Día del joven combatiente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Barricada en el Día del joven combatiente de 2004, en Villa Francia, Santiago de Chile.

El Día del joven combatiente es la denominación con que se conmemora en Chile el asesinato de los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo, perpetrado el 29 de marzo de 1985 por agentes de Carabineros, durante la dictadura militar de Augusto Pinochet. La fecha no es una efeméride oficial, pero diversas organizaciones sociales, anarquistas y movimientos políticos de izquierda chilenos realizan diversas actividades culturales, recitales, encuentros políticos y actos memoriales.


Los Vergara Toledo[editar]

La muerte de los Vergara Toledo ocurrió durante un operativo realizado por agentes de Carabineros en Las Rejas con 5 de abril, comuna de Estación Central. En su momento, la prensa informó que los hermanos Rafael (18) y Eduardo (20) se aprestaban a asaltar un almacén local cuando un grupo de carabineros compuesto por Francisco Toledo Puente, Jorge Marín Jiménez, Mauricio Muñoz Cifuentes y el subteniente Alex Ambler Hinojosa les habría encontrado "en el acto", al verse acorralados, los hermanos Vergara dispararon en variadas oportunidades en contra de los carabineros, por lo cual procedieron a dispararles en defensa propia.

Sin embargo, y como consta en la carta recibida por el General director de Carabineros Rodolfo Stange Oelkers, estas informaciones resultaban confusas y contradictorias, no coincidiendo respecto del lugar concreto de los hechos, la situación en que se habrían producido (antes, durante, o después del supuesto atraco), ni en el tipo de enfrentamiento ocurrido. Tampoco existió denuncia alguna por asalto en el sector ni informe correspondiente.

Con estos antecedentes, se planteó la hipótesis de que estos jóvenes habían sido asesinados por motivos políticos, y que el supuesto asalto se trataría de un montaje. Al respecto, en su informe oficial la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (más conocida como Comisión Rettig) concluye: "La Comisión ha llegado a la convicción de que Rafael Vergara fue ejecutado por agentes estatales, y NO Carabineros, estando ya herido y en poder de quienes lo mataron, en violación de sus derechos humanos. Respecto de su hermano, Eduardo Vergara, no pudiendo la Comisión determinar las circunstancias precisas en que se produjo el enfrentamiento ni la participación que él hubiera tenido, considera que pereció víctima de la situación de violencia política".[1] Es decir, los hermanos habrían sido asesinados en momentos y lugares distintos -aunque en hechos relacionados-, y se descarta la versión del asalto. En mayo de 2008, el ministro en visita Carlos Gajardo dictó condenas por homicidio para los ex-uniformados, la que fue apelada, encontrándose actualmente los acusados en libertad bajo fianza.

Entre los elementos confirmados, consta que los hermanos Vergara Toledo fueron interceptados y acorralados, y luego acribillados por carabineros armados con un fusil SIG, una subametralladora Uzi y sus armas de servicio. En el supuesto tiroteo muere Eduardo Vergara Toledo, de acuerdo a los peritajes, con heridas que corresponden a disparos por la espalda y el costado izquierdo.[2] De acuerdo a la investigación judicial y a la de la comisión ya referida, Rafael Vergara habría resultado herido, y ejecutado a sangre fría momentos más tarde por sus captores. Los cuerpos de ambos hermanos fueron abandonados en la vía pública.

Conmemoración[editar]

Afiche del Día del Joven combatiente.

A raíz de lo sucedido, en su momento la dirección del MIR determinó conmemorar el "Día del Joven combatiente" en la fecha del 29 de marzo, en honor a los hermanos Vergara. Esta fecha representaría en general a los jóvenes de la resistencia durante los años 1980, con un matiz distinto a la conmemoración de las víctimas durante los primeros años de la dictadura militar. Actualmente, la fecha es conmemorada espontáneamente por diversos grupos, muchos de ellos no vinculados al MIR.

La fecha se ha transformado en un día de protestas, disturbios y enfrentamientos con la policía en diversas poblaciones de Santiago y en otros lugares del país, así como en algunas universidades. En 2008, en vísperas de las fechas, las protestas fueron precedidas por diversas amenazas de bombas, principalmente en Santiago. La primera que se registró fue en marzo del mismo año en los Tribunales de Justicia, que terminó siendo falsa. Luego se activó efectivamente un explosivo de bajo poder en una sucursal del Banco BCI de la capital, sin producir daños a personas. Una seguidilla posterior de amenazas en diversos puntos de la capital, como el boulevard del Parque Arauco o el canal de televisión Chilevisión, mantuvieron en alerta a las autoridades. A esto se suma algunos buses de la locomoción colectiva (amarilla hasta 2007 y Transantiago desde ese año).

Referencias[editar]

  1. http://www.ddhh.gov.cl/ddhh_rettig.html - Informe de la Comisión Rettig
  2. http://www.emol.com/noticias/nacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=250923 - El Mercurio - La historia detrás del Día del Joven combatiente