Desayuno andaluz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Componentes modernos del desayuo andaluz
Desayuno andaluz que consta de mollete antequerano con aceite de oliva y café.

El tradicional desayuno andaluz es un tipo de desayuno ligero que consta principalmente de una pieza de pan, untada con manteca colorá o bien aceite de oliva,[1] acompañado con tomate y sal, y que combina para beber leche, zumo o café.[2]

Origen e ingredientes[editar]

Tiene orígenes en los jornaleros andaluces, que aprovechaban los pocos recursos de los que disponían.

  • El pan con aceite consta de una rebanada de pan candeal tostada con aceite de oliva virgen, sal, y en ciertas ocasiones, ajo, bien en pequeños trozos o bien untado directamente en el pan tostado.
  • El pan con manteca consta de pan tostado, y manteca blanca o colorá, que puede incluir o no trozos de lomo de cerdo adobado (en cuyo caso se suele llamar pella o manteca con zurrapa).
  • Los churros, generalmente se dejan para el fin de semana y se compran en churrerías. Tradicionalmente van atados en una rama de junco.
  • Como pan, es muy popular el llamado mollete antequerano, un pan redondo y aplastado y de corteza blanda, que se sirve tostado, tanto con aceite como con manteca.

Otra variantes incluyen la tostada de mollete con aceite de oliva y sardina o acedía, o la tostada con aceite de oliva espolvoreada con azúcar, o con zumo de naranja.

Servir[editar]

Se suele servir de forma muy sencilla: el pan se tuesta ligeramente hasta que quede crujiente y algo áspero en su superficie, en este caso se suele romper la tostada con una cuchara o cuchillo para que pueda penetrar el aceite un poco más y luego se vierte un chorro con una alcuza. Dependiendo de los gustos, antes de verter el aceite de oliva hay gente que le frota un diente de ajo (a veces hay disponibles alcuzas con ajos dentro del propio aceite) y le echa un poco de sal.

El desayuno en la actualidad[editar]

Hoy en día es tan popular que no se limita a la comunidad autónoma de Andalucía, sino que se puede obtener un desayuno andaluz en cualquier parte de España, sobre todo en las cafeterías, donde hay instalados unos pequeños hornos eléctricos para tostar el pan.

Es muy popular la pulpa de tomate triturado para acompañar al pan con aceite. Son famosas las tostadas que se acompañan de jamón de cocido, jamón serrano o ibérico. Todas ellas con o sin tomate triturado o en rodajas. También son típicas las tostadas de paté, de mantequilla con mermelada o de queso.

Referencias[editar]

  1. Isabel González Turmo, (1997 2ª ed.), Comida de rico, comida de pobre: los hábitos alimenticios en el Occidente Andaluz (siglo XX), Sevilla, Serie Cultura Viva, Universidad de Sevilla, nº 10, pag. 179
  2. Antonio Alcalá Venceslada, (1951), Vocabulario andaluz