Demetrio de Rostov

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Demetrio de Rostov.

San Demetrio (ruso: Димитрий Ростовский; 16511709), en la vida Daniel Tuptalo, fue un obispo de iglesia rusa, escritor eclesiástico, orador.

Biografía[editar]

Era de Kiev cerca de la ciudad de Makáriv (raión de Makariv). Hijo de cosacos, nació el 21 de diciembre de 1651. Estudió en la academia de Kiev. Pero por las alarmas de la guerra debió dejar la academia para proseguir sus estudios individualmente. Habiendo tomado el estado monástico en uno de los monasterios fue prontamente seleccionado por el arzobispo Lázaro Baranóvich quien le encomendó predicar en su catedral principal. En los dos años siguientes San Dimitrio predicaba asiduamente y así se hizo famoso por su verborragia tanto en Lituania y Pequeña Rusia o Ucrania, lo que hacía que se lo disputaran para la prédica en cada país.

A los 33 años de edad San Demetrio se abocó a su imperecedero trabajo de 12 volúmenes - Martirologio.

En 1702 fue nombrado por Pedro I para el puesto de Metropolita de Rostov.

Siendo Metropolita, el eminente santo salió a la lucha contra la escisión y escribió un detallado estudio acerca de las principales escisiones sectoriales bajo el título:" Investigación de la religión de Briansk." Siete años de su trabajo como arzobispo de Rostov nos ofrecen un trabajo continuo para la consolidación de la fe. Recorría su diócesis de lado a lado enseñando y evangelizando. Afligido por la insuficiente instrucción de sus súbditos y sacerdotes, organizó bajo su peculio en Rostov un centro de enseñanza y fue un padre muy cercano a sus alumnos. Se reunían a menudo en derredor de él y entonaban cánticos religiosos compuestos por él. Muchos de ellos ("Jesús mi encantador," "Clamo por Dios en mis penas" y otros) los cantaba el pueblo antes de la revolución Rusa.

La vida particular de san Demetrio estaba llena de sacrificios, de ayuno, oración y caridad. Su alimento era el más sencillo y siempre en cantidad limitada. Recibía a todos, era muy cariñoso e indulgente. El 28 de octubre de 1709 el gran devoto de la sabiduría y devoción, dejó esta vida durante la oración en su celda, lo encontraron de rodillas caído delante del ícono del Salvador. A los 43 años en 1752 fueron encontrados sus restos imperecederos, y el beato Dimitrio fue consagrado Santo.

Además del Martirologio y la Investigación de la religión de Briansk, el beato Demetrio tiene escritos y enseñanzas, Compendio de Catequisis, Crónica de la celda, Crónica de zares y patriarcas, Catálogo de los metropolitas Rusos y otras obras. Las obras del beato Dimitrio están empapadas de una profunda fe, calidez y se comprenden fácilmente, ya que el idioma ruso usado en esos trabajos es de mucha sencillez y elegancia.[1]

Obra[editar]

La obra principal de toda la vida de San Demetrio es composición de Martirologio (ruso: Четьи-Минеи), en los cuales expuso las vidas de los santos correspondientes a cada día del año. Durante 20 años (1684-1704) con mucho ahinco recogió datos, los estudió y elaboró la vida de santos, quienes desde entonces se convirtieron en importantes lecturas para la gente Rusa.

Referencias[editar]