Fruto estaba activada, y los Asesinos observaron varios símbolos que se proyectaban alrededor de la habitación mientras caminaban hacia la pieza del Edén.

Sin embargo, cuando Desmond cogió el Fruto del Edén de su pedestal, se oyó la voz de Juno diciendo que el ADN de Desmond había activado el Fruto. Juno entonces tomó el control del cuerpo de Desmond a través del Fruto, y le obligó a apuñalar a Lucy en el abdomen con su hoja oculta.

Después de desplomarse en la cripta del Coliseo, Desmond fue sacado por los Asesinos. Él estaba en shock por la terrible experiencia, su cuerpo inconsciente fue recuperado y transportado a un lugar desconocido.

Durante este tiempo, Desmond fue colocado de nuevo en el Animus por William Miles y otra persona no identificada. Durante esa sesión, Ezio y Leonardo da Vinci, descubrieron una cripta más pequeña en Roma, y el ADN de Ezio había activado un conjunto de coordenadas que se proyectaron: 43 39 19 N 75 27 42 W. Finalmente, después de volver a vivir más recuerdos, la condición de Desmond empeoró hasta el punto de entrar en un estado de coma.

Explorando el Cuarto Negro[editar]

Debido a la intensa exposición con el Fruto y el incidente con Lucy, William Miles, ahora el líder de la Orden de los Asesinos, ordenó a Rebecca que colocara a Desmond en el Animus cerrando todas sus funciones no vitales. Como tal, esto llevó a Desmond a el Cuarto Negro, un modo seguro integrado en el núcleo de la programación Animus.

Al despertar en la isla del Animus, Desmond conoció a el Sujeto 16 (Clay Kaczmarek), donde su propia conciencia había sido absorbida también por el funcionamiento interno de la máquina virtual. Clay explicó a Desmond que necesitaba seguir viviendo recuerdos de sus antepasados, hasta que ya no tuvieran nada que mostrarle y entonces accedería a lo que Clay denominaba un nexo de sincronización. Una vez que Desmond lo consiguiera, el Animus sería capaz de separar su conciencia de la de Altaïr y de la de Ezio, siendo capaz de despertar. Después Clay dijo fríamente que si se daba prisa, Desmond podría asistir al funeral de Lucy, entonces Desmond tuvo flashbacks apuñalando a Lucy, lo que le permitió darse cuenta de las consecuencias de lo que le había sucedido en la cripta del Coliseo. Desmond se sintió profundamente herido por sus acciones, pero se dirigió a los recuerdos de Ezio para que pudiera volver a un estado consciente.

Después de terminar la primera secuencia de Ezio en Masyaf, Desmond escuchó a escondidas una conversación entre su padre y Rebecca. En ella, William estaba observando el Fruto, lo que hizo que Rebecca se pusiera nerviosa, aunque William le aseguró que no creía que tuviera los genes adecuados para usar el Fruto, entonces Rebecca estimó que Desmond si podría. Desmond fue llevado de nuevo a la isla del Animus, donde Clay le explicó que el Animus le había detectado saliendo del modo seguro y lo había llevado de nuevo a la isla, ya que el Animus actúa como un programa de seguridad para tratar de mantener su mente intacta. También le dijo a Desmond que él se quedaría distrayendo al Animus, con el fin de que la máquina no pensara que Desmond era un virus y así evitar su eliminación.

Cada vez que él recogía fragmentos de datos del Animus como Ezio, Desmond podía entrar en el núcleo del Animus, un lugar donde no había simulaciones ni entornos, los datos simplemente eran puros. En este lugar, Desmond reflexionó sobre su pasado, La Granja donde creció, la formación como un asesino, su huida de La Granja, la vida en Nueva York, y su eventual captura por Abstergo. Recordó la relación con sus padres y lamentó no haberles escuchado. Entre algunas secuencias, Desmond fue sacado de los recuerdos de Ezio, y conversaba con Clay cuando regresaba a la isla. La primera vez que se hablaron entre sí, Clay le preguntó a Desmond si era posible que él pudiera ir con él una vez que saliera del Animus, y tratar de encontrar otro cuerpo que poder ocupar. Sin embargo, Desmond vacilante lo negó, y Clay señaló que entendía la razón del por qué y se lamentó de su situación.

Más adelante, Clay preguntó a Desmond si se arrepentía de todo lo que había hecho en su vida, como dejar a sus padres y haciendo caso omiso de su papel como un Asesino durante tanto tiempo. En respuesta, Desmond reconoció que deseaba haber sido más paciente con sus padres, además de confirmar que las cosas entre él y Lucy podrían haber sido de otra manera. Después, Clay le dio las gracias por tener sentido, después desapareció. La tercera vez que es sacado, Desmond se encontró con la isla desintegrándose a su alrededor. Clay proclamó cínicamente que el Animus les había programado para su eliminación, agarrándose a él mientras la tierra virtual comenzaba a fracturarse, Desmond estaba desconcertado tanto por la rapidez de este suceso como de si la intención de Clay era la de morir juntos. Desmond estaba equivocado ya que Clay se sacrificó, empujándolo hacia atrás e introduciéndole en los recuerdos finales de Ezio.

La recuperación de la conciencia[editar]

Cuando Ezio descubrió el Fruto del Edén que Altaïr poseía, este comenzó a brillar. Ezio, recordando su experiencia en la cripta del Vaticano, llamó a Desmond, sabiendo que iba a estar escuchando. Instó a Desmond para dar sentido a todas las preguntas y el sufrimiento que había pasado en su vida, entonces Desmond fue enviado al nexo de sincronización.

Aquí Desmond se encontró con otro miembro de la primera civilización, Júpiter. El ser avanzado explicó que los otros miembros de la primera civilización habían construido criptas en todo el mundo, cada uno de ellos con la investigación de los diferentes métodos de la salvación de las inminentes llamaradas solares. Cada descubrimiento en las criptas era transmitido al Gran Templo (ubicado en el moderno estado de Nueva York). En total, seis soluciones fueron probadas con eficacia, y aunque fallaron, un gran avance parecía que estaba surgiendo. Desafortunadamente, antes de que pudieran llegar a esta conclusión, una llamarada solar de gran intensidad devastó la Tierra, matando a casi toda la primera civilización. Menos de 10.000 personas sobrevivieron, también aún quedaba un número menor de miembros de la primera civilización, ambas razas trabajaron juntos para reconstruir la humanidad después de este desastre.

Júpiter entonces encargó a Desmond una misión: visitar el Gran Templo. Él le dijo a Desmond que él podría abrir el camino. Sin embargo, advirtió a Desmond de que él no estaba seguro de cómo las cosas terminarían, ya sea para él o para Desmond. Después de esto, Desmond se despertó de su coma, con Shaun, Rebecca, y su padre, de pie junto a él.

Después Desmond les dijo a los otros Asesinos que él sabía lo que tenían que hacer, William abrió la puerta de la furgoneta, revelando que habían llegado a las ruinas del Gran Templo.

Véase también[editar]