Descolonización de América

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los términos descolonización o emancipación de América se refieren al proceso por el cual los territorios de ultramar (caso de España) y las colonias europeas en el continente americano (para el resto de países europeos) se independizaron de las potencias europeas que habían conquistado sus territorios. La descolonización de América inició un proceso de descolonización mundial que se completó en el siglo XX dando origen a los estados-nacionales modernos.

Estados Unidos[editar]

Estados Unidos fue el primer país de América en independizarse, declarando las 13 Colonias su independencia de Gran Bretaña en 1776, la cual fue reconocida mediante El Tratado de París en 1783.

Haití[editar]

Después de la Revolución francesa, muchos de los ideales de la extensión de libertad surgieron en Haití, donde un levantamiento declaró a Haití una república libre y se afilió a Estados Unidos como la segunda nación independiente en el hemisferio occidental. Haití es el único país occidental en el cual un levantamiento de esclavos condujo directamente a la independencia.

Territorios españoles en América[editar]

Mapa animado de la revolución hispanoamericana (1808-1825):
     Territorios bajo control realista.     Territorios bajo control de la Gran Colombia.     Territorios bajo control de otros movimientos independentistas.     España bajo ocupación francesa.     Territorios dominados por el Trienio Liberal.     Zonas sin un gobierno claro.

Con la Guerra de independencia hispanoamericana, la mayor parte de los territorios españoles en Hispanoamérica ganaron su independencia en el primer cuarto del siglo XIX. Paraguay fue uno de los primeros países en independizarse en el año 1811 Miguel Hidalgo en México, Simón Bolívar y José de San Martín en Sudamérica, entre muchos otros libertadores, condujeron las luchas por la independencia. En la América portuguesa, don Pedro I (también Pedro IV de Portugal), el hijo del rey portugués don Juan VI, proclamó la independencia del país en 1822 y se hizo el primer emperador de Brasil, hecho pacíficamente aceptado por la corona en Portugal.

En Argentina, José de San Martín formó un Ejército Libertador en Mendoza como parte de su plan para liberar el territorio de las tropas Realistas. Cruzó la Cordillera de Los Andes, ayudó a la independencia de Chile y, utilizando una flota organizada en dicho país, atacó el centro del poder español en Sudamérica, la ciudad de Lima, declarando la independencia del Perú en 1821. Poco después se encontró en Guayaquil con Simón Bolívar, y tras una breve entrevista le cedió su ejército y la meta de finalizar la liberación del Perú. Argentina proclamó su Independencia el 9 de julio de 1816.

Durante la Guerra de la Independencia Española, varias asambleas fueron establecidas por criollos para gobernar las tierras en nombre de Fernando VII de España. Esta experiencia de la autonomía y la influencia del liberalismo, la francmasonería y las ideas de las Revoluciones francesa y estadounidense fueron generando un desapego contra la España europea, reconduciéndose hacia la lucha por la independencia, conducida por los libertadores, también conocidos como autonomistas. Los territorios hispanoamericanos se separaron de la Madre Patria, a menudo con la ayuda del Imperio Británico, que pretendió comerciar con América sin el monopolio español.

Un proceso similar ocurrió en los territorios del norte y Centroamérica de España en los años 1820 tras la Independencia de México.

Territorios portugueses en América[editar]

A diferencia de los españoles, los portugueses no dividieron su territorio en América. Las capitanías que ellos crearon fueron sometidas a una administración centralizada en Salvador, desde donde se redactó un informe directamente a la corona portuguesa en Lisboa. Es por ello por lo que no es común referirse a una "América portuguesa" (como América española, América holandesa, etc.) sino a Brasil como un territorio unificado desde sus mismos principios.

Por consiguiente, Brasil no se dividió en varios estados a la hora de la Independencia (1822), como le pasó a sus vecinos de habla hispana. La adopción de una monarquía en vez de una república federal en las seis primeras décadas de la soberanía política brasileña también contribuyó a la unidad nacional.

Canadá[editar]

El 1 de julio de 1867, Canadá creó su dominio dentro del Imperio Británico sin incluir Terranova, unida con el resto de Canadá en 1949.

Guerra hispano-estadounidense[editar]

En 1898, los Estados Unidos ganaron la Guerra Hispano-estadounidense y ocuparon Cuba y Puerto Rico, terminando la ocupación española de América. De todos modos, durante gran parte del siglo XX se vivió una corriente de inmigración de la gente pobre y exilios políticos desde España hacia los antiguos territorios, sobre todo Argentina, Cuba, Venezuela y México.

La descolonización en el siglo XX[editar]

Varios países se independizaron hasta el siglo XX:

Colonias subsistentes[editar]

Algunas partes de América están controladas por poderes europeos en la actualidad:

Además, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos son controlados por los Estados Unidos. En sentido estricto:

Referencias[editar]