Danza griega

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ilustración de una bailarina de la Antigua Grecia.

La danza griega es una parte de la cultura griega. Para ellos eran las expresiones de los sentimientos (tristeza, alegría, amor, etc.) Algunos de esos bailes se bailaban en todo el territorio griego como el kalamatianos y el tsamikos.

Hoy en día los bailes tradicionales son transmitidos de generación en generación ya que la gente los disfruta en cualquier tipo de celebración.

Algunos bailes son considerados Panhelénicos, es decir, de toda Grecia, como el Kalamatianós y el Tsámikos. Sin embargo, cada región ha preservado sus propios bailes donde no todos son tan conocidos, por lo que corren el riesgo de ser olvidados por la creciente expansión de bailes de otras regiones más grandes.

Afortunadamente, hay gente de edad avanzada que se preocupa por mantener vivos estos bailes, enseñándolos a los más jóvenes.

Historia del baile griego[editar]

Se cree que nació cuando Teseo, quien se metió en el laberinto Knossos para rescatar a su amada Ariadna, regresó a su país, se dirigió al dios Delos y como ofrenda bailó como una serpiente en representación de todo a lo que se había enfrentado en su camino. El apogeo de la danza se efectuó durante la edad clásica, en que más de 200 danzas religiosas, atléticas, dramáticas y populares eran ejecutadas en el teatro, en el estadio y en el templo; siendo cuando Terpsícore, la musa de la danza, era más apreciada y honrada. Cuando Casiopea, reina de Etiopía, ofendió a la diosa Hera, y tuvo que dar a su hija en sacrificio, los habitantes ejecutaron las bellas danzas de Andrómeda a la orilla del mar, en donde se esperaba la llegada del Kráken (titán marino) para devorar a la bella Andrómeda y salvar el reino. Tras la victoria de Perseo sobre este monstruo marino, y por haber rescatado a su amada, el pueblo se llenó de júbilo, ejecutando danzas de alegría.

Algunas danzas[editar]

De todas las danzas de la antigua Grecia, alrededor de 30 han llegado a nuestros días. Los pasos y los movimientos de los bailarines eran muy parecidos a los que caracterizan las danzas griegas de hoy.

  • Rembétika: originada cuando los griegos que emigraron a Turquía regresaron a Grecia tras ser expulsados después de la guerra. Se afincaron en los arrabales de Atenas y Salónica e iniciaron el movimiento rembétiko, que hace referencia a manifestar la tristeza. Los griegos repatriados reciclaron varios ritmos tradicionales para expresar la problemática del hombre y la mujer de la gran ciudad. A este grupo pertenecen danzas como el hasápiko, hassaposerviko, tsifteteli o el sirtaki popularizado por la película Zorba el Griego.
  • Hasápiko: Fue la danza de la Asociación de Carniceros de Constantinopla durante el periodo bizantino, aunque luego se la conoció como Makelarikos (carnicero). La danza se realiza con las manos en los hombros de los compañeros, los bailarines improvisan el orden de las variaciones, comunicándose con palmadas en los hombros.
  • Tsestos: Danza procedente de la frontera con Bulgaria. Fue adoptada por los griegos expulsados de Bulgaria tras la primera guerra mundial. La bailan hombres y mujeres. Comienza con un ritmo moderado, y tiene numerosas figuras que se van encadenando una tras otra.

Instrumentos griegos[editar]

  • Sistro: Tiene una percusión de metálica . el instrumento tiene forma de aro .Es atravesado por varillas, cuyos elementos móviles golpean contra el marco cuando se sacude en el instrumento.
  • Platillos: Dos platos o discos que cuando se sacuden vibran.
  • Shofar: Es un cuerno de camero para los hebreos esto simbolizaba la expiacion de Díos.
  • Crótalos: Instrumentos de percusión.
  • Oboe: Instrumento musical de viento hecho de madera y provisto de doble lengüeta, cuyo tubo termina en un pequeño pabellón.
  • Aulos: Flauta de pan.
  • Órgano hidráulico: Instrumento musical de viento y teclado; usado principalmente en las iglesias
  • Vina: Instrumento con 4 cuerdas.
  • Cítara: Es parecido a la guitarra en la modernidad, sus cuerdas se entienden sobre una caja trapezoidal

Véase también[editar]

La música, cuyo nombre proviene de las Musas, procede de Asia Menor y apareció en el territorio griego aproximadamente en el siglo VII a. de C.; es importante señalar que los griegos consideraban a la música de origen divino y por ello eran muy aficionados a presenciar conciertos, los que tuvieron a sus mayores exponentes durante el siglo IV a. de C.

Tan relevante era la música para la vida cotidiana de los griegos que la utilizaban para acompañar el trabajo diario y servía de apoyo a varias formas de poesía; es preciso señalar, además, que los niños recibían instrucción musical desde la infancia. Un detalle no menor dentro de la música griega, lo constituía el hecho de que los griegos no practicaban el canto a varias voces (polifonía) y sí lo hacían al unísono.

La danza también era considerada por los griegos de origen divino, y conformaba una especie de lenguaje utilizado para expresar sus emociones y sentimientos más profundos, el cual no ponía acento en la perfección de la interpretación sino en la fuerza de la caracterización. Al igual que la música, la danza estaba presente en los momentos más significativos de la vida de los griegos; acompañaba los banquetes, matrimonios y funerales. Por otro lado, las composiciones literarias, como las tragedias, las comedias y los dramas satíricos, incluían la representación de variados tipos de danza.Muchos tipos de danza poseían un carácter religioso, como por ejemplo la denominada danza pírrica, que estaba acompasada por el ruido de escudos militares, y se practicaba en honor de Atenea, la diosa de la guerra; en Delfos, consagrando al dios Apolo, se realizaban danzas que imitaban el vuelo de las grullas y que recordaban al héroe aqueo Teseo saliendo del laberinto de Minos, luego de haber derrotado al Minotauro; las danzas frenéticas, celebradas en tributo a Dionisio y acompañadas por percusiones, eran protagonizadas por los Sátiros y las Ménades.

Una situación paradójica sobre el arte de la danza, ocurría en la disciplinada sociedad espartana, ya que a pesar de rechazar fervorosamente todas las variedades de expresiones artísticas, en Esparta la música y la danza eran consideradas de gran valor al menos hasta el periodo anterior a la dura reforma militar del siglo VI a. de C.