Daguerrotipo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
L’Atelier de l'artiste (el taller del artista), Louis Daguerre, 1837.
París, Boulevard du Temple, en abril o mayo de 1838, por Daguerre.
Barcelona en 1848. Vista al daguerrotipo, con la Muralla del Mar y la Casa Vidal Quadras. La imagen está invertida lateralmente.
Retrato al daguerrotipo de una bailarina española de la escuela bolera, hacia el año 1850. Fototeca del IPCE.
Vista de Madrid, hacia el año 1854. Imagen original invertida lateralmente.

El daguerrotipo, también conocido como "daguerreotipo", fue el primer procedimiento fotográfico anunciado y difundido oficialmente en el año 1839. Fue desarrollado y perfeccionado por Louis Daguerre, a partir de las experiencias previas inéditas de Niépce (antes de 1826), y dado a conocer en París, en la Academia de Ciencias de Francia.

Características[editar]

Los daguerrotipos se distinguen de otros procedimientos porque la imagen se forma sobre una superficie de plata pulida como un espejo. Para economizar, normalmente las placas eran de cobre plateado, pues sólo era necesario disponer de una cara plateada.

La imagen revelada está formada por partículas microscópicas de aleación de mercurio y plata, ya que el revelado con vapores de mercurio produce amalgamas en la cara plateada de la placa. Previamente esa misma placa era expuesta a vapores de yodo para que fuera fotosensible.[1]

Algunos inconvenientes[editar]

  • Al principio los tiempos de exposición eran muy largos. Por ejemplo, 10 minutos con luz brillante; por ello en 1839 sólo se tomaban vistas exteriores. Pero esos tiempos se redujeron progresivamente mediante el uso de lentes Petzval y de «aceleradores químicos».[2] A partir de 1841 los retratos pudieron realizarse en menos de un minuto.
  • Son piezas únicas. No permiten tirar copias al no existir un negativo apropiado. En realidad, un daguerrotipo es a la vez negativo y positivo, pudiendo verse de una u otra forma según los ángulos de observación y de incidencia de la luz que recibe. Pero un daguerrotipo se puede reproducir, como cualquier otro objeto, fotografiándolo de nuevo.
  • Los vapores de mercurio, del revelado, son muy perjudiciales para la salud.
  • Las imágenes resultantes son frágiles. No se deben tocar fuera de su estuche o caja de protección, porque se dañan irreversiblemente. Se deben conservar sin abrir los estuches.
  • Generalmente, la imagen original está invertida lateralmente, como en un espejo. En el caso de las vistas, es muy importante tener en cuenta que una imagen invertida puede producir errores en la identificación del lugar exacto de la toma. Véase la imagen adjunta de Barcelona en 1848, con una vista de la Muralla del Mar y una aparente Casa Xifré, que en realidad es la vecina Casa Vidal Quadras (esquina "Passeig d'Isabel II" y "Pas de Sota Muralla"), desde el Paseo de Colón. Ambas casas tienen fachadas similares, con soportales, en el Paseo de Isabel II.

Historia[editar]

Entre los años 1836 y 1838 Daguerre realizó numerosos ensayos previos a la divulgación. Por ejemplo, en abril o mayo de 1838, obtuvo la conocida vista titulada Boulevard du Temple, con una exposición de cerca de 10 minutos. Esta imagen está considerada la primera fotografía en la que aparece la silueta de una persona: un cliente de un limpiabotas, en el ángulo inferior izquierdo, ampliando la vista. Anteriormente Daguerre había tomado otras vistas de París y realizado bodegones.

En julio de 1839 el gobierno francés compró este procedimiento para que todo el mundo pudiera usarlo libremente y sin patentes.[3] Muchos periódicos publicaron la noticia y el método a seguir en todos los continentes. Se realizaron demostraciones públicas en varios países, entre ellas se pueden señalar las realizadas ese mismo año en España y Estados Unidos o al año siguiente en México, Brasil y Uruguay. Las primeras cámaras comerciales fabricadas siguiendo las recomendaciones de Daguerre fueron la fabricada por su cuñado Alphonse Giroux y la de los hermanos Susse.

Los daguerrotipos fueron coetáneos con otros procedimientos fotográficos, como el calotipo del británico Fox Talbot que se difundió menos por tener una patente. Pero a partir de 1855 se impuso el procedimiento del negativo de vidrio al colodión húmedo y la copia en papel a la albúmina.

El daguerrotipo en España[editar]

En España se realizaron daguerrotipos entre 1839 y 1860 como máximo, mientras que en otros países como Estados Unidos se estuvo empleando durante un mayor período de tiempo.

El 10 de noviembre de 1839 tuvo lugar en Barcelona la que se ha considerado primera demostración pública del daguerrotipo en la península ibérica y pocos días después se realizó otra demostración en Madrid.[4] [5] Sin embargo, existen evidencias de que en octubre de 1839 ya pasó un daguerrotipista por Lisboa, Funchal y Santa Cruz de Tenerife.[6] Ese primer daguerrotipista era el abate francés Louis Compte, que viajaba a bordo de la fragata mercante Oriental, dando la vuelta al mundo; aunque el barco se hundió al salir de Valparaíso.[7] Las demostraciones de Compte en Río de Janeiro y Montevideo en 1840 son una referencia en la historia del daguerrotipo en América del Sur.

En España se conservan muy pocas vistas de exteriores al daguerrotipo. Se conocen dos vistas de Mahón; ocho vistas de las obras de la carretera de Madrid a Valencia, con presos trabajando encadenados; una vista de Barcelona; una vista de Cádiz; una vista de la catedral de Málaga; dos vistas del Patio de los Leones de La Alhambra de Granada; una vista tomada desde La Giralda y otras tres vistas de Sevilla;[8] una vista del Monasterio de El Escorial y otras dos de Madrid. En cambio, los retratos al daguerrotipo son más numerosos.

Entre los retratos al daguerrotipo españoles hay que destacar el de una bailarina de la escuela bolera, con peineta y castañuelas, simulando un movimiento de danza. Parece tratarse de la bailarina sevillana Amparo Álvarez, conocida como La Campanera. Fue realizado hacia el año 1850, por un fotógrafo desconocido, en el formato de placa entera, del máximo tamaño estándar. La placa plateada mide cerca de 21 x 16 centímetros. Esta obra maestra se conserva en la Fototeca del IPCE (Instituto del Patrimonio Cultural de España).

Una pequeña y misteriosa vista de Madrid se subastó en 2011.[9] No es la fotografía más antigua de Madrid, pues debe datarse hacia el año 1854, conservándose otras vistas anteriores al daguerrotipo y al calotipo (en papel a la sal). Se tomó desde lo alto de un edificio de la calle Espoz y Mina, en dirección a la iglesia del Carmen, durante los inicios de la reforma de la Puerta del Sol. Hay andamios en el solar donde se construyó la casa número 2 de la Puerta del Sol, terminada en 1856. Esta vista al daguerrotipo no es de alta calidad, pareciendo un ensayo o prueba realizada por un nuevo daguerrotipista. Precisamente, en 1854 estaba a la venta una cámara para realizar daguerrotipos, en esa misma calle Espoz y Mina.[10] Este daguerrotipo fue adquirido por el Estado español, asignándolo al Museo Nacional del Romanticismo (Madrid). Su imagen está invertida lateralmente, como es habitual en los daguerrotipos.

Referencias[editar]

  1. Kurtz, Gerardo F. (2001). «Origen de un medio gráfico y un arte. Antecedentes, inicio y desarrollo de la fotografía en España». Summa Artis. Historia General del Arte. Vol. XLVII. La fotografía en España: de los orígenes al siglo XXI. Madrid: Espasa Calpe, S. A. p. 88. ISBN 84-239-5492-7. 
  2. Las contribuciones de John Frederick Goddard y Antoine Claudet permitieron una mayor extensión del daguerrotipo.
  3. Gernsheim, H.; Gernsheim, A. (1965). A concise history of photography (en inglés). Londres: Thames and Hudson. OCLC 425560. «Sin embargo, Daguerre obtuvo una patente en Inglaterra cinco días antes de hacerse público el procedimiento.» 
  4. Newhall, B.; Fontcuberta, J. (1983). Historia de la fotografía. Desde sus orígenes hasta nuestros días. Barcelona: Editorial Gustavo Gili S.A. p. 300. ISBN 84-252-1163-8. 
  5. López Mondéjar, P. (1999). Historia de la fotografía en España (4ª edición). Barcelona: Lunwerg editores. p. 16. ISBN 8477826609. 
  6. Teixidor, Carlos (1999). La fotografía en Canarias y Madeira: la época del daguerrotipo, el colodión y la albúmina: 1839-1900. Madrid. ISBN 84-605-8665-0. 
  7. Bécquer Casaballe, A. y Cuarterolo, M.A. (1983). Imágenes del Río de la Plata: crónica de la fotografía rioplatense: 1840-1940. Buenos Aires: Editorial del Fotógrafo. 
  8. Castellote, Alejandro (2013). España a través de la fotografía, 1839-2010. Madrid, Fundación Mapfre y Taurus, pp. 98-99. ISBN 9788498444353
  9. Vista de Madrid al daguerrotipo, en subasta de la casa Soler y Llach.
  10. Diario Oficial de Avisos de Madrid, miércoles 23 de agosto de 1854, anuncio: "Se vende con mucha equidad un aparato para hacer retratos al daguerrotipo de media placa. Puede verse en la calle de Espoz y Mina, núm. 10, tienda de limpiabotas".

Enlaces externos[editar]

Visita virtual exposición con daguerrotipos. España contemporánea, Madrid, Fundación Mapfre, 2014.