Decreto del 9 de febrero de 1825

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Decreto del 9 de Febrero de 1825 es un conjunto de artículos que promulgó el General Antonio José de Sucre, con el fin de llamar a una reunión a todos los representantes de las provincias del Alto Perú, para resolver el destino de tales provincias.

Antecedentes[editar]

El 1 de febrero de 1825, el general Sucre había entrado a Puno junto con el Ejército Libertador. Ahí se le unió el doctor Casimiro Olañeta , sobrino del último de los generales realista del Alto Perú, para darle un mensaje, el de promulgar un decreto con el fin de convocar a asamblea, para definir el futuro de las provincias del Alto Perú. fffff

Decreto del 9 de Febrero de 1825[editar]

El 7 de febrero, Sucre llegó a La Paz y dos días después dictó el decreto del 9 de febrero, en el que mandó que una asamblea de diputados del Alto Perú, se reuniese en Oruro y decidiera libremente la suerte de estos territorios.

Contenido y Artículos[editar]

Considerando:

1º.- Que al pasar el Desaguadero el ejército libertador ha tenido el solo objeto de redimir las provincias del Alto Perú, de la opresión española; dejándolas en la posesión de sus derechos.
2º.- Que no correspondiendo al ejército intervenir en los negocios domésticos de estos pueblos, es necesario que las provincias organicen un gobierno que provea a su conservación, puesto que el ejército ni quiere ni debe regirlas por sus leyes militares, ni tampoco puede abandonarlas...
3.- Que el antiguo Virreinato de Buenos Aires, a quien ellas pertenecían a tiempo de la revolución de América, carece de un gobierno general que represente completa, legal y legítimamente la autoridad de todas las provincias, y que no hay, por consiguiente, con quien entenderse para el arreglo de ellas.

Decreto:

1º.- Las provincias que se han conocido con el nombre del Alto Perú, quedarán dependientes de la primera autoridad del ejército libertador, mientras una asamblea de diputados de ellas mismas delibere su suerte...
18º.- El objeto de la Asamblea General será sancionar un régimen de gobierno provisorio, y decidir sobre la suerte y los destinos de estas provincias, como sea más conveniente a sus intereses felicidad; y mientras una resolución final, legitime y uniforme, quedarán regidas conforme al Artículo 1º

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]