Cyril Connolly

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cyril Connolly
Nacimiento 10 de septiembre de 1903
Coventry, Inglaterra,
Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido
Defunción 26 de noviembre de 1974
Nacionalidad inglés.
Ocupación Escritor - crítico literario.
Período Siglo XX
Género novela - crítica.

Cyril Vernon Connolly (n. en Coventry el 10 de septiembre de 1903 – f. el 26 de noviembre de 1974) fue un intelectual, crítico literario y escritor británico.

Vida temprana[editar]

Cyril Connolly nació en Coventry, Warwickshire, hijo único de Matthew William Kemble Connolly, oficial en la infantería y de Muriel Maud Vernon, proveniente de una familia anglo-irlandesa establecidad en Clontarf Castle, Dublín. Sus padres se conocieron cuando Matthew servía militarmente en Irlanda, antes de ser enviado a Sudáfrica.[1] El padre de Connolly fue además un malacólogo y coleccionista de minerales bastante reputado, con varios ejemplares recolectados en África.[2] La infancia de Cyril Connolly transcurrió con su padre en Sudáfrica, con la familia de su madre en Clontarf Castle, y con su abuela en Bath y otros lugares de Inglaterra.[3]

Connolly fue educado en el St Cyprian's School, en Eastbourne, donde fue compañero de George Orwell y Cecil Beaton. Años más tarde escribiría "Orwell me probó que existe una alternativa al carácter, la inteligencia. Beaton me mostró otra, la sensibilidad."[3] Connolly ganó el premio Harrow History, desplazando a Orwell al segundo lugar, y el premio de Inglés dejando a Orwell con Clásicos.[4] Luego ganó una beca para el Colegio Eton un año antes que Orwell.

Eton[editar]

En Eton, se acomodó en una confortable rutina. En 1919 sus padres se mudaron a The Lock House en Basingstoke Canal (Frimley). En Eton, Connolly se involucraba en intrigas románticas y políticas escolares que luego describiría en Enemies of Promise.[3] Estableció su reputación como intelectual y ganó el respeto de Dadie Rylands and Denis King-Farlow. Su círculo de amistades incluía a Denis Dannreuther, Bobbie Longden y Roger Mynors. En el verano de 1921 su padre lo llevó de vacaciones a Francia, iniciando el amor por los viajes de Connolly. Al invierno siguiente fue con su madre a Murren donde comenzó una amistad con Anthony Knebworth. Para este tiempo sus padres vivían vidas separadas, su madre había establecido una relación con otro oficial de la Armada, y su padre había empezado a beber y a abstraerse en el estudio de babosas y caracoles. En 1922 Connolly logró éxito académico al ganar el premio Rosemary History, y la beca Brackenbury History del Balliol College, Oxford. En primavera visitó el colegio St Cyprian para reportar sus logros a los directivos de dicha institución, antes de viajar a España con un amigo. Al regresar, sin dinero, pasó la noche en una ruinosa casa de St Martins, Londres. En su último tiempo en Eton se contactó con mucha gente que respetaba como Nico Davis Teddy Jessel y Lord Dunglass.[1] Connolly fue durante muchos años nostálgico del tiempo que pasó en Eton.[3]

OXFORD

Oxford es una ciudad universitaria británica ubicada en el condado de Oxfordshire, en Inglaterra, y es el hogar de la Universidad de Oxford, la universidad más antigua en el mundo anglófono. De acuerdo al censo de 2007, su población es de 153.000 habitantes, aproximadamente. Su ubicación geográfica es latitud 51°44'29N y longitud 1°16'38W (que corresponde a la ubicación de la Torre Carfax, a la que se considera el centro de la ciudad). Se la conoce como "la ciudad de las agujas de ensueño", expresión acuñada por Matthew Arnold para describir la armonía en la arquitectura de los edificios universitarios. Siempre ha sido un asunto de mucho interés la relación ocasionalmente tensa entre "el pueblo y la academia", que en 1355 derivó en una revuelta con varios estudiantes universitarios muertos. A diferencia de su gran rival, Cambridge, Oxford es una ciudad industrial, asociada principalmente con la industria automotriz en el suburbio de Cowley.

Tras finalizar sus estudios[editar]

Connolly abandonó Balliol en 1925 recibiéndose en Historia. Intentó conseguir empleo, mientras sus amigos y familia buscaban como pagar sus deudas. En el verano fue a su estadía anual en el chalet de Urquhart en los Alpes, y en otoño viajó a España y Portugal. Obtuvo empleo como tutor de un muchacho en Jamaica y emprendió viaje al Caribe en noviembre de 1925. Regresó a Inglaterra en abril de 1926 en companía de Alwyn Williams, cabeza del Winchester College. Se desempeñó como special constable (miembro de las fuerzas de la ley) en la Huelga General de 1926, pero esta terminó antes de que el estuviese activamente involucrado. En junio de 1926 consiguió empleo como secretario en la compañía Logan Pearsall Smith. Pearsall Smith se encontraba en Chelsea y tenía una sucursal llamada "Big Chilling" en Hampshire. Pearsall Smith le dio a Connolly una importante introducción a la vida literaria y influenció sus ideas del rol de un escritor que disgusta del periodismo. Pearsall Smith le pagaba a Connelly £8 semanales, y lo puso a cargo de "Big Chilling".[1]

Carrera literaria[editar]

En agosto de 1926 Connolly conoció a Desmond MacCarthy, quien era editor literario de New Statesman y fue otra gran influencia en el desarrollo de Connolly. MacCarthy invitó a Connolly a escribir críticas de libros para el New Statesman. Más tarde ese año Connolly hizo un viaje a Budapest y a Europa del este y luego pasó el verano de 1926/1927 en Londres. Pearsall Smith llevó a Connolly con él a España en primavera, y Connolly luego fue por cuenta propia al Norte de África e Italia. Se encontraron nuevamente en Florencia, donde Kenneth Clark trabajaba con Bernard Berenson quien estaba casado con la hermana de Pearson Smith. Connolly luego fue a Sicilia y regresó a Inglaterra a través de Viena, Praga y Dresden. Su primer trabajo en el New Statesman, una crítica de Lawrence Sterne, apareció en junio de 1927. En julio viajó a Normandía con su madre y luego a su última estadía en el chalet de los Alpes. En agosto de 1927, fue invitado a convertirse en un colaborador regular y se unió al staff de New Statesman. Su primera crítica en septiembre fue de la novela The Hotel de Elizabeth Bowen. También en septiembre, Connolly se mudó con Patrick Balfour. Estaba trabajando en varias obras que no llegaron a ver la luz - una novela Green Endings, un libro de viajes de España, su diario y Una guía parcial a los Balcanes. Se contactó con Cecil Beaton para que este dibuje la cubierta de la guía de los Balcanes y recibió un avance del trabajo, que fue eventualmente perdido. Durante esta época contribuyó con varios textos que fueron publicados bajo su propio nombre o seudónimos.[1]

Compartiendo casa con Balfour, el círculo social de Connolly se expandió con nuevos amigos como Bob Boothby y Gladwyn Jebb. Pese a estar enfermo viajó a Paris en abril de 1928 donde se encontró con Pearsall Smith y Cecil Beaton and visited burdeles pasando como periodistas. Fue a Italia donde permaneció con Berenson and Alice Keppel. Luego vía Venecia y otras ciudades del este de Europa fue a Berlin para encontrarse con Jebb. Jebb y Connolly se quedaron con Harold Nicolson en compañía de Ivor Novello y Christopher Sykes y luego hicieron un viaje por Alemania. Connolly regresó a Paris en mayo, pidiendo dinero prestado a Pearsall Smith para poder vivir modestamente en la calle Delambre. En París conoció a Mara Andrews, una poeta lesbiana quien estaba enamorada de una chica estadounidense llamada Jean Bakewell. De regreso a Londres, Connolly permaneció en casa de Nicholson y su mujer Vita Sackville-West en Sissinghurst. En agosto Connolly volvió a viajar a Alemania, esta vez con Bobbie Longden y Raymond Mortimer y la experiencia le dio material para escribir "Conversations in Berlin" con MacCarthy publicado en la revista Life and Letters. Connolly viajó a Villefranche y pasó cinco semanas en Barcelona con Longden antes de volver a Londres. Pasó la Navidad en Sledmere con la familia Sykes.[1]

A comienzos de 1929 Connolly regresó brevemente a Paris y antes de volver a Londres conoció a Jean Bakewell. Luego de un tiempo volvió a Paris nuevamente y junto a Jean y Mara se familiarizó con el ambiente bohemio de Montparnasse, conociendo a Alfred Perles y Gregor Michonze que luego serían bases para su novela The Rock Pool. También conoció a James Joyce sobre quien escribió The Position of Joyce artículo aparecido en la revista Life and Letters. Connolly y Bakewell fueron a España juntos y se encontraron con Peter Quennell.[1] Connolly fue a Berlin para vivir un tiempo con Nicholson hasta que más tarde este lo echó alegando que "no es el huésped ideal"[5] Incapaz de volver al "Big Chilling", se quedó en Berlín por un mes antes de volver a Londres. John Betjeman se había mudado a su cuarto en Yeoman's Row, por lo que debió establecerse con Enid Bagnold en Rottingdean antes de visitar Dorset con Quennell. Bakewell regresó a Estados Unidos en el verano y planeaba volver a Paris en otoño para empezar un curso en la Sorbona. Ella estuvo de acuerdo antes de su partida en casarse con Connolly y éste se estableció en París en septiembre. Pasaron el resto del año en París, comenzando su colección de mascotas exóticas (hurones y lémures). Connolly pasó nuevamente la navidad en Sledmere.[1]

Matrimonio[editar]

En febrero de 1930 Connolly y Bakewell viajaron a Estados Unidos. Se casaron en Nueva York el 5 de abril de 1930. Jean Bakewell "iba a ser una de las más liberadoras fuerzas en su vida... una hedonista, independiente, aventurera, celebrando el momento... una personalidad atractiva: caliente, generosa, ingeniosa y accesible..."[6] Ella proveyó un modesto sustento financiero que le permitió a el disfrutar de viajes, especialmente alrededor del Mediterráneo, hospitalidad y buena comida y bebida.[7] La pareja de recién casados vivieron en varios lugares de Inglaterra incluyendo Cavendish Hotel, Bury Street, Bath y Big Chilling antes de asentarse en julio de 1930 en Sanary cerca de Toulon en France. sus vecinos cercanos fueron Edith Wharton y Aldous Huxley. La casa bohemia de Connolly con el desorden creado por los lemures, y con deudas hizo que se vieran forzados a mudarse a la casa de la madre de Jean. Durante algún tiempo en 1931 abandonaron Sanary y viajaron por Provenza, Normandía, Bretaña, España, Marruecos y Mallorca, antes de regresar a Chagford en Dorset. En noviembre encontraron un departamento cerca de Belgrave Square, y Connolly volvió a escribir para el New Statesman. Connolly fue también contratado por John Betjman editor de la revista Architectural Review para realizar crítica de arte.[1]

Sus críticas de arte aparecieron en la revista en 1932 y su amistad con Betjman se convirtió en visitar a su casa en Uffington, donde conoció a Evelyn Waugh. Los Connolly disfrutaron de ser parte de la sofisticada escena social literaria de Londres, pero al finalizar el año, Jean fue sometida a una operación ginecológica.[1]

En febrero de 1933 Connolly llevó a Jean a Grecia para recuperarse, y allí conoció a Brian Howard. Los Connollys fueron con Howard y su novio a España y Algarve. Luego de una pelea en un bar fueron encarcelados y enviados a Inglaterra con la ayuda de la Embajada Británica. En junio, alquilaron una casa en Rottingdean. En una carta que envía a Bagnold desde Cannes en septiembre Jean le preguntaba a Bagnold si podía apelar a su marido Sir Roderick Jones de Reuters para ayudarlos a conseguir trabajo. Esto fue rechazado y en noviembre los agentes de la propiedad en Rottingdean escribieron un reporte indicando el mal estado en que los Connollys habían dejado el lugar.[1]

A comienzos de 1934 los Connollys se mudaron a 312A Kings Road. Durante el año fueron varias veces a Mallow y Cork en Ireland. Al final del año Connlly conoció a Dylan Thomas en una fiesta y en 1935 lo invitó en companía de Anthony Powell, Waugh, Robert Byron y Desmond y Mollie McCarthy. Para este tiempo el padre de Connolly se encontraba corto de fondos y no estaba preparado para mantener a su hijo. De todos modos, la señora Warner, madre de Jean, solventó un viaje a Paris, Juan-les-Pins, Venecia, Yugoslavia y Budapest. En París, Connolly pasó algún tiempo con Jack Kahane, el editor de Henry Miller con quien estableció una buena relación. En Budapest se encontraron en el mismo hotel que Eduardo, Príncipe de Gales y la señora Simpson. En 1934 Connolly estaba trabajando en una trilogía - "Humane Killer", "The English Malady" and "The Rock Pool". Solo "The Rock Pool" fue terminada, de las otras se conservan fragmentos.[1]

Obra[editar]

Su única novela, The Rock Pool (1936), es una obra satírica que describe la vida de un grupo de vagabundos disolutos al finalizar la temporada en un resort francés al lado del mar, el cual está basado en sus experiencias en el sur de Francia. Fue inicialmente aceptada por una casa editorial londinense, pero luego cambiaron de idea. Faber y Faber fue una de las editoriales que lo rechazó, y Connolly lo llevó a Jack Kahane, quien lo publicó en París en 1936.[1]

"Horizon"[editar]

En 1940 Connolly fundó la revista literaria Horizon, junto con Peter Watson, su sostén financiero y editor artístico. Editó Horizon hasta 1950, con Stephen Spender como editor asociado (sin acreditar). Fue brevemente (1942–43) editor literario de The Observer, hasta que tuvo un desacuerdo con David Astor. Durante la Segunda Guerra Mundial escribió The Unquiet Grave con el seudónimo de 'Palinurus', que es una colección de observaciones y notas. De 1952 hasta su muerte, fue jefe de críticos literarios (con Raymond Mortimer) del periódico The Sunday Times.

En 1962 Connolly escribió Bond Strikes Camp, una historia con el personaje creado por Ian Fleming, que contó con su apoyo. Apareció en la revista London Magazine y en una edición impresa por Shenval Press. Más tarde aparecería en Previous Convictions.[1]

Vida personal[editar]

Connolly se casó tres veces. su primer mujer fue Jean Bakewell (1910–1950) quien lo dejó en 1939, volviendo a los Estados Unidos. Más tarde se convertiría en la mujer de Laurence Vail y moriría, tras años de problemas de salud, de un paro cardíaco durante un viaje a Paris a la edad de 39 años. Connolly se casó por segunda vez en 1950, con Barbara Skelton. Su tercera esposa, con quien se casó en 1959, fue Deirdre Craven, nieta del primer Vizconde de Craigavon James Craig, con quien tuvo dos hijos. Luego de la muerte de Connelly ella se casó con Peter Levi.

Desde 1976, los papeles y la biblioteca personal de connolly de más de 8000 libros se encuentran en la Universidad de Tulsa.

Valoración[editar]

Connolly hizo su mejor trabajo como crítico. Como Edmund Wilson en los Estados Unidos, ganó gran influencia. Astuto e ingenioso comentarista, Connolly informó el pensamiento y actitudes de una generación.

Como editor de Horizon, Connolly le dio una plataforma a un amplio rango de distinguidos y emergentes escritores.[8] Kenneth Tynan, en marzo de 1954 en Harper's Bazaar, asegura que el estilo de Connolly es 'una de los más brillantes posesiones literarias inglesas.'

Obras[editar]

  • The Rock Pool, 1935 (novela)
  • Enemies of Promise, 1938
  • The Unquiet Grave, 1944
  • The Condemned Playground, 1945 (colección)
  • The Missing Diplomats, 1952
  • The Golden Horizon 1953 (editor, compilación de Horizon)
  • Les Pavillons: French Pavilions of the Eighteenth Century,1962 (con Jerome Zerbe)
  • Previous Convictions, 1963 (colección)
  • The Modern Movement: 100 Key Books From England, France, and America, 1880-1950, 1965
  • The Evening Colonnade 1973 (colección)
  • A Romantic Friendship, 1975 (cartas a Noel Blakiston)
  • Cyril Connolly: Journal and Memoir, 1983 (Editado por D. Pryce-Jones)
  • Shade Those Laurels, 1990 (ficción, completado por Peter Levi)
  • The Selected Works of Cyril Connolly, 2002 (editado por Matthew Connolly) Volume One: The Modern Movement, Volume Two: The Two Natures

Biografías sobre el autor[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l m Jeremy Lewis Cyril Connolly: A Life Jonathan Cape 1997
  2. Obituary Matthew William Kemble Connolly 1872–1947 Journal of Molluscan Studies· Volume 28, Number 1
  3. a b c d Cyril Connolly Enemies of Promise Routledge & Kegan Paul 1938
  4. St Cyprian's Chronicle - 1916
  5. Nigel Nicholson (ed) Vita and Harold: The letters of Vita Sackville West and Harold Nicholson Weidenfield & Nicholson 1992
  6. Clive Fisher Cyril Connolly: A Nostalgic Life
  7. Peter Quennell Introduction to The Rock Pool" 1981 Persea Books ISBN 978-0-89255-059-3
  8. Michael Shelden (1989): Friends of Promise: Cyril Connolly and the World of Horizon, Hamish Hamilton / Harper & Row, ISBN 0-06-016138-8

Enlaces externos[editar]