Demografía del Paraguay

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Demografía de Paraguay»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La población de Paraguay se distribuye irregularmente por el territorio; La mayor parte de los paraguayos viven en la región oriental, en Asunción, la capital, así como en las grandes ciudades cercanas a Argentina y Brasil al Sur y al Este. El Chaco o Región Occidental, que abarca aproximadamente el 60% del territorio, da casa a menos del 2% de la población. La población paraguaya es considerada mestiza, pero en realidad es muy heterogénea, quedan muy pocos nativos originales. El mestizaje en el Paraguay tuvo un desarrollo bastante peculiar y diferente del resto de otras naciones latinoamericanas.

En una primera fase, la población paraguaya se originó con la unión en masa de las mujeres indígenas (las de etnia guaraní principalmente) y de los colonizadores españoles llegados en el siglo XVI:

"El pueblo paraguayo originado en el mestizaje de las culturas guaraní y española se rigió por trescientos años bajo dominio y colonial dependencia del Reino de España. Reteniendo los españoles todos los derechos y privilegios que en la mayoría de los casos implicaba la explotación de mestizos y nativos."[1]

En una segunda fase y al finalizar la Guerra de la Triple Alianza - contienda que se desarrolló entre los años 1865 y 1870, teniendo como protagonistas a los aliados (Argentina, Brasil y Uruguay) contra el Paraguay - se calcula que sobre el 50% de la población original paraguaya fue asesinada.[2]

Datos generales[editar]

Evolución de la población de Paraguay, datos de la FAO (2005); en miles de habitantes.

Población: 7.000.000 (2000)

Hombres: 2.805.527

Mujeres: 2.780.301

Estructura etaria:
Hasta 14 años: 39% (hombres: 1.109.887; mujeres: 1.074.815)
Entre 15 y 64 años: 56% (hombres: 1.574.978; mujeres 1.563.872)
65 años y más: 5% (hombres: 120.662; mujeres: 141.614) (2000)

Tasa de crecimiento demográfico: 2,64% (2000)

Tasa de nacimientos: 31,27 nacidos/1.000 habitantes (2000)

Tasa de defunciones: 4,81 fallecidos/1.000 habitantes (2000)

Tasa de migración neta: -0,09 migrantes/1.000 habitantes (2000)

Distribución por sexo
al nacer: 1,05 hombres/mujeres
menores de 15 años: 1,03 hombres/mujeres
15-64 años: 1,1 hombres/mujeres
65 años y más: 0,5 hombres/mujeres
población total: 1.01 hombres/mujeres (2000)

Tasa de mortalidad infantil: 30,81 muertos/1.000 nacidos vivos (2000)

Esperanza de vida al nacer:
población total: 73,68 años
hombres: 71,22 años
mujeres: 76,27 años (2000)

Tasa total de fertilidad: 4,16 hijos nacidos/mujer (2000)

Nacionalidad:
gentilicio: Paraguayo (a)

Religiones:

  • Católicos: 90%
  • Menonitas: 1%
  • Otros protestantes: 9%

Lenguas:

Alfabetización:
Definición: Personas de 15 años y más que puedan leer y escribir
Población total: 92,1%
hombres: 93,5%
mujeres: 90,6% (1995).

Evolución demográfica[editar]

Tiempos Precolombinos[editar]

Los primeros cálculos de la población del Paraguay datan de la fundación de Asunción en 1537, y se centran en la región entre los ríos Paraguay y Paraná. La región estaba poblada principalmente por pueblos de lenguas guaraníes, estimados en 1,5[4] a 2[5] millones en el centro-sur de Brasil, oriente de Bolivia, nordeste argentino, gran parte de Uruguay y Paraguay. Además en el sudeste de Brasil vivían pueblos emparentados con los guaraníes, los kaiowás sumaban cerca de un millón, desde el Gran Chaco a São Paulo. Mientras que en toda costa brasileña hasta Amapá vivían los tupíes que sumaban del millón al millón y medío de personas.[6]

Conquista y Colonia[editar]

En la zona de Asunción, específicamente en el actual oriente paraguayo, había una alta densidad de población indígena, poblada por guaraníes, pueblos semí-sedentarios, que vivían de la caza, recolección y agrícultura. No hay cifras seguras sobre estos pueblos. En el primer empadronamiento de indios de 1555 se inscribieron 100.000 indígenas, un cálculo de 1570 estimó que en la Comarca de Asunción vivían 300 vecinos y 2.900 hijos de españoles (mestizos en su mayoría) y más de 400.000 indios. Cinco años después se decía que en Asunción había más de 5.000 mestizos de los que un 60% superaba los 18 años, solo cuatro años después había 2.500 mujeres solteras en la ciudad. En 1597 se estima que en la ciudad había 200 vecinos y 2.000 mujeres (en su mayoría indígenas y mestizas), en mismo calculo habla que había 6.000 indígenas pacifícados (1609).[7]

En 1611 se estima que había 800.000 indios infieles en la Comarca de Asunción, una cifra probablemente exagerada, ya que la población nativa había sufrido una fuerte caída producto de las guerras de conquista, los trabajos y traslados forzados, destrucción de sus modos de vida y las enfermedades traídas por los conquistadores. En 1650 se estima que en Asunción había 400 vecinos, exactamente un siglo después se estiman en 1.000 vecinos.[7] Se estima que a comienzos del siglo XVII habían 330.000 personas viviendo en el actual territorio paraguayo, con un alto aporte indígena.[8]

Misiones jesuitas[editar]

Las 32 reducciones de los Jesuitas entre los ríos Paraná y Uruguay llegaron a incluir 100.000 guaraníes en el siglo XVII. Convirtiéndose en ricos centros agrícolas y de manufacturación capaces de rechazar ataques de los ejércitos de Asunción y los cazadores de esclavos portugueses. Los imperios español y portugués viendo amenazado su poder por la autonomía de estas misiones decidieron entre 1721 y 1735 repartirse las zonas de influencia. En 1729 las misiones tenían unos 140.000 indígenas según Padrón Favre.[9] Finalmente en 1767 terminaron por expulsar a los jesuitas y mataron o esclavizaron a los indígenas que capturaron, los guaraníes que había ofrecido fuerte resistencia terminaron por huir río arriba.[10]

En sus ataques a las misiones entre 1628 y 1631 los bandeirantes capturaron a 60.000 guaraníes,[11] Las misiones jesuitas. ante estos ataques jesuitas y guaraníes armaron sus propías milicías y cuerpos de caballería que terminaron por expulsar a los portuguesés tras la batalla de Mbororé en 1641. Estos ataques también motivaron a que varias tribus que habían rechazado a los Jesuitas terminaran por establacerse en sus misiones, para asegurar su defensa los sacerdotes terminaron por fortificar sus misiones.[11] En 1750 con el Tratado de Límites de Madrid Portugal le devolvió la provincia de Sacramento a cambio del territorio cercano al río Paraguay, donde vivían 29.191 indígenas en misiones, estos al mando de algunos de los Jesuitas se rebelaron, terminando por ser sometidos en 1756 con la ofensiva de un ejército hispano-portugés de 3.000 europeos apoyados por miles de tupíes. La guerra guaraní costó la vida de 1.511 de los indígenas que vivían en las misiones.[11] [12] En 1767 el sacerdote alemán Martin Dobrizhoffer afirmó que 15.000 guaraníes huyeron a la Banda Oriental en busca de alimentos y ganado.[9] Según Ramón Fogel en 1768 las misiones jesuitas que quedaban llegaron a incluir 200.000 guaraníes, tras la expuslión de los Jesuitas.[13] Los bandeirantes capturaron cerca de 300.000 guaraníes durante la colonia para venderlos como esclavos en Sao Paulo.[8] Durante la colonia unos 100.000 africanos fueron introducidos al Virreinato del Río de la Plata,[14] algunos fueron llevados a Bolivia, Paraguay aunque la mayoría permaneció en el Río de la Plata, además de un 10% que moría cada año.

En 1778 el censo virreinal contó 96.000[7] a 97.480 habitantes.[15] Hacía 1785 el 11% de la población de la provincia era afrodescendiente.[16] En 1800 se estima que en Paraguay vivían 50 a 100 mil personas.[17] Diez años después se estimaban en 200.000 sus pobladores.[18] En 1828 desde Misiones escaparon a la Banda Oriental entre 4.000 a 10.000 guaraníes.[9]

Primera mitad del siglo XIX[editar]

En 1825 fuentes paraguayas estiman en 300.000 habitantes, (12 mil en Asunción).[7] Otros la elevan a 560.000 en 1820.[19] Algunas fuentes estiman que en 1850 tenía más de 400.000 habitantes,[17] Otras que superaba en millón.[19] Sin embargo, la cifra más defendida es la de 200.000 almas en 1820, la que coincide con la cifra de Alexander von Humboldt que es aceptada por el historiador Alfredo Marbais du Graty.[20] Además, en el Gran Chaco habían 50.000 a 100.000 indios salvajes.[21] Sin embargo, el censo de 1846 el único hecho durante la primera mitad del siglo XIX contó 238.862, aunque el censo probablemente no refleja la totalidad de la población, ya que no se contó a los habitantes de las regiones más apartadas hace notar que las estimaciones más alcistas están lejanas de la realidad.[22] A esto hay que sumarle que dichos censos subestimaban la población de algunos grupos (los niños particularmente ya que estaban subregistrados) por lo que las cifras solían ser redondeadas.[23] [24] Una estimación de 1850 da la cifra de 500.000 gentes.[25]

En 1848 el presidente paraguayo Carlos Antonio López les dio la ciudadanía a todos los indígenas que vivían en el país, sin embargo en el proceso las riquezas de varios de estos pueblos pasaron a manos del Estado y muchos tuvieron que cambiar sus nombres y apellidos originales por otros de origen hispano. Tras esto muchos de los indígenas terminaron por perder su identidad, al perder su conexión con la tierra y sus modos tradicionales de vida, siendo integrados como mestizos.[26] En esa época solo quedaban 6.000 guaraníes viviendo en las antiguas misiones jesuitas. Muchas habían sido abandonadas tras las guerras de independencia y la pérdida de sus tierras ante el Estado y posteriormente los terratenientes. La mayoría de los indígenas perdió o negó su identidad cuando dejó sus comunidades.[27]

Un cálculo oficial del gobierno paraguayo de 1860 estimó en 1.525.000 habitantes, aunque se considera que la cifra fue aumenta por el Estado paraguayo por motivos de seguridad nacional. El historiador Felipe Pigna la calcula en 1.300.000 para la misma fecha, esa cifra es muy aceptada por la historiografía paraguaya.[7] Otra cifra habla de 1.200.000 habitantes. Los cálculos de modernos historiadores argentinos hablan de 500.000 habitantes.[28] Actuales historiadores paraguayos lo estiman en 600.000 a inicios de los 1860s.[29]

La guerra de la Triple Alianza[editar]

La Guerra de la Triple Alianza costó la vida de un 15 a 20%[30] a un 75 a 90 %[31] de los habitantes del Paraguay. Sin embargo la mayoría de los historiadores aceptan una mortandad de alrededor del 50% o un poco más. Cerca de 300.000 hombres del país murieron durante la guerra.[7] Cientos de prisioneros paraguayos fueron vendidos como esclavos en Brasil.[28] [32]

  • Historiadores argentinos: de 500.000 a 116.000 ha. De los que 10% son hombres.[28]
  • Bárbara Ganson de Rivas, historiadora estadounidense, estimó una caída de 440.000 personas, basándose en el censo de 1846.
  • Historiadores paraguayos estiman en 1.200.000 de los que solo 400.000 sobrevivió a la contienda, otros 1.300.000 a 200.000 sobrevivientes.
  • José Pigna estimó en 1.300.000 cayó a 300.000 personas.
  • Fuentes alternativas estiman que de 800.000 cayó a 194.000, perdiendo 606.000 vidas (75,75 %), de los que 14.000 eran hombres y 180.000 eran mujeres. De los hombres 9.800 eran menores de 10 años, 4.200 mayores de 10 años.[33]
  • Fuentes oficiales de paraguayas apoyadas por el historiador Jan Kleinpenning eran 1.525.000 gentes en 1861 y solo 221.000 en 1871 (1.304.000 muertos); de los que 24.000 eran hombres. Unas estimación de 1911 por el Estado estimó que sobrevivieron 221.079 personas de 1.337.439 que eran en 1864. De estas 28.746 eran hombres adultos, 106.254 mujeres y 86.079 niños.[34] Otras hablan de 1.300.000 cayendo a 700.000 personas.[7] De los 1.250.000 paraguayos murieron 937.500 para otros.[35]
  • En total unos 440.000 a 1.200.000 muertos por la guerra.[36] De ellos dos tercios por hambre y enfermedades. Cerca de un 70[37] a 90%[38] de los varones murieron. Aproximadamente al menos un 50% de la población paraguaya murío.[36]

Se desconoce el tamaño del ejército paraguayo, es probable que en 1864 la cifra de hombres armados fuera de 38.173 y 400 cañones (unos 110 en la fortaleza de Humaitá) que señala un documento en el Archivo Nacional de Asunción.[39] En 1865 al extenderse la guerra el reclutamiento se hizo masivo, alcanzando los 73.273 soldados, 737 oficiales y 25 jefes de Estado Mayor.[22] A partir de entonces el tamaño del ejército empezó a declinar a pesar de la movilización de reservas, población civil, adolescentes y finalmente niños producto de las constantes y fuertes pérdidas. Cerca de 10.000 hombres paraguayos tras escapar de Asunción al norte en 1869, siendo los últimos restos del ejército paraguayo, terminaron rindiéndose tras sufrir varias bajas.[40] Es probable que a lo largo de los seis años que duró la guerra los paraguayos hallan movilizado 100 a 150 mil hombres.

Durante esta guerra más del 50% de los soldados aliados murieron, además que estos países se vieron afectados por pestes de cólera y fiebre amarilla que costaron la vida de miles o decenas de miles de personas.

El 1 de mayo de 1869 la capital paraguaya fue saqueada, las tropas brasileñas la quemaron por completo, violando y masacrando a sus habitantes, incluso atacando a las embajadas extranjeras.[32] La mayoría de los paraguayos terminó con sus casas en ruinas o totalmente quemadas.[32]

Durante la guerra ambos bandos se caracterizaron por su violencia, los brasileños y uruguayos ejecutaron (degollando o decapitando) a miles de prisioneros de todas las edades,[32] quemando hospitales con heridos y cíviles adentro,[32] los argentinos lanzaron miles de cuerpos al río de la Plata para contagiar de peste a poblaciones rivales;[28] además de que gran parte de los soldados argentinos eran de origen africano, forzados a luchar, incluso llevados con grilletes,[28] mientras que las poblaciones afro argentinas fueron afectadas por las pestes.[41] López también ordeno la ejecución de todo oficial o soldado que pensara en rendirse.[42] Por ello varias masacres que se pudieron evitar sucedieron y varios miles de los soldados paraguayos que pudieron salvarse terminaron muriendo.[42]

Según los estudios de Thomas Whigham, doctor de la Universidad de Stanford y profesor en la Universidad de Georgia (Estados Unidos) y Barbara Potthast, de la Universidad de Colonia (Alemania) basándose en el primer censo de post-guerra la cifra de muertos fue de 300.000 personas, es decir, de un 50 a 70% de los paraguayos. Tras la guerra se produjo un censo (1870-71) se contaron 116.351 habitantes, aunque hubo varios de los territorios más aislados que no se incluyeron en él y en muchos casos a los niños (algo común en esa época), por lo que se estima en 150 a 160 mil habitantes (de los que 28.000 son hombres adultos). Basándose en el censo de 1846 y basándose en la tasa de crecimiento normal de aquella época en 1864 la población paraguaya era de 420.000 a 450.000 personas. Las cifras de Kleinpenning estiman en 221.000 sobrevivientes, aceptando una cifra de muertos superior al 50%. Considerando la altísima mortandad de la población masculina Whigham considera que gran parte de esta murió en combate mientras que muchos de los civiles de hambre y pestes. Al quedar sin hombres, bueyes o reservas de alimentos la capacidad de los sobrevivientes de producir alimentos disminuyo dejándolos débiles ante el embate de las enfermedades. También varios de los refugiados terminaron por huir al Mato Grosso.[43]

Tras la guerra muchos campesinos que arrendaban al Estado las granjas que trabajaban perdieron todo y se marcharon a la capital, viviendo en barrios marginales de las afueras o al extranjero.[44] [45] El Estado terminó por venderle grandes terrenos a extranjeros que empezaron a concentrar las riquezas del país. La ocupación brasileña duro hasta 1876 tras esto se sucedería una etapa de constantes golpes de estado, en la que el control del gobierno era efectiva solo en la zona de Asunción.[46]

El país volvería a alcanzar una población similar solo tras la Primera guerra mundial, hacía 1925, principalmente gracias a la poligamia que se hizo muy común, e incluso general, en la sociedad de post-guerra, por la falta de hombres y la escasa inmigración y las frecuentes guerras civiles y golpes de estado.[22] [47] Sin embargo el alto número de hijos de las familias campesinas terminó por empeorar los problemas sociales que habían, al no poder producir alimento suficiente para sus hijos muchos de los campesinos emigraron a la ciudad o al extranjero.[48]

Post-guerra[editar]

Tras la guerra el país terminó devastado y en gran medida despoblado en cuanto a hombres adultos se refieren, contribuyendo esto a dos "mitos" de la etnografía, historiografía y sociedad paraguaya,[cita requerida] que la inmigración europea terminó por absorber a la población sobreviviente.[2]

En parte a estos contribuyó la pérdida de los indígenas de su identidad durante el siglo XIX.[26] Debe de entenderse que gran parte de los pocos miles de inmigrantes que ingresaron al país tras guerra en su mayoría se casaron con paraguayas, en su mayoría indígena-mestizas, quienes conservaron varias de las tradiciones de su sociedad como el uso del idioma guaraní, haciéndose muy importante el rol de la mujer en una sociedad que terminó por volverse bastante matriarcal.[22] El número de inmigrantes que llegó a Paraguay fue bastante escaso, en particular en los primeros años de la post-guerra, lo que reduce su aporte a la población nacional.[22]

En el siguiente cuadro se muestra el número de inmigrantes que ingresaron al Paraguay entre 1870 y 1959.[49] [50]

Origen 1870-1879 1880-1889 1890-1899 1900-1909 1910-1919 1920-1929 1930-1939 1940-1949 1950-1959
Paraguayos repatriados 0 0 0 51 193 105 111 0 0
Argentina 0 4.895 18 364 1.122 100 141 512 2.036
Brasil 0 530 0 29 44 0 12 77 474
Uruguay 0 198 0 59 68 40 12 43 188
Bolivia 0 0 0 4 0 0 8 13 75
EE. UU. 0 0 6 37 3 35 9 60 385
Canadá 0 0 0 0 0 1 0 20 99
Otros de América 0 0 0 2 4 0 5 36 136
Total América 0 5.623 24 546 1.434 281 298 671 3.393
Italia 0 824 251 1.115 973 37 41 238 580
España 0 321 9 809 1.494 37 73 159 1.287
Francia 0 228 10 124 111 15 109 63 148
Reino Unido 800 39 28 35 31 9 8 84 160
Alemania 0 467 11 479 811 814 1.038 186 661
Austria 0 0 1 122 318 137 533 50 32
Rusia 0 53 0 99 252 46 515 288 319
Bélgica 0 0 0 15 46 14 12 168 80
Suiza 0 0 3 22 85 137 96 30 38
República Checa 0 0 0 0 0 44 527 126 90
Polonia 0 0 0 0 0 34 8.079 461 188
Otros europeos 0 146 0 14 14 44 332 279 480
Total Europa 800 2.078 313 2.834 4.135 1.368 11.363 2.132 4.063
Siria
El Líbano
0 0 0 0 0 2 52 17 75
Otros de Medio Oriente 0 0 0 15 4 2 2 3 0
Total Medio Oriente 0 0 0 15 4 4 54 20 45
Japón 0 0 0 25 0 0 533 161 4.085
Otros orientales 0 73 78 0 127 0 0 18 72
Total Lejano Oriente 0 73 78 0 127 0 0 18 72
Menonitas 0 0 0 0 0 1.876 381 4.258 7
Total inmigrantes 0[51] -800 4.808[51] -7.774 415-3.743[51] 3420-7.115[51] 5.700-6.306[51] 3.264[51] -3.529 12.629-20.141[51] 7.280-7.555[51] 10.044[51] -11.665
Población paraguaya ? 239.774 ? 490.719 651.040 843.905 987.824 1.259.826 1.816.890

La siguiente tabla nos muestra el número de inmigrantes ingresados según diversas fuentes.[49]

Fuente 1880-1889 1890-1899 1900-1909 1910-1919 1920-1929 1930-1939 1940-1949 1950-1959 Total
Documentos de la Oficina de Inmigración
1881-1933
4.810 3.743 6.924 6.371 3.392 2.870 - - 28.114
Memorias de la DGE de 1927 - - 4.586 350 1.106 - - - 6.042
R. Von Fischer[52] - 1.249 1.465 - - - - - 2.714
Evaristo Zacarias Arza 1.119 1.254 5.043 3.128 - 1.000 - - 11.544
Memoria Anual de la Municipalidad
de Asunción (1899)
- 337 - - - - - - 337
Anuario Estadístico
(con año de edición)
- - 1.840 (1906-07)
634 (1914)
0 (1915-16)
1.658 (1917)
4.696 (1914)
4.644 (1915)
4.942 (1916)
5.686 (1917)
- - - - -
Memoria de la DGE hasta 1935
(con año de edición)
- - 5.210 (1927) 6.306 (1927) 2.720 (1927)
3.124 (1928)
3.408 (1929; 30; 31)
1720 (1932-35)
849 (1930-31)
3.339 (1932)
3.484 (1933-34)
4.606 (1935)
- - -
Memoria de la DGE 1936-1939
(con año de edición)
- - - - - 5.510 (1936)
9.393 (1937)
14.428 (1938)
16.455 (1939)
- - -
Anuario Estadístico - - - - 3.388 (1946-47) 16.933 (1940-41)
17.238 (1946-47)
420 (1940-41)
3.185 (1946-47)
6.164 (1948-53)
3.122 (1948-53)
9.021 (1954-59)
-
OIM 7886 - - - - - - - -
Lyra Pidoux (1975) 4.808 3.743 7.115 6.306 3.264 20.145 7.555 10.044 62.980

[53]

Producto que la producción cayó tanto el Estado no pudo dar ayuda a los campesinos que terminaron por vender las tierras o perderlas por precios infimos que fueron aprovechados por los extranjeros que de este modo lograron crear grandes latifundios.[49]

Según Herken (1984) en la década de 1870s entre 4 a 5 mil paraguayos, argentinos, bolivianos y brasileños (en su mayoría campesinos sin tierra) se desplazaban por toda la región del Plata trabajando como temporeros.[49]

Los frecuentes golpes de estado, revoluciones, censura y anarquía motivaron también grandes emigraciones; para estabilizar la economía y con ella estabilizar el país se estimuló el traer inmigrantes a fin de mantener el poder por la oligarquía tradicional y extranjera recién llegada.[54] Para esto se empezó por abrir el mercado externo a productos y mercancias europeas (1892). Durante los 1880s se fundaron los primeros bancos, casí todos ingleses o argentinos.[49]

Estos cambios favorecieron la ganadería que pudo recuperarse relativamente de la guerra (en el país había más de 2.000.000 de cabezas de ganado en 1844, pero muchas se sacrificaron o robaron en la guerra y la anarquía), ya que esta actividad requería escasa mano de obra. Le seguirían posteriormente la explotación forestal y la agricultura. Se empezó a fomentar la fundación de colonias de europeos, aunque con un alto porcentaje de deserción (para irse a otros países), que duraría hasta incios del siglo XX. Para ello el gobierno puso oficinas de inmigración en países europeos para atraer posibles colonos y se pagaban los gastos, tratando de convertir el país en un lugar donde establecerse en vez de uno de paso hacía el interior de Brasil o Argentina.[49]

De este modo la política inmigratoria paraguaya cambió completamente desde la época de temor y rechazo a los extranjeros (gobierno del Dr. Francia) a una donde casí se veneraba al inmigrante y se le llamaba, ofreciéndole todo tipo de favores a cambio de establecerse.[55] La principal inmigración que los gobiernos paraguayos promocionaron era la europea.[49]

La misma venta de tierras que atrajó inmigrantes también motivo la emigraciones de miles de campesinos, que tras sufrir la guerra y sin tierras se marcharon a Brasil (Mato Grosso y Mato Grosso del Sur) y nordeste de Argentina, regiones tradicionalmente pobladas por pueblos guaraníes, conquistados a fines del siglo XIX por los respectivos gobiernos. Con esta inmigración la lengua guaraní reducida al Paraguay y algunos pueblos indígenas volvió a expandirse por aquellas áreas.[49] [56] Ante esto en 1881 se empezó a ofrecer bonos a todos aquellos ciudadanos que desideran regresar.[49]

Producto de la violencia política y dificultades económicas, tras los períodos de violencia de 1904, 1908, 1912 y 1922 en total unos 300.000 nacionales emigraron al extranjero.[57]

El principal país receptor termino por ser Argentina, donde se instalaron en Formosa, Misiones, Corrientes, Chaco y Entre Ríos. Esto trajó preocupación al Presidente González Navero, ya que muchas veces terminaban trabajando en pésimas condiciones y viviendo muy mal.[58]

Según Zacarías Arza (1954) las cifras que dan los historiadores de la inmigración paraguaya a Argentina a inicios del 1900 son muy variables y poco confables.

  • Genaro Romero: 40.000
  • Teodosio González: 20.000
  • J. Natalicio González: 200.000[49]

El número de paraguayos en la Argentina pasó de 28.592 en 1914 a 155.269 en 1960 (Censos oficiales).[59]

La emigración a Brasil se hizo muy importante a partir de 1920s hacía Mato Grosso y a 1950s a São Paulo.[49]

En todos los censos de Argentina y Brasil solo se incluía a los paraguayos residentes pero no a sus descendientes.[49] La mayor parte de los inmigrantes paraguayos se dedicaron a la agrícultura en los países de recepción.[49]

Durante la dictadura de Higinio Mrínigo (1941-1946) más de 50.000 paraguayos emigraron al extranjero.[60] Se estima que en esa época vivían en Misiones, Chaco y Formosa unos 157.385 paraguayos.[49] Los emigrantes paraguayos ascendían a 200.000 en Argentina tras la revolución y guerra cívil de 1947.[61]

Efraím Cardozo estimó en 400.000 el número de nacionales que emigró producto del conflicto y la represión, otras fuentes elevan esa cifra al doble (800.000 personas)[62] además de cifrar el costo de vidas en 20.000 por el conflicto.[62] Sin embargo, a pesar de esta alta emigración, muchos de los paraguayos iba y venía de su país a territorio argentino, pero a partir de 1960s empezaron a establecerse de por vida en el extranjero. En esa década unos 23,7% de los paraguayos residentes decidió tomar la nacionalidad argentina.

En 1886 se efectuó el primer censo oficial de post-guerra, se contaron 239.774 habitantes, de estos 100.262 eran hombres (muchos hijos de los combatientes) y 139.512 mujeres.[7] El censo tiene una corrección que aumenta la cifra a 263.751 personas. En 1899 se estimó en 635.571 habitantes,[7] basándose en un censo de casas, incluyendo, 100.000 indios no civilizados[7] en el territorio del Chaco reclamado por el gobierno paraguayo. Durante la primera mitad del siglo XX se producirá la colonización del Chaco que tendrá graves consecuencias para los nativos, cuya población se reducira producto de las masacres, la aculturización, perdidas de tierras, migraciones forzadas y enfermedades. En 1950 según Cardus quedaban 50 a 56 mil indígenas, para 1960s habrían alrededor de 30.000 sobrevivientes, a partir de entonces el número ha vuelto a recuperarse. Otra estimación de 1900 da la cifra de 440.000 gentes.[25]

En 1914 un censo de familias contó 650.582 habitantes,[7] en esta época los gobiernos empiezan a establecer los primeros fuertes en el Chaco penetrando al Oeste, mientras que Bolivia hacía lo propío en dirección contraria.

La guerra del Chaco[editar]

La Guerra del Chaco fue la mayor guerra librada en América durante el siglo XX, caracterizandose por el combate de trincheras (por la que se le comparó con la Primera Guerra Mundial) y el uso de armas de última tecnología (para aquella época) por soldados mal entrenados, equipados y alimentados. Las enfermedades y la falta de agua potable fueron en muchos casos los principales enemigos de las tropas, aún más que los soldados enemigos. La guerra fue provocada por el interés de supuestos yacimientos petrolíferos que demostraron en su mayoría ser inexistentes. El costo social y económico de la guerra fue catastrófico.[63]

La guerra duró tres años, de 1932 a 1935, y tuvo un enorme costo de vidas para ambos países. Bolivia movilizó en total 200.000[64] a 250.000 hombres, mientras que Paraguay 150.000,[63] al conflicto se le destinaron la mayor parte de los recursos por parte de ambos estados.[65] La cifra de muertos fue muy alta, las distintas fuentes estiman que las perdidas paraguayas eran de 30.000;[66] 35.000;[67] 40.000;[63] 50.000[68] muertos.

Durante la guerra del Chaco la población paraguaya suele ser estimada en un millón de personas, comparada esa cifra con el número de soldados movilizados y muertos se muestra la magnitud de la guerra.[69] En 1950 un censo estableció en 1.328.452 el número de habitantes, con una corrección 1.343.000 incluyendo pueblos selváticos pacíficos (no se incluye indígenas salvajes).[7]

Actualidad y futuro[editar]

A partir de entonces la población paraguaya no ha parado de crecer, gracias a sus altísimos niveles de natalidad y la baja en la tasa de mortalidad, actualmente la mitad de la población vive en zonas rurales. En 1962 llegó a 1.819.000 personas (no se incluyó en el calculo la zona occidental),[70] diez años después 2.358.000 habitantes,[70] en 1983 a 3.477.000;[70] a incios de los 1990s superó los 4 millones[70] y en 2010 se estima que sería más de 7 millones.[70]

Según el censo argentino de 2001 hay en ese país 325.000 paraguayos (medío millón si se incluye los ilegales), contando a los descendientes de paraguayos serían unos 1,5 a 2 millones, un 65,9% viviendo en el nordeste y un 29,6% en Buenos Aires.[71] Esta cifra considerada por algunos demasiado alta, es aceptable si se tiene en cuenta el alto número de inmigrantes paraguayos en Argentina desde inicios del siglo XX.[72]

El idioma guaraní es hablado por 12 a 15 millones de personas en Bolivia, Brasil, Paraguay y Argentina en su mayoría por gente pobre de origen mestizo.[73] [74] [75] También existen comunidades de afrodescendientes.[76] La actual población paraguaya es bastante heterogénea, la mayoría es mestiza (95%);[77] Paraguay es considerado un país multicultural y multilingüistico.[78] Sin embargo el idioma guaraní es considerado inferior al español por la sociedad e incluso las autoridades,[79] también hay un gran rechazó hacia los pueblos indígenas y su aporte a la identidad mestiza de la nación.[80] [2]

En cuanto a la población originaria el censo oficial del país la cifro en solo 49.487 individuos en 2002,[81] pero una fuente independiente dio una cifra totalmente distinta, 167.574 gentes.[82] Otro cálculo de 1990 da otra cifra que dúplica a la oficial, 94.456 indígenas estimados.[83]

Se espera que a mediados de este siglo la población paraguaya sufra un leve envejecimiento, aunque este no será tan drástico como el que sufrirán los países del Cono sur, en la siguiente tabla se muestra este proceso.[84]

Año Población total Población mayor de 60
2000 5.096.500 292.500
2025 9.355.200 875.200
2050 12.421.500 2.006.000

Fuentes[editar]

  1. ABC Digital - Etnias del Paraguay
  2. a b c MEC Digital. Demografía Ministerio de Educación y Cultura del Paraguay. La mayoría de las sociedades, historiografías y gobiernos de América Latina han intentado dar la imagen de ‘’países homogéneos’’, algo poco aceptable con la realidad de la región considerada la más diversa culturalmente que existe en el planeta, tanto entre sus países como dentro de estos. Paraguay ha tendido ha sobredestacar el aporte de la inmigración en la post-guerra, llegando a señalar incluso que estos habrían absorbido a los paraguayos sobrevivientes, aún cuando nunca llegaron al 10% del total de población.
  3. a b c Ethnologue report for Paraguay
  4. modernghana.com Brazil's indigenous people fight for power 22 de mayo de 2006.
  5. Ecofeminism: women, culture, nature. Escrito por Karen Warren y Nisvan Erkal. Pág. 145. En 130 años 2 millones de guaraníes netre los ríos Paraguay, Paraná y Ururguay fueron muertos y esclavizados.
  6. LANIC Fundación Tavera
  7. a b c d e f g h i j k l Fuentes Principales de Registros Genealogicos en Paraguay El Departamento Genealógico de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Dias Serie H, No. 16, Edición Español Pág. 7; 11; 12
    • 1555. Fuente: DGEC de Paraguay.
    • 1570. Fuente: Idem. (Juán Lopéz).
    • 1575. Fuente: Idem. (P. Martín Gonzalés).
    • 1579. Fuente: Idem. (tesorero Montalbo).
    • 1597. Fuente: Idem.
    • 1609. Fuente: Idem. (Cartas anuas).
    • 1611. Fuente: Idem. (P. Diego de Torres).
    • 1650. Fuente: Idem. (P. Ruíz de Montoya).
    • 1750. Fuente: DGEC (Lozano).
    • 1778. Fuente: Idem. (Cap. Francisco de Aguirre).
    • 1825. Fuente: Idem. (Humbold).
    • 1861. Fuente: Idem. (Benigno de Martinéz, DIrector de Estadísticas de Corrientes).
    • 1865. Fuente: DGEC
    • 1886. Fuente: Censo.
    • 1899. Fuente: Censo.
    • 1914. Fuente: Censo.
    • 1950. Fuente: Censo.
  8. a b PaginaDigital.com.ar («Los guaraníes. Tierra argentina. Los dueños de la tierra»).
  9. a b c Uruguay Tierra Guaraní
  10. Guía del mundo 2005-2006: el mundo visto desde el sur Escrito por Instituto del Tercer Mundo (Montevideo), Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África (Madrid), Fundación Santa Maria (Madrid). Pág.446
  11. a b c Expuslión y exilio de los Jesuitas de los dominios de Carlos III.
  12. Guerra Guaranítica
  13. Modos de producción y relación entre los guaraníes: El trabajo Guaraní en los distintos períodos
  14. La esclavitud en la América española Escrito por José Andrés Gallego. Pág. 19
  15. Demografía iberoamericana: Su problemática. Raices y consecuencias. Por Luis Marinas Otero, Revista de Estudios Políticos 21, artículo en pág. 153-169, 1981., veasé pág. 5 del texto.
  16. La Comunidad Afro paraguaya Kamba Kua
  17. a b La Rrevolución cultural. Paraguay, por la superación de su pasado. También se estima que 3 a 4 millones vivían en Brasil y 400.000 en Argentina.
  18. Mary W. Williams (1930). The people and politics of Latin America. Nueva York: Craighead.
  19. a b Population Statistics. Paraguay
  20. Henry D. Ceuppens (1971). Paraguay año 2000. Asunción: Zamphirópolos, pp. 227.
  21. Eva Morales Raya, Arturo Landeros Suárez, Gabriela Dalla-Corte Caballero & Fabricio Vázquez Recalde (2012). La frontera argentino-paraguaya ante el espejo: Porosidad y pasaje del Gran Chaco y del Oriente de la República del Paraguay. Edicions Universitat Barcelona, pp. 88. ISBN 978-8-44753-574-3.
  22. a b c d e Antecedentes de la Guerra de la Triple Alianza. Consecuencias demográficas sociales de la guerra de la Triple Alianza de Bárbara Ganson de Rivas.
  23. Estadísticas históricas del mercado del trabajo en Andalucía en el siglo XX. Instito de Estadística de Andalucía.
  24. Sir Woodbine Parish (1853). Buenos Aires y las provincias del Rio de la Plata: desde su descubrimiento y conquista por los Españoles. Tomo II. Buenos Aires: Imprenta de Mayo, pp. 55. A mediados del siglo Paraguay se vio afectado por varias terribles epidemias: la disenteria entre 1830 y 1840 se llevo 20.000 vidas, la escarlatina 11.000 entre 1836 y 1838 y la viruela 14.000 entre 1844 y 1845.
  25. a b Nicolás Sánchez-Albornoz (1974). The population of Latin America: A history. Los Ángeles: University of California Press.
  26. a b ABC Digital. Historia y Memoria (2).Decreto de Carlos Antonio López del 7-X-1848
  27. Métroux, 1946, pg. 78.
  28. a b c d e Guerra del Paraguay. Tercera Parte
  29. Demógrafo José María Carrón.
  30. Historiografía brasileña.
  31. Historiografía de Paraguay
  32. a b c d e Amor libre en Paraguay post Guerra de la Triple Alianza
  33. Fuente:“Genocidio Americano, A guerra do Paraguai, p.150- Julio José Chiavenatto. Sao Paulo.
  34. Statistics of Wars, Oppressions and Atrocities of the Nineteenth Century. Paraguay
  35. Mariscal Francisco Solano Lopéz
  36. a b De re Militari
  37. Datos de autores Joaquín Nabuco, Omar Días Arce, Nicolás Sánchez-Albornoz
  38. Posición tradicionalmente tomada por la historiografía paraguaya.
  39. LAS TROPAS PARAGUAYAS J.J.Chiavenatto. Genocido Americano. A guerra do Paraguay, p.111
  40. La guerra de Paraguay
  41. Población negra en Argentina
  42. a b Shaw, Karl (2005) [ 2004] ( en checo ). Power Mad ! [ Šílenství ] mocných. Praha: Metáfora. p. 30.
  43. Holocausto paraguayo en la Guerra del ‘70 Las conclusiones de Thomas Whigham, doctor de la Universidad de Stanford y profesor en la Universidad de Georgia, Estados Unidos, y Barbara Potthast, de la Universidad de Colonia, Alemania, fueron publicadas originalmente en 1999 en un artículo en la Latin American Research Review titulado “The Paraguayan Rosetta Stone: New Evidence on the Demographics of the Paraguayan War, 1864-1870”, posteriormente ampliado en un ensayo en la misma publicación, del año 2002, bajo el título “Refining the Numbers: A Response to Reber and Kleinpenning”.
  44. Paraguay, país de inmigrantes III. La inmigración europea
  45. Pastore, 1972.
  46. jstor The Americas, Vol. 21, No. 3 (Jan., 1965), pp. 243-262
  47. América Latina: historia de medio siglo Escrito por Pablo González Casanova. Pág. 333
  48. Ayala, 1996.
  49. a b c d e f g h i j k l m n BIBLIOTECA VIRTUAL.SALA DE LECTURA.CONSEJO LATINOAMERICANO DE CIENCIAS SOCIALES.(CLACSO): Inmigración y Emigración en el Paraguay 1870 - 1960 escrito por Sara Fischer, Tomás Palau y Noemia Pérez. BASE Investigaciones Sociales / Programa de Población y Desarrollo Instituto Panamericano de Geografía e Historia (IPGH) / Programa de Historia Regional e Integración en el Cono Sur de América Asunción, Paraguay Mayo, 1997. Para el cuadro, fuente: Anuarios Estadísticos del Paraguay, varios años. Versión en HTML.
  50. La inmigración Entre 1870 y 1960 ingresaron al Paraguay 62.976 inmigrantes.
  51. a b c d e f g h i Según Pidoux (1972).
  52. Citado por Zacarías Arza (1954).
  53. Nota. Se debe tener en cuenta que según Pidoux (1975):
    • Solo se considera inmigrante a personas que llegaron con aporte del Estado, no a los que llegaron por medios propios.
    • No se incluye a personas que iban a trabajar al país solo en temporadas de cocecha.
    • Para ser contado el inmigrante debía firmar en la Secretaria de Inmigraciones a su llegada, lo que no siempre pasaba.
    • El único registro estaba en Asunción, por lo que quienes se llegaban por otros caminos (menos usados) no eran incluidos.
    • En 1930 la DGE admitió que no controlaba la inmigración promocionada por privados (la que es conciderada escasa en comparación a la fomentada por el Estado).
    • Como inmigrantes también incluían a extranjeros y nacionales que volvía como inmigrantes. Tampoco se sabe cuanto permanecian los extranjeros y cuantos se marchaban ya que su salida no era controlada; algunos se radican definitvamente, otros por corto tiempo. (Memoria de la Dirección General de Estadísticas, 1929, 10).
  54. Herken, 1995.
  55. Zacarías Arza, 1954.
  56. Mato Grosso do Sul
  57. Saturnino Ferreira, 1986.
  58. Archivo del Liberalismo, 1987.
  59. Carrón, 1979.
  60. Pastore, 1946.
  61. Pérez Acosta, 1952.
  62. a b Marco Teórico. Marco Histórico
    • Argentina: El saldo inmigratorio fue de 76.000 inmigrantes en la década del 60 al 70; de 85.000 en la década del 70 al 80; y entre 1881 y 1890 ascendió a 841.000.
    • La primera gran inmigración paraguaya a la Argentina tiene lugar en 1947, año en que se produce una gran revolución en Paraguay, donde mueren más de 20.000 personas y el país queda desbastado. Inmigran unos 800.000 paraguayos, la mayoría campesinos que se instalan principalmente en las provincias aledañas: en Misiones y en el Chaco; aunque algunos pocos van a Montevideo y Buenos Aires.
  63. a b c Ejercitos Latinoamericanos en Conflictos Internacionales. La guerra del Chaco por Piero Castagneto
  64. Bolivia y su población por Roberto Querejazu Calvo.
  65. Cuando el esfuerzo bélico ocupa a la totalidad de la población de los países en conflcito se les llama guerra total, en América del Sur este título se suele usar para referirse tradicionalmente a la Guerra de la Triple Alianza, la Guerra del Pacífico y la Guerra del Chaco. Portal Guaraní
  66. La Guerra del Chaco. La guía de Historia
  67. Guerra del Chaco. Ignacio Ellacuría. Rigoberta Menchú
  68. Bolivianos y paraguayos celebran Tratado de Paz por la Guerra del Chaco
  69. El Infierno Verde: Breve Historia de la Guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay 1932-35
  70. a b c d e Paraguay: population growth of the whole country
  71. Entrevista a Marcelo Peña, Cónsul del Paraguay en Argentina
  72. Fernando González Ascoaga: Nuestro mejor legado es la lengua
  73. Mbatovi: El Guaraní
  74. Algunos idiomas autóctonos de América. El Guaraní
  75. El guaraní podría ser declarado idioma oficial del Mercosur
  76. Kamba Kuá
  77. Enciclopedía
  78. El Paraguay Multilingüe. Cuadro de algunas dinámicas lingüísticas Por Ernesto Unruh y Hannes Kalisch]
  79. Prejuicios alimentan en Paraguay la discriminación y el racismo
  80. Flechadores de jornales. Identidad guaraní en el Paraguay contemporáneo
  81. Censo Oficial del Paraguay del año 2002
  82. Capítulo I. La Población Indigena. Los indigenas de América Pág. 2/50
  83. Instituto Nacional de Censos y Estadisticas. Ecuador Pág. 15/39. Fuente: UNICEF
  84. Monográfico sobre Paraguay

Véase también[editar]