Daniel Leavitt

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Daniel Leavitt
Nacimiento

16 de noviembre de 1813

Rye, Nuevo Hampshire,
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Rye
Fallecimiento

27 de julio de 1859

Chicopee Falls, Massachusetts,
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Chicopee
Nacionalidad Estadounidense
Conocido por Inventor
Diseñador de armas de fuego
Cónyuge Ruth Jeannette Ball
Hijos 3
Padres Benning Leavitt y Olive Leavitt

Daniel Leavitt (1813-1859)[1] fue un primigenio inventor estadounidense que junto a su socio Edwin Wesson patentó el primer revólver después de Samuel Colt,[2] y posteriormente fabricó una de los primeros revólveres estadounidenses.[3] El novedoso diseño[4] fue fabricado brevemente antes que una demanda por patentes de Colt forzase a la empresa a parar la producción del revólver Leavitt & Wesson Dragoon. Pero las primeras patentes de Leavitt y las de su socio Wesson avivaron la competencia y ayudaron a impulsar el auge tecnológico y productivo que dio origen a la moderna industria de armas de fuego.

Biografía[editar]

Leavitt nació el 16 de noviembre de 1813 en Rye, Nuevo Hampshire, siendo hijo de Benning Leavitt, influyente empresario, Senador del Estado, comisionado del condado y más tarde Edil,[5] y de Olive (Jenness) Leavitt, su esposa.[6] Daniel Leavitt se casó en 1838 con Ruth Jeannette Ball, en West Springfield, Massachusetts. Tuvieron tres hijos.

Primera patente de Leavitt[editar]

Leavitt obtuvo una patente de su nuevo diseño el 29 de abril de 1837, cuando la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos[7] le otorgó la Patente estadounidense número 182 por una "mejora en un arma de fuego con tambor de múltiples recámaras".[8] La primigenia arma, la segunda de este tipo,[9] era un revólver de percusión calibre 10,16 mm (.40), de acción simple, con tambor de 6 balas y un cañón octogonal de 171,45 mm (6¾ pulgadas) que basculaba hacia arriba.

Leavitt obtuvo su patente menos de un año después que Samuel Colt obtuviera una patente por su revólver, y antes que Colt tuvera oportunidad de introducir su nueva arma al mercado. La patente le fue entregada a Leavitt en su casa de Cabotville, Massachusetts, ahora parte de Chicopee, Massachusetts.[10] El diseño era radical en un aspecto. "El cilindro rotativo que yo empleo no se diferencia de los que han sido anteriormente empleados en armas con múltiples recámaras", escribió Leavitt en el formulario de su patente. "La mejora que yo hice consiste en darle una forma convexa al extremo del cilindro rotativo que está en contacto con el cañón".[11]

La innovación de Leavitt era la cara sobresaliente del tambor, que fue diseñada para alejar el fogonazo de la recámara disparada de las otras, previniendo así los disparos múltiples, el principal problema con los primeros revólveres de percusión. "El problema de todas las primigenias armas de retrocarga, al igual que el revólver de Colt, era el escape de gases de la recámara", escribieron los autores de Arming America: The Origins of a National Gun Culture.[12] En su diseño, Leavitt trató de resolver el problema a través de la nueva forma convexa del tambor.[13]

El diseño de Leavitt fue "una de aquellas armas de fuego que tienen varias recámaras perforadas en un cilindro, cuyo eje es paralelo al eje del cañón y cuyas recámaras pueden hacerse coincidir sucesivamente con dicho cañón", escribía el Journal of the Franklin Institute de Philadelphia en 1838.[14] Pero la innovación de Leavit, indicaba la publicación, era el extremo convexo del tambor para alejar los humos y el fogonazo del disparo.

Sus primeras armas fabricadas[editar]

La primera patente del inventor demostró que la industria de armas de fuego estaba atrayendo una considerable innovación y competencia al mismo tiempo que iniciaba su ascenso (en el mismo año que se le otorgó la patente a Leavitt, la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos otorgó a otras dos personas patentes por mejoras en armas de fuego con múltiples recámaras).[15] El 25 de febrero de 1836, se le otorgó a Samuel Colt una patente (posteriormente renumerada X9430) por su "pistola rotativa".[16]

Los revólveres fueron producidos en pequeñas cantidades por la empresa de Wesson, Stephens & Miller en la cercana ciudad de Hartford, Connecticut. En 1839, Edwin Wesson, director de la empresa y además inventor, hizo algunas modificaciones al diseño inicial de Leavitt, apodando al nuevo producto "Revólver Wesson & Leavitt", empezó a producirlo en una fábrica de Massachusetts, que dio inicio a la formación de la Massachusetts Arms Company de Chicopee Falls, Massachusetts. Luego que una patente otorgada a Wesson en 1850, entregada póstumamente,[17] los primeros revólveres Wesson & Leavitt salieron de la línea de ensamblaje en Chicopee Falls. El enorme revólver calibre 10,16 mm (.40) pesaba más de 1,81 kg (4 libras) y tenía una longitud de casi 381 mm (15 pulgadas), de los cuales 180,34 mm (7,1 pulgadas) correspondían al cañón.[18]

Entre 1850-1851, la empresa produjo unas 800 unidades del nuevo revólver, que podía ser recargado con solo apretar un retén, levantar el cañón y empujar hacia adelante el tambor para retirarlo de su eje.[19] Junto al modelo estándar, se fabricaron unos 1.000 modelos Belt calibre 8 mm (.32), más pequeños y con un cañón más corto.[20]

Los nuevos revólveres fueron adoptados por clientes particulares. El General Winfield Scott, por ejemplo, llevó consigo uno de los pequeños revólveres Wesson & Leavitt de 6 balas calibre 8 mm (.32) a la Intervención estadounidense en México.[21]

La demanda de Samuel Colt por violación de patente[editar]

Un revólver Colt Navy de 1851.

El éxito del arma de la incipiente compañía prontamente atrajo la atención de Samuel Colt, que envió a su primo Henry Sargeant para comprar uno de los revólveres.[22] Impulsado por la reciente prórroga de su patente hasta 1857, Colt demandó a Wesson & Leavitt, ahora dirigida por el hermano de Edwin, Daniel Wesson, que fue a trabajar para éste en 1843 y se hizo cargo de la empresta tras la muerte de Edwin en 1849. La demanda de Colt alegaba una violación de su patente original sobre el revólver. El caso fue llevado a la corte en octubre de 1852, ante la Corte de Apelación del Distrito de Nueva York. Ambas partes alegaron fraguado de los documentos originales de la Oficina de Patentes de los Estados Unidos, así como pruebas fraudulentas. El caso tuvo una gran cobertura por parte de los diarios de Nueva York.[23] Un mes después, Colt había derrotado[24] al pequeño fabricante en la corte y obtuvo grandes sumas de dinero por concepto de reparaciones, oblgando a la Massachusetts Arms Company a ser liquidada en 1853.

Tras la victoria de Colt, su abogado Edward N. Dickerson emitió una circular a los fabricantes de armas de fuego. "Usted preste atención por favor", escribió Dickerson, "y cese la venta de cualquier ARMA DE FUEGO DE REPETICIÓN, en la la cual se produce rotación, acerrojado o desacerrojado al combinar la recámara con el cañón; o aquella en donde los conos están separados por mamparas, o situados en entalles; excepto aquellas fabricadas por el Cor. Colt, en Hartford."[22]

"Sobra decir", escribieron los autores de Samuel Colt: Arms, Art, and Invention, "que esta circular tuvo un efecto paralizante en la industria de armas estadounidense". Varias de las empresas advertidas por Dickerson capitularon y pagaron reparaciones para poner fin al conflicto con Colt. A pesar de su primera victoria, el abogado de Colt le advirtió a su cliente que no insista con los juicios por violación de patente. "No hay nada más sencillo que iniciar un gran proceso", dijo Dickerson, "pero hay muchas cosas más sencillas que ganarlo. Su suerte, como supongo que usted la llama, ha sido muy buena hasta ahora - mejor que la de cualquier otro inventor en los Estados Unidos por lejos, pero puede cambiar, y otro proceso puede sacar a relucir algo que desconocemos, y que puede destruirnos..."[25]

Dickerson pudo haber aprendido de los procesos en la Corte Distrital, que se convirtió en un torneo entre dos de los más importantes abogados de la época: Dickerson representando a Colt; y Rufus Choate reperesentando a la Massachusetts Arms Company.[18] Sin embargo fue Dickerson - mientras que su cliente Colt estaba en un viaje de negocios en Europa durante el proceso - el que obtuvo ventaja en la primera audiencia.

A pesar de la advertencia de Dickerson a su cliente de no forzar su suerte, la serie de procesos de Colt tuvieron un efecto: virtualmente cerraron la producción de sus competidores por varios años y su empresa se volvió la más grande productora de armas de fuego civiles durante la década de 1850.[26]

Las secuelas de los litigios de Colt[editar]

Samuel Colt, el fabricante de armas de fuego que aplastó a sus competidores con su proceso por violación de patente de 1852.

En total, la Massachusetts Arms Company - considerada una predecesora de Smith & Wesson[27] - apenas fabricó un millar de los modelos de cinturón calibre 8 mm (.32) del revólver original patentado, 200 de los cuales fueron comprados en 1856 por la organización abolicionista Comité de Ayuda Massachusetts-Kansas. Varios de estos revólveres llegaron más tarde a manos del abolicionista John Brown.

La Massachusetts Arms Company continuó con el negocio, y tras el vencimiento de algunas de las patentes originales de Colt, al igual que mejoras en el diseño de sus revólveres, la compañía fabricó una variedad de armas.[28] Varios de sus primeros empleados, principalmente el diseñador Joshua Stevens, fundaron otras existosas compañías productoras de armamento. La J. Stevens Company, fundada por Stevens, el ex-empleado de Wesson & Leavitt, fue finalmente vendida a la New England Westinghouse Company en 1915 para producir armas militares[29] para la Primera Guerra Mundial.[30]

Daniel Leavitt, aunque aplastado por el equipo legal del magnate de las armas Samuel Colt, ayudó a impulsar la competencia e introdujo mejoras tecnológicas en el diseño de las pistolas estadounidenses - armas que serían empleadas más tarde en el Viejo Oeste, la Guerra de Secesión y en cualquier otro lugar. El propio Leavitt sirvió en 1847 en la Milicia Voluntaria de Massachusetts como Capitán de la Compañía F, 10° Regimiento, 6.ª Brigada[31] y fue miembro de la logia francmasónica de Chicopee.[32]

Leavitt no solo se limitó al diseño de armas de fuego. El 18 de agosto de 1842 se le otorgó una patente (número 2755) por un "Modo para asegurar las bobinas de hilo en las lanzaderas para tejer".[33] [34] La patente de Leavitt por una innovación para las bobinas empleadas en los telares mecánicos demostró que el inventor puso atención a otra industria emergente de Nueva Inglaterra.[35] Fue una industria en la cual Leavitt tuvo un interés más profundo: su padre Benning era dueño de una fábrica de Chicopee que producía bobinas. No hay indicios que la patente de Leavitt para producción textil fue más exitosa que su patente de armas de fuego.

Leavitt murió en Chicopee el 27 de julio de 1859.

Notas[editar]

  1. Daniel Leavitt vivía al momento del proceso de 1852 por violación de patente iniciado por Samuel Colt, pero su causa fue representada por Edward Leavitt. No está claro si el otro Leavitt era un hermano o un conocido. A Leavitt se le otorgó una patente para un mecanismo de fusil en junio de 1859, [1] pero moriría al mes siguiente.
  2. World's Columbian Exposition, Chicago, Illinois, 1893, Committee on Awards, Vol. II, Government Printing Office, Washington, D.C., 1901
  3. Massachusetts Arms Company Wesson & Leavitt Patent Dragoon Revolver, Artfact, artfact.com
  4. La primera patente de Samuel Colt le fue otorgada en febrero de 1836 y la de Leavitt al poco tiempo, en abril de 1837, lo que indica que tanto Colt como Leavitt estaban trabajando al mismo tiempo en diseños para un nuevo revólver. La patente de Leavitt fue otorgada antes que Colt hubiese fabricado un solo revólver, lo que indica que Leavitt estaba trabajando por su cuenta, sin un prototipo de Colt para estudiar. [2]
  5. Our County and Its People: A History of Hampden County, Massachusetts, Vol. III, Alfred Minot Copeland, The Century Memorial Publishing Company, 1902
  6. Sketches of the Old Inhabitants and Other Citizens of Old Springfield of the Present Century, Charles Wells Chapin, Springfield Printing and Binding Company, Springfield, Mass., 1893
  7. Cuando Daniel Leavitt aseguró la patente para su nuevo revólver en 1837, el Comisionado de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos era Henry Leavitt Ellsworth, de Connecticut. Ellsworth fungió como director de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos por una década - desde 1835 a 1845 - y fue uno de los que apoyó a Samuel Colt cuando el inventor inició sus negocios.
  8. american-firearms.com: Dibujo del revólver de Daniel Leavitt.
  9. The War Department at the Centennial Exposition, Cincinnati, Ohio, 1888, Act of Congress, May 28, 1888
  10. La elección de Chicopee por parte de Leavitt y otros primigenios inventores y fabricantes influenciaría luego la industria de Nueva Inglaterra por un siglo. El legado de los talleres con máquinas-herramienta instalados por los primeros fabricantes de armas como Wesson, Leavitt, su empleado Joshua Stevens y otros, atrajeron luego a los hermanos Duryea, que eligieron a Chicopee como base para la producción de sus primeros automóviles debido a la arraigada experiencia de la ciudad en máquinas-herramienta y fabricación.[3]
  11. american-firearms.com: Patente Nro. 182 otorgada por la Oficina de Patentes de los Estados Unidos a Daniel Leavitt, de Cabotville, Massachusetts, el 29 de abril de 1837.
  12. Arming America: The Origins of a National Gun Culture, Michael A. Bellesiles, M.D., Richard Bernstein, M.D., Soft Skull Press, 2003, ISBN 1932360077, 9781932360073
  13. Leavitt aplicó su innovación a una pistola, seguido unos años después por un diseño similar para un fusil que empleba el mismo principio.[4]
  14. Journal of the Franklin Institute, Published by the Franklin Institute, Philadelphia, 1838
  15. A History of American Manufactures from 1608 to 1860, Vol. II, John Leander Bishop, Edwin Troxell Freedley, Edward Young, Printed by Edward Young & Co., Philadelphia, 1866
  16. Las 10.000 primeras patentes estadounidenses emitidas entre 1790 y 1836 originalmente no estaban numeradas, y todos sus registros se perdieron en un incendio en la Oficina de Patentes.
  17. Edward Wesson murió repentinamente por un paro cardíaco en 1850, dejando que su hermano Daniel intente juntar sus patentes y trate de organizar la fabricación en base a ellas. La Massachusetts Arms Company fue organizada por sus herederos y parentela de Edwin Wesson para la fabricación de revólveres bajo las patentes de Wesson y Leavitt. Nacido en Worcester, Massachusetts, en 1825, Daniel Baird Wesson fue a trabajar a la fábrica de su hermano Edwin en Northborough, Massachusetts, en 1843 como un aprendiz.
  18. a b The Guns that Won the West: Firearms on the American Frontier, 1848–1898, John Walter. St Paul, Minnesota: MBI Publishing Company, 2006, ISBN 1853676926, 9781853676925
  19. american-firearms.com: Fotografía de un revólver Wesson & Leavitt.
  20. Las pruebas de los nuevos revólveres efectuadas por el Departamento de Armamento del Ejército de los Estados Unidos parecieron darle ventaja a las armas de Colt por su precisión y penetración de los blancos, pero algunos observadores pusieron en tela de juicio la neutralidad de las pruebas. [5]
  21. Pistols with Pedigrees, John Paul Bocock, la84foundation.org
  22. a b Samuel Colt: Arms, Art, and Invention, Herbert G. Houze, Carolyn C. Cooper, Elizabeth Mankin Kornhauser, Wadsworth Atheneum Museum of Art, Published by Yale University Press, 2006, ISBN 0300111339, 9780300111330
  23. Colt's Revolvers, Important Suit for Infringement of Patent, The New York Times, October 14, 1852
  24. Reports of Cases Argued and Determined in the Circuit Court of the United States, Vol. II, Samuel Blatchford (ed.), United States Circuit Court (2nd Circuit), John S. Voorhies, New York, 1859
  25. Ibid., p. 125.
  26. Ibid., p. 125.
  27. The History of Smith & Wesson Firearms, Dean K. Boorman, Published by Globe Pequot, 2002, ISBN 1585747211, 9781585747214
  28. Desde el inicio, la fábrica de Samuel Colt tuvo una mejor distribución que las de sus competidores, y sus armas llegaron a manos de los exploradores del Oeste en cantidades mucho más grandes que las armas de sus competidores. [6]
  29. La antigua J. Stevens Company más tarde se hizo famosa por sus pesados Fusiles Ametralladores Browning.
  30. Firearms in American History: Our Rifles, Vol. III, Charles Winthrop Sawyer, The Cornhill Company, Boston, 1920
  31. The Massachusetts State Record and Yearbook of General Information, 1848, Vol. II, Nahum Capen (ed.), Printed by James French, Boston, 1848
  32. The New England Freemason, Vol. II, Sereno Dwight Nickerson, Charles H. Titus, Printed by Frank Wood, Boston, 1875
  33. Journal of the Franklin Institute of the State of Pennsylvania for the Promotion of the Mechanic Arts, Third Series, Vol. XVI, Committee on Publications, Published by the Franklin Institute at Their Hall, Philadelphia, 1848
  34. Mode of Securing Bobbins in Shuttles for Weaving, Daniel Leavitt, Cabotville, Hampden County, Massachusetts, United States Patent Office, Patent Number 2755
  35. Senate Documents, Otherwise Published as Public Documents and Executive Documents: The Executive Documents Printed by Order of the Senate of the United States, A.O.P. Nicholson (printer), Washington, D.C., 1857

Referencias[editar]

  • The Guns that Won the West: Firearms on the American Frontier, 1848–1898, John Walter, MBI Publishing Company, 2006, ISBN 1853676926
  • Samuel Colt: Arms, Art, and Invention, Herbert G. Houze; Edited by Elizabeth Mankin Kornhauser; With essays and entries by Carolyn C. Cooper and Elizabeth Mankin Kornhauser, Yale University Press, 2006, ISBN 9780300111330
  • The History of Smith & Wesson Firearms, Dean K. Boorman, Globe Pequot, 2002, ISBN 1585747211

Enlaces externos[editar]