Le Déjeuner sur l'Herbe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Desayuno sobre la hierba»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Édouard Manet - Le Déjeuner sur l'herbe.jpg
Almuerzo sobre la hierba
(Le Déjeuner sur l'herbe)
Édouard Manet, 1863
Óleo sobre lienzo • Impresionismo
208 cm × 264,5 cm
Museo de Orsay, París, Flag of France.svg Francia

Le Déjeuner sur l'Herbe ("Almuerzo sobre la hierba" en francés, muy a menudo mal traducido como "Desayuno sobre la hierba") es un cuadro al óleo de 208 cm de altura y 264,5 de largo, pintado por Édouard Manet en 1863. Se exhibe en el Museo de Orsay de París.

Al principio se llamó a este cuadro Le Bain, y luego La Partie carrée. En español, también se ha traducido como La merienda campestre[1] o Almuerzo campestre.[2]

La yuxtaposición de un desnudo femenino con caballeros completamente vestidos suscitó controversia cuando la obra se mostró por vez primera en el Salon des Refusés en 1863, después de ser rechazado por el Salón oficial. Fue el lienzo «más irritante y controvertido» de esa exposición de obras rechazadas.[2] Aparte de considerar vulgar el que una mujer estuviera desnuda junto a jóvenes vestidos, numerosos críticos rechazaron la modernidad del estilo, desde el punto de vista cromático y compositivo.

Los pintores, y especialmente Édouard Manet, que es un pintor analítico, no comparten la obsesión de las masas por el tema: para ellos, el tema es solo un pretexto para pintar, mientras que para las masas solo existe el tema.

Émile Zola, 1867

Descripción[editar]

En 1863, Manet sorprendió al público francés al exponer su Déjeuner sur l'Herbe («Almuerzo sobre la hierba»). La idea del cuadro se le ocurrió durante una excursión a Argenteuil, a orillas del Sena.[2] No es una pintura realista en el sentido social o político del término propio de un Daumier, sino que es una afirmación a favor de la libertad individual del artista. El escándalo que causaba una mujer desnuda desayunando despreocupadamente con dos hombres completamente vestidos, lo que ofendía a la moralidad de la época, se acentuaba por el hecho de que las figuras eran reconocibles.

El cuadro representa un almuerzo en un bosque, cerca de Argenteuil, donde discurre el Sena. La mujer desnuda, la modelo de Manet, Victorine Meurent, cuyo cuerpo está crudamente iluminado, mira directamente al espectador. Está sentada sobre una tela azul, probablemente una parte de las ropas que se ha quitado. Los dos hombres son el hermano de Manet, Gustave y su futuro cuñado, el escultor holandés Ferdinand Leenhoff. Están vestidos como dandis. Los hombres parecen estar ocupados conversando, ignorando a la mujer. En frente de ellos, se muestran las ropas de la mujer, una cesta de frutas, y un pan redondo, como en un bodegón. En el fondo, una mujer ligeramente vestida vadea una corriente. Demasiado grande en comparación con las figuras del primer plano, ella parece flotar. La desproporción entre la mujer del fondo y la barca a la derecha se consideraba una impericia de parte del pintor: en realidad, los mórbidos contrastes cromáticos y la utilización de la perspectiva aérea en clave moderna inscriben esta obra entre las obras maestras del siglo XIX.

El fondo pintado toscamente carece de profundidad, dando al espectador la impresión de que la escena no tiene lugar en el exterior, sino en un estudio. Esta impresión se refuerza por el uso de una intensa luz «fotográfica», que casi no deja sombras: de hecho, la iluminación de la escena es inconsistente y nada natural. El hombre a la derecha luce un sombrero plano con una borla, de la clase que normalmente se usa en los interiores.

La esposa de Manet, Suzanne Leenhoff, y su modelo favorita, Victorine Meurent, posaron para la mujer desnuda, que lleva la cara de Meurent pero el cuerpo de Leenhoff, más regordete. El hombre a la izquierda es probablemente el cuñado de Manet, Rodolphe Leenhoff.

El estilo de la pintura rompe con las tradiciones académicas de la época. Manet usó una luz cruda, «fotográfica» que elimina los tonos medios. Se considera un cuadro «preimpresionista» por usar un motivo del entorno inmediato del artista.[2] La hechura es conscientemente clásica.[2] Sin embargo, no intentó ocultar las pinceladas: de hecho, la pintura parece inacabada en algunas partes de la escena. El desnudo está muy lejos de las figuras suaves e impecables de Cabanel o Ingres.

A pesar de su tema mundano, Manet deliberadamente eligió un formato de lienzo grande, normalmente reservado para los grandes temas.

Influencias[editar]

Esta pintura puede interpretarse como una versión moderna del Concierto campestre (1508-1509) del pintor renacentista Tiziano (aunque la obra se atribuyera anteriormente a Giorgione).[2]

En esta alegoría de Poesía, se ve a dos mujeres desnudas (Calíope y Polimnia, Musas de la poesía épica y lírica) en compañía de dos jóvenes hombres bien vestidos, uno ellos tocando el laúd. La escena se sitúa en un paisaje arcádico. Manet retomó el tema con personajes modernos, presentando la escena como un «pícnic en un bosque». El Almuerzo es en realidad un manifiesto de una nueva manera de pintar y, en efecto, de una nueva concepción del arte y la relación entre el arte y su público.

La composición de Manet revela su estudio de los antiguos maestros, pues la disposición de las figuras principales derivan de una escena con dioses fluviales de un grabado (1514-1518) de Marcantonio Raimondi (h. 1515) que copiaba un dibujo de Rafael, el Juicio de Paris.[3]

Algunos eruditos citan también La tempestad, una famosa pintura renacentista que también representa a un hombre totalmente vestido con una mujer desnuda en un ambiente rural, como un importante precedente de la pintura de Maner Le déjeuner sur l'herbe.[4]

La representación de dos parejas que se relajan en un parque o en un decorado similar era un tema clásico en la pintura galante, como está ilustrado en La Partie carrée (1713) de Antoine Watteau. James Tissot, contemporáneo y amigo de Manet, pintó su propia versión del tema en 1870.

Réplicas[editar]

Déjeuner sur l'herbe, de Claude Monet, 1865-1866, 418 x 150 cm, óleo sobre lienzo, Museo de Orsay.

En 1865, Claude Monet comenzó a pintar su propio Déjeuner sur l'herbe en respuesta al de Manet. No obstante, este inmenso cuadro (4,6 por más 6 m) quedó incompleto. Representa una escena más socialmente aceptable de ocio burgués, pero puesto que se trata de una demostración del nuevo estilo impresionista, se pone más el acento en los efectos de luz que en el tema como tal. El juego sutil de sombra y luz demuestra las ventajas de la pintura pleinairiste y contrasta con la poco natural luz de taller de Manet. Después de que esta pintura monumental resultase dañada por la humedad, Monet la recortó en tres. Las secciones de izquierda y el centro están ahora al museo de Orsay, pero se perdió la tercera. Un estudio para el cuadro se encuentra en el museo Pushkin.

En 1961, cerca de un siglo después del Déjeuner de Manet, un Pablo Picasso que envejece elige atacar este gran monumento del arte moderno. En menos de dos años, hizo más de 27 pinturas, 6 grabados sobre linóleo y 140 dibujos según el cuadro de Manet.

El artista de pop art francés Alain Jacquet hizo una parodia de Déjeuner sur l'herbe en serigrafía en 1964.

En 1994, el escultor estadounidense J. Seward Johnson, Jr. reconstruyó la pintura en tres dimensiones, Déjeuner déjà vu.

Por último, en 2002, los pintores rusos Dubosarsky y Vinogradov tienen pintan un Déjeuner sur l'herbe en homenaje a los pintores impresionistas.

Referencias[editar]

  1. P. F. R. Carrassat, Maestros de la pintura, Spes Editorial, S.L., 2005. ISBN 84-8332-597-7, pág. 218
  2. a b c d e f Christa von Lengerke, «Del Impresionismo al Art Nouveau» en Los maestros de la pintura occidental, Taschen, 2005, pág. 491, ISBN 3-8228-4744-5
  3. Ross King. The Judgment of Paris: The Revolutionary Decade that Gave the World Impressionism. Nueva York: Waller & Company, 2006 ISBN 0-8027-1466-8.
  4. John Rewald,The History of Impressionism, Museo de Arte Moderno de Nueva York, 4.ª edición revisada 1973, (1.ª 1946, 2.ª 1955, 3.ª 1961), p.85. ISBN 0-87070-369-2.

Bibliografía[editar]

  • Ross King. The Judgment of Paris: The Revolutionary Decade that Gave the World Impressionism. Nueva York: Waller & Company, 2006 ISBN 0-8027-1466-8. Págs. 49-51, 86-89.

Enlaces externos[editar]